miércoles, 5 de febrero de 2014

Los Sadies regresan a Valencia con "Internal Sounds" y su fascinante sonido de raíz americana

The Sadies. Foto: Magic Pop 
Los Sadies volvieron a actuar en la capital valenciana el pasado 30 de enero de 2014, concretamente en la sala Wah Wah (calle Campoamor, 52-54), dos años después de que se subieran al mismo escenario el 14 de marzo de 2012. Si bien en ese anterior directo, los canadienses mostraron su vertiente más “garage” con memorables adaptaciones de temas sixties y psicodélicos, en esta ocasión se centraron en presentar su flamante nuevo Lp “Internal Sounds”  (Yep Roc Records 2013) al que añadieron algunas versiones y temas de discos anteriores en un fabuloso directo en el que prevaleció su original sonido de raíz americana. El concierto se enmarca en una gira por el estado español que empezó el pasado mes de enero y que acaba a principios de febrero con trece directos por varias capitales.   

The Sadies. Foto: Magic Pop 
Ver y oír a los Sadies sobre un escenario equivale a presenciar una exposición musical  tremendamente sensual, tan original como profunda, con una descarga de energía emocional que al mismo tiempo que genera un entusiasmo colectivo, procura una conmoción intimista consecuente a tanta belleza sonora. Su obra tiene ese halo magistral de auténtica enciclopedia de la música de raíz americana en tanto que recurren a varios de los parámetros del country al rock and roll pasando por el bluegrass, los sonidos hillbilly, o el spaghetti western; al tiempo que añaden detalles de calidad indiscutible procedentes del pop o la psicodélica. El resultado son canciones en las que la melodía recurre a la tradición con respeto y devoción pero únicamente como referencia para diseñar un universo propio donde prevalecen unas canciones originales con inimitable seña de identidad acompañadas por una amalgama de ritmos que contribuyen a generar diferentes estados emocionales.   

The Sadies. Foto: Magic Pop 
En Valencia nos ofrecieron un concierto muy bien estructurado casi hecho a la medida para la ocasión. De este modo, si en otras ciudades como Barcelona interpretaron más versiones de temas psicodélicos y “garage”, en la Wah Wah se centraron en su vertiente más americana. Abrieron la velada con el primer tema de su reciente Lp “The First 5 Minutes” al que siguieron otros del nuevo álbum como “So Much Blood”, “Starting All Over Again”, “The very beginnings”, ‘Leave This World Behind’ o “Story 19” entre canciones conocidas de sus anteriores trabajos como ‘Tiger, Tiger’ (“Stories often told” 2002) y alguna que otra versión como el  ‘Wearin’ That Loved On Look’ (1969) de Elvis Presley; ‘There’s a higher power’ (1959) de  The Louvin’ Brothers, o el “A house is not a Motel” (1967) de los Love. 

Durante el directo, los hermanos Good dieron muestras más que sobradas de un temple en escena digno de los mejores maestros de la música americana ya fuera cantando en solitario, a juego de voces, tocando las diversas guitarras, o incluso arrasando con un frenético violín de bluegrass. La sección rítmica estuvo en todo momento impecable, regulando todos los tiempos con una pulcritud envidiable y gestionando los “accelerandos” con gran destreza.

The Sadies. Foto: Magic Pop 
Instrumentalmente me quedo con la agilidad endiablada de Travis con su imponente Grestch, y la sensualidad de los detalles psicodélicos extraídos por Dallas de sus Fender Telecaster. No resultó menos emocionante la complicidad entre todos ellos y la fuerza que se desprendía de los juegos vocales. Entre los detalles curiosos, resulta difícil olvidar la cara de pocos amigos que ponía Travis cuando le tocaba cantar; las botas de cowboy azul turquesa de Sean, o el traje de estilo Nudie con diablo incluido en la espalda de Dallas. Y para finalizar esta reseña, nada mejor que destacar el extraordinario talante de todos ellos, grandes profesionales que demostraron un grado sensato de humildad tanto dentro como fuera del escenario y que agradecieron de forma reiterada a todo el público presente en la Wah Wah su considerable presencia  en una sala muy bien sonorizada que no se llenó pero sí que supero con creces la media entrada. Un concierto que deja un recuerdo muy agradable y que perdurará en la memoria de fans y curiosos, tal y como al parecer ha sido, a tenor de las críticas leídas, en todos y cada uno de los restantes directos programados en esta exitosa gira.   

The Sadies

The Sadies. Foto: Magic Pop
The Sadies son una banda canadiense formada por el cantante y guitarrista Dallas Good; más su hermano, el vocalista, guitarrista, violinista y mandolinista Travis Good; el bajista Sean Dean y el baterista y vocalista Mike Belitsky. Empezaron a tocar juntos a finales de los noventa en Toronto y debutaron con el disco “Precious Moments” (1998), producido por Steve Albini y ya con Neko Case haciendo coros. En 1999 editaron su segundo álbum “Pure Diamond Gold” y en 2001 “Tremendous effort”. Su siguiente trabajo fue “Stories often told” (2002) y dos años después sacaron "Favourite Colours". En 2006  grabarían la banda sonora de "Tales Of The Rat Fink". Le seguiría "New Seasons" (2007) y después "Darker Circles" (2010). Los Sadies destacan en todo lo que hacen, bien sea en sus inmejorables instrumentales donde se nota la huella del spaghetti western, así como acompañando a otros grandes artistas como Andre Williams (“Red Dirt” 1999 y “Night and Day” 2012); Jon Spencer, Neko Case, Jon Langford (“Mayors of the Moon” 2003); John Doe (“Country Club” 2009);  Jerry Teel & The Big City Stompers (2008); y los Good Brothers (“The Good Family” 2008).


4 comentarios:

  1. A House Is Not a Motel! Quin luxe... A Barcelona no la van tocar, però tot i això va ser un concertàs. Una nit d'aquelles per no oblidar. Aquesta gent té un dels millors directes del món, sens dubte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Portava preparades unes ratlles amb la teva ressenya del concert a Barcelona i van canviar bona part de les versions. Un directe veritablement fantàstic.

      Eliminar
  2. Me llaman mucho la atención; escuché recomendación del concierto también en la radio; investigaré más. Gracias siempre, Alex.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, de verdad. Son un gran grupo que yo también voy descubriendo poco a poco.

      Eliminar