jueves, 29 de mayo de 2014

Fallece Pere Boix de la Cimarrón

Pere Boix (1971)
El cantante tortosino Pere Boix Marin falleció a los 71 años el 28 de mayo de 2014. Dotado de una extraordinaria voz, fue miembro fundador de la Orquestra Cimarrón  en los setenta hasta 1980, año en que entra a cantar en la Orquesta Europa hasta 1986. Después fundaría su propia banda con el nombre de Pere Boix y Orquesta hasta 1991. Al año siguiente crea Guateque y Duo Musical, formaciones destinadas a la música de baile. Con el nombre de Cimarrón, durante su primera etapa hasta 1974, grabaron un par de singles y un Lp con temas originales y versiones de pop, funk, detalles de afrobeat, y soul. Con el tiempo ha potenciado más su vertiente de orquesta de baile con conciertos de música variada para todos los gustos y edades.    

La Orquesta Cimarrón nació el 14 de febrero de 1971 en Tortosa (comarca del Baix Ebre. Tarragona), con los músicos Pere Boix, Paco Gilabert, Juanjo Martí, Toni Espinós, Manel Humbert y Rafel Curto. En esa primera época alternaban la música de baile con composiciones propias con detalles de soul, funk y pop.   

Cimarrón, 1972
En el año 1972 graban su primer single con dos temas: “Casi una niña” y “Nada me falta”. Al año siguiente  forman parte de la orquestra Rafel Curto, Manel Humbert, Josep Mª Redó, Samuel Masià, Pere Boix Toni Espinós y Paco Gilabert. En 1974 y con siete componentes graban su primer LP con el título de “Muchachos” (Zartos) del que extraen un single con ese tema y “Dios bendice a los niños”.  Em ese disco colabora también Javier Homedes. Durante los años siguientes se incorporan otros músicos como  
Joan Pau Piqué, Samuel Masià, Joan Miró, Jordi Camp, entre otros, y en 1996 sacan un Cd con PICAP con el título de “25 anys de música  viva”.  En esa época forman parte de la banda Samuel Masià, Toni Espinós, Josep Domingo "Dudu", David Bonilla, Pep Mola, Rafel Curto, Andreu Roig, Anna Xiva y Joan Zabala.

Cimarrón, 1973
En la década de los dos mil ya solo queda Toni Espinós de la formación original, sacan un Cd con el título de 30 anys de música de ball” (Picap) y se incorporan otros músicos como Joan Roca, Lluís Figuerola, Òscar Espinós, Cristina Espinós, Xavi Sánchez, Amaya Villalba  David Espinós, Marcel Dalmau, Pep Mola y Leo Alcácer. En 2009 ganan el premio ARC a la mejor orquesta y en 2012 a la mejor gira de Fiesta  Mayor en el apartado de orquestas.

Orquesta Cimarrón, reciente
Actualmente la prestigiosa Orquesta Cimarrón realiza conciertos de todo tipo de música y protagoniza sesiones de baile con enorme éxito. Está formada por Lluís Figuerola (trompeta, fiscorno, teclados y voces), Joan Roca (saxos, flauta y teclados), Òscar Espinós (batería), Pep Mola (bajo y voces), Pablo Díaz (guitarra y voces), Marcel Dalmau (cantante), Olga Romero (cantante), Marc Martí (bailarín), Ona Ruíz (bailarina), y Xavi Sánchez (piano y teclados).

Nota: Gran parte de la información y las fotos han sido extraidas del blog del músico Josep Loredo Moner

 Documento sonoro: 

En 1974 sacaron con el sello Zartos un fabuloso disco con versiones de soul, pop, latin funk y afrobeat de  Mandrils "Hang Loose", o "Git It All", traducida como "Cógelo Todo"  y de Osibisas "Survival".


Fallece Antonio Caminero, músico leonés, de La Fuga, y compositor de bandas sonoras


Antonio “Toño” Caminero falleció el 27 de mayo de 2014 a los 51 años.  Fue toda una leyenda en la escena musical leonesa que formó parte de varias bandas de los ochenta y noventa  como la Fuga, Consentidos, Inoxidables o The Los Nervios. Músico autodidacta, fue Profesor de Informática Musical y del Taller de Sonido del Área  de Música Moderna de la Escuela Municipal de Música, Danza y Teatro de León; así como productor musical y compositor muy premiado de bandas sonoras  para cortometrajes y películas. También formó parte del proyecto experimental  Queer Toys.


Antonio nació en Leonberg, cerca de Stuttgart (Alemania) y su familia se trasladó a León.  La Fuga se creó en 1984 en León. Formaron parte de la banda Antonio Caminero (voz y guitarra), Ángel Baillo (bajo y coros), Javier Iriso (teclados), Javier Tirado (batería) y Chema Fernández (guitarra).  También colaboraron con la banda Antonio J. Cascón (teclados, letras y diseño) y Daniel Vargas (saxo). Tras una maqueta,  en 1986 ganaron el certamen nacional de Radio 3. Obtuvieron un premio económico y la posibilidad de grabar un disco. Sacaron un Mini-Lp con seis canciones editado por el sello Caskabel.  Los temas son  “ Intolerancia”, “Las lanzas”, “Mirando hacia el Norte”, “El descanso del Fuego”, “Hilos tan finos (y tan fijos)”, “El arte de Caer (hacia ti)”. Fue producido por  Raúl Ferreras y La Fuga.  “Hilos tan finos (y tan fijos)” está basada en un poema de Vicente Aleixandre.  Ese fue su único disco aunque compusieron otros temas como “La Patrulla Perdida (Y olvidada)”, entre otros.

Antonio era un apasionado, desde los primeros tiempos, de la informática musical, el sonido  digital y la programación MIDI. En el año 2000 crea en León el estudio "El Telar Digital" y entre 2002 y 2005 colabora con la Escuela de Ingenierías Industrial e informática de la Universidad de León donde imparte cursos de sonido profesional. Desde 2002 impartía clases como profesor de informática musical en el área de Música Moderna de la "Escuela de música, danza y artes escénicas de León".

También formó parte del proyecto  Queer Toys con Javier Iriso y Mario Bastian, de Hybridart con el propósito de huir del software, de los ordenadores y componer  música con instrumentos electrónicos de juguete, gadgets, artilugios, o sintetizadores de juguete.

En su faceta como compositor de bandas sonoras ganó numerosos premios con cortometrajes y películas, como 'La Escuela Fusilada', 'Girón, el hombre que murió dos veces', 'La Rosa del Desierto' o 'Los otros Guernicas. Luís Quintanilla'. Con ellos consiguió varios primeros premios en el Festival de Cine de Palma de Mallorca de 2004, Festival de Cine de Aguilar de Campo 2004, Festival internacional de Cine del Sahara FiSahara 2005, II DocumentaMadrid Festival de Documentales 2005, entre otros.  Uno de sus recientes trabajos fue para “Los otros Guernicas. Luís Quintanilla”, que fue preseleccionado para 5 candidaturas en los Premios Goya de 2012.

Documento sonoro:

Uno de los temas de La Fuga, "Hilos tan finos (y tan fijos)”, basado en un poema de Vicente Aleixandre. 



martes, 27 de mayo de 2014

Muere Tommy Blom de los Tages

Tommy Albert Blom nació el 3 de marzo de 1947 en Gothenburg (Suecia) y falleció el 25 de mayo de 2014 en un hospital de Stockholm (Suecia)  a consecuencia del cáncer que padecía.  Fue el cantante y guitarrista de los legendarios Tages, banda sueca de mod beat de los años sesenta que evoluciono hacia la psicodelia con excelentes trabajos discográficos que tuvieron enorme éxito tanto en su país como en el resto de Europa, incluida la escena británica .  Tras una carrera en solitario, también fue profesor de música, un popular locutor de radio en la emisora de radio Vinyl 107, desde la década de los novena hasta los dos mil, y miembro de otras bandas como los Cadillac Band y los Idolerna, formada con grandes del pop sixties sueco como Lalla Hansson de los Fabulous Four , Svenne Hedlund de los Clifftones, y Lennart Grahn de los Shanes.  

The Tages
Los Tages se formaron en 1963 en Gothenburg con el cantante y guitarrista Tommy Blom, el guitarrista solista Anders Topel, el guitarrista rítmico Danne Larsson, el bajista Goran Lagerberg y el baterista Freddie Skantze. Su música fluctuó entre los sonidos mod, detalles Motown,  hacia el popsike. Se llamaron así por el segundo nombre de Larsson, Tage.  

Su carrera empieza con el skiffle hasta que se pasaron al Merseybeat y en 1964 ganaron un concurso local llamado “West Coast Beatles Competition”. El premio fue un contrato con la discográfica Platina Palp con la que, con producción de Henkan Henriksson, sacaron su primer single con enorme éxito y los temas  “Sleep little girl/Tell me you’re mine”.

The Tages 
Al año siguiente vieron la luz canciones también con enorme repercusión como “I should be glad”, “Don’t turn your back”, “The one for you” (favorita personal de Chuck Berry “Bloodhound” o “So many girls”. Ese mismo 1965, tras telonear a los Rollling Stones sacaron su primer Lp con título homónino.

Al año siguiente salió  “I’ll be doggone” seguido de otros temas como “In my dreams”, “Crazy ‘bout my baby”"Get up and Get Goin" o “Miss Mac Baren”, más un segundo Lp llamado “2”.  Skantze fue substituido por Tommy Tausis y éste por Lasse Svenson. Antes de que finalizara 1966, sacarían un tercer álbum llamado  “Extra Extra” ya con algunos detalles psicodélicos. Por entonces ya eran muy conocidos en Inglaterra donde los grandes de la escena británica les colmaron de elogios. No tocaron mucho en Inglaterra porque su corta edad les impedía pasar mucho tiempo en el Reino Unido.

Tommy Blom (2011)
En 1967, en plena era de la psicodelia británica, los Tages editaron con Parlophone los discos “Contrast” y “Studio”, con temas famosos como “Secret room”, “Every raindrops means a lot”, “Gone too far”, “One red, one yellow, one blue”, “Dancing in the street”, “I’m going out”, “She’s having a baby now”, “Mohair Sam” y “Treat her like a lady”. Al año siguiente su producción discográfica destacó por  canciones como “There’s a man playin’ fiddle in the street”, “Doctor Feel Good”, y  “Fantasy Island”.  En 1968 decidieron conquistar el mercado británico pero no tuvieron la suerte que merecían. Su último single contenía el tema “I read you like an open book”, tras el cual Lasse, Danne, Anders y Goran se convierten en los Blond, una banda pop con la que sacaron unos pocos singles y un álbum en los Estados Unidos antes de separarse en 1970.

Tommy empezó una carrera en solitario. También fue profesor de música, un popular locutor de radio en la emisora de radio Vinyl 107, desde la década de los novena hasta los dos mil, y miembro de otras bandas más recientes como los Cadillac Band y los Idolerna, formada con grandes del pop sixties sueco como Lalla Hansson de los Fabulous Four , Svenne Hedlund de los Clifftones, y Lennart Grahn de los Shanes.  

Documentos audiovisuales: 

"Get up and Get Goin" (1966), los Tages más soul.


The Tages en 1966 aún en la efervescencia R&B y beat con este  “Crazy ‘bout my baby”.


Los Tages más psicodélicos interpretando "She's having a baby Now" (1967) 



Los Blind Crows sintetizan la brutal adrenalina del rock'n'roll con su disco “Primitive Loud Blues”

Portada
Si el blues se expresa con el alma en un puño y el punk comporta una actitud salvaje, el rock and roll de Thee Blind Crows recurre a la descarga visceral, tanto sonora como temática, de ambos espectros vitales para crear un espacio emocional propio. Este enérgico dúo de Pontevedra nos presenta esta primavera de 2014 su primer álbum de estudio con una lujosa edición en vinilo en la que han colaborado los sellos KOTJ Records, Ghost Highway Recordings y H-Records.  El disco, titulado “Primitive Loud Blues”, recoge canciones cuya perversidad creativa va a anonadarte de tal manera que te resultará  imposible recordar nada igual.
   

Alberto “Al” a la guitarra, más voz principal, y Diego “dddelirio” a la batería llevan tocando juntos desde 2008. Tras ser presentados por un amigo,  ambos deciden formar un nuevo proyecto musical al que llaman The Noisy Room con el que versionan clásicos de rock and roll y “garage punk”. De la simbiosis de sus variados intereses y a raíz de su buen criterio personal, surgen los primeros temas originales. El dúo alcanza el equilibrio creativo necesario y adoptan un nuevo nombre, Thee Blind Crows. Tras ganar un concurso de bandas, graban en 2010 su primera maqueta con cinco temas entre los que destaca “Wrong decisions” con el que sacarían un videoclip con Producciones Mutantes. Al año siguiente, recogen en una segunda “demo” dos canciones de sus inicios con el título de “Thee Lost tapes” y graban un segundo videoclip en directo “Last Train”, para la Velvet Live, en una iniciativa conjunta entre Velvet Cave Records y Producciones Mutantes. En 2012, graban y se producen ellos mismos una nueva exhibición de talento contundente en un disco llamado “Too blues to be punk, too punk to be blues”. Algunos de esos temas forman parte de otras maquetas con títulos como “Rough-and-tumble” y “Fly with the crows”. Durante 2013 dan vida a más documentos audiovisuales para programas de televisión, ganan otros concursos de bandas, y afrontan la necesidad imperiosa de editar su primer Lp de estudio.

Contraportada
Las canciones, todas ellas propias, de “Primitive Loud Blues” se grabaron y se mezclaron en Litium Records de Pontevedra con Rafa Darrosa y Gonzalo Maceira. Se masterizó en Detroit, concretamente en Ghetto Recorders con Jim Diamond quien ha trabajado con White Stripes, Left Lane Cruiser, Dirtbombs, Jon Spencer Blues Explosion, entre otros. Cabe destacar que el sonido conseguido es verdaderamente espectacular.  

Merece también una mención especial esa impactante portada, obra de “dddelirio”, responsable de todo el artwork del grupo, desde su recién creado Guillotina Estudio. Como se puede apreciar, la imagen resume el universo musical del dúo con ese cruce de caminos en el que Robert  Johnson vende el alma al diablo; así como esas calaveras de sus barbudos autores más un icono muy original que condensa la fiereza rítmica y melódica que se deriva de la confluencia entre el blues y el punk. Para redondear el estreno del disco, han sacado un videoclip con el tema "Leaving Alone", de nuevo con la inestimable colaboración de Producciones Mutantes.

Las canciones

Thee Blind Crows. Foto: Virginia de Virginia de 
El disco se abre con “John Balan”, preludiada por una descarga atmosférica de penetrante distorsión  que deriva, con la brillante incorporación  rítmica, a un flujo de latigazos sonoros acompañando a una espectacular voz principal. Como detalle de referencia, recordaremos que John Balan era el nombre artístico de Manuel Outeda (nacido en Gorita en Seixo, Marín, en 1934 y fallecido en Pontevedra en 2008). Este conocido artista gallego, hombre orquesta vestido de cowboy, empezó a cantar en los sesenta y a participar en programas de televisión, donde se hizo famoso, a partir de los setenta. Entre recitados salvajes y cargas de tensión placentera, logran conferir a la canción una enorme vitalidad que nos lleva a su siguiente corte, “Rambling For you”. De nuevo, nos sorprenden con otro hiriente riff  de guitarra, esos recorridos ebrios de armónica, y la prestancia de una batería dosificada en su justa medida. A destacar el resultado sonoro  tan acaparador con el que sus ideas llegan a nuestro cerebro con su máximo esplendor agresivo.

Con “Boom boom Baby”, este potente dúo pontevedrés logra sumirnos en un trance hipnótico de rítmica y melodía. Las notas de la guitarra, con el slide de los dedos, te envolverán hasta traspasarte con total permisibilidad. Las andanadas se repiten en “Wape Up”, aunque en sus primeros compases nos concedan una tregua simulada con el bombo copiando los latidos de tu corazón acelerado. Un buen solo de guitarra de blues se apoderará de tu intimidad y te abandonará, sin compasión, al punto de partida donde empieza “The Curse”, una carrera endiablada con riff de antología acompañado por una batería que cabalga con fiereza al compás de una voz que ruge desde las entrañas.
“Leaving Alone” tiene un aire, entre tétrico y primitivo, de hard rock con otro recorrido memorable de eléctrica y percusión, en el que se intercalan momentos solistas que van subiendo y bajando, entre persecuciones y gritos desaforados. De este modo, absolutamente anonadados pero satisfechos, llegamos al último tema de esta apabullante cara A. “My Friend Jon”, que así se llama la canción, se inicia con un juego espectacular de guitarras y batería de rock and roll, con cierto aire latino.
La dinámica de grados incluye matices sorprendentes de piano del que resurgen con crescendos sublimes que generan una pasión inolvidable.

Thee Blind Crows. Foto: Virginia de Virginia de 
La cara B arranca con  la espectacular “Troublesome Woman”. La voz de ultratumba, con su risa siniestra, se mezcla con las guitarras que rugen como poderosos motores a cuatro tiempos procurándonos un intercambio de placeres melódicos con rítmicas de cadencia tribal. En el siguiente tema, “Good Times”, los acordes cortan como espadas afiladas, con golpes certeros de muñeca, mientras la batería va marcando las descargas con meticulosidad fascinante. Con ese gran dominio del tempo, se apoderan de los sentidos mediante riffs decididos que se abren camino hasta  “Nevermore”. En este tema, el dúo se desliza con oscura parsimonia invitándonos a un baile que embelesa los sentidos y encoge el alma.  Con “Wait for me” recuperan el traqueteo de un siniestro tren de mercancías surcando la llanura mientras la guitarra se comunica con nosotros con la distorsión como parte fundamental del mensaje.    

Las dos últimas sacudidas del disco contribuyen a ratificar esa fabulosa dinámica de perversión y lujuria sonora a la que ya hemos caído rendidos desde el primero de los temas. En “Hot Rod” el desmadre emocional alcanza cotas inimaginables simulando a la perfección una loca carrera de poderosos vehículos donde la velocidad es el “Leitmotiv” principal. Cierra el disco la no menos genial “Crossin the river” que aporta una última lección de pasión desaforada mediante esas guitarras convertidas en metralletas pasionales disparando a diestro y sinistro, con los dedos desplazándose por el mástil con una agilidad asombrosa mientras que la batería tira de las bridas para mantener en todo momento un control rítmico absoluto.    
             

Reflexión final

La agresividad de una guitarra magistralmente omnipotente y el primitivismo de una batería desenfrenada acompañan a una voz impactante para recrear, desde las mismas entrañas y con una fuerza inusitada, temas inolvidables en los que se entrelazan con enorme creatividad detalles de “garage”, “blues punk” y “hillbilly”.

Sin lugar a dudas, “Primitive Loud Blues” va a convertirse en uno de los trabajos indispensables para el presente y el futuro del rock and roll en sus múltiples escenas y a nivel internacional. Con sus composiciones propias y mediante un tratamiento ejemplar de los recursos habituales para el siempre sorprendente formato de dúo, los Blind Crows han logrado sintetizar la adrenalina necesaria para que su música excite los sentidos a cotas auténticamente brutales.     

Nota: Puedes escuchar algunos temas de Blind Crows en su bandcamp, y adquitir una copia en cualquiera de las webs de las discográficas que lo editan. Este mes de junio de 2014 realizan una gira de presentación del álbum acompañados por los también gallegos  The Murrays,  que pasa por Ferrol, Ordes, Tarragona, Sant Feliu, Badalona, Madrid, Valladolid, Santiago de Compostela y Ourense. En Portugal tocarán con The Evil Twins en Gondomar y Porto. Más detalles de esa gira en su facebook.

 Videoclip, creado por Producciones Mutantes, del primer single de Thee Blind Crows con el tema "Leaving Alone" incluido en su álbum "Primitive Loud Blues". Dirigido y producido por Gero Costas y Romina Doce.

lunes, 26 de mayo de 2014

Pasapogas Hammond Quartet presenta un delicioso Ep de modjazz para el “Dancing Time”

Portada
Uno de los principales centros neurálgicos de la escena mod internacional está en Elche (Alicante) donde cuentan con un club de solera como es el Circles Club, organizador del conocido Mod Summer Party, que ya va por su quinta edición, más un par de bandas como son los Pasapogas Hammond Quartet y los Paisley Express que recogen el testigo de otros combos anteriores de renombre como los Círculos o los Afterglow. En las fiestas de este prestigioso club ilicitano pinchan Dj’s residentes de renombre como Agustí Rocamora, Pere Vegara, el también diseñador Iván “Dr. Watson”, Paco Bernabéu, o Steve Garland, entre otros. Sus inmejorables relaciones interpersonales y sus contactos con otros mods del Estado han procurado que la capital de la comarca alicantina del Baix Vinalopó, al sur del País Valencià, se convierta en un ejemplo a seguir para entender la actitud modernista del siglo XXI. Sin olvidar sus arraigados referentes de décadas anteriores, han sabido evolucionar con buen criterio aportando una visión altamente creativa, elegante y divertida. Su militancia activa se ejemplifica, tanto a nivel personal como colectivo, con allnighters de lujo donde pinchan Dj’s de mentalidad abierta y en los que actúan en directo bandas mods de ideas ciertamente brillantes.


Mientras los Paisley Express pulen un buen repertorio de sonidos mods para su próxima actuación este verano en el Mod Summer Party de Alicante, los Pasapogas Hammond Quartet acaba de sacar un Ep con cuatro temas, editado por la recién creada discográfica  Tweed  Jackets  Records.  Como su nombre indica, se trata de un cuarteto en el que si bien el Hammond es uno de sus instrumentos estrella, comparte el protagonismo con un saxofonista, flautista; más un guitarrista, y el acompañamiento de un no menos excelente baterista. El Ep lleva por título “Dancing Time” y sus cuatro canciones combinan recursos del mod jazz, el soul y el pop, más detalles de boogaloo. El resultado final son cuatro excelentes combinados musicales aptos tanto para la pista de baile como para la audición en la intimidad de esos elegantes habitáculos donde los y las mods, que se precien de serlo, guardan su excelente colección discográfica. A nivel musical, las canciones son francamente excelentes, tanto melódica como rítmicamente. Creo que, no solo han sido capaces de recoger el legado de las míticas formaciones instrumentales de los cincuenta y sesenta, sino que han impregnado esa  rica tradición de un toque personal muy creativo, perceptible tanto en los arreglos como en la invención de melodías tan convincentes como contagiosas.   

Trayectoria

Pasapogas Hammond Quartet se crea en 2012 con experimentados músicos procedentes de bandas como Los Circulos, Afterglow, o Goldfingers.  Ellos son Ángel Soriano (órgano Hammond), Jero Colomina (guitarra), Santiago Vilella (batería) y Ricard Chumillas (saxo tenor, flauta travesera y percusión). Empezaron recreando versiones de clásicos  como “Almost Grown” de los Small Faces, “Blow up” adaptado por el James Taylor Quartet o el “Green Onions” de Booker T. and  the Mg,s.

El Ep que ahora nos presentan fue grabado y mezclado en enero de 2014 por J. Manuel Maldonado en los estudios Eurotrack (Elche) y masterizado en los estudios Sacramento (Alicante). Todos los temas son originales de la banda con producción propia y editados por Tweed Jackets records, una discográfica que han creado ellos mismos con el propósito de sacar su música pero también con el objetivo de crear un catálogo con otras bandas afines.

Cabe destacar también el diseño a cargo de Ángel Soriano. Resulta excelente la portada con esa disposición de las letras que forman un original logo y que, con toda seguridad, haría las delicias del mismísimo Reid Miles (n. 1927 – d. 1003) , diseñador oficial del sello Blue Note. 

Las canciones

Contraportada
El disco empieza, en su cara A, con el tema que le da nombre, “Dancing Time”, fabulosa composición de mod jazz con ritmo contagioso de soul, en la que el saxo tenor teje una melodía alegre, no exenta de cierto toque ácido,  arropado por el acompañamiento de un omnipotente  Hammond y una no menos elegante guitarra. Todos ellos guiados por un ritmo perfecto de batería contribuyendo a redondear un incesante juego instrumental de pop soul y jazz.  En el capítulo de solistas se incorpora también el órgano y después la guitarra cuyas intervenciones generan un clímax envolvente que nos lleva a los compases finales donde el saxo adquiere de nuevo un destacado papel protagonista.

También en la cara A nos ofrecen otro sugerente tema llamado  "Samberry cream ", en el que los ritmos latinos del boogaloo nos invitan a la pista de baile entre las perfectas síncopas del Hammond, y esos enérgicos riffs de guitarra, más una sucesión de solos de fantasía en los que se entrevé la profesionalidad de sus artífices quienes prefieren que prevalezcan, con buen criterio, los valores melódicos antes que las exhibiciones virtuosas.

Ya en la cara B, los Pasapogas nos regalan otro de sus temas estrella, el genial “Wellcome Mr. Lampert” con detalles exquisitos de Hammond, una combinación extraordinaria de ritmo, y un solo de flauta que le confiere al tema un cierto aire de belleza exótica.  “I am a circle” es el tema que cierra tan apasionante Ep y en él confluyen las múltiples excelencias de este gran cuarteto, tanto a nivel solista, con mención especial para esa prodigiosa guitarra, como en el plano sonoro muy bien conjuntado en el que es esencial ese desarrollo rítmico con guiños de funk soul con el que convierten el tema en otro espacio musical altamente recomendado para los siempre exigentes amos y amas de nuestras pistas de baile.


Reflexión final 

Pasapogas Hammond Quartet contribuye a mejorar nuestra escena actual, no solo la modernista,  mediante un excelente Ep en el que suman experiencia, referencias inmejorables, buen criterio, habilidad instrumental y una creatividad musical desbordante. Son los ingredientes imprescindibles para crear un cóctel sonoro en el que ritmo y melodía coquetean entre si, con elegancia y sensualidad, para conmover al atento como sensible oyente con unas canciones verdaderamente fascinantes. Por otra parte, estoy convencido de que su música formará parte de la banda sonora de la mayoría inteligente de los y las mods de este país, esos chicos y chicas cuyo imaginario no solo se fundamenta con esos mitos de un pasado glorioso sino que ostentan una irrenunciable vocación de futuro al que solo se llega con la inmediatez de un presente militante.

Nota: Puedes conseguir el Ep de vinilo en la página web de la discográfica Tweed  Jackets  Records. 

Fallece Martin Lister de los Alphaville

Martin Lister 
Nacido en 1962, el 21 de mayo de 2014 fallecía en Londres de forma inesperada Martin Lister, teclista, compositor y cantante de la banda de synthpop, Alphaville, a la que se había incorporado a mediados de los noventa. Los Alphaville se formaron en Münster (Alemania) en 1982 y continúan en activo.

La banda se creó a principios de los noventa por Marian Gold (de nombre real Hartwig Schierbaum, nacido en 1954 en Herford, North Rhine-Westphalia), Bernhard Lloyd ( de nombre real Bernhard Gößling, nacido en 1960 en Enger, North Rhine-Westphalia), y Frank Mertens ( de nombre real Frank Sorgatz, nacido en 1961 en Enger, North Rhine-Westphalia).

Alphaville inicios
El cantante Marian Gold y el teclista Bernhard Lloyd habían formado un proyecto anterior llamado Nelson Community al que se unió Frank Mertens. Compusieron  “Forever  Young”, grabaron una demo.  Utilizaron el nombre de Chinchilla Green para su primer concierto de 1981. En 1982 se lo cambiaron por el de Forever Young y finalmente, en 1984, pasaron a llamarse Alphaville. Con ese nombre sacaron su primer sencillo con el tema “Big in Japan” en 1984. Obtuvieron un gran éxito al igual que con sus siguientes sencillos con temas como "Sounds Like a Melody" y el reeditado "Forever Young”, título también de su primer álbum.  La cantante Laura Branigan consiguió un gran éxito con una versión de este tema en los ochenta.
Frank Mertens dejó la banda y fue reemplazado por Ricky Echolette a los teclados y la guitarra, quien había tocado con ellos en Chinchilla Green.  En 1986 sacarían otro sencillo "Dance with Me"  anticipo de su segundo álbum, “Afternoons in Utopia”.  Su siguiente álbum salió en 1988 con el título de “The Breathtaking Blue” que incluía la canción "Romeos".

Alphaville, actualidad
En 1992 Marian Gold graba un disco en solitario y en 1994, Alphaville saca su cuarto álbum de estudio con el título de “Prostitute”. Dos años después, 1996, Ricky Echolette dejó la banda y en 1997 sacarían el disco “Salvation”. Hasta 2010 solo editan discos de rarezas y recopilatorios con algunos temas en los que participa ya Martin.  En 2003 les había dejado  Bernhard Lloyd y el grupo queda formado por Gold, cantante principal, Martin Lister a los teclados, Dave Goodes a la guitarra, y Jakob Kiersch a la batería. En 2010 sacarían su sexto álbum de estudio “Catching Rays on Giant”.

Martin Lister había tocado en los ochenta con bandas alemanas de techno como 400 Blows, Chai-Am, y Congress,  más otras de pop como Ruby Blue. En los noventa estuvo en el combo electrónico Colorblind. Recientemente había acompañado al piano a la cantante Marie Meimberg.

Documento sonoro: 

Alphaville interpretando en directo "Call me Down", tema de Martin Lister quien tambièn lo canta en este video.

sábado, 24 de mayo de 2014

Del fabuloso hard blues de Ivory al rock'n'roll de los magistrales Twangs en el Bule Bule de Tarragona

El público del Bule Bule sobre el escenario
con los Twangs. Foto Magic Pop  
La noche del 23 de mayo de 2014, la sala Zero de Tarragona fue escenario para un doble concierto, organizado por el Bule Bule Club con la colaboración de Jägermeister dentro de su ciclo Liveshots. Actuaron el grupo local, Ivory, más unos invitados de excepción, los aragoneses Twangs quienes celebraron con el público tarraconense su décimo aniversario presentando su más reciente álbum editado por Sleazy records con el título de  “…are we cool enough?”. Mientras los primeros dieron muestras sobradas de su destreza instrumental con la que hilvanan un buen puñado de buenas ideas que combinan el hard rock con el blues más setentero; los cabeza de cartel demostraron poseer todo lo necesario para considerarles, sin tapujos que valgan, como una excelente banda de rock and roll. Los Twangs atesoran, ya sea en disco como en directo, toda la actitud, experiencia y dominio escénico imprescindible para situarles en lo más alto de nuestra escena estatal, con claras posibilidades de dar más de una lección de buen criterio y enorme creatividad allende nuestras fronteras. Si fuiste una de las cien personas que acudieron a la cita, nos encantará recordar contigo los mejores momentos  de la noche. Si no pudiste presenciar los conciertos, y eres un o una amante del rock and roll, te invitamos a leer las siguientes impresiones personales para que, al menos, sepas qué te perdiste, que no fue poco.      

Ivory, talento y destreza por triplicado   

Ivory. Foto: Magic Pop
Con el recuerdo de su anterior directo en la misma sala en febrero de 2013, los Ivory volvían a la Zero de Tarragona con muchas ganas de tocar para su ciudad tras una considerable temporada sin hacerlo. A su concierto no faltaron parientes y amigos quienes aportaron a la velada un aire, más que respetable, de cita familiar. Para ellos y para los habituales del Bule Bule, los tarraconenses se volcaron dispuestos a demostrar, una vez más, que son unos excelentes instrumentistas y que, en directo, se sienten muy a gusto tocando esa mezcla ingeniosa de blues y hard rock con excelentes temas propios y un par de versiones, en concreto el “Johny B Goode” de Chuck Berry, y el “How many more times” de Led Zeppelin con el que cerraron su directo.

Los recorridos a la guitarra fueron tan variados como bien articulados, buscando la conexión emotiva con el público y sin abusar de esas siempre recurrentes filigranas digitales que, en otros casos, solo intentan impresionar más que al respetable, a los posibles guitarristas presentes en la sala. Según fuera el tema, los fantásticos momentos que surgieron de la eléctrica recordaban, mediante su diversa factura, la influencia directa de esos genios atemporales como son Hendrix, Clapton o Santana, aunque eso sí, con solos impregnados de un talento propio y perfectamente constatable de su artífice. Hubo momentos de proyección sonora francamente gloriosa en los que voló la imaginación de un joven guitarrista que estuvo más que correcto en el trato y esencial en la voz principal. Por lo que respecta a su bajista, aprovechó un comedido segundo plano para colar, con agilidad y rapidez encomiable, unos cuantos riffs de bajo de fantasía. La excelente base rítmica se completaba con un acompañamiento muy efectivo por parte de su baterista quien brilló en todo momento mediante un control absoluto de la situación de principio a fin.

Ivory. Foto: Magic Pop
Del directo de los Ivory, me quedo con su gran determinación instrumental, bien conjuntada, que les garantiza muchas posibilidades de colmar con creces a los fans del mejor hard blues. Su concepción de power trio resulta impecable y consiguen que parezca fácil lo que no lo es en absoluto. Sin lugar a dudas, nos regalaron varios momentos destacables entre los que me gustaría resaltar esa combinación magistral con detalles psicodélicos  en su tema “Pegasus” al que añaden un convincente como instructivo solo de batería que acaba por convertir el tema en uno de los puntos culminantes de su directo. Faltó quizá un poco más de actitud, un mensaje subliminal  con  el que, más que convencer, lograran emocionar a los presentes y emborracharles no solo de esa evidente destreza  sino también  de la furia necesaria que distingue al mejor rock and roll, por definición un tanto canalla y salvaje. Pero bueno, considero también que no resulta nada fácil que algo así salga a la perfección cuando tienes delante de ti a un público que te observa sin apenas moverse, al que parece que le cuesta demasiado interactuar con los músicos por muchos riffs potentes de guitarra como los que nos ofrecieron estos geniales Ivory dispuestos a que el momento fuera inolvidable.

Trayectoria 

Ivory. Foto: Magic Pop
Ivory se crean en Tarragona en 2010 con influencias de bandas míticas como  Led Zeppelin, The Doors, AC/DC,  y solistas como John Mayall o Jimi Hendrix, entre otras formaciones. Son un power trío con Joan Torné Palau a la batería quien había tocado antes en una banda efímera llamada Black Chocolate; más el guitarrista y voz principal Albert Poll Riera y el bajista Joel Calvo Sastriques procedentes de otra banda con poca trayectoria llamada Holydoom. Empezaron ensayando en una buhardilla en Vilallonga del Camp (Tarragona) donde encontraron el polvo habitual de los desvanes y por ello empezaron denominándose, en catalán, La Pols. En 2011 ofrecen su primer concierto y desde entonces han tocado en numerosas salas llegando incluso a actuar en Dublín. Tienen grabadas un par de maquetas, con temas propios más algunas versiones, en las que mezclan hard rock y blues de los setenta actualizado a su propio estilo.  La segunda de esas demos lleva por nombre “Triple Trouble” y contiene temas extraordinarios como “Maggot Soup”,  “Married with my friends”, “Pegasus”, o “Alive and kicking”. Por lo que respecta a las adaptaciones destacan el “Johny B Goode” de Chuck Berry, “How many more times” de Led Zeppelin o “Voodoo Chile” de Jimi Hendrix.


Los Twangs, una década “cool” en directo

Los Twangs. Foto: Magic Pop
Tener a los Twangs en Tarragona fue,  a todas luces y tal como era de prever, un auténtico lujo para la ciudad y, en especial, para los seguidores del buen rock and roll con raíces en los cincuenta y sesenta. Avalados por una década de trayectoria impecable, en la sala Zero tarraconense dieron múltiples razones positivas para contestar de forma afirmativa a la pregunta que, con evidente e inteligente retranca aragonesa, titulan su recién Lp y que es: “¿son lo suficientemente cool?. Pues sí, no hay ninguna duda que lo son y en Tarragona, como no podía ser de otra manera, lo demostraron con creces.

Ataviados con su conocido Fez o tarbush, más indumentaria a conjunto, se subieron al escenario dispuestos a dar un repaso exhaustivo a su sensacional repertorio desde sus primeros trabajos hasta la actualidad, entre temas propios y versiones, con los que lograron arrancar a los presentes de un letargo injustificable que acabó con varias filas bailando al ritmo de su música e incluso con algunos de los presentes subiéndose al escenario para “demoler” prejuicios y timideces innecesarias.
 
Los Twangs. Foto: Magic Pop
Empezaron el concierto con el instrumental “Callin’los Twangs”  de su último Lp hasta el momento, titulado, como bien sabes, “…are we cool enough?”  al que siguió, de ese mismo trabajo, el tema que lo abre, “Cool Enough” entre otros más interpretados  a lo largo de su flamante actuación como fueron “The Meanest Girl In Town”, “Rock and roll Serial Killer” , el homenaje a “Bo Diddley Won’t be back”, la hawaiana “Mai Hele Lua”, “Whirlpool”, “Pretty Girl with the Big Smile”,  y sus  dos sensacionales versiones “Estampida” de los Scarlets  y “Tijuana” de Héctor Rivera, que fuera interpretada en su día por Link Wray.  

De su disco “Mondo Twango” nos ofrecieron los temas propios “Vibrant man”, “I Got Sweets”, y la sensacional “Brigitte” (compuesta por Francho Angás con Marcos Sendarrubias)  que han recuperado recientemente para los directos. También nos regalaron de ese disco 10” con Cd y bonus tracks las versiones “Roughshod”  de Link Wray; el primer éxito de Motown, “Money” de  Barrett Strong, dedicado a los que padecen como a los que se aprovechan de la crisis; la adaptación del tema mítico de los Saicos, con el título de “Demolición”; la “Latin Lupe Lu”, tema de Bill Medley con los Righteous Brothers; o  esos  "Besos tan dulces como la miel" que en su día adaptaron los Más Birras de la canción de Jimmie Rodger, “Kisses sweeter than wine”.  Regresaron a su primer disco “Estos son los Twangs!!” con “Do the twang”, “Surfin’Tsunami”, “Black is Twang”, cover instrumental del "Black is Black", y la conga de “Caravan”, una divertida adaptación del standard compuesto por Juan Tizol e interpretado por vez primera por Duke Ellington en los años treinta.

Con Francho a la armónica.
Foto: Magic Pop
Abrieron el bis con la canción “Squad Car”, versión de un tema de Paul Johnson que solo podrás encontrar en su single de presentación de su recién editado álbum. Le siguieron las ya mencionadas “Caravan” y “Demolición”, y cerraron la gloriosa noche con un inesperado regalo para la organización así como para todos los presentes: nada menos  que el “Bule Bule”, un tema que hacía mucho tiempo que no tocaban en directo, y que en realidad se titula, como bien sabrás,”Woolly Bully”, grabado en 1965 por Sam The Sham & Pharaohs.
   
Los Twangs no solo nos colmaron con su fantástica música interpretando muchos de sus grandes temas propios y versiones exquisitas, sino que además dejaron bien claro, por si había alguna duda al respecto, que no son una banda al uso de ningún estilo en particular dentro del que podríamos considerar como gran abanico del rock and roll. Su repertorio va más allá de cualquier limitación de estilo y, de este modo, resultan tan convincentes como atractivos tanto en el plano instrumental como en los temas cantados, bien sea en inglés como en español. Es así, con elegancia y prestancia a raudales, como hacen posible el ya reconocido como admirado sonido Twang con el que están triunfando por múltiples escenarios de todo el Estado, como el de la sala Zero de Tarragona, donde tuvimos el enorme placer de verles en directo.


Los últimos acordes del tema que da nombre a tan prestigioso club musical se fusionaron con la sesión siempre sorprendente de dos grandes a los platos como son Dj. Machete y Mike The Ripper quienes mantuvieron llena la pista de baile con una cuidada selección de buen rock and roll de todos los tiempos.


Trayectoria 

Los Twangs. Foto: Magic Pop
Los Twangs son un grupo de rock and roll que mezcla el instro surf, el frat rock y detalles de rockabilly para construir un producto propio sólido, divertido y muy convincente. Se crean en 2003 por miembros del grupo zaragozano Bomba Gum y Francho Angás (Ukelele Frank) de Los Dynamos y de Catty & the Cat Bones, del que también conocerás, sin duda, su faceta como musicólogo experto en rock and roll gracias a un  Rock and blog de obligada consulta alojado en la magnífica web rockers.es. Actualmente son un cuarteto formado por Ukelele Frank, voz y guitarra; Sir Xavier White,  guitarra y coros; Jackie Sam, batería y coros; y Skinny Jess, bajo y coros. Por el grupo también han pasado otros músicos como Jungle George, saxo, percusiones y coros; o los bajistas Mike Mandrake y Sunglassex Georgie.

Los Twangs. Foto: Magic Pop
Entran en el estudio en 2004 y graban 10 temas de rock and roll para su primera demo titulada “Let´S Dance With Los Twangs” que presentan en varios conciertos hasta que a finales de ese mismo año se enfrentan a su primer álbum titulado “¿Quiénes son Los Twangs?”, editado por Bazofia Records y que salió en abril de 2005 en formato CD, y en enero de 2006 en vinilo de 12”, en una edición limitada que incluía un tema extra. Su segundo álbum, “Mondo Twango”, se editó por Sleazy Records y se presentaba en formato vinilo más CD incorporado con cinco temas extras. Se graba con la ayuda de las Twanguettes, Laura y Leyle. Ese disco se agotó a los pocos meses de 2009 y se sacó otra edición con Cd, y en vinilo los temas extras que en la primera edición salían solo en digital, más uno nuevo. En septiembre de 2009 edita también con Sleazy un single con cuatro temas navideños, entre ellos una aclamada versión de los Peces (“surfers”) en el río. En agosto de 2011 grabarían un magnífico Ep con cuatro versiones de canciones de rock and roll bajo el título genérico de "Conjunto Los Twangs Canta en español", con una edición de lujo a cargo de Sleazy Records. En agosto de 2013 editaban un nuevo single para Sleazy con dos temas: “Meanest Girl in Town”, más una versión instrumental del tema “Squad car” de Paul Johnson que no está en su más reciente álbum. “Are we cool enough?” (Sleazy 2013). Puedes leer más detalles de la banda, y sus discos en nuestro blog aquí.

Nota: Los Twangs actúan la noche del 24 de mayo de 2014 en el 99% Burger Bar ( Motos & Roll ) en Joan Guell 207, Barcelona a partir de las 21:00h con entrada libre (+ info).

viernes, 23 de mayo de 2014

Tras su gran debut con Sunny Day, Fogbound prepara la edición de otro fascinante single

Portada
Sunny Day Records acaba de editar este 2014 el debut de los coruñeses Fogbound, cuarteto con referentes psicodélicos británicos de finales de los sesenta, del que ya te hablamos en Magic Pop aquí a finales de 2013. Se trata de un single, con el que han cosechado excelentes críticas y que contiene dos temas propios llamados: “Whispering Corridors” en su cara A y “Come and See” en su cara B. Dos canciones en las que ponen de manifiesto un enorme talento para combinar exquisitos referentes lisérgicos "sixties" con el atractivo melódico del  pop atemporal. El single se grabó, tras ganar la II batalla de las Bandas en el Euro Ye-Yé 2013, en los Estudios Circo Perrotti de Gijón donde  repitieron para perfilar dos canciones más que llevan por título "Purple Max" y "Kicking Eucalyptus Seeds" y puedes escuchar aquí. Su intenciçon es autoeditarlas mediante un segundo sencillo  como adelanto a su ya, cada vez más, necesario álbum  en el que se incluirán otros fantásticos temas como el titulado "Castles in a Sandbox".
  
Fogbound. Foto: Carolina Rodríguez
Fogbound nació a principios de 2012 en A Coruña cuando Fabio Mahía (voz y guitarra), Borja Fernández (bajo),  y Adrián Seijas (batería y voces) unieron fuerzas para diseñar un proyecto que empezó versionando conocidos temas de bandas "freakbeat" británicas. La banda se completaría con Fernando Vilaboy (Hammond). Todos ellos son músicos con evidente talento e imaginación. Para Fabio, tras algunos proyectos previos que no llegaron a cuajar, ésta es su primera experiencia consistente en el mundo del espectáculo aunque no lo parezca; Adrián suma en su currículum otras grandes bandas como Wolrus o Misterioso Viaje Holanda; Borja procede de los Twin-Sets que por el momento tienen aparcado su más que interesante proyecto del que ya te hablamos, en su momento, aqui; y Fernando aporta su veteranía más que consumada ya que, como bien sabes, formó parte de la Elephant Band y los Mega Purple Sex Toy Kit, y actualmente toca también en la banda progresiva  One Of These Days & Thee Heavy Random Tone Colour Lab.

Tras esa primera etapa de ensayos y alguna que otra actuación con adaptaciones ciertamente contagiosas, surgen inevitablemente esas canciones propias que fueron desplazando de su setlist a las versiones con las que consiguen sorprender gratamente a aquellos que han tenido la gran suerte de verles en directo como, por ejemplo, en el Euroyeyé 2013 en el que ganaron la prestigiosa batalla de bandas. El siguiente paso fue ponerse en manos del experto Jorge Explosion y grabar en su estudio del Circo Perrotti sus primeros cuatro temas. A destacar que la edición del single de Sunny Day records tiene como portada un buen dibujo original de Fabio. Durante este mes de junio de 2014 también tienen previsto dar a conocer algunos videos grabados en las conocidas Drive Sessions con temas propios inéditos y una versión del "Strange House" de los Attack.
Las canciones

Fogbound. Foto: Carolina Rodríguez
“Whispering Corridors” arranca con esos acordes cercanos a la disonancia que atraen poderosamente nuestra atención y que acaban siendo arropados por un generoso pedal de órgano y una batería imparable. Juntos reciben a la gran voz principal que nos deleita con una melodía cautivadora, con un gran estribillo, y unos efectos de guitarra psicodélica que ponen los pelos de punta. La sesión lisérgica y el ritmo desenfrenado para la pista de baile se compenetran mediante grandes dosis de imaginación. Un buen trabajo de equipo logra perfilar de forma excelente un tema que hará las delicias de los amantes de esa descomunal psicodelia británica de finales de los sesenta. En la cara B, la intensidad no baja ni un ápice y, en este caso, prevalece también una entrada firme a base de guitarras fascinantes respaldadas por una sección rítmica impecable, aportaciones de órgano geniales y unos detalles de bajo en segundo plano sin desperdicio alguno. De nuevo una voz magistral teje una melodía que extasía. Los arreglos contemplan también detalles de soul psicodélico e incluso algunas entradas progresivas para órgano más unos riffs de guitarra “freakbeat” que redondean un tema sensacional de principio a fin. 

Fogbound. Foto: Carolina Rodríguez

Por lo que se refiere a las dos canciones nuevas, pendientes de editar, “Purple Max” y “Kicking Eucalyptus Seeds”, resulta evidente que el universo sonoro de los Fogbound se está expandiendo muy rápidamente con excelentes resultados.  “Purple Max” se eleva en el imaginario psicodélico con una introducción ácida a la que se suman ecos, una excelente voz principal y un recorrido rítmico fascinante. La canción tiene momentos sublimes que nos despojan de la realidad para sumirnos en un trance empático donde sobresale la omnipresencia del órgano y esas providenciales guitarras dibujando torbellinos de sonido, entre detalles arabescos y extensiones lisérgicas memorables.  

“Kicking Eucalyptus Seeds” tiene un buen inicio de bajo, y presenta detalles que la emparentan con una estructura melódica y rítmica más soul. Su principal aportación estriba en que mezcla con absoluta solvencia una atmósfera tranquila con un ritmo que invita al baile. Con unos cambios de acordes muy sugerentes y unos finales de frase sorprendentes, el tema consigue inmiscuirnos en una atmósfera cautivadora en la que todos los instrumentos y la voz perfilan armónicamente un sonido muy conjuntado, marca de la casa.      

Fogbound. Foto: Carolina Rodríguez
Reflexión final 

Sin medias tintas que valgan, creo fervientemente que Fogbound constituye un proyecto altamente creativo que aporta grandes momentos para el popsike no solo de nuestra escena estatal sino, incluso, a nivel internacional donde empiezan a ser conocidos y venerados por grupos como, por ejemplo, los Vibravoid. Sus canciones son convincentes y están diseñadas con ideas originales, mediante un buen trabajo en equipo, y una idiosincrasia sin pretensiones cuyo resultado logra embelesarme por completo. Su primer single les ha puesto en el candelero de los amantes de los sonidos sixties en general, llamando incluso la atención de otras escenas impactadas por lo novedoso y original de su propuesta. Con sus nuevas canciones no solo abarcan otras múltiples posibilidades creativas  dentro del colorido abanico psicodélico sino que están aportando tanta imaginación como destreza para que su sonido adquiera ya una dimensión memorable.


Nota: Puedes escuchar los temas del single en el bandcamp y el resto en Soundcloud. Puedes adquirir el primer sencillo en la web de Sunny Day Records

miércoles, 21 de mayo de 2014

Fallece Count Suckle, pionero Dj jamaicano en Londres

Wilbert Augustus Campbell, más conocido como Count Suckle,  nació en 1934 en Kingston  (Jamaica) y falleció el 19 de mayo de 2014. Su actividad como Dj de Sound System jamaicano fue decisiva para la introducción del ska, el rocksteady y el reggae en el Reino Unido. Durante los sesenta fue uno de los Dj's favoritos de la comunidad mod londinense. También dirigió un sello discográfico, Q Records,  filial de Trojan. 

Nacido en una familia numerosa con 12 hermanos, en 1952 se trasladó a Inglaterra como polizón en un barco mercante que transportaba un cargamento de plátanos. En 1956 empezó a ser conocido por su Count Suckle Sound System en la zona de Ladbroke Grove, Londres, cuyo principal rival era el también conocido Duke Vin (n. 1928 – d. 2012). Actuaban principalmente en fiestas privadas organizadas por la comunidad caribeña afincada en Londres. A principios de los sesenta se convirtió en Dj residente del Roaring Twenties club en Carnaby Street donde pinchaba canciones enviadas directamente por Prince Buster así como R&B importado de los Estados Unidos.  Entre los asiduos a sus sesiones, la comunidad mod de la época así como grandes músicos como Georgie Fame, entre otros.   

Más tarde gestionó su propio club, The Cue (después  Q Club) ubicado en 5a Praed Street, Paddington donde proliferon las fiestas en las que se oía la major música jamaicana  incluidas actuaciones en directo de grandes como Prince Buster, Don Drummond, Reco, Tommy McCook, Roland Alphonso, Baba Brooks, o Edwin Starr. En 1970 creó Q Records, subsidiaria de Trojan que tuvo una corta vida. Grabó un single a su nombre con los temas  “Lavender Blue” y “ Humpty Dumpty”, y otros sencillos acompañado de los Fredies Notes y los Rudies con canciones como  “Please Don't Go”, y “Bread On The Table”. También editó un single de Jimmy Lindsay And The Beans con las canciones “Tribute To Jimmy Hendrix / Prove My Love To You”.

El club Q pasó a llamarse Peoples Club en 1981 y cerró en los ochenta. En 2008 participó de la película documental de Gus Berger,  “Duke Vin, Count Suckle and the Birth of Ska”.


Documento sonoro:

Tráiler del documental “Duke Vin, Count Suckle and the Birth of Ska” sobre la introducción de la música jamaicana en Gran Bretaña.



Count Suckle con los Freddie Notes y los Rudies en un sencillo de 1970.

"El Extraño" de los Dealers en un fabuloso single a contracorriente con indicación “zombie”


Portada. Foto:  José Ramón Gómez, "Pi"
En los tiempos que corren, maniatados por las dificultades económicas y algo alicaídos por los sueños que se convierten en pesadillas, resulta encomiable que sellos como Sunny Day Records o Action Weekend Records persistan en su lucha sin cuartel contra la mediocridad y la apatía imperante en la mayoría de los grandes compañías discográficos. Un negocio que, salvo honrosas excepciones, sigue más preocupado por el rendimiento que les sacan a sus “inocentes” pupilos que por enriquecer su catálogo con nuevas aportaciones que no repitan la ya vieja fórmula de sus archiconocidas propuestas otrora rentables.  Creo que muchos y muchas de nosotros no somos conscientes de la enorme relevancia de pequeñas sellos, auténticamente independientes, que apuestan desde la periferia por grupos que se rebelan contra el mal gusto imperante entre el batiburrillo de perdedores que pregonan las radio fórmula, incluidos todos aquellos medios especializados que  se acercan a esos ídolos de masas para seguir comiendo caliente al menos un día más. No me voy a extender más en este escabroso y lamentable asunto pero tampoco me voy a cansar de repetir, cuantas veces sea necesario, que no vale para nada llenarlos la boca de tanta actitud si no somos capaces de agotar  pequeñas tiradas  de 300 ejemplares como las que acaba de sacar, del segundo single de los vitorianos Dealers, el sello Bickerton, filial de Sunny Day, en colaboración con Action Weekend Records. 

Trayectoria 
Foto: Isabel de Arza y Norabaty Josune
El nuevo single de The Dealers contiene dos canciones, una original llamada “El Extraño” y una flamante versión de los británicos Zombies, concretamente el “Indication” de Rod Argent. Constituye un adelanto, y de lujo, de  su esperado álbum en el que se hallan trabajando para ofrecernos lo mejor de un repertorio en el que no faltan fabulosos detalles con  referencias “sixties” tanto de R&B, como de “garage” y psicodelia.
La banda está formada por Mikel de Quintana, guitarra, voz; Al Sampedro, voz, armónica, percusión;  Koldo Sagastume, bajo, teclados, voces; y Oscar Arribas, batería. Se crearon en Vitoria en 2006 y dos años después, nos dieron a conocer su primera maqueta con temas  como ‘Wild change’, ‘The Strange’, ‘Thinker’, ‘My Flash on You’, ‘Out of our tree’ y ‘Set me free’. En 2010 grabaron en los Montreal Studios de Subiza (Pamplona) con Hans Kruger los temas de su primer single,  “I Can’t Win” en la Cara A y en la Cara B, “Hypocondria”, que editaría Action Weekend Records y Bickerton Records (reseña más info del single aquí). 

The Dealers
En este nuevo single repiten sellos, estudio, producción, y fotógrafo José Ramón Gómez, "Pi" que les capta en una buena instantánea, de nuevo, entre colores otoñales.  Cabe destacar también el insert de ilustraciones a cargo de Norabaty Josume y M.Moraza aka Mikel de Quintana. Una curiosa serie denominada precisamente “El Extraño” con aires psicodélicos en los que los personajes están rodeados por aullidos de lobos, campanarios, industrias, platillos volantes, y unicornios de papel, que destacan entre torbellinos de figuras geométricas.

Las canciones:

Con “El Extraño”, canción que podemos oír en la cara A de este single, los Dealers consiguen una mezcla magistral de R&B inglés y garaje psicodélico americano al que añaden incluso un cierto aroma latino que nos recuerda a las bandas sudamericanas de los sesenta, incluidos divertidos efectos sonoros “extraterretres”.  A mi modo de ver, resulta excelente la estructura rítmica  sobre la que se repiten cortantes riffs de guitarra y una melodía que se pega al instante gracias a una buena voz principal y un sonido instrumental muy bien conjuntado.  El tema contiene todo lo imprescindible para convertirse en todo un himno gracias también a  esa letra rebelde en la que nos explican detalles de una actitud a contracorriente,   vistiendo diferente, satisfechos de ser unos extraños, rechazando lo comercial y previsible. 

Ilustración insert Norabaty Josume y M.Moraza
En la cara B, los Dealers  nos ofrecen una formidable versión de los Zombies. Se trata de un tema llamado “Indication”, original de Rod Argent,  editado el 17 de junio de 1966 por Decca con  “How We Were Before” en su cara B.  El tema original contiene dos partes diferenciadas, una más beat y otra más psicodélica al final en la que los Zombies mostraron algunas de sus influencias de la época, en concreto la procedente de las sonoridades hindúes. Los Delaers respetan esa estructura, consiguen juegos vocales muy logrados, y añaden una furia propia nada desdeñable llevando el tema a su terreno para finalizar con una extensión más ácida en la que sobresalen coros geniales, más efectos y un solo de guitarra altamente lisérgico. 

Reflexión final 

 Ilustración insert Norabaty Josume y M.Moraza
A estas alturas, no creo que descubramos nada ya si reivindicamos, una vez más, a estos grandes músicos  vitorianos, como una de nuestras mejores formaciones musicales de la escena con raíces “sixties”. Los dos temas que nos ofrecen en este nuevo single les distinguen tanto a nivel creativo como interpretativo, incluida la flamante versión, bien sea en el plano instrumental como vocal. 

Volviendo a la reflexión con la que iniciaba esta reseña, soy consciente de que no son tiempos fáciles para la música pero me parece que no debemos olvidar que las cosas empiezan a cambiar desde el esfuerzo personal sin tener por ello que esperar a la idílica revolución colectiva que nos lo solucione todo. Además, para aquellos nostálgicos que aún crean que en los sesenta había muy buen rollo discográfico, les recuerdo que a Decca no le gustó para nada, “Indication” y tuvieron sus más y sus menos con el grupo hasta el punto de conminarles a crear un éxito más comercial.  Seguro que los Dealers no han tenido ese problema con Sunny Day Records y Action Weekend Records, así que no me negareis que algo mejor sí que van las cosas. A ver si somos capaces de ejemplificar ese entusiasmo con gestos y arrimamos todos y todas el hombro a la causa del rock and roll adquiriendo una copia de “El Extraño” cuyo valor es igual o incluso inferior a lo que nos clavan en muchos sitios por tan solo un efímero combinado alcohólico. 

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y conseguir una copia en la tienda de Sunny Day Records.

A destacar que el 23 de mayo de 2014 tocan en el Corral de las Cigueñas en Cáceres presentando su nuevo single. Más información en el facebook