jueves, 22 de agosto de 2013

Fallece Sid Bernstein, el promotor de la “invasión británica” de los sesenta en los Estados Unidos

Sid Bernstein
Sid Bernstein nació en Nueva York el  12 de agosto de 1918 y murió en la misma ciudad el 21 de agosto de 2013. Fue un reputado  productor musical considerado el responsable de la llamada invasión británica beat en los Estados Unidos que cambió a la juventud norteamericana y a muchas bandas de instro surf que se pasaron al llamado sonido “garage”.  También fue el promotor del grupo de blue eyed soul  The Young Rascals.

Bernstein estuvo combatiendo en la Segunda Guerra Mundial en artillería antiaérea en Francia. Estudió periodismo en la Universidad de Columbia y contrató a los Beatles, los Rolling Stones, Herman Hermit’s, los Kinks o los Moody Blues para tocar por primera vez en los Estados Unidos. También fue el primer empresario en organizar conciertos de rock and roll en estadios deportivos.

En 1963 relanzó la carrera artística de Tonny Bennet con un directo en el Carnegie Hall y al año siguiente difundió la beatlemania por los Estados Unidos.


Los Beatles tocaron por primera vez en los Estados Unidos en 1964 en el show de Ed Sullivan y dos días después de esa actuación en la televisión, el 11 de febrero de 1964 ofrecieron su primer concierto en el  Washington Coliseum. Asistieron ocho mil personas rodeándolos, y de vez en cuando los Beatles paraban y movían el equipo para encararse al público en casi todas las posiciones. Al día siguiente tocaron en el Carnegie Hall de Nueva York, ante dos mil personas, y se fueron a Miami desde donde se retransmitió el 16 de febrero 1964 su segunda aparición en el show de Ed Sullivan.  Los Beatles eran baratos por entonces y solo costaron , para dos directos unos seis mil dólares.
Volvieron en agosto de ese año y durante aquel año empezaron a llegar más bandas más británicas como Dave Clark Five o Gerry and The Pacemakers. 

The Young Rascals

El 15 de agosto de 1965 los Beatles dieron su primer concierto en un estadio al aire libre,  el Shea Stadium de Nueva York,  ante 55.000 personas.  Bernstein recordaba que ganaron 304.000 dólares, la mayor  cifra en bruto obtenida con un concierto de rock and roll hasta el momento y que demostraba que los conciertos al aire libre a gran escala podían tener éxito y ser rentables. El sonido fue horroroso y los Beatles se desgañitaron para que les oyeran. En  ese concierto, Bernstein puso en los cuadros de marcadores la frase: “The Rascals están llegando”. Había conocido a la banda de blue eyed soul  formada en febrero de 1965, ese mismo verano y se encargó de su promoción durante cinco años. La gente, que nunca había visto sus caras, creía que eran un grupo de músicos negros.  Al parecer había otro grupo que se llamaba Harmonica Rascals y para evitar conflictos, Sid les propuso cambiar el nombre por el de Young Rascals. Años más tarde volverían a Rascals a secas.  

Los Beatles volvieron a tocar en el Shea en 1966 pero rechazaron el millón de dólares que les ofreció para repetir en 1967. Siguieron siendo amigos y Sid llegó a ofrecerles para un solo concierto en 1976, 100 millones de dólares pero tampoco aceptaron.  


Bernstein también organizó conciertos de Frank Sinatra , Jimi Hendrix , o Sly & the Family Stone, y en 1964 trajo a los Estados Unidos a cantar a numerosos cantantes israelís  como Shoshana Damari , Shaike Ophir y Yaffa Yarkoni.  Sid era hijo de inmigrantes judíos. También fue el promotor de uno de los primeros conciertos por la paz celebrados en el Madison Square Garden de Nueva York en 1970 con la actuación de Jimi hendrix, y Pater, Paul and Mary. Por otra parte fueu n entusiasta de los Abba y les organizó una gira por USA.

Su vida inspiró los documentales “Sid Bernstein Presents” con la participación de numerosos artistas como Lenny Kravitz, Dick Clark, Shirley MacLaine, Paul Anka, Eric Burdon, los Rascals, los Moody Blues, Tito Puente o James Brown. Durant estos últimos años  escribió dos libros de memorias y en 2012 grabó su propio álbum con versiones de sus canciones favoritas. 

Documentos audiovisuales:

Los Beatles interpretan "Help" en el Shea Stadium en 1965 ante 55.000 personas, el primer concierto en un estadio al aire libre. El griterío es ensordecedor y Bernstein recordaba que el sonido fue muy malo lo que obligó a los Fab Four a desgañitarse.



No hay comentarios:

Publicar un comentario