sábado, 18 de abril de 2015

El Bule Bule celebra el 18º aniversario de Zion Tattoo con los Glurps y Les Grys-Grys en la Zero

Glurps y Grys Grys juntos. Foto: Magic Pop
El Club Bule Bule de Tarragona organizaba el pasado 17 de abril de 2015 una de sus conocidas y periódicas fiestas en la tarraconense sala Zero y, de paso, celebraba el 18º aniversario del no menos prestigioso estudio profesional Zion Tattoo, referencia indiscutible a nivel internacional del mundo del tatuaje y el piercing. En tan especial ocasión, contamos con el directo de los franceses Les Grys-Grys, grupo en boga de R&B, y los valencianos Glurps, una de las más portentosas bandas actuales de “garage punk”. Tras los directos, pudimos disfrutar de las selecciones musicales de los dos principales factótums de la fiesta: Dj. Machete del Bule Bule y Mik The Ripper de Zion Tattoo, quienes nos deleitaron con una divertida, bailable y suculenta sesión de grandes como oscuros temas de rock and roll en sus múltiples acepciones. 

Glurps y Grys Grys. Foto: Magic Pop
Durante la fantástica fiesta también fuimos agasajados con varios regalos, en forma de camisetas y “badges”, gentileza del mencionado estudio, así como también participamos, de forma gratuita, en el sorteo de tatuajes y piercings. En líneas generales, la noche resultó apoteósica:  una de las mejores veladas de rock and roll que he tenido el gusto de presenciar, al menos entre las ya consolidadas y siempre emocionantes fiestas del club tarraconense. Los valencianos nos ofrecieron una contundente interpretación, con determinación y entrega, de sus ya imprescindibles temas propios, versiones incluidas, aunque su tremenda maquinaria escénica, dirigida por su irreductible como agudo frontman, topó con un público un tanto frío y, aparentemente, poco predispuesto a participar de la bacanal de "garage punk" que nos regalaron los Glurps.  Por su parte, los Grys Grys con su esplendorosa juventud (no superan los 26 años de edad), más ese buen criterio que les honra, nos cautivaron de principio a fin gracias a un repertorio formado preferentemente por versiones de R&B británico, "nederbiet", algún que otro tema propio y una actitud a raudales con la que consiguieron una brillante actuación a una velocidad y una intensidad ciertamente endiablada.  
 
La Criatura con fuzz en vena y el órgano de Bruno Lomas

Los Glurps. Foto: Magic Pop 
Abrieron los Glurps con su habitual medley introductorio del tema de “Batman” fusionado con su genial “Criatura”. Desde el primer segundo que pisaron el escenario de la sala tarraconense, pusieron de su parte toda la energía necesaria para conseguir que la actuación se convirtiera memorable.  La sección rítmica sonó potente y conjuntada, mientras guitarra y órgano aportaron riffs hirientes, entre acordes a modo de enérgicos golpes de timón, al tiempo que su cantante principal no estuvo quieto ni un instante, saltando, revolcándose, gritando, y sobre todo incitando al público a que participara de la fiesta aunque la mayoría de los allí congregados prefirieron mantenerse expectantes y un tanto aletargados. Pese a ello, estoy convencido de que supieron apreciar ese espíritu de auténtico rock and roll y valoraron en su justa medida  tamaña entrega.   Desde la última vez que tuve la oportunidad de ver a los Glurps en directo, he podido apreciar algunos aspectos destacables, sobre todo por lo que se refiere a  los dos nuevos componentes, incorporados recientemente a la formación. Tanto el bajista como el organista se encuentran ya plenamente integrados en la maquinaria de la banda aportando incluso su propia experiencia instrumental y por ende consiguiendo enriquecer el sonido identificativo de este gran quinteto.  Es por ello que no descartamos que su sonido genérico de “garage punk” se complemente en futuras entregas con algunos pasajes propios del blues rock o del pub rock. 

Los Glurps. Foto: Magic Pop
En el repertorio de su directo en la sala Zero, no faltaron las consabidas perlas del imaginario “garajero”,  no solo valenciano sino también estatal, como  “Fuzz en Vena”, “No quiero, no puedo”  o ese papaowpapaow “Mamut” con el que cerraron, entre adaptaciones geniales propias del desparpajo de esta banda como ese “Cariño” de Los Nada, el “She's My Woman” de The Crusaders convertida en “Ella es mi chica”, el “99th Floor” de los Moving Sidewalks, el “Yeah” de los Cynics, el “Radio Go” de los Macana, o ese “Amor amargo” de Brumo Lomas.  Por lo que respecta a esta última versión, original del maestro de Xàtiva, cabe mencionar que el órgano con el que tocan los Glurps, según nos explicó su actual responsable, procede nada menos  que de la banda que acompañó en su día a Lomas:  los míticos Rockeros.  De este modo, Tarragona pudo presenciar de paso un momento especial que engrosa la mitología del mejor rock and roll mediterráneo.  Por otra parte,  los Glurps han incorporado a su set de covers imaginativos una adaptación al castellano del “Born To Lose” de Johnny Thunders convertida en “Nacido para perder”  entre algún que otro boceto de tema nuevo que confirma la continuación creativa de esta siempre sorprendente como divertida banda.  

Nederbiet, R&B británico más un armonicista en cabestrillo con colección de lengüetas. 

Les Grys Grys. Foto: Magic Pop
Con una sala ya repleta de público, aparecieron en el escenario de la sala Zero los franceses Grys Grys quienes nos entusiasmaron, de principio a fin, mediante un fabuloso concierto de puro R&B blanco de los sesenta plagado de versiones de grandes del género tanto de las islas británicas como por ejemplo los Kinks, Pretty Things  o los Downliners Sect , así como del no menos legendario “Nederbiet” en manos de los Outsioders, Q65 o los Motions. No faltaron tampoco clásicos del blues acelerado negro americano en manos de Chuck Berry o Bo Diddley. Como en la mayoría de shows que han protagonizado hasta el momento,  y ya son unos cuantos en el estado español en los últimos tiempos, Les Grys Grys arrancaron su actuación con el riff de guitarra del “Milk Cow Blues”de The Kinks que fusionaron “I'm Ready”, de Willie Dixon.  A partir de este momento,  nos ofrecieron un concierto ciertamente rotundo mediante una descarga descomunal de un par de guitarras obcecadas en crear riffs de R&B de manual,  más una sección de bajo y batería consistente e imparable, un armonicista con un brazo en cabestrillo dándolo todo con una fascinante colección de lengüetas, y unas voces principales que redondeaban el espectáculo con el propósito conseguido de trasladarnos a los antros de perversión y lujuria sonora de los sesenta en Ámsterdam, Londres o Hamburgo.

Les Grys Grys. Foto: Magic Pop
Un concierto francamente rabioso y altamente satisfactorio, o eso creo, para la gran mayoría de los presentes, durante el que los dedos de los jóvenes y radiantes guitarristas franceses llegaban a correr más que los pies de los que nos encontrábamos en las primeras filas bailando al son de sus canciones. En resumidas cuentas, un auténtico desparrame de talento, vitalidad  y predisposición para volvernos locos tal y como consiguieron sin duda alguna. Por lo que respecta al repertorio,  dominaron las adaptaciones que ni siquiera sus propios autores tocaron en su día de forma tan alocada.   Entre sus múltiples versiones, algunas de muy conocidas como “Maybelline” de Chuck Berry o el “Roadrunner” de Bo Diddley” y otras de no tanto como ese demencial  “You said” de los Primitives así como las dos adaptaciones que interpretaron las dos bandas de la noche juntas: la  “Cenicienta/Cinderella” de los Sonics,  más el "One Ugly Child" de los Downliners Sect, en su versión conocida del “Eres feo chaval” de los Dr. Explosion.

Para resumirlo en unas pocas palabras que empiezan, precisamente, con la misma letra que las dos bandas participantes: el Bule Bule, fiesta de aniversario de Zion Tatto, del pasado 17 de abril de 2015 en la sala Zero  de Tarragona, se escribió con G de los Glurps y les Grys Grys;  con G de gran R&B y Genial Garage Punk.


Los Glurps!!

Los Glurps. Foto: Magic Pop
El origen del nombre de los Glurps!! nace de una onomatopeya de la teleserie de los sesenta de Batman con Adam West como protagonista. La banda empezó con Tono a la guitarra, Martín al bajo y Carlos a la batería como miembros fundadores. Poco después se uniría Suso, de origen gallego, a la voz principal. Comenzaron a funcionar como cuarteto desde septiembre de 2010 y a finales de ese año se incorporaría Eva al teclado.  En el verano de 2011, Adolfo substituye a Martín al bajo. Cabe desatcar que desde sus inicios, Mik Baro se ha encargado del artwork, logos y diseños varios para dae vida al imaginario de la banda. En el año 2013 sacan un par de sencillos grabados en los Estudios Tigruss de Gandia en la misma sesión de 2012, con la producción de  Leighton Koizumi (Gravedigger V, Morlocks).

Los Glurps. Foto: Magic Pop
El primero, editado por los italianos Kuma Records, contiene en su cara A una versión del “Yeah!” de los Cynics, y en la cara B, dos temas propios como son  "La Hora del Chupasangre" y "Fuzz en vena". El segundo disco fue editado por Discos Jaguar con los temas propios “La Criatura” en su cara A, más “Mientes” y una versión de los Crusaders con el título de “Ella es mi chica” en su cara B.  Tras numerosos conciertos en festivales y varios escenarios del Estado, a finales de ese 2013 Adolfo deja su puesto de bajista y le substituye César. Por último este 2014 veía la luz su nuevo disco que presentaron el 11 de julio de 2014 en la Wah Wah de Valencia. Se trata de un Ep titulado “8 minutos. 28 segundos de mamporros…” (Discos Jaguar. Discos Monterey 2014) con los temas propios “No quiero, no puedo” y “Tu extraño ser” abriendo respectivamente la cara A y la Cara B; más dos versiones del “Cariño” de Los Nada y “No estoy muerto” adaptación del “Don't send me no flowers” de The Breakers. (+ info).


Les Grys-Grys 

Les Grys Grys. Foto: Magic Pop
Les Grys Grys son una banda de Montpellier, antes llamada Les Grigris donde mezclaban temas de R&B, beat y rock and roll instrumental. Se forman en 2009 y empiezan a actuar en directo desde 2012. En la actualidad cuentan en sus filas con Tobio Lotto, cantante y guitarrista;  Roméo Kizmiaz, guitarrista;  Almir Dugarage "Mirou", bajista; Manuel Pablo McNamara, armonicista y maracas; y Esteban Grisey, baterista. Tienen editado un single con State Records con dos versiones:  “Hot Gully Wind” de The Master's Apprentices y “Neighbour Neighbour” del productor Huey Meaux.  En el mes de diciembre de 2014 estuvieron grabando en el estudio del Circo Perrotti de Gijón. Su enérgica interpretación del mejor R&B blanco británico y el "Nederiet" holandés de los sesenta les emparenta también con sus compatriotas, The Rhythm Checkers, una de las bandas más potentes que tuvo Francia con músicos que procedían de Alemania y Holanda como Roland “Bouboule” Bauer (voz), Robby Sterheim (guitarra solista) Eddy Van Nelfen (rítmica), Kurth Horbach (bajo)  reemplazado por Dany Gentner y Norbert Holweck (baterista) que estuvo activa los años 1966 y 1967.

Otras imágenes de la velada: 

Momento en el que el responsable del Bule Bule le informa al cantante de los Glurps que dobla su caché pactado por el gran concierto que están ofreciendo.

Foto: Magic Pop
Instante en el que el cantante de los Glurps decide realizar una de las maniobras más habituales pero más difíciles en el mundo del rock and roll como es subir un bajo con su bajista.

Foto: Magic Pop
Más momentos estelares del frontman de los Glurps, una de las indiscutibles estrellas de la noche, rendido ante una fan que se sabía las letras de las letras de las canciones al dedillo e incluso cantó algunas partes de forma excelente.

Foto: Magic Pop
El armonicista fue otro de los protagonistas más activos de la noche. Pese a llevar un brazxo en cabestrillo se movió por la sala subiéndose por todas partes. En la siguiente foto se puede apreciar el detalle de su colección de armónicas.

Foto: Magic Pop
Les Grys Grys también rodaron por el suelo del escenario y entre el público que observaba atónito las andanadas de R&B salvaje.

Foto: Magic Pop
Por último, otra instantánea dando fe del auténtico y genial despiporre que generaron las dos bandas tocando juntas en el escenario de la sala Zero de Tarragona en una de las noches más divertidas e intensas que el Magic Pop ha podido presenciar en los últimos tiempos. Gracias al Bule Bule, a Zion Tattoo, a los Glurps y a los Grys Grys por tantos momentos memorables de auténtico rock and roll.

Foto: Magic Pop

viernes, 17 de abril de 2015

Fallece el productor, editor y manager Al Bunetta

Al Bunetta
Al Bunetta falleció a los 72 años el pasado 5 de abril de 2015 en un hospital de Nashville a consecuencia del cáncer que padecía. Productor, manager y editor discográfico,  colaboró con los Young Rascals, Al Green, John Prine, ente muchos otros y fundó el sello Oh Boy Records.    

Bunetta comenzó su carrera en el negocio de la música como road manager de The Young Rascals, más tarde sólo Rascals, a finales de los sesenta.  Después consiguió un trabajo como manager en Nueva York en la compañía de Paul Anka, CMA. Allí trabajó con artistas como Al Green, Bette Midler y The Manhattan Transfer.  En 1971 entraron en la empresa  los cantantes de Chicago John Prine y Steve Goodman autor de temas como  “City of New Orleans” y “You Never Even Called Me By My Name”. Bunetta estuvo con Prine durante cuatro décadas en las que triunfó con temas como “Sam Stone” y “Angel from Montgomery”. Prine ha dicho en más de una occasion que aún estarñía cantanto erstas canciones a las parees si no fuera por la ayuda de Al Bunetta y Dan Einstein”.

Al Bunetta, John Prine y Dawn Bunetta, esposa de Al
En 1984, Bunetta, Einstein y Prine crearon Oh Boy Records, un sello independiente con sede en Nashville que sacaría proyectos del propio Prine, Mac Wiseman, Kris Kristofferson, Todd Snider, Janis Ian, Shawn Camp y muchos más, además de recuperar las grabaciones de artistas como Joe Tex, Willie Nelson y Merle Haggard.

Como buen italo americano se sentaba casi todos los días con amigos de la misma procedencia en un local llamado “Savarino’s Cucina” de Nashville  donde tenía un sándwich a su nombre, para hablar, comer y reír durante horas.  

Documento sonoro: 

El conocido "Sam Stone" de John Prine, una desgarradora canción de 1971 que cuenta la historia de un veterano de guerra que se convierte en adicto a la heroina con un estribillo en el que dice: "Hay un agujero en el brazo de papá, a donde va todo el dinero". 

miércoles, 15 de abril de 2015

Muere Keith McCormack de los String-A-Longs

Keith McCormack
Keith McCormack nació el 19 de octubre de 1940 en Dalhart, Texas, y falleció en Springfield, Missouri el 10 de abril de 2015. Cantante, compositor y guitarrista formó parte de los String-A-Longs, grupo instrumental de guitarras famosos por el tema “Wheels” (1961),  disco de oro, versionado en multitud de ocasiones por muchos grupos, desde formaciones de rock and roll hasta de  música de baile pasando por orquestas de todo tipo.  También fue el autor del tema "Sugar Shack" con su tía Fay Voss, que fue grabado por Jimmy Gilmer and the Fireballs y que vendió en 1963 un millón de ejemplares. 

The String A Longs
McCormack emepzó tocando la guitarra en grupos como los Patio Kids, the Rock 'n' Rollers, the Leen Teens  y finalmente en los String-A-Longs desde 1956 a 1965. The String-A-Longs fue un grupo instrumental formado en Plainview, Texas, conocido principalmente por el tema “Wheels” producido por Norman Petty para Warwick Records. La banda estaba formada por Richard Stephens y Jimmy Torres a las guitarras solistas, el difunto Keith McCormack a la rítmica, Aubrey de Cordova al bajo y Don Allen a la batería. Empezaron grabando en Amarillo, Texas, con el nombre de The Rock'n Rollers, con el mánager Johnny Voss.  Su primer single salió con el sello Ven label con los temas "For You / Boy, I think It’s Really Love".  

The String A Longs
 Después grabaron en Clovis, New Mexico, con Norman Petty.  El famoso tema "Wheels"  salió en 1960 y se convirtió en un éxito en 1961. Se situó entre los diez primeros puestos de la lista Americana  y británica llegando a vender más de un millón de ejemplares consiguiendo ser disco de oro.  Warwick Records  compró los derechos de autor y fue versionado por muchos como el  “Wheels Cha-Cha", en clave latina,  de Joe Loss. Grabaron otros temas como  "Brass Buttons", "Should I" o "Replica".  En 1961 firmaron con Dot Records y en 1968 sacaron el álbum “Wide World Hits” para Atco al que siguió otro single con los temas “Popi / Places I Remember “.

The String A Longs
Keith también escribió el tema  "Sugar Shack" con su tía Fay Voss, que fue grabado por Jimmy Gilmer and the Fireballs llegando a vender un millón de copias en los Estados Unidos en 1963. Fue la canción que más se vendió ese año y estuvo cinco semanas en el número 1. También coescribió con Glynn Thames, y Juanita Jordan el siguiente single "Daisy Petal Pickin'", también de 1963, para Jimmy Gilmer, llegando a puestos altos de las listas de los USA y de Australia. 

Documentos sonoros: 

"For You", tema de rockabilly de 1958 de los los Rock and Rollers donde militaba Keith McCormack. 



"Wheels", gran éxito de 1961 a cargo de los String A Longs, grupo en el que tocaba la guitarra rítmica el difunto Keith McCormack. 


Keith también escribió el tema  "Sugar Shack" con su tía Fay Voss, que fue grabado por Jimmy Gilmer and the Fireballs llegando a vender un millón de copias en los Estados Unidos en 1963. 


martes, 14 de abril de 2015

Nos deja Percy Sledge, cantante y compositor de R&B y soul

Percy Sledge
Percy Sledge nació en Leighton, Alabama, el 25 de noviembre de 1941 y falleció en Baton Rouge, Lousiana el 14 de abril de 2015 a consecuencia del cáncer que padecía según informó su agente Steve Green a los medios de comunicación.  Famoso por su tema  “When a man loves a woman”  de 1966, fue un gran cantante y compositor de R&B y soul, siendo uno de los pioneros en mezclarlo con la esencia del country.  Continuaba en activo y seguñia cnatnado pese haber sido operado en 2014 para atajar el cáncer de hígado que padecía.

Percy Sledge 
Percy empezó trabajando de joven en tareas agrícolas en los campos de algodón de Alabama hasta que consiguió un trabajo como camillero, celador en el Hospital de Sheffield en el condado de Colbert.  A mediados de los sesenta estuvo cantando en el combo Esquires los fines de semana mientras que, durante la semana, trabajaba en el hospital.  Un productor y Dj amigo, llamado Quin Ivy, le invitó a grabar en su estudio Norala Sounds en Muscle Shoals creado con Rick Hall. Esa grabación le garantizó un contrato con Atlantic. Su voz era perfecta para cantar las baladas que producían Ivy y Marlin Greene, que el crítico Dave Marsh llamaba "emotional classics for romantics of all ages". Allí grabó su primer éxito, la famosa canción “When a man loves a woman”, inspirada en su vida, en la que habla de una mujer que le abandonó por otro.  Le ayudaron el bajista Calvin Lewis y el organista  Andrew Wright a quienes cedió los derechos. Percy explicaba en algunas entrevistas que había pensado la música mientras trabajaba en los campos y que cuando entró a grabarla estaba temblando como un flan.  Llegó al número uno en los Estados Unidos con enorme repercusión en Inglaterra, llagando a disco de oro editado por Atlantic records.  Le siguieron otros grandes temas como “Warm and Tender Love” (1966), “It Tears Me Up (1966)”,  la version del " Love Me Tender " (1967), "Cover Me" (1967), “Out of Left Field” (1967), "My special Prayer" (1967) y “Take Time to Know Her” (1968).

Percy Sledge
Durante los setenta grabó "Ain't No Sunshine" (1973) y "I'll Be Your Everything" (1974)  llegando a tener mucho éxito en Alemania, Holanda y Sudáfrica. En los ochenta volvió  a ser muy famoso gracias al uso publicitario de su emblemático tema versionado por otros cantantes mediáticos. En 1994 Saul Davis y Barry Goldberg produjeron su Nuevo album “Blue Night” para  Philippe Le Bras' Sky Ranch label y Virgin Records .  En 2004 volvieron a producirle el disco “Shining Through the Rain” interpretando canciones escritas por Mikael Rickfors , Steve Earle , The Bee Gees , Carla Olson , Denny Freeman , Allan Clarke and Jackie Lomax . Al año siguiente entró a formar parte del Salón de la Fama del Rock and Roll.   En 2014 le intervinieron por el cáncer de hígado que le aquejaba y volvió a los escenarios.

Documentos sonoros: 

“When a man loves a woman” (1966) pasó de ser una melodía que Percy Sledge tarareaba mientras trabajaba en el campo a todo un número uno en las listas americanas con enorme repercusión mundial dirante varias décadas. 


"My Special Prayer", tema de finales de los sesenta en los que Percy Sledge mezclaba, con elegancia y emotividad, el soul con el country y el gospel. 


Queremos fardar, flipar y reirnos de todo con la descomunal “Basura Blanca” de las Islas Marshall

Portada
Las Marshall son unas islas tropicales situadas en el Océano Pacífico formadas por grupos de arrecifes, islotes y atolones, como el famoso Bikini: un campo de pruebas nucleares de los Estados Unidos,  quienes hicieron estallar allí nada menos que 20 bombas de hidrógeno y atómicas entre 1946 y 1958 no sin antes expulsar a la población indígena de los alrededores. También usaron la laguna como cementerio de barcos de guerra y vertieron residuos tóxicos, entre otras barbaridades ecológicas y humanitarias hasta que finalmente  en 1986 este antiguo territorio en fideicomiso, se convirtió en autónomo, en libre asociación con los yanquis quienes pasaron a encargarse de su política de defensa y asuntos exteriores hasta su independencia en 1991.  A cambio de tanto atropello radioactivo, las autoridades isleñas recibieron mucha pasta en forma de varios  millones de dólares.  Hoy en día, las Marshall acogen una cantidad ingente de turistas que practican buceo y snorkeling, disfrutan de sus paradisiacas playas, se alojan en hoteles de lujo, e incluso celebran  el Día del Recuerdo de las Víctimas de la Bomba Nuclear, cada primero de marzo al tiempo que continúan con su batalla legal para que los países cumplan con la obligación del anhelado desarme radioactivo.  ¡Qué mejor destino, pues, para nuestro  querido “Ieio Tropical”, famoso personaje de la Moto de Fernan, quizá exhausto de su Benidorm natal, pueda pasar unos días de vacaciones en ese gran cementerio de “basura blanca”, que así se titula el descomunal disco con el que debutan este dúo de rock and roll llamado precisamente Islas Marshall.  Un álbum que se meterá dentro de tu cuerpo para que puedas flipar y reírte de todo por gentileza de cinco espléndidas discográficas:  A Wamba Records, Delia Records, Devil Records, Monasterio de Cultura y Rufus Recordings.      

Trayectoria 

Foto de su facebook
Islas Marshall son un proyecto residente en Madrid, creado por Nacho Castañón (guitarra y voz) de los extintos The Awesome J'Haybers, responsable también de su One Hand Man´s Band, más Cristian “El Grasas” (batería y voces) de la Moto de Fernan, ambos originarios de la prolífica escena de rock and roll beniyorquesa.  “Basura Blanca” fue grabado en mayo de 2013 en los Subsonic Studios de Madrid por Antonio Pérez e Iván González “Chapo” quien también se encargó de la mezcla con ayuda del dúo. El diseño de portada es de Fernando Díaz y la maquetación de Manuel V. Delia. En la carátula se puede ver una variación del escudo de las Islas Marshall. La  figura del pájaro central que se aprecia en el distintivo del país se convierte en un mesías alado que bajo el sol levita sobre una carta marina con un barco y una isla al fondo más el año de grabación del disco a sus pies. 

Bandera de las Islas Marshall
Por lo que se refiere a la contraportada, figura la bandera del mencionado estado insular, sobre la que podemos leer los créditos del disco y el título de las canciones.  La franja ascendente colocada en diagonal representa el ecuador. La estrella blanca situada en la parte superior de la bandera simboliza el archipiélago situado en el Hemisferio Norte.  Los colores naranja representa el coraje y el  blanco la paz así como las dos cadenas de islas del archipiélago: Ratak Chain (Cadena Amanacer)  y Ralik Chain (Cadena Atardecer).  La estrella blanca posee veinticuatro puntas, una por cada distrito electoral del país. 

Foto: Marta Sandiego. En el estudio. 
Para la grabación del disco participaron: Antonio Pérez aportando coros en “Indestructible”; Robertez (Motociclón) quien toca la harmónica en “Iaio Tropical”; Miguel Ayuso con su saxo en “Cabeza De Vaca” y “Manifiesto I. Marshall”; Iván González “Chapo” a la guitarra en “Indestructible” y  el bajo en “Shrimp Blues”; y Mario Zamora al sintetizador en “Cabeza De Vaca” y “Enséñame La Pasta”, canción en la que Pilar Crespo toca el violín. 

Las canciones

El disco contiene once temas de los cuales, nueve son propios y dos versiones: del conocido  “Iaio Tropical” de la Moto de Fernan, y el “What I’d Say” de Ray Charles.  Se abre con “Enseñame la pasta”, canción combativa y bailable en la que el dúo, con inusual ayuda de una violinista que aporta una sonoridad peculiar y muy enriquecedora, más sintetizador,  consiguen una mezcolanza cautivadora de música negra, algo experimental, incluso psicodélica, con detalles punks y letra consumista-surrealista.  Le sigue  “Mola un huevo”, con su persistente riff de blues agresivo acompañado por bombo y caja irreductibles como acompañamiento de esa mencionada frase principal. Cambios de dinámica rítmica e idioma, al inglés, nos atrapan en un gigantesco juego de hard funk blues.   

Foto de su facebook
A continuación nos presentan su versión del “Iaio tropical”. El tema original está incluido en el Ep “Vuelta al mono” de la Moto de Fernan, editado en 2014 por Rufus recordings.  Como bien sabrás, cierra ese gran sencillo del que puedes leer nuestra reseña aquí.  El cover de las Islas Marshall convierte este grandioso despiporre de punk, crítico con el universo playero, en una descarga inusitada de blues agrio con fascinante harmónica cambiando el tratamiento rítmico y los riffs de sustento aportando una visión nueva ciertamente exquisita.  Tras ella, otra  adaptación, en este caso del “What’d I Say” de Ray Charles. Islas Marshall consigue convertir un legendario himno negro en pura basura blanca con un atractivo ruidoso innegable que le confiere una fuerza fascinante. La original fue grabada en febrero de 1959, y fue considerada por la discográfica Atlantic, “demasiado atrevida y larga”. Islas Marshall soluciona, con auténtica destreza, la segunda pega del sello pasando de los más de seis minutos originales a los poco más de dos y medio, consiguiendo de este modo que el mítico tema se amolde a la perfección a su cosmos energético de blues desaforado.   

Foto de su facebook
Con “Cabeza de Vaca” nos inundan la mente con una secuencia monumental  de riffs de guitarras. Una auténtica tormenta de fuego entre voces siniestras y ritmos descerrajados que nos llevan hasta la entrada alocada del saxo mientras “el agua del río se tiñe se rojo y la luz de la luna se apaga entre gritos y llantos”. Cierra la cara A ese “Shrimp Blues” que nace de la distorsión para adentrarse en el blues más cavernoso hasta desembocar en una hábil distribución rítmica en la que batería y guitarra se persiguen por lo largo y ancho del tema con acompañamiento meticuloso de bajo hasta perderse antes de los compases finales de percusión tribal. 

Empieza la cara B con la muy bien titulada “Indestructible”,  tema de hard blues con juegos extraordinarios entre melodía y distorsión, entre golpes de batería y una voz principal que nos recuerda que es “indestructible, nena…”. Punteos sugerentes entre complementos bluseros y toques psicodélicos de unas guitarras inspiradísimas, con aportación estelar de bajo, consiguen uno de nuestros temas favoritos.  El crescendo final es apoteósico y nos deja absolutamente anonadas dispuestos a removernos con lujuria entre la “Basura Blanca”, que así se titula el siguiente  corte.  De nuevo, Islas Marshall nos ofrecen una lección de rock ácido rompiendo la barrera del sonido a base de ritmos y guitarras desenfrenadas creando espirales suicidas entre cambios increíbles.  De este modo nos procuran un desfase de temas principales operando con locura y agresividad, entre carreras con meta con premio en el mismo infierno.  

Periwhat fotos.
Y tras esa tremenda algarabía de sonido, nos ofrecen el tema que les da nombre. Una Islas Marshall a base de guitarras metálicas acompañadas por una batería incesante.  Un par de escasos minutos que condensan toda la rabia y la habilidad de este dúo para mantener alto el listón de un disco de canciones fabulosas como ese siguiente “Manifiesto I. Marshall” en el que la carrera hacia el abismo viene acompañada de sucesivas andanadas de guitarra, batería, que culminan en unos compases obsesivos con los que crean una tensión indescriptible. Ha llegado el momento idóneo para la lectura del manifiesto: “Hubo un día en el que el cielo fue azul. Un día en el que el horizonte y el mar fundieron sus brazos, bajo el calor del sol. La música sonaba por las calles y los jóvenes hacían el amor. No hemos olvidado ese día. Hoy es ese día. Hemos llegado hasta aquí y tenemos claro nuestro fin: Queremos flipar…Joder la mente… Queremos follar en la calle…Nos mola fardar… Esa es nuestra política, es nuestra vida. Queremos reírnos de todo. Fardar!!!”. 
En los últimos surcos del disco nos ofrecen “Dentro de tu cuerpo”  con arranque cosmológico, ritmo de blues, guitarras generosas nada previsibles pisando el acelerador entre “ángeles del fuego volando por la habituación”. Descargas de slide y fuzz que nos llaman la atención y nos quitan el aliento mientras “juegan con mi corazón”. Acaba el disco con una versión instrumental de “Enséñame la pasta”, un colofón ideal en el que vuelve a brillar un violín magnífico, efectos incluidos, y ritmos ancestrales  para un disco que, con cada nueva escucha, conseguirá convertirte en acérrimo fan de unas Islas Marshall en plena efervescencia creativa, entre la locura y la visceralidad más genuina.                    
Reflexión final 
En la parte inferior del escudo de la República de las islas Marshall está escrito en marshalés “Jepilpin ke Ejukaan”  que en español significa “Logro por medio del esfuerzo conjunto”. En realidad, esa misma proclama podría haber figurado perfectamente en la carátula del disco de debut de este potente dúo;  sin embargo ellos han preferido que conste el título genérico del disco:  una “Basura blanca”, más la fecha en números latinos. Quizá tenga algo que ver con la mierda nuclear que los americanos dejaron en las islas a base de ensayos de las bombas atómicas aunque creo que resulta más extrapolable a la gran inmundicia de este orden mundial que nos impide “fardar, reír y flipar” a nuestras anchas tal y como se reivindica en el manifiesto antes mencionado. Sin duda, este álbum es sorprendente en todos los sentidos:  desde el tratamiento guarro y atropellado del blues, con detalles oscuros y psicodélicos,  hasta el mismo nombre escogido por el grupo pasando por las proclamas, entre lúdicas y esotéricas, de sus desquiciadas canciones.  Se trata de un trabajo, a mi juicio, verdaderamente excepcional cuya aparente sencillez permite que resalte en  su máximo apogeo su esperpéntico  pero cautivador tratamiento musical tanto por sus aspectos irreverentes como meramente imaginativos y divinos.  Así que, para acabar con esta reseña, nada mejor que otras palabras en marshalés:  "Men  Otemjej  Rej Ilo Bein Anij”. Una sentencia que se puede leer en la bandera del castigado atolón Bikini para recordar las palabras que el líder bikiniano, Juda, dijo al comodoro estadounidense Ben Wyatt, cuando el yanqui ordenó a los pobladores que cedieran sus islas para las jodidas pruebas nucleares por “el bien de toda la humanidad”.  Pues bien, esas palabras fueron, traducidas al castellano: "Todo está en las manos de Dios", y nos vienen de perlas para entender el papel de ese personaje divino y alado que reina sobre la “Basura Blanca” en el centro del disco de debut de este gran dúo llamado Islas Marshall.      

Nota: Puedes escuchar los temas en el bandcamp y comprar una copia del disco por internet, antes de que se agoten en cualquiera de las discográfias mencionadas como la extroardinaria Rufus recordings, suministradora oficial de rock and roll para el Magic Pop. 

Fallece el cantante Ronnie Carroll

Ronnie Carroll
Ronnie Carroll nació con el nombre de Ronald Cleghorn en Roslyn Street, Belfast, Irlanda del Norte, el  18 de agosto de 1934 y falleció el 13 de abril de 2015. Cantante de pop y variedades, representó a Inglaterra en el festival de Eurovisión en un par de ocasiones, siendo el único en repetir. Grabó varios sencillos para Philips desde finales de los cincuenta a mediados de los sesenta. Tras trabajar como cantante en cruceros en los setenta, durante los noventa se dedicó a la política. Carroll fue uno de los tantos cantantes británicos de gran voz que fueron desbancados por el éxito de los Beatles hasta prácticamente desaparecer del mundo del espectáculo.   

Ronnie Carroll
Ronnie empezó su carrera cantando en sesiones de cabaret y variedades en Belfast donde conoció a su esposa Millicent Martin, actriz y cantante británica, con la que se casó en  1959. Martin tuvo éxito en un programa de televisión llamado “That was the week that was” y por ello se desplazaron a Londres.  Ronnie firmó en 1956 con la discográfica Philips con los que debutó con el single “My Believing Heart/ Last Live” al que siguió el más exitoso  “Walk hand in hand” y el tema “The wisdom of a fool”.  

En 1960 se presentó a la preselección británica para Eurovisión con el tema “Girl with a curl”. Llegó a la final pero no fue elegido. Dos años después lo consiguió con la canción “Ring-a-ding girl” con la que quedó en cuarta posición eurovisiva en el año 1962. En ese mismo año tendría su mayor éxito con el sencillo “Roses are red (My love)/ Wishing star” y en 1963 vuelve a representar a Inglaterra en Eurovisión con “Say wonderful things”, de nuevo consiguiendo el cuarto puesto.  Se convirtió en el único cantante que ha representado dos veces a Inglaterra. 

Ronnie Carroll
Con la llegada del éxito de los Beatles, Ronnie grabaría su último disco en 1964 con la canción “Dear heart” y en 1965 interpretaría el papel de sí mismo en la película “Man in the Dark”.  Le seguirían años de poca repercusión, divorcio incluido.  Ya en los setenta, abandonada la carrera musical, fracasó en varios negocios en el Caribe y trabajó como cantante de crucero, en  barcos como el Queen Elizabeth-II,  con la Ronnie Carroll Orchestra en la que estuvo también el pianista John Marcangelo.
Desde finales de los noventa hasta la década de los dos mil se presentó , durante los años 1997, 2005 y 2008, a las elecciones británicas con partidos como el Vote For Yourself Rainbow Dream Ticket Party y el Make Politicians History. En el año 2005 sacaría un álbum en recuerdo de los viejos tiempos con el título “Back on song”.  Al año siguiente colaboraría en algunos directos con la banda de jazz del saxofonista, Gilad Atzmon Quartet. 

Documento sonoro:

Bonito tema de popcorn a cargo de Ronnie Carroll con el título de "Please tell me your name", cara B de un single de 1963 con "Say Wonderful things".  


viernes, 10 de abril de 2015

Fallece Tut Taylor, uno de los grandes del bluegrass

Tut Taylor
Robert Arthur "Tut" Taylor, Sr. nació en Milledgeville, Georgia, el 20 de noviembre de 1923 y falleció el 9 de abril de 2015 en North Wilkesboro, Carolina del Norte.  Prestigioso músico de bluegrass tocaba el dobro, la mandolina y el banjo.  Grabó con los Folkswingers, debutó como solista a mediados de los sesenta, y tocó con los Kentucky Colonels,  la  Dixie Gentlemen y la  John Hartford's Aero-Plain band. También ganó un Grammy por su trabajo en el recopilatorio "The Great Dobro Sessions" de 1994. Tut Taylor no era un músico muy conocido pero era enromemente respetado por sus compañeros por su destreza isnturmental y su gran creatividad compositiva.

1968. Tut Taylor a la derecha.
Taylor tocaba el banjo y la mandolina siendo un niño, y a los 14 años empezó a manejar el dobro con gran soltura con el sistema del flatpicking, o sea con púa, tal y como tocaba la mandolina.  En los sesenta colaboró con los Folkswingers con los que sacó tres discos como “12 string dobro” con World Pacific en 1964. En los Folkswingers estaban también otros grandes músicos como Doug y Rob Dillar al banjo y guitarra, Dean Webb al bajo y Glen Campbell a la guitarra de 12 cuerdas. Debutó como solista en 1964 acompañado del guitarrista Clarence White con el disco  “Dobro country” en 1964. Formaban parte de la banda: Billy Ray al banjo, Roland White a la mandolina  y  Victor Gaskin al bajo.  En esa década tocó también con el gran Bill Monroe, la banda Kentucky Colonels, la Dixie Gentlemen y la de John Hartford's Aero-Plain band. 

Tut Taylor
Años más tarde montó un local en Nashville, Tennessee donde en los setenta  cofundó la tienda de instrumentos GTR   poco después de lanzar otro álbum en solitario con el título de “Friar Tut” para Rounder records. Le acompañaban Sam Bush a la mandolina, Daniel Taylor a la guitarra, Norman Blake a la guitarra y mandolina.  Tambiñen cofundó el famoso salón Old Time Pickin’, un lugar en Nashville donde se celebran actuaciones de bluegrass.  En 1975 sacó otros disco llamado “The Old Post Office” seguido de “Dobrolic Plectoral Society” en 1976. Después se dedicó hasta su jubilación de dirigir la Tut Taylor's General Store en Nashville.

En los premios Grammy de 1995, fue galardonado al Mejor Álbum de Bluegrass por su trabajo en The Great Dobro Sessions, recopilatorio de 10 grandes del dobro que produjo con Jerry Douglas.  Taylor aporta un par de temas titulados “Little Green Pill #2” y “Lonesome Dobro”.  
Documentos sonoros: 

"Tut" Taylor a la mandolina en el tema "Ruff'n' ready" incluido en su disco de 1976, “Dobrolic Plectoral Society”.  


"Tut" Taylor intepreta “Lonesome Dobro”, canción incluida en el recopilatorio de 1994 por el que ganó un Grammy al año siguiente