martes, 18 de febrero de 2014

Fallece Gwen Avery, cantante de gospel, soul y blues

Gwen Avery murió el pasado 31 de enero de 2014 a los 71 años de edad en un hospital de Santa Rosa (California) a consecuencia de las complicaciones posteriores a una intervención quirúrgica. Era una cantante, pianista y compositora de blues, soul y gospel, autora de un gran tema llamado “Sugar Mama” que editó en un single la compañía discográfica Olivia Records, un sello californiano de los setenta dirigido por mujeres, y que se incluyó en su colección titulada "Lesbian Concentrate", una antología publicada en 1977 con canciones y poemas de artistas lesbianas.    

Gwen nació en Verona, Pensilvania, y se crió en los Juke Joint donde aprendió el arte de los trovadores negros que cantaban canciones de amor con un enorme talento frustrado por la segregación y el horrible legado del racismo en América.  Fue una luchadora por los derechos civiles, y en especial en favor del feminismo y la libertad sexual, así como por la reivindicación del gran papel de las mujeres negras en la música americana. Participó en el concierto que, el 31 de diciembre de 1975, se celebró en la prisión para mujeres de San Bruno (California) en el que actuaron, entre otras, Diane Ramsay, Pat Parker, Chris Williamson. Gwen cantó los temas "Change" y "On my Way". El concierto se recogió en un disco con el título de "Any Woman's Blues".     

Grabó el tema “Sugar Mama”, cantando y tocando el piano, acompañada por Diane Lindsay al bajo y Linda Tillery a la batería. Se recogió en el mencionado disco recopilatorio de Olivia, "Lesbian concentrate" en el que también aportaron temas Pat Parker, Chris Williamson, entre otras. Estaba previsto que editara un álbum en solitario en 1978 pero ese trabajo discográfico no vio la luz hasta el año 2001.

Estuvo de gira con Linda Tillery y Mary Watkins más la poeta Pat Parker en el Varied Voices of Black Women Tour, de 1978, considerado como una de las actividades musicales más destacadas del feminismo afroamericano.  Tillery y Walkins eran dos de las estrellas de Olivia, un  sello dirigido por un colectivo feminista en régimen de cooperativa. Surgió a principios de los setenta en Washington y al poco tiempo se trasladaría a la Bahía de San Francisco. En los créditos de sus álbumes incluían la siguiente declaración de principios:

"Olivia Records es una compañía de discos de mujeres. Nuestro propósito es hacer llegar al público música de calidad hecha por mujeres, dar a las mujeres acceso a la industria del disco, ofrecer aprendizaje técnico, musical y en otras facetas relacionadas con la industria musical, ofrecer trabajos decentemente pagados y en condiciones no opresivas. Todo el dinero generado con la venta de nuestros discos y donaciones será empleado en la compra de nuestro propio estudio de grabación, la producción de nuevos discos y los salarios de las mujeres implicadas en Olivia Records. Las propietarias de la compañía son las trabajadoras"

Gwen Avery sequía actuando, cantando blues y gospel, en la Russian River, en el condado de Sonoma (California), especialmente en Guerneville donde tienen previsto rendirle varios homenajes.

Documento sonoro: 

"Sugar Mama" tema de Gwen Avery editado por el sello Olivia en 1977.

No hay comentarios:

Publicar un comentario