lunes, 18 de agosto de 2014

Brighton 64 recopila en “Fotos del Ayer” cinco años de canciones que marcaron la escena mod estatal

Portada "Fotos del Ayer"
El sello BCore ha editado este 2014 un recopilatorio en vinilo con el título de “Fotos del Ayer” que contiene catorce canciones del repertorio de los Brighton 64 grabadas entre diciembre de 1982 y mayo de 1987. Coordinado por el escritor Kiko Amat, el excelente compilado  ha contado con el beneplácito de los hermanos Gil, factótums principales de esta banda barcelonesa, aún en activo, y referente de la escena mod estatal.  El disco no solo cuenta con una excelente selección de himnos atemporales sino que completa anteriores selecciones con temas incluidos en el Ep “La casa de la bomba” (1986) y en el Lp “El problema es la edad” (1987), ambos editados por EMI. Masterizado de forma magnífica por Víctor García en Ultramarinos, cuenta con un atractivo arte gráfico a cargo de Hamo Studio. Se incluyen curiosas como emotivas fotos realizadas, entre otros, por el añorado Alfredo Calonge, ya sea en el encarte como en un fanzine que también recoge imágenes de entradas, facturas, detalles de partituras, letras de canciones como "Brighton Mods 64", que ilustran varios artículos de opinión actuales firmados por otros grandes músicos y escritores como son Carles Estrada, Miriea Cardeña, Ramon Faura, Álex Cooper, Miqui Otero, Carlos Zanón, Miqui Puig, Felipe, Fernando Muñiz, y Alberto Salmerón.

Trayectoria

Brighton 64. Inicios. 
Los primeros Brighton 64 eran los hermanos Gil, Albert y Ricky, más Toni Hernández y Daniel Cros, que fue su primer cantante. La primera grabación fue un EP titulado “Barcelona Blues” (Flor y nata, 1983, reeditado por Bip Bip Records en 2009), con Ricky ya cantando y al bajo, más Albert a la guitarra rítmica, Toni a la batería y Carles Nadal a la guitarra que dejaría la banda. Los hermanos Gil montaron una banda paralela llamada Los Novios, en la que junto a la vocalista María, estaba a la batería Andreu Verdú (Killwatts, Kamenbert). Con Andreu, los Brighton graban el sencillo “Deja de tocar a mi Chica” (Flor y nata, 1983, reeditado por Bip Bip records en 2009). Tras la marcha de éste, entra Tino Peralbo y se constituye la formación más estable del grupo con la que sacan “Haz el Amor” (Twins, 1985) y con Jordi Fontich (teclados), el popular maxi “La Casa de la Bomba” (EMI, 1986), antes del también venerado LP “El Problema es la Edad” (EMI, 1987). Aumentarían su formación hasta convertirse en un sexteto y crearían una banda de versiones llamada Los 4 Fabulosos.

Brighton 64. Foto: Eva Segura 
Tras problemas con la discográfica, que no les promocionan como es debido, entre otras situaciones personales, los hermanos Gil cierran a finales de ese 1987 el proyecto Brighton 64 y forman Los Brigatones, para luego llamarse Matamala hasta los albores de la década de 2000.  Es entonces cuando al finiquitar Matamala, separan sus carreras.  Albert fundaría Rivolta y después Chest mientras que Ricky crearía Maximum Ricky, Top Models, más el proyecto radiofónico y musical “Hipopòtam a Botafogo” y escribiría un magnífico libro llamado “Bola y Cadena. 20 años de explosión Mod” (Editorial Milenio 2003) donde se explica con pelos y señales la historia de los Brighton 64. Antes, en los noventa, montaron un sello propio llamado Al.leuia que posteriormente pasó a ser Bip Bip Records con la siguiente década. Esta discográfica, dirigida por Albert con la colaboración de Pol Fontini, cerraria en 2011. Albert también creaba una banda con el nombre de Pista Lliure mientras iba perfilando su faceta como escritor de la que ya conocemos un par de obras: “Pista Lliure” (Pagès editors 2010) y “El Cas del Serrell” (Editorial Base 2012). La última formación de Top Models incluía a los dos hermanos Gil, Pol y una teclista llamada Agnès. Por su parte, Tino Peralbo formó parte de proyectos como Steve & The Hooligans, Groom y Tino & Culpables. Jordi Fontich estuvo en los Brigatones y tocó el piano con varias formaciones.
Brighton 64. "Barcelona Blues".

La banda celebraba en 2011 su 30 aniversario con una exitosa gira por varios puntos del Estado. Un año antes, Bip Bip records  recuperaba la actuación del 17 de marzo de 1987 en la Studio 54 de Barcelona, celebrada durante la fiesta anual de entrega de los premios de Radio 3. Esa noche, Los Negativos, insigne grupo de psicodelia pop de Barcelona, recogía el premio al grupo revelación y Brighton 64 el de la mejor canción del año por “La casa de la bomba”. Las dos bandas laureadas, con los votos de los oyentes, tocaron cuatro canciones ante un público entregado. El disco de Brighton 64 incluye los temas “La calle 46”, “Bola y cadena”, “Igual nos da igual” y “La casa de la bomba”.

Grabando "Deja de tocar a mi chica" 
Por otra parte, cabe recordar que en el año 2000 Bip Bip Records editó el disco de Brighton 64 "Explosión juvenil en directo - 1986-1987" con 15 canciones procedentes de dos conciertos del grupo, en Salle Romeau de Lyon (Francia) el 7 de mayo de 1986 y en la Recta de L'Estadi (Barcelona) el 24 de septiembre de 1987. Coincidiendo con el disco, hubo una reunión de la formación más estable de Brighton 64, o sea Albert, Ricky, Jordi y Tino, a finales del año 2000, incluido un concierto en el Purple Weekend de León. Volverían a tocar juntos en 2006.

En 2012 Bcore editaba “Esta vez va en serio”, la vuelta al estudio tras no hacerlo desde 1987. Contiene doce canciones, la mayoría de ellas compuestas especialmente para este disco como “Tu colección de discos raros”, “Solo hasta el final”, más dos de ellas interpretadas en catalán como “Quan baixis de l'avió” y “Notes al marge”, más otras compuestas en su primera época como “Banderas blancas” o “El día que yo me muera”. También han recogido la versión del tema de los Kinks de 1964, “Just Can't Go To Sleep” que tocaban en los míticos directos del Boira y el Montserrat con el título de “No puedo ir a dormir”.  De este disco, te invitamos a leer una amplia reseña en el blog del Magic Pop.

Las “Fotos del Ayer”

Detalles del recopilatorio
El recopilatorio arranca mediante esa mítica “Casa de la Bomba” con su inolvidable melodía arropada por riffs de guitarra viscerales, a los que se añaden  momentos impresionantes de órgano para configurar uno de sus más memorables temas. Todo un emblema de la banda que precede a “Llueve en mi corazón”, otra canción del maxi de Emi de 1986, con su poderosa concepción melódica acrecentada por arreglos de metales a cargo de Antonio Ramos a la trompeta y Antonio Moltó al saxo, que nos lleva a “La próxima vez”, canción incluida en su primer álbum de 1985 para Twins, “Haz el Amor”. Sin lugar a dudas, una magistral composición de excitante power pop que antecede a “Conflicto”, otro gran corte de ese primer disco en el que destaca un extraordinario diálogo de bajo, guitarra, con ayuda de Robert Grima,  más un bonito coro femenino de María Rodríguez-Rey y metales altamente sugerentes a cargo de Iñaki Gaztelu al saxo, Iosu Bataller al trombón, e Iñaki Gracia a la trompeta. Sigue el compilado  con “No volverán”, cara B del single de 1983 para Flor y Nata, “Deja de tocar a mi chica”. Canción ésta más punk con ese milimetrado ritmo acelerado, dotada de coros de puño en alto, y una excelente parte instrumental central que genera una pasión penetrante. Una secuencia musical ideal para situarnos frente a su legendaria “Barcelona Blues”, con guiño al Taxman y Start!, del Ep para Flor y Nata editado en 1983. En este caso, resulta sensacional ese tempo de R&B con guitarra alocada y batería anfetamínica con las que musicalizan la relación de un joven mod con la capital catalana que, en esos años, aún no había sucumbido a la fiebre olímpica, turística y de diseño mediterráneo.   Acaba la cara A con “La Calle 46”, otro tema de su segundo álbum, con ese tremendo arreglo soul altamente convincente con extraordinaria aportación del saxo a cargo de Raul Lázaro y Daniel Nel·lo, más teclados y esos juegos de voces de Gemma Linares y Lis Miquel. Todos juntos logran concebir un combinado de melodía y rítmica contagiosa e inolvidable.
             
Los hermanos Gil. Foto: Xavi Mercadé. 
La cara B se inicia con otro himno generacional, “El mejor Cocktail” que cerraba el maxi de “La Casa de la Bomba”. Toques iniciales de metales latinos preludian una de sus letras más coreadas por los fans de todas las épocas. Un tema cuya energía desbordante se expande mediante una elegante onda bailable, y que está intrínsecamente unido a esa “Canción del Trabajo (bola y cadena)”, sin duda otro de sus temas archiconocidos, también incluido en el mismo disco de Emi de 1987 y que tituló, como sabes, un libro autobiográfico de Ricky Gil de 2003. Una canción en la que las guitarras recuperan su ímpetu de R&B, entre maldiciones, sinceridad y actitud a raudales, apoyadas por unos momentos estelares de metales con Ramos y Moltó. Tras su vigoroso ritmo, nos deleitan con “En mi ciudad”, tema de destacable melodía  pop que nunca fue editado hasta que fue recuperado por Al.leluia en su recopilatorio de 1993.

la Casa de la Bomba. Foto: Tuli Márquez de la Nogal 
Sigue el recopilatorio con “Explosión juvenil # 17”, canción del Lp “Haz el amor” con descarga de guitarras “garajeras” y toques de after punk. Otro de sus emblemas sonoros en el que los sueños, la revolución personal y los anhelos vitales se mezclan con rabia y determinación existencial. El lisérgico órgano de “La carne mata el hambre” marca el principio de una canción incluida en el “Problema es la Edad”. Tema con emocionantes solos de saxo y guitarra delimitados ambos por un ritmo ardiente, más coros de soul, entre baterías tribales y un riff que como el whisky logran aminorar esa sed imperiosa de divertirse a raudales. A continuación, nos agasajan con el tema que da nombre al recopilatorio, “Fotos del Ayer”,  versión de los Negativos. Otra exquisitez rítmica y melódica, incluida en su primer álbum de 1985. Una canción que llega a nuestros corazones con una precisión encomiable mientras invita a moverse al compás de esas guitarras envolventes delimitadas por un ritmo enérgico y un bajo incisivo. Acaba el disco con “Ponte en mancha para mí”, últimos acordes de empatía con un mundo en el que la dulce espera para obtener el merecido reconocimiento empezaba a hacerse demasiado larga. 
   
Reflexión final

Brighton 64. Foto: Tuli Márquez de la Nogal. Primera etapa.
Los Brighton 64 han tenido durante su larga trayectoria tantos detractores como fans incondicionales. Puede incluso que, en el pasado, fueran más los feroces críticos quienes no desperdiciaban la más insignificante ocasión para menospreciarles tanto por su militancia mod como por su supuesta falta de profesionalidad artística.  El debate estéril sobre su más o menos talento compositivo y destreza instrumental,  les ha perseguido de forma cansina.  Se han argumentado contra ellos  razones pretendidamente artísticas que obedecían a la envidia o la mera incomprensión, por no decir a la simple estupidez humana de aquel que disfruta haciendo daño sin criterio alguno.   

Brighton 64. Foto: Marc Serrats. 2000
Actualmente, me resulta curioso y chocante que hablen bien de ellos algunas personas, entre público, músicos y críticos que siguen escribiendo en medios donde se les vilipendiaba, a menudo, con poca fortuna  y animadversión ciertamente incomprensible.  Sin embargo, me alegro sinceramente del cambio. Con el tiempo, se ha producido un curioso trasvase de mentes obtusas hacia el bando de los que siempre hemos apreciado su música y esa actitud impecable que les caracteriza. Fans incondicionales a los que tanto sus primeros álbumes como su último trabajo “Esta vez va en serio” (Bcore 2012) nos siguen emocionando al tiempo que nos confirman que han sido y siguen siendo una de nuestras mejores bandas, más allá incluso de la escena supuestamente delimitada por y para los mods.  


Brighton 64. Foto: Mireia Eire. Actualidad 
Recopilatorios como éste no son, como algunos creen, una vuelta más a la manivela de  la máquina de los Gil para hacer dinero con sus canciones (ojala fuese tan generosa como algunos imaginan).  Las “Fotos del Ayer” son un auténtico álbum de joyas artísticas por varios motivos. En primer lugar, porque se trata de una recopilación muy cuidada, con excelente sonido y atractivo artwork.  Sin olvidarnos que en esa época, allá por los ochenta, no le resultaba a todo el mundo tan fácil conseguir los álbumes originales. Más allá del ámbito de la ciudad, era complicado adquirir una copia; ni tampoco teníamos el dinero suficiente como para comprar todo lo que nos gustaba. Así que, muchas de las canciones de los Brighton 64 las atesorábamos mediante grabaciones en casete que pasaban de mano en mano. Por eso me pareció muy necesaria la reedición de sus primeros singles en 2009 y por eso pienso ahora en 2014 que este recopilatorio en vinilo es otra genial idea. Durante los últimos meses y los próximos años, esta colección de "Fotos del Ayer” de Brighton 64 sonarán en la intimidad de mi vida adulta como la banda sonora ideal para recordar mi juventud con todas sus virtudes y defectos.    

Nota: Puedes escuchar las canciones en el Bandcamp o comprar el disco en la web de Bcore. Tambièn te invitamos a leer entrevistas, reseñas de conciertos y de discos de los Brighton 64 en su correspondiente sección el blog del Magic Pop.    

4 comentarios:

  1. Gran banda i gran recopilatori que per fi fa justícia a la seva història.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacte, Oriol, un bon treball molt acurat que fa justicia a la seva història.

      Eliminar
  2. Lo estoy escuchando ahora. No había profundizado en ellos más allá de un par de canciones emblemáticas así que este recopilatorio cae en el momento justo para mí y seguro que para muchos. Ya voy por la tercera vuelta (en mp3) y he decidido comprarlo para ponerlo en el plato a girar muchas veces más. Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Allan por tu comentario. Me alegro que te resulte un disco gratificante. No solo es un documento sonoro histórico de primera magnitud sino que sus canciones sigue aún hoy en día generando pasiones. Que lo disfrutes, saludos.

      Eliminar