martes, 18 de agosto de 2015

The Phantom Dragsters despliegan sus grandes poderes de instro surf en un disco para H-Records

Portada
El amigo Lluci Rostra de H-Records lleva muchos años en el negocio discográfico del rock and roll, desde sus dominios reusenses, y se ha convertido en toda una referencia del buen criterio dentro de este mundo musical ciertamente “underground”, sin eufemismos que  valgan, apto tan solo para valientes "quijotes" que, como él, acaban por conformarse, qué remedio, con obtener poco más que rendimiento emocional a sus fantásticas quimeras. En todo este tiempo ha perfeccionado un oído muy fino para diferenciar no solo la buena música  sino también para enfrascarse, sin pensarlo demasiado, en otra aventura más que amplíe su magnífico catálogo de bandas tan convincentes como estos Phantom Dragsters que queremos presentarte.  Creo no equivocarme al afirmar, que pocas cosas le resultan tan emocionantes como el descubrir a un nuevo grupo, que lo tenga absolutamente todo y bueno, como es el caso de este poderoso trio de Orense. Una banda con visos de convertirse en otra estrella más, y de las más brillantes, en el cielo irradiado de la actual escena del instro surf a nivel estatal, que es lo mismo que decir con amplitud universal.  Sello y combo acaban de sacar, en este 2015, un 12” con seis demoledoras canciones, a modo de mini Lp, donde los gallegos vuelcan sus ilusiones,  su experiencia, su intachable actitud, ese sonido tan extraordinario y una ganas irrefutables de lograr que disfrutemos a lo loco de sus súper poderes sonoros como héroes que son del surf’n’roll más vibrante enfundados en sus originales camisas rojas de “Dragsters”.     

Trayectoria 

The Phantom Drugsters. Foto de su facebook
The Phantom Dragsters se forman en Orense a finales de 2013 con los primeros ensayos. A  partir de abril de 2014, se presentan en directo. Ellos son Abraham Vila aka Abraham Nitro Bandit (batería), David Bangura aka David Lone Crusher (bajista) y Diego Atanes aka Diego String Breaker (guitarra).  El nombre escogido para el grupo proviene de la canción del mismo título incluida en el disco “Krla king of the wheels” de Bobby Fuller Four editado por Mustang en 1965.  Sus componentes proceden de bandas de la escena “garage” y punk rocker gallega. Han formado parte de combos como The Electic Tools, The Out Takes, The Lourditas, The Pigmalions o Bad Busted Cream, entre otras. En la actualidad, solo su bajista tiene un proyecto paralelo, un combo de punk que se llaman Three Dogs.

The Phantom Drugsters. Foto de su facebook

El disco se grabó entre septiembre y octubre de 2014 entre el estudio de Tooma Records con Marco Vázquez y el estudio del guitarrista de la banda, Diego, donde realizan las mezclas. El resultado son unos masters con un excelente sonido.  Uno de sus temas “Bikini Beach” es seleccionado para el recopilatorio de H Records  sobre instro surf y Lluci les propone la grabación de un disco.  Tras diversos avatares por lo que respecta al formato, sale el álbum en el mes de abril de 2015 en formato de 12”, vinilo rojo y una tirada de 300 ejemplares que están a punto de agotarse. La portada, con ese fantástica ilustración tan “garajera” y monstruosa de los componentes de este trio, más los detalles de la contraportada con los OVNIS llegando a una isla, es obra de David Bangura quien se encarga también de los carteles para anunciar los directos entre otros diseños para la banda. 

Las canciones 

The Phantom Drugsters. Foto de su facebook

El disco arranca con el audio de una escena de la película de Sergio Leone de 1966, “El bueno, el feo, y el malo” en la que los protagonistas comentan : "¿Sabes que tu cara se parece a la de uno que vale 2.000 dólares? - Sí, pero tú no te pareces al que los va a cobrar".  Inmejorable comienzo para ponernos en situación ambiental y recibir, con la máxima atención posible, otro espectacular diálogo de guitarras no menos fascinante, entre disparos, una ambientación sonora genial y una batería más bajo impecables. La solemnidad del momento deriva hacia un recorrido rítmico más enérgico,  en el que los tres componentes nos tumban con una sonora descarga de riffs muy bien definidos y un tempo medido con la precisión del revólver del gran Clint Eastwood. El tema crece hasta límites insospechados y explota en un acorde final que nos deja anonadados. Le sigue “The last wave” con una sucesión apabullante de punteos, trinos, y movimientos melódicos apasionados con los que nos embelesan, más de nuevo el acompañamiento impoluto de bajo y batería. Se aconseja escuchar éste, como el resto de temas, a un volumen considerable para que los matices nos empapen de su magnificencia con más intensidad si cabe.  Cierra la primera cara, el relajante sonido de las olas arribando a la playa de “Isla Tortuga” mientras los tambores y las guitarras sensuales desdibujan notas graves que reverberan  en el estómago. Una maravilla de canción, impecable de principio a fin, con sus momentos solistas muy bien compenetrados dentro del conjunto de los arreglos. De este modo crean momentos oníricos de una belleza que satisface con su capacidad de transmitir situaciones idílicas perfectas.

The Phantom Drugsters. Foto de su facebook
La cara B empieza con “Harem” que emerge con ese aire oriental facilitado por el sonido mágico del sitar. Sin caer en evidencias instrumentales forzadas, trenzan los arreglos con vibrantes trinos que nos arrastran con aires aflamencados hacia esos puntos melódicos culminantes con los que se definen los motivos principales. A continuación nos ofrecen ese “Bikini Beach”, rock and roll de manual, ideal para la pista de baile así como para cualquier banda sonora cinematográfica de persecuciones para una exquisita serie B.  Sus habilidades siguen anonadándonos de tal manera que las filigranas solistas no determinan, en absoluto, el peso de la canción sino que se complementan muy bien engrasadas con la melodía principal. Acaba el disco con la divertida y original versión de ese tema mítico de Raphael, “Mi gran noche”, (La voz de su amo 1967) cuya voz son capaces estos  gallegos  de adaptar al lenguaje de las guitarras instro, incluso yendo más allá de otras versiones memorables como la que en su día hicieron los colombianos Shain’s. Su lectura revitaliza el tema redimensionando los arreglos con un gusto exquisito, conservando la dulzura del original pero con una mano perfectamente reconocible del mejor sonido “drugsters”.     

Reflexión final

Phantom Drugsters. Foto de su faceboo.
Este excelente mini Lp, cuya tirada está casi agotada, resulta un aperitivo, eso sí, de  auténtico lujo, para surfear en el imaginario de los Phantom Dragsters.  El disco condensa sus grandes habilidades, su capacidad de sonar compenetrados, ese dominio compositivo tan propio, su picaresca en versionar con gusto temas conocidos, y ese conocimiento de causa de un género en el que siempre cuesta no dejarse llevar exclusivamente por los venerados clásicos. No es poco pero me atrevo a creer que aún queda muchísimo más por descubrir sobre los poderes de estos inspirados Phantom Dragsters. Tras oír el disco, con devota insistencia, creo que son una mina altamente rica en ideas y que su paulatina extracción, para disfrute de nuestra escena, colmará con creces  las expectativas de aquellos que ya les conocen pero también de otros tantos que aún no saben que son uno de sus grupos de cabecera.  Entre sus futuros proyectos figura el de volver al estudio después del verano para grabar un 7” de cuatro temas. Mientras tanto, será un auténtico placer surfear de forma incansable por los surcos de su disco de presentación, gracias una vez más, a ese gran Lluci  de H-Records siempre tan inspirado para ir sumando genialidades a su cantera discográfica tan novedosa como apasionante. 

Nota: Puedes escuchar algunas canciones en el bandcamp de H-records y adquitir una copia del disco, minetras queden, en la web de H-Records. Puedes leeer también una entrevista de Carlos Rego en Ruta 66 aquí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario