martes, 17 de noviembre de 2015

Toni Love redimensiona su seductor repertorio y abre una flamante etapa con la gran Dirty Band

Portada
Grabaciones Cowabunga está atesorando un extraordinario catálogo de grupos de rock and roll de la escena sevillana, con clara proyección internacional, de los que te hemos hablado ya en varias ocasiones en el Magic Pop. Sus más recientes ediciones siguen ubicándose dentro del amplio universo de las melodías penetrantes y los ritmos vigorosos creando espacios cautivadores en los que el hard rock se empapa de actitud punk y reminiscencias “garajeras”.  Entre esas descargas de pasión desaforada, figura por derecho propio, experiencia, y profusa capacidad de reinvención,  Toni Love  & The Dirty Bandnd. Para quienes no le conozcan, tan solo añadir que estamos refiriéndonos a uno de nuestros músicos más tenaces, Antonio León, un auténtico profesional que lleva varias décadas al frente de numerosos proyectos, a cuál de ellos más interesante, formando parte de bandas indispensables como Los Sentíos y recreando sus atractivas canciones con arreglos imaginativos y emocionantes.  Para muestra  de su gran talento, sirva este mini Lp que acaba de sacar al mercado discográfico este 2015 con el título de "Yeah Ouh!" y que contiene canciones propias, la mayoría  recuperadas de sus anteriores bandas pero con un aire diferente que no solo las mejora sino que las interrelaciona para dar forma a un genial concepto genérico que resulta vital para dar un paso más en nuestro siempre inquieto rock patrio, pensado y ejecutado con exquisita maestría.    

Trayectoria


Toni Love & The Dirty Band. Foto web Cowabunga
Toni Love es el nombre con el que Antonio León, guitarrista de Los Sentíos, se presenta en este proyecto acompañado por la Dirty Band. Le acompañan otras grandes músicos como Óscar Mufas al bajo (Rare Folk, Escuálidos…), Tony Picante a la batería (Milkyway Express, Muñecas de Calle Feria…) y Miguel Ángel Lucas a la guitarra solista (Los News, Orion…). Nuestro protagonista lleva formando parte de la escena de rock and roll de Sevilla con bandas propias como Sucios, Zerotones, Wild Pajarracas, así como los Sentíos del que fue también miembro fundador. Por otra parte, ha colaborado con formaciones como Escuálidos, Psuciotrópicos (homenaje a Radio Birdman) y Dogo.

Toni Love. Foto: Manuel García
Al tiempo que graba y toca con los Sentíos, rescata antiguas canciones suyas así como algunas versiones con las que actuaba en formato acústico bajo el nombre de Toni Love & Friends, con algunos de los músicos de las anteriores formaciones mencionadas. Fue en 2012 cuando presenta en la sala Fun Club de Sevilla a su Dirty Band con un primer trabajo, un cd-single grabado en Shimo Estudios. Siguieron dando más bolos, menos de los deseados por obligaciones con las respectivas bandas de sus componentes. Participan en algunos festivales como "Do The Hala Hala" y en el "Cowabunga R&R Party", y a raíz de esa flamante actuación el responsable del sello sevillano les propone la edición de un disco.

De nuevo en el estudio Shimo, con Jaime Cuadrado a los controles, graban cuatro nuevos temas. Tras una nueva masterización de los dos del mencionado single de presentación, editan en junio de 2015 este mini-Lp con el título "Yeah, ouh!". Colaboraron en la grabación Jaime Cuadrado a los coros, Fernando Reina a las percusiones y John Henry a las correcciones en inglés. El disco tiene un vistoso artwork en verde esmeralda con tipografía psicodélica a cargo de Miguel Díaz  con fotos de la banda a cargo de Sergio Lucas.   Añadir que el mini Lp es de 12" a 45 rpm.


Las canciones

Toni Love & The Dirty Band. Foto: Manuel García
Los temas, de los que os hablaremos a continuación, son de Antonio León. Pertenecen originalmente a los siguientes y anteriores proyectos. "No estés triste" y "Yeah, Ouh!" , los más antiguos,  salieron en sendas maquetas de Los Sucios allá por los años noventa.  Ambos han sido revisionados y trasladados al castellano, y contaron con la colaboración compositiva de J.J. Mula. "She don´'t care" fue grabado y editado en un Cd con Los Zerotones. "Tired of thinking about you" y "Pink speed" también fueron compuestos para los Zerotones, pero nunca fueron grabados por ellos.  Aparecieron en una maqueta en formato cd-single, remasterizados y ahora han sido incluidos en el álbum.  "I wasted my time with you" es la única canción compuesta con la Dirty Band, y supone un claro inicio de la flamante nueva etapa que abren para disfrute inconmensurable de todos sus seguidores.

Toni Love & The Dirty Band. Foto de su facebook
El disco empieza con “She’s don’t care”, excelente arranque con unas guitarras que seccionan la melodía con  riffs de ensueño procurando ese particular toque entre cañalla y algo psych, perfiladas por una sección rítmica de lujo en la que destaca ese bajo imaginativo y esa batería tan precisa. Una conjunción de excelencias sobre las que la voz principal nos cuenta, con excelente registro, que “necesito que me digas que me amas y qué quieres de mí. Ella consigue que me olvide de los malos tiempos, pero quiero estar seguro de su amor”. Un buen solo de guitarra contribuye a acrecentar su emocionante rudeza mientras se suceden descargas que levantan el ánimo hasta lo insospechado.  Le sigue “No estés triste”, otra maravilla de tema de rock and rol, en esta ocasión interpretado en castellano.  Con un deje más “garajero”, resulta memorable esa perversa pulsación de las guitarras con punteos extraordinarios que tejen una tensión instrumental  con sensacional acompañamiento rítmico. Tony Love se dirige a la protagonista de la historia diciéndole: “No estés triste, pronto volverá el sol, amor…  Llegaba el momento de decirnos adiós,  cuando de tus labios brotó una melodía  y en mis labios se grabó con un beso de amor”. Otro solo de guitarra de orfebrería excitante  completa un tema que evoluciona hacia un acelerando final tras el que recuperan el fascinante motivo inicial.

Toni Love. Foto: Manuel García
Llega la noche,  va a empezar el concierto, y una chica nos mira desde la barra. Bebemos con ella y  nos metemos unas rayas de “Pink speed” para bailar toda la noche.   Así se titula el siguiente corte, en inglés. Las guitarras explotan con un poderío escalofriante al tiempo que traquetean como una ametralladora descerrajando pasión a raudales.  Quejidos de distorsión, recorridos en solitario con aires lisérgicos, tremendos movimientos rítmicos, incluidas aportaciones acústicas que refuerzan la entrada descomunal de las eléctricas, construyen  un acompañamiento de lujo para levantar en volandas la gran voz principal acompañada de coros virulentos. 

Ya en la cara B vuelven a cantar en castellano con "Yeah Ouh!", otra exhibición de guitarras ingeniosas con riffs divertidos y originales respaldados por intuitivos movimientos bailables. Tony Love nos dice: “No quiero hablar de amor, solo gritar. No me cuentes lo que no quiero oír, estoy cansado de llorar. Ven y ayúdame a olvidar.  No seas tímida...”. La voz principal se complementa por segundas voces clarividentes  de guitarra, incluido otro solo ejemplar, más  un bajo portentoso sobre batería milimétrica.  Le sigue “I wasted my time with you”, en la que “conocí a una chica maravillosa, fue un hermoso sueño, pero la ilusión despareció. . terminó antes de lo que esperaba, ella estaba con otro hombre.  Todo volvió a la realidad, sin dinero, sin amor, ya no es divertido, perdí mi tiempo”.  En este caso, el atento oyente no va a perder para nada el tiempo porque va a disfrutar de lo lindo con un “temazo” en el que confluyen magníficos arreglos para guitarra y bajo urdiendo una áurea de misterio y fuzz sobre la que se luce de nuevo un Tony en estado ácido de gracia rockera. Bonita e insondable melodía con percusión oriental envolvente a cargo de batería y bongos.  Se incluyen un momento impagable de belleza instrumental psicodélica que crece hasta la inmensidad generando una fuerza inusitada con varias voces compenetradas con las que generan un clímax que se pierde en la melancolía rítmica final.

Toni Love & the Dirty Band. Foto: Manuel García
Cierra el disco “Tired of thinking about you” la última de las exquisiteces de este gran disco.  “Quiero estar todo el tiempo contigo, estoy cansado de buscarte, de pensar en ti.  No quiero que me cuentes mentiras.  Si me quieres, quédate, pero si no, sal de mi mente”, exige el despechado amante arropado en este caso por más guitarras de dura psicodelia, efectos de distorsión y oscuros movimientos rítmicos. Como broche final, otra melodía que nos conmueve al tiempo que nos arrebata los sentidos logrando que enloquezcamos en un desenfreno de sensaciones penetrantes que se amplifican en nuestra mente hasta explotar mediante otra exhibición de guitarra aguerrida, voz ultra convincente, coros salvajes, bajo recio y una batería que mantiene el tempo con una facilidad encomiable.

Reflexión final 
 
Toni Love & The Dirty Band. Foto: Manuel García
Tras escuchar este mini Lp uno se queda con la cautivadora sensación de que el sevillano Antonio León es indudablemente uno de nuestros más fehacientes compositores, a la par que gran guitarrista y cantante, no solo por su amplia experiencia sino por esa persuasiva capacidad de aunar letra y música con una habilidad propia, capaz de enaltecer al tiempo que conmover a nuestra escena. 

Toni Love & The Dirty Band. Foto de su facebook
Pero esa destreza no llegaría hasta nosotros con la misma brillantez y persuasión sin esa gran Dirty Band que le arropa con la seguridad de unos auténticos profesionales pero también con la humildad indispensable en pro de una consciencia colectiva que nos garantiza un proyecto común encabezado
por ese convincente y poderoso Toni Love.  Juntos han redimensionado sus  canciones, con la inestimable colaboración de las pletóricas Grabaciones Cowabunga, para use y disfrute de los irreductibles amantes de la buena música  allí donde estén: brincando en la pista de baile, repantingados en el salón de su casa, o sudando en la primera fila de esos enérgicos conciertos de presentación que empezaron este verano de 2015 y que seguirán los próximos meses.  Se percibe también en este disco un valor considerable de inmejorable trabajo técnico para materializar un resultado final con la mejor de las producciones mediante ese sonido peculiar tan apropiado. Incluso se evidencia ese entusiasmo natural que distingue al buen artista que emprende un camino con ilusión, pese a quien pese, con la necesidad existencial de materializar sus sueños, esas ganas tan arrebatadoras de comunicarse con todos nosotros con sus mejores dotes y la actitud precisa propia de los más grandes genios del rock and roll.

Nota: Puedes escuchar las canciones del disco en el bandcamp y adquirir una copia por internet en la web de Grabaciones Cowabunga.       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada