lunes, 25 de enero de 2016

Conchi Moya en “Sin pedir permiso”, recuerdos y ficción para una novela con oficio y sensibilidad

Diseño portada: Marino Masazucra 
El insigne Jules Renard (1864-1910) , al que Sartre situaba en el origen de la literatura contemporánea, afirmaba en sus notas sobre el oficio de escribir que “el prosista  no se libra de la música, sin ella no sería nada”.  Ya sea en forma de banda sonora imaginaria a cargo del lector, o real sugerida por el mismo autor, los momentos sonoros aparecen en los libros, de forma imprescindible y necesaria, para comprender el auténtico significado y propósito comunicativo de cualquier obra literaria que se precie.  Prueba irrefutable de ello es, sin lugar a dudas, esta novela titulada “Sin pedir permiso” que la periodista, escritora y activista Conchi Moya (Madrid 1971) acaba de editar en 2015 con Libros.com y la ayuda del pequeño mecenazgo, con una preciosa portada a cargo de Marino Masazucra.   Completa el libro un Cd a cargo del grupo formado para este proyecto, precisamente  Cierre por Impago, con cuatro canciones a modo de banda sonora con letras de la autiora y música de Miguel Bastante.  

Conchi Moya


Conchi Moya tiene publicadas tres obras sobre el Sahara Occidental y ha sido antóloga de varias compilaciones de poesía del grupo de escritores saharauis Generación de la Amistad, dentro de su activismo cultural  y de información en una causa noble en la que lleva ya quince voluntariosos años de trabajo.  Como periodista licenciada, fue una de las fundadoras de  Radio Resistencia en 1997 con amigos de la escuela de Radio Imefe, un proyecto de radio libre, asamblearia, que nació al estilo de emisoras como Radio Vallecas, Latina y otras muchas. 

“Sin pedir permiso” es su primera novela y en ella se narran las peripecias de unos jóvenes que se relacionan en el ámbito personal y en el colectivo mediante una emisora  libre madrileña llamada Radio Akra en la que la protagonista, Marina, conoce al resto de personajes  Natalia, Animal, Jota, Germán, y en especial a Marcos con el que entabla una relación sentimental complicada.  Precisamente es Marcos  quien pronuncia la frase de la que se extrae el título de la novela, por otra parte extensible al carácter independiente de las emisoras radiofónicas. Dice: “el amor llega y te jode la vida sin pedir permiso”.

Conchi preparando la edición 
La historia se sitúa en  la década de los noventa, en Madrid, con sus movimientos asamblearios, el inicio de las ONGs, la inmigración, la situación de crisis que se vivía en esos años, con locales como el Penta o la Via Láctea, las radios piratas, las casas ocupadas, los centros sociales... En la novela seguimos también los pasos de una banda amateur de rock and roll llamada Cierre por Impago, de la que forma parte el mencionado Marcos, que sirve de ejemplo de aquellos grupos que subsistieron en los noventa sin las facilidades de los media ni el apoyo institucional que tuvo la llamada “movida” de la década anterior.

Pese a que la autora fue testigo de excepción de esa época, no se trata de un libro autobiográfico tal y como deja bien claro en entrevistas como ésta, realizada por radio Paralela, que puedes leer aquí.  Junto a vivencias reales, surgen personajes inventados y situaciones cambiadas para que encajen en una trama fresca y viva, muy bien narrada, que discurre con un dominio del oficio que no se corresponde, para nada, con el de una debutante, y ensamblada por bien encajados aforismos musicales extraídos, en su mayoría, de canciones del momento en el que se sitúa la trama.  

En la presentación a finales de 2015
El resultado es un libro cautivador, que se deja leer y querer con facilidad, mediante sus divertidas anécdotas, con sus tensiones emocionales, y esos recuerdos de un pasado que para el lector actual, si no tuvo la suerte de haber vivido esos años, puede que le resulte ciertamente increíble ya no tanto por las actividades “underground” que se llevaban a cabo sino por la capacidad de reclamo que tenían entre una juventud inquieta que aún se relacionaba, sin necesidad alguna de las actuales redes sociales.

Con Migüel Bastante a la guitarra
Aclaraba también Jules Renard en sus notas sobre el oficio de escribir que: “mi literatura es como un conjunto de cartas a mí mismo que os permitiera leer”.  Precisamente en este sentido, comenta también Conchi Moya en la mencionada entrevista que: “a mí me gustaba hacer mucho una especie de cartas que plasmaban si habíamos hecho alguna fiesta, evento o algo similar, he recuperado muchas de ellas y están en el libro”. Y ese método de trabajo, tan predispuesto como metódico, derivó con los años en esta magnífica novela donde la ficción tiene un poso vital muy emotivo y cariñoso que nos sorprende gratamente y que nos cautiva desde la primera a la última página “a fin de que todo vuelva empezar” tal  y como se aclara en la frase final de esta genial obra altamente recomendable.     

Completa el libro un Cd a cargo del grupo formado para este proyecto, precisamente  Cierre por Impago, con cuatro canciones tituladas "Hecatombe vacacional", "Empátika y Diplomátika", "Vallekas 83", e "Ira del Dios Menor".  Con letras de Conx Moya, la música es de Miguel Bastante quien toca la guitarra y el bajo, y canta, con Cristian Chilo a la batería quien las grabó y mezcló en Chilhue Estudios. El diseño del Cd es de Juarma. 

Nota: Las fotos han sido extraídas del facebook personal de la autora. Puedes adquirir una copia del libro en la web de Libros.com


7 comentarios:

  1. Cierre Por Impago, que gran! Definitivament si hagués existit un grup anomenat així hauria estat a Madrid i durant els 90. Fa bona pinta aquesta novel·la. Gràcies per la recomanació!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un bon nom per a un grup en temps de crisi, sens dubte. És bona, te la recomano, Oriol, segur que t'agradarà.

      Eliminar
    2. Me alegra que os guste el nombre, inventar letras, nombres de bandas, títulos para las maquetas, portadas y demás es un lujazo para los que nos gusta la música.

      Eliminar
  2. Hola ... Enhorabuena por la reseña, Sin pedir permiso es un es un gran libro...Soy el diseñador de la portada y os quería pedír que por favor cambiaráis mi nombre de Mariano a Marino, que es como realmente me llamo... :) muchas gracias por todo y mucha felicidad... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el comentario y enhorabuena por la portada, nos parece excelente. Ya está cambiado el nombre, disculpa el lapsus.

      Eliminar
  3. Alex, un honor salir en Magic Pop y que me reseñes la novela. Me ha gustado muchísimo. Voy a usar algunos de tus comentarios sobre música y novela, citándote, en un trabajo en el que estoy enfrascada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste la reseña. Gracias por usar los comentarios. Saludos.

      Eliminar