jueves, 10 de marzo de 2016

The Krav Maga crea su conmovedor universo “Arché”, un fascinante disco de pop con energía lisérgica

Portada
The Krav Maga es un banda joven que nace con la imperiosa necesidad de dar vida a un proyecto  musical propio que se enriquece mediante la confluencia de los diversos gustos musicales de sus componentes.  Desde el pop menos contemplativo a la psicodelia más bailable, este cuarteto de jóvenes de Reus (Tarragona), con una edad cercana a los veinte años,  acaban de grabar su álbum de presentación editado por la también reusense discográfica H-Records.  El disco tiene como título genérico “Arché”,  concepto filosófico fundamental  de la antigua Grecia que significa el comienzo del universo o el primer elemento de todas las cosas. Contiene 10 magníficos temas cuya melodía y rítmica emergen de un eclecticismo fascinante en el que no faltan detalles lisérgicos, sonoridades pop, viscerales tempos funk, y filigranas jazzy.  El krav magá, que en hebreo significa “combate de contacto” es el sistema de defensa personal usado por las fuerzas de seguridad israelíes y uno de los más conocidos del mundo.  Atraídos por la sonoridad de las palabras, no parece que la banda esté interesada especialmente en las técnicas de autodefensa, aunque puestos a protegerse, este disco que te presentamos contiene múltiples movimientos de lucha mental que te vendrán muy bien para ganarle la partida a la mediocridad y el aburrimiento. 

Trayectoria

The Krav Maga. Foto: Valen Vía
The Krav Maga es un grupo formado en Reus (Tarragona) en el verano de 2012 con Albert Basora (voz y guitarra), Dídac Mariné (batería), Marc Grandio (guitarra) y David Miguel Cuenca (bajo).  En 2012 graban un EP titulado  "Skyler"  y en 2013 otro con el nombre genérico de”Higher Than The Clouds” en los Bucs Reus Studios con el ingeniero de sonido Enric Granollers.   Parten de un proyecto de Albert quien contacta con su compañero de clases de guitarra, Marc.  Poco después David entra en la banda Utopía donde toca Albert, y al final se incorpora Dídac. Empiezan por trabajar canciones propias en los Bucs d’Assaig del Casal Jove de Reus, donde graban sus primeros temas que evolucionan del indie a la psicodelia.  Ganadores del Vinebressona, terceros en el Reussona, se alzan con el primer premio del concurso  DO Tarragona de 2016.

The Krav Maga. Foto de su facebook 
“Arché” fue grabado y producido por Paco Loco en su estudio del Puerto de Santa María (Cádiz) donde se masteriza en los Kadifornia Studios por Mario G. Alberni.  Las canciones son originales de la banda,  y las letras de Albert Basora. Paco Loco colabora en la grabación tocando percusión y teclados. 

El diseño y las magníficas fotografías del artwork son de Víctor Rubio, más una de la Luna a cargo de Carles Grillo.  Son instantáneas de mucho colorido con detalles naturales como olas que mueren en playas, nubes que crecen, puestas de sol en el bosque, tierra desértica…  que transmiten una profunda belleza al tiempo que un conmovedor poder enigmático.   

Las canciones

The Krav Maga. Foto: Valen Via 
El disco empieza con “Indian Moon” , canción que va a la búsqueda de nuevos sueños, aventuras, y placeres. Un tema que deslumbra desde  su entrada tribal con batería y bajo percutiendo en el espacio interestelar más guitarras wah wah y riffs cortantes.  Al proceso sonoro se suma la voz sensual de su cantante principal quien desgrana la melodía poco a poco logrando que crezca, compás a compás, adquiriendo una enorme fuerza final. Momentos instrumentales de auténtico  lujo, con aportaciones solistas, efectos lisérgicos y percusión destinada al baile culminan este sensacional primer corte.  Le sigue “My Environment “,  tema  con el que diseñan un ritmo más funk con secuencias de guitarra que nos recuerdan al sonido “madchester”. De nuevo nos atrapan con una canción muy rítmica mediante juegos melódicos encomiables en los que cada instrumento aporta filigranas que culminan en el estribillo principal en una explosión de sensaciones.  En este caso se plantean la importancia del entorno y la forma en cómo nuestra vida, cita incluida de Darwin y su teoría sobre las posibilidades de perpetuar la especie dependiendo de la capacidad de adaptación.  Hacia el final aceleran el tempo con unos momentos brillantes de guitarra eléctrica.  “Tsunami” tiene un arranque misterioso de bajo y batería sobre el que la guitarra nos deslumbra con efectos ácidos y selváticos. Se suma, de nuevo, esa sensacional voz solista para explicarnos cómo las consecuencias de nuestros actos se convierten en devastadores tsumanis.  De nuevo, nos congratulan con pases instrumentales cargados de una muy considerable fuerza psicodelia, incluso progresiva. Ocurrencias múltiples que desembocan en instantes  cargados de un vigor que te atrapará entre situaciones curiosas de ácido jazz latin combinado con riffs de hard rock. Realmente, impresionante.     

The Krav Maga. Foto: Luis Pérez Contreras
“Soul's Garden” es otra de las exquisiteces de este álbum en el que proliferan los efectos de guitarras y teclados aunados por una capacidad única para crear ambientación psicodélica  sobre la que la voz principal y la persistente sección rítmica tejen una historia envolvente y pasional. El amor se cuela en ese jardín del alma, un lugar especial en el que a veces uno se siente muy romántico y en otras se vuelve loco.   A continuación nos ofrecen “Water Cycle”, trenzando pop con punteos ácidos y rasgueos funk dando forma a una maravilla de canción apta para la pista de baile o para cualquier sesión onírica en la intimidad de tu habitación: “para abrir tu mente a un nuevo mundo…. estudiando cómo reaccionar frente al pánico de los cambios”.   

“Queen of The Seas”, siguiente tema, tiene un hiriente arranque de guitarras hard psych que se completan con las voces de la banda generando una tensión propia de los grandes combos setenteros.   Distorsión y riffs de peso, más solos eléctricos de gran categoría, incluidos maravillosos pases de bajo, para hablarnos de una historia de la infancia en la que el padre cuenta a su hijo una historia según la cual se había reunido con la reina de los mares.  Ya de mayores, nos planteamos si todos esos cuentos eran reales, incluso si nuestra propia infancia lo fue.  A destacar otro solo de guitarra que embelesa los sentidos.    

The Krav Maga. Artwork del disco. 
Con “Your Quicksand” nos cuentan la experiencia de sentirse atrapado en unas arenas movedizas creadas por otra persona;  sensación que evoluciona de la preocupación al placer. “No sé cómo escapar pero me encanta estar allí”, nos dicen. Musicalmente el tema consta de variados arreglos que van de los eminentemente rítmicos a los más melódicos, y en todos ellos proliferan las excelentes secuencias instrumentales de una sensualidad  grandiosa.  Con “Just a Rainbow”  persisten en sus creaciones a medio tiempo en las que proliferan los originales golpes de efecto, acompañados por ritmos persistentes sobre los que sobresalen  las intervenciones solistas de varias guitarras y piano, incluida la voz solista que, en esta ocasión,  nos cuenta que “no eras más que un arco iris detrás de mi espalda”.  Al final el tema muta en una cautivadora descarga de guitarras dialogando con una soberbia puesta a punto de dura psicodelia que se engrandece con ritmos marcados de batería.   
  
The Krav Maga. Foto de su facebook
Llegados a “The Forest”, divisamos ya el final de este disco tan enriquecedor. La banda se expresa con meticulosas guitarras rítmicas que crean un ideal colchón sonoro. La intensidad de los arreglos nos procura una intensidad, muy bien conjuntada, gentileza de todos y cada uno de sus componentes quienes rodean  a la voz principal mediante sucesivos momentos eléctricos de una belleza inusitada. “El bosque es todo lo que necesito, no quiero perder la forma en la que solía ser… pero el futuro es una locura, y no volverá  a ser el mismo, aunque espero que encuentre el camino”. Para acabar, nos agasajan con “The Green Valley” , canción que arranca con entereza pasional y que va ganando enteros, creciendo gracias a otras tantas genialidades progresivas que musicalizan experiencias y reflexiones personales. Otra historia  muy bien hilvanada sobre la necesidad de conservar un lugar, unas raíces en las que sentirse seguro, para “ser uno mismo”, sin negar la posibilidad de subirse a la colina para oler el olor a mar, a la búsqueda de  nuevas experiencias enriquecedoras.  La canción finaliza mediante unos compases instrumentales de carácter intimista, entre componentes  lisérgicos muy importantes con los que consiguen un sello personal único, y que ponen punto final a esta magnífica obra discográfica.

Reflexión final


The Krav Maga. Foto: Valen Via 
Aristóteles significaba el vocablo “Arché”  como aquello que no necesita de ninguna otra cosa para existir, tan solo depende de sí mismo,  como elemento principal aunque sea indemostrable e intangible en sí misma. Tales de Mileto afirmó que el también llamado “arjé”, “arqué”, “arkhé” y en griego “ἀρχή”, era el agua, la primera explicación significativa del mundo físico.  En el caso de The Krav Maga, el título de este álbum identifica, de forma genérica, a una magnífica obra discográfica que contiene diez sorprendentes canciones que aúnan destreza instrumental con pasión vocal para contarnos intensas historias de superación personal, entre dudas existenciales, con lugares de referencia y caminos posibles por recorrer.   Como Pitágoras que identificaba “arché” con los números, este gran combo reusense no considera a su obra como algo abstracto sino como algo real, momentos que van del intimismo a la enérgica reivindicación de un espacio propio en el que el alma crea un nexo de unión entre la mente y el cuerpo para bailar y manifestar nuestros miedos vitales pero también la esperanza de superarlos. Con todos estos detalles y otros que el ávido lector encontrará tras una atenta escucha, Los Krag Maga  han dado vida a uno de los debuts discográficos más cautivadores que Magic Pop pueda recordar en tiempo. Tan solo nos queda transmitirles, mediante esta reseña, nuestras más sinceras felicitaciones al tiempo que te invitamos a escucharles y adquirir una copia de tan fascinante disco. 

Nota: Puedes escuchar su trabajo en el bandcamp del grupo y comprar una copia del disco en la tienda en Reus o en la web de H-Records así como en su bandcamp

A continuación puedes disfrutar del vídeo del tema "Tsunami" incluido en el álbum "Arché" realizado por Victor Rubio con la productora Acid Factory.   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada