jueves, 30 de junio de 2016

La Ruth Baker Band y su “Changing My Way”, fusión de rock y soul que genera una elevada carga energética

Portada
Se entiende la fusión como la mezcla de dos o más estilos con el propósito de dar vida a un proyecto artístico en el que confluya lo mejor de cada uno. Aunque visto así de simple es probable que, si no se aporta una visión propia y original, acabe por generar un potaje de ideas inconexas que no logren la deseada simbiosis aunque sean producto de un voluntarioso esfuerzo creativo. La amalgama de criterios es, evidentemente, mucho más; no está exenta de riesgo  y debe ser imprevisible, incluso provocativa. Para que nos entendamos: fusionar implica un prolífico festejo entre géneros como el que, por ejemplo, nos ofrece la Ruth Baker Band mediante su primer disco autoeditado y titulado “Changing My Way”.  Con una cantante de descomunal voz, forjada con el arte de las grandes divas del soul y el blues, más una sensacional banda capaz de procurarnos una descarga ardiente y eléctrica de riffs poderosos, este combo de Castellón han logrado entusiasmarnos con sus absorbentes canciones de rock and roll y soul. Temas propios en los que se pone de manifiesto que el proceso irrefutable de la ansiada fusión bien entendida, pasa necesariamente por la fisión del núcleo liberando una enorme carga de energía. 
 
Trayectoria 

Ruth Baker Band. Foto de su facebook. 
La banda está formada por Ruth Baker (voz principal), Nacho Fandos (guitarra y voz), Iván Chabrera (guitarra rítmica), David Franch (bajo), y Carlos Cruz (batería).  Son músicos experimentados  que han tocado en bandas como Los Búhos, Ultimabala, Skizophonic, The Electric Ones o Cover Shop.  Se crea en Castellón  Han tocado en festivales como el Sixties Rock Weekend, Four On The Road, Festival de Blues de Benicàssim o Pro Weekend, y han sido escogidos para tocar en la próxima edición del FIB (del 14 al 17 de julio en Benicàssim), concretamente en el escenario FIB Club, dentro de la programación que ha preparado la sala Razzmatazz. 

Ruth Baker Band. Foto de su facebook
El CD “Changing my way” se grabó en la Burbuja estudios con Nacho Fandos quien también lo ha mezclado, y producido con la ayuda de Iván Chabrera. Los temas son propios de Chabrera, Fandos y Jiménez. El libreto incluye las letras de los temas más fotos de Manuel Peris y Batiste Safont, y el sensual artwork es de Clara Guilella.   Para la grabación contaron con la colaboración de María Pascual (Los Búhos) al órgano Hammond y piano, más Javi Gascón al trombón. Cabe destacar que han grabado un videoclip del tema “Shake” dirigido por Coco Work, y que en 2015 obtuvieron el tercer puesto en la primera edición del concurso Dipcas Music Festival. También han preparado una versión del tema “You Let Me Down” de Spencer Jones del grupo australiano Beasts of Bourbon para incluirla en un recopilatorio editado por el sello francés Beast Records que se distribuirá por Europa, Asia, Australia y Estados Unidos.

Las canciones 

Ruth Baker Band. Foto de su faceboo.
El disco empieza con “Changing My Way”, tema que le confiere nombre genérico al disco, en el que se suman gran parte de los excelentes recursos instrumentales de esta potente banda. “Buscando el amor sin cambiar la forma de ser”, a modo de resumen de una letra cantada con una potencia deslumbrante a cargo de su magnífica cantante solista.   Tras un breve inciso acústico, descarga la maquinaria con grandioso trombón, guitarras fascinantes y una base rítmica sensacional. No faltan detalles de cualidad a cargo de piano y órgano, más riffs de R&B combinados con trallazos de hard rock de auténtica antología con algún que otro solo de guitarra ciertamente espectacular. Le sigue “In My Soul”, tema bailable en el que se conjuran brillantes momentos de soul con andanadas de rock aunando una capacidad desbordante para dejarnos anonadados mediante una habilidad para recrear melodías conmovedoras. Un tema vital y entregado que nos lleva a esos “Boys & Girls”, otra muestra de resistencia contra el conformismo, una canción para vivir la vida y cambiar todo lo que no nos gusta con el propósito de ser libres. Sensacionales juegos de guitarras rítmicas y solistas apoyando a la voz principal nos envuelven en un vendaval de sensaciones realmente espectacular. Ritmos de funk salvaje completan esta maravilla sonora en la que no faltan solos de eléctrica que ponen los pelos de punta, crescendos descomunales y, por supuesto, esa voz principal de auténtica diva del rock and soul. 

Ruth Baker Band. Foto de su facebook.
Le sigue “Walking Alone”, tremenda balada para seres solitarios, en la que la banda se muestra especialmente sensible para dar vida a esos arreglos que desprenden una intensidad excepcional sobre los que se lucen, una vez más, Ruth con su amplio recurso vocal más ese solo hiriente de guitarra eléctrica. Mención especial también para la sección rítmica que marca el tempo con una seguridad excepcional. Por su parte, “Special Night” confiere al disco un nuevo golpe de efecto gentileza de esas raíces sixties que la banda expone con solvencia y entrega y en las que se suman los efectos melódicos del beat con el soul de las bandas Motown.  En este caso, el trombón y guitarra interpretan un coro que desemboca en un glorioso acelerando final. Y de esa noche especial a otra sacudida sustancial de blues ultra convincente donde las guitarras dibujan recorridos salvajes acompañados por la proverbial sección rítmica. De nuevo, otro solo de guitarra convincente y la gran voz de Ruth luchando contra las adversidades de la realidad cotidiana. 

Ruth Baker Band
De este modo llegamos a “Love”, tremendo tema en el que se mezcla el funk con el hard rock  dando forma a un excelente corte, tan siniestro como aguerrido, en el que las guitarras se muestran especialmente inspiradas para dar forma a una concepción rítmica brillante e inusual en una canción de corazones rotos y amores pasionales.  Termina el disco con “Shake”, una maravilla final que arranca con la sección rítmica de bajo y batería compenetrados al milímetro a los que se suman varios riffs de guitarras y por último la voz de Ruth. Juntos dan forma a una magnífica canción de R&B que, como las anteriores, pide a gritos el directo, convencidos de que en vivo adquirirán una dimensión estratosférica.  

Completa el disco algunas tomas alternativas de los temas “In my soul”, producido por Andy Moore y Sam Agostino de los Digger & The Pussycats; “Love” producido por Harry Up!; y “Changing my way” producido por Andy Crofts (The Moons, Paul Weller).  

Reflexión final

Ruth Baker Band. Foto de su facebook.
A priori, es posible que la fórmula musical genérica de la Ruth Baker Band no sea desconocida para los amantes del rock and roll y el soul. Si tomas la decisión de acompañarles en su periplo artístico, estoy convencido de que no vas a tardar en percatarte que, para llegar hasta aquí, sus componentes han dado muchas vueltas enriquecedoras con diferentes proyectos. Esas sendas musicales recorridas con notables resultados, les permiten cantar, tocar y componer con la propiedad de los grandes. Por ello, es necesario remarcar que su proyecto nace de la experiencia pero con el propósito de ir más allá de lo previsible. Les avala esa destreza indudable pero también una imaginación desbordante para recrear sus referentes con el propósito de congeniar ideas diversas que se complementan engrasadas, sin fisuras, fascinantes de principio a fin. Entre descargas eléctricas y la sensualidad de su excelente cantante solista, logran que el título genérico de este álbum “Changing My Way” sea susceptible de aplicarse a la concepción que pudieras tener hasta el momento de la fusión entre el rock and roll y el soul. Sus canciones van a sobrecogerte, te invitarán al baile, te inhibirán de la absurda realidad cotidiana, y lograrán emocionarte con sucesivos trallazos de hard tock, desgarros del alma propios del soul y una entrega absoluta que les distingue como una de las mejores bandas de nuestra escena.  

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp

No hay comentarios:

Publicar un comentario