miércoles, 1 de junio de 2016

Wow Pow 2016: Biscuit presentaron el mejor disco de rock and roll de este año ante una treintena de privilegiados


Biscuit. Foto: Eva Ferrera
Los Biscuit cerraron la noche del “Wow Pow” 2016 el 28 de mayo en la sala Zero de Tarragona haciendo gala de tener entre manos el mejor proyecto estatal de rock and roll, capaz de competir entre los más importantes a nivel mundial. En directo resultaron tan convincentes y cautivadores que lograron engrandecer, con creces, las excelencias propias sonsacadas con mucho trabajo del estudio de grabación. Y para aquellos que piensen que estas palabras son meros elogios desmesurados sin más,  les planteo la siguiente pregunta: ¿Cuántos grupos conocéis que sean capaces de tocar de la primera a la última, y con el mismo orden, todas las canciones de su más reciente disco sin que se perciba el más mínimo altibajo?.  Pues los Biscuit lo hicieron con su último, ese “puto” gran y memorable disco sin título porque empiezo a creer que no existen las palabras adecuadas que resuman lo bueno que es. Más que un álbum, su puesta en escena las convierte incluso en una hipotética selección de lo mejor de su largo y fructífero repertorio. Realmente, los Biscuit ofrecieron un concierto inmejorable ante  una treintena escasa de privilegidos. Tal y como dijo uno de su artífices, "son 20 años tocando ante salas vacias pero siempre con el mejor sonido". Y sí fue, sin lugar a dudas, dándolo todo al margen de la  pesadumbre que se contagia con la, a menudo, pobre realidad vigente de nuestra escena.    

Biscuit. Foto: Eva Ferrera
La banda empezó recordando algunas de sus anteriores y mejores perlas. Abrieron, del mismo modo que el recopilatorio “20 Years a Million Beers & a Lotta Nerve”, con “The Sound” de su álbum de 2003, “Rocks My Little World” del que también interpretaron “Alone With You”.  Además, pudimos oír, del  disco "Time For Answers” de 2005, “R’n’r exile” y “Mike Hammer's Casting Guy Shuffle”, más el tema “The One In Charge” de su Ep de 2013, “Hit The Ground”.  A partir de entonces, una tras otra, las canciones de su más reciente disco editado este 2016 por la Castaña: “Welcome To Dundersville”, “Blame Me”, “Blank Morning (She Said)”, “Duke's Tale”, “Need My Coach”, “Unthinkable”, “The Chip”, “Saw Ya”, “Agus Young”, “I'll Take Anything” y “Goodbye Again Or”.  El concierto finalizó en este punto pero tal y como se dice en ese tema, “this is not the end”, ya que en el bis nos noquearon con una descomunal versión del “You're gonna miss me” de los 13th Floor Elevators.

En directo, las fabulosas canciones de los Biscuit crecen con una fuerza inusitada. La banda convierte sus temas en auténticos himnos del rock and roll combinando dosis de powerpop con detalles lisérgicos más esas irrenunciables descargas de alto voltaje energético. La fórmula mágica pasa por compenetrar una poderosa voz principal con dos guitarras imaginativas e hirientes, más un excelente colchón armónico del recién incorporado teclado aportando una segunda voz; y para redondearlo, una sección rítmica de antología a base de bajo y batería inconmensurables. El resultado no podía ser más arrebatador. La puesta escena de su más reciente disco redimensiona las canciones, ya de por si memorables, en una experiencia única que ningún amante del rock and roll que se precie debería perderse por nada del mundo.    


Trayectoria 

Biscuit. Foto: Eva Ferrrera
Los Biscuit son Angel Zambudio al bajo, Fermín Roca a la batería y coros, Armand Cardona a la  guitarra, Xavi Cardona a la guitarra y voz, más David Charro a los teclados, coros y guitarra. Se forman en Vilanova i la Geltrú, en el año 1993 tras la escisión de Blue Bus, una banda que editó un mini-lp en 1991 con el título de “All Way” (Macaco Records). Tras una segunda maqueta producida por Enrique Lindo, Grabaciones en el mar les edita en 1997 su primer disco, “Lunch Music” en formato CD. Luego vendrá su participación en discos de tributo a grupos como Love, y en 2001 se autoeditan un EP con cuatro canciones, “The Basement Years” distribuido por Trip Records.

Biscuit. Foto: Eva Ferrera
Dos años después, verano de 2003,  entran de nuevo en un estudio de grabación, con Santi García en los estudios Ultramarinos Costa Brava. De ahí saldría “Rocks My Litlle World” editado en Cd por Rock Indiana y en vinilo por H Records. Tras el éxito de ese disco, vuelven en 2005 al mismo estudio, productor y con el mismo sello a dar forma a su nuevo Lp, “Time For Answers”, en el que una vez más hacen gala de su poderío con una mezcla de rock’n’roll, psicodelia y toques melódicos de pop. En esta ocasión, No Tomorrow se encarga de la edición en vinilo. Después vendría "Cinnamon Fadeout", grabado en el mismo estudio, y editado en 2009 por el sello Hang the dj!, en Cd y vinilo. A finales de 2011 sacan, de la mano de La Castanya, el álbum “Memorabilia” del que puedes leer más datos aquí.  A destacar también que en 2012 triunfan tocando en directo con Bart Davenport  el “Sound Affects” entero de los Jam.

Biscuit. Foto: Eva Ferrera
En 2013 la Castanya editó un Ep en 7” titulado “Hit the Ground”  para celebrar  el 20 aniversario del grupo. Contiene los temas “The One in Charge”,   “The Wireless Golden Voice” y “Quit This Place”.  Fue producido por Mike Mariconda en los Estudios Ultramarinos Costa Brava (Sant Feliu de Guíxols), con Santi García como asistente.  Por otra parte el sello australiano Off The Hips compiló en 2015 16 canciones que recorren más de dos décadas de carrera en “20 Years a Million Beers & Lotta Nerve”.  Anteriormente a la edición de su nuevo Lp, editado en 2016 sin título por la Castanya  del que puedes leer una reseña en nuestro blog,  se dieron a conocer los temas  “Goodbye Again Or B” y el inédito “Phil's Song”.   

A continuación te ofrecemos una reseña detallada de cada uno de los tres conciertos. El nombre de las bandas te llevara a nuestra crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario