viernes, 27 de enero de 2017

Las Chinchetas comparten con Ooby y Dooby un Ep de canciones deliciosas editado por Chin Chin Records

Portada
Las bandas Ooby y Dooby y Las Chinchetas compartieron en 2016 un Ep Split editado por el sello Chin-Chin! Records Mundiales, referencia indiscutible del pop-a-billy internacional, ubicado en la capital navarra de Pim-Pam-Ville (Pamplona).  Con portada serigrafiada, más una tirada limitada así como numerada de 300 unidades, contiene cinco canciones en las que estos dos flamantes dúos, más colaboraciones, demuestran con creces sus habilidades creativas para fusionar el pop y el folk con esquemas de raíz americana más elegantes dosis naif de psicodelia. Una edición muy "familiar" y DIY en la que se incluye también el Nº 10 del fanzine “Tembleque”, informativo del mencionado sello donde encotnrarás  múltiples detalles de sus protagonistas.  Versiones de los Everly Brothers, NRBQ y Michael Hurley a cargo de los Ooby y Dooby, más dos temas propios que forman parte del magnífico imaginario de las Chinchettas conforman tan exquisita edición discográfica. Ambos proyectos están creados por sendas parejas sentimentales de músicos, familias con hijos, que logran despertar el lado positivo de la vida con arreglos musicales enternecedores, entre letras amorosas, en ocasiones oníricas y en otras surrealistas, aunque siempre dotadas de una sencillez y una franqueza fascinante.     
    
Trayectoria 
Las Chinchetas. Foto de David Ese
Las Chinchetas son de Pamplona (Navarra) y empiezan su proyecto musical en el año 2011. El sello Chin-Chin R.M propone a Ángel y Edurne incluir un par de temas en el recopilatorio de Navidad de ese mismo año. La pareja había estado trabajando en proyectos como Las Foralettes, Ginkas o Los Karatekas. Graban "Neandertal",  versión de "This is my Guy" de Cheryl and Pam Johnson, (1963); y "Pili es una Punk", adaptación de "Judy is a Punk" (1976) de Los Ramones.
No debutaron en directo hasta abril del 2013, año en que presentan el "split" junto a Los Urogallos titulado “Brindis, Picnics y Bongos Beatniks!!!”, una edición de Spicnic y Chin-Chin R.M.  Las Chinchetas aportan “Neandertal", "Si no te gusta el ritmo", adaptación de “I so Square” (Leiber, Stoller 1957), y "Sólo Amigos?" cover de "You Can't Have Your Cake And Eat It Too (Ike Turner 1968). Contaron con las  colaboraciones de Ion Zelestino, Iñigo Cabezafuego, Miguel Sadabanana o Joe Flint. Cabe mencionar también que, para los directos, han sido ayudados por Nestor "El Vasco" Alvarez, Xabi Jareño, Javi Llorente, Nico Alamanaque o Juanma Ugarte.  También han incluido otros temas como “El twist del pisotón” o “Duerme pequeña Sussie” en los famosos recopilatorios navideños del sello Chin Chin R.M. Ángel ha compuesto también temas para otras bandas como la "Casa del Terror" de Les Letrasets.

Las Chinchetas. Foto: Peio Landa
Las Chinchetas grabaron las canciones de este Split en su garaje en el verano de 2015. Edune canta y Angel toca las guitarras, el bajo y los tambores, mientras Iñigo se encarga del acordeón. Producido y mezclado por David Ese, se suma la guía espiritual y producción artística de Mikel All-Ice.  Cabe mencionar que Edurne forma parte de las Kasettes, dúo con Maier Gin en el que también toca la batería Angel, entre otros colaboradores de lujo.   
Por su parte Ooby & Dooby, como la canción de Wade L. Moore y Dick Penner interpretada por Roy Orbison en 1956, son Javi, de Fumestones, Mittens, Wild Honey o Los Ginkas, más Elisa. Residen en Madrid y hace poco que han formado este dúo. Han contado con la colaboración de José María Rubio a la batería, José Luis Fernández a la mandolina en “Griselda” y Guillermo Farré con la mezcla en los estudios Sunshine. Tienen otras canciones como “Fuga en trineo”, “Uvas o lentejas” y “Es navidad”, incluidas en los mencionados recopilatorios navideños de Chin Chin R.M.

Curiosamente la portada de este Split, ilustrando conflictos vecinales, está basada en la letra de una canción de las Chinchetas titulada “La guerra es la mejor solución” que, por problemas de espacio, no pudo entrar en el disco pero que el grupo tiene previsto editar lo más pronto posible.  

Las canciones

Oody y Dooby. Foto: Luis Garage Beat
Ooby y Dooby abren su cara con el tema “Oh Cheni”, versión del “Poor Jenny” de los Everly Brothers que salió en el año 1959. Nos cuentan algunas peculiaridades sobre Cheni “mánager de un grupo de rock que tenía una lambretta cuando nadie era mod”.  Cheni puso el ding dong en el rama-lama, hizo el agujero en el centro de los discos, mueve los hilos en el Banco Central o mantiene a raya al Eje del Mal…. Todo un portento de personaje que dicta la moda, cosecha premios, habla lenguas muertas y, todo ello, con la banda sonora del tema de los hermanos Everly que en manos de este dúo adquiere un contagioso ritmo bailable con momentos de guitarra crujientes, solo “Billy” incluido, entre un ritmo ágil procesado con escobillas. Le sigue “¿Qué puedo hacer?” adaptación del tema “What Can i say” de Joey Spampinato, bajista de los NRBQ (New Rhythm And Blues Quartet) que la grabó en 1977.  Otra exhibición a dos voces, con tempo envolvente de bajo y batería, entre  dulces punteos de guitarras buscando las notas graves en el solo. Tema de amor en el que la protagonista se pregunta; “Por qué no me abres tu corazón?... cuando me acerco, te alejas más”.  Acaban su aportación con “Griselda”, cover del tema de Antonia Duren editado en 1976 en el disco de Michael Hurley con Unholy Modal Rounders. Aquí, la banda aúna con excelente resultado el sonido folk de la mandolina con el ritmo “bluegrass” y la melodía pop para contarnos esta historia, a dos voces. La luna de agosto se refleja en el mar, y puede que nos lleve hasta Griselda que no vendrá al baile porque está castigada. Cuenta la canción: “salta la verja de tu casa, coge mano sal de aquí, juntos montaremos una banda”.
          

Las Chinchetas. Foto de Ainhoa García.
Por su parte los Chinchetas aportan dos temas propios que llevan por título “Alienígena“, canción por la que nos enteramos que el amor vino del espacio sideral, en concreto un alien que “se comió al gato para merendar” y “ahora vive en nuestro bar”.  Al cabo de un tiempo, normalizada la relación, tuvieron un “niño de Plutón…que ahora duerme entre los dos”.   Musicalmente, las Chinchetas nos ofrecen un tema de cautivadora melodía interpretada a dos voces, envuelta en efectos lisérgicos, acordeón omnipresente, al compás de un ritmo marcado y constante. Añaden un solo de guitarra de carácter “instro-espacial”.  Le sigue “Día de pesca” donde inciden en esa fórmula tan personal que les distingue con la que dan vida a este arrebatador proyecto ciertamente original.  Riffs sencillos de guitarra, ritmos “naif” y perseverantes, voces conjuntadas para procurar un ambiente familiar, más ese acordeón que se aglutina todo el espectro sonoro, son algunas de las señas de identidad de esta banda. En el tema nos cuentan que: “cada vez que llega el mes de agosto, y el calor empieza a apretar, nos bañamos en el río y solemos acampar, no hay nada mejor que ir a pescar… cantaremos temas de las Sangri-las y si haces chipi-chapa, los peces se asustarán”. Sencillo y, a la par, encantador. 

Reflexión final:   

Las Chinchetas. Foto de David Ese.
De vez en cuando, intelectuales, artistas, mercaderes, y políticos se calientan los sesos tratando de delimitar qué es cultura popular. Empiezan por intentar acotar lo popular y al final, se cuestión incluso lo cultural. De este modo se encallan, sin remedio y por tozudez, en discusiones bizantinas que podrían evitarse escuchando y valorando discos tan conmovedores, humildes y sinceros como este que comparten los Ooby y Dooby más las Chinchetas. Ambos proyectos están formados por parejas de músicos, matrimonios con hijos pequeños, cuya filosofía creativa entronca con la popular expresión anglosajona "do it by yourself" o sea "hazlo tu mismo". Entre versiones sorprendentes y temas propios, que tejen un imaginario propio altamente seductor, este Split se nos antoja un producto fehaciente del que podríamos considerar arte popular en su máxima y enriquecedora expresión. Si  tenemos en cuenta que popular es el arte que emana del pueblo, versando sobre sus circunstancias, con el propósito de gustar a nuestros semejantes,  las canciones de estos dos proyectos, así como todo el catálogo del sello Chin Chin records mundiales, cumple a la perfección esta labor lírica y musical que, desde la humildad y la ternura, consigue ensanchar el alma, movernos los pies a buen ritmo, y espabilar nuestra imaginación a raudales fusionando lo cotidiano con lo onírico.             

Nota: Puedes adquitir uan copia del split en la web del sello Chin Chin R.M.. También puedes ver escuchar el disco entero en el Bandcamp   y ver un video del corte "Alienígena" de Las Chinchetas aquí en Youtube. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario