jueves, 16 de marzo de 2017

Bienvenidos al “Modern Hall” de los Pasapogas Hammond Quartet, tercer y exquisito single de mod jazz

Portada
Con "Modern Hall", ya son tres los singles que los Pasapogas Hammond Quartet han grabado desde 2012 hasta la actualidad con canciones propias en el más puro estilo “mod jazz”, es decir, música bailable e intuitiva que deja atrás la era del swing para dar forma a un nuevo estilo jazzístico avant-garde que arranca en la década de los cuarenta del siglo XX con el bebop, se embebe de pop soul y llega a nuestros días de la mano de proyectos tan imaginativas como éste que te presentamos. Los tres sencillos editados hasta el momento por su propia discográfica Tweed Jackets records son una muestra irrefutable de la elegancia, pasión y habilidad que trasmite este excelente combo formado por unos intérpretes con recursos instrumentales ciertamente espectaculares. En esta tercera entrega nos ofrecen cuatro temas propios a cargo de cinco grandes músicos, de excelente criterio, con no menos destacable bagaje, que brillan por separado y de forma conjuntada aunando esfuerzos para dar vida a magistrales arreglos con los que consiguen conjuntar cautivadoras voces solistas mediante un fascinante acompañamiento rítmico y melódico.

Trayectoria

Pasapogas Hammond Quartet
Pasapogas Hammond Quartet se crea en Elche en 2012 con experimentados músicos procedentes de bandas como Los Circulos, Afterglow, o Goldfingers.  Ellos son Ángel Soriano (órgano Hammond), Jero Colomina (guitarra), Santiago Vilella (batería) y Ricard Chumillas (saxo tenor, flauta travesera y percusión). Tras los Círculos, insigne banda mod de los noventa, Ángel, quien cambia la percusión por el órgano,  y Juanvi González (después en Summer Riders y Paisley Expres) a la guitarra crearon Afterglow en 2001 con Santi Vilella a la batería, Patricia Miralles (después en les Pick-Ups) a la voz solista y numerosos bajistas como  Paco Bernabeu, Alejandro Orts y finalmente el también ex-Círculos, Jero Colomina. Grabaron cuatro maquetas y se separan en 2005.  Volverían a tocar en un único concierto el 18 de abril de 2015, con motivo del 25 aniversario del Circles Club, la sociedad Modernista de su ciudad, en La Gramola de Orihuela. Por su parte Ricard tocó con la banda de soul valenciana Goldfingers, creada en los noventa, en la que también tocaron Sergio Albentosa (órgano), Jorge Belenguer (guitarra), Carlos Ruíz (bajo) y Diego Alanzabes (batería).



Pasapogas Hammond Quartet
El nombre de la banda es un homenaje a la sala Pasapoga de Elche, abierta en la década de los cuarenta y cincuenta  que a su vez se inspiraba en el legendario Pasapoga de La Gran Vía de Madrid donde se podía oír jazz y swing en los duros años de la posguerra.  Empezaron recreando versiones de clásicos  como “Almost Grown” de los Small Faces, “Blow up” adaptado por el James Taylor Quartet o el “Green Onions” de Booker T. and  the Mg,s.  Grabaron un Ep “Dancing Time” ( + info) en enero de 2014 con la ayuda de José Manuel Maldonado en los estudios Eurotrack (Elche) y masterizado en los estudios Sacramento (Alicante). Todos los temas son originales de la banda con producción propia y editados por Tweed Jackets records, una discográfica que han creado ellos mismos con el propósito de sacar su música pero también con el objetivo de crear un catálogo con otras bandas afines.  Desde entonces Maldonado colabora en la banda tocando percusión.

Ricard Chumillas
Su segundo sencillo con el título de “Groovin On” fue grabado y mezclado por Maldonado en los  ilicitanos Eurotrack, en diciembre de 2014 y masterizado en los también mencionados estudios  alicantinos Sacramento. Contiene un tema original y una versión de Billy Larkin and The Delegates. Angel Soriano nos vuelve a ofrecer una de sus excelentes portadas  tan a lo “Blue Note” y muy apropiadas para su música. En la contraportada, una foto de la banda en Le Bal des Minets (París) a cargo de Paco Steady.  Puedes leer una reseña de ese sencillo aquí

Este tercer sencillo ha sido de nuevo grabado en los mismos estudios en julio de 2016, con cuatro temas propios, y masterizado de nuevo en Sacramento. Cuenta con otra fantástica portada a cargo de Angel Soriano, más una foto en directo el 12 de diciembre de 2015 en CCCE L’Escorxador de Elche tomada por Juanvi Circles. 


Las canciones

Santiago Vilella. J.M,. Maldonado y Angel Soriano
Solo por el inicio visceral del primer tema de la cara A, “Modern hall” ya vale la pena conseguir una copia de este sensacional disco.  La música arranca de las entrañas de ese poderoso Hammond y se suma la rítmica guitarra más la perseverante batería para dar cobertura a ese saxo que nos ofrece una lección de riffs combinados con fraseos sensuales. Le sucede la no menos imaginativa guitarra con líneas sinuosas y el órgano que aporta la sobriedad cautivadora de acordes amplios y filigranas que inciden en ese indudable componente bailable presentado con una técnica inmejorable en la que ni siquiera faltan compases de percusión que ejercen de puente con una brillantez destacable. Le sigue “Serie Z”, otra exhibición de talento con, de nuevo, un Hammond que, con la ayuda de la flauta, desgrana una melodía lisérgica con motivos selváticos, dando forma a una posible BSO de serie B realmente exquisita, con acompañamiento rítmico de batería y demás instrumentos de percusión  sensacionales.   

Angel Soriano y Jero Colomina
En la cara B nos ofrecen “The Cocrodrive”, grandiosa canción en la que el saxo vuelve a tener una parte protagonista aportando a la consabida brillantez jazzy, detalles latinos y de bossa nova fascinantes, tras los que deja paso a la imaginativa guitarra recurriendo a ejercicios de estilo cargados de pasión. Se añade a la gran fiesta sonora ese esencial Hammond que aporta secuencias envolventes y oníricas que, sin lugar a dudas, embelesarán a cualquier amante de la buena música. Cierra el sencillo “Palm Girl”, que bien podría servir de banda sonoras de tu serie favorita, para amenizar un cocktail de auténtico lujo cultural, como para invitarte a la pista de baile de tu “allnighter”, público o privado, de cabecera. Sus solistas vuelven a hacer alarde de un destreza impresionante con la que dibujan improvisaciones cargadas de las notas imprescindibles y suficientes que te llegarán al alma al tiempo que despertarán los sentidos moviendo tu cuerpo al compás de una música arrebatadora.               

Reflexión final

Pasapogas Hammond Quartet. Fotos: Juanvi Circles
Entre todas las excelencias que reúnen los Pasapogas Hamond Quartet, hay una que realmente me conmueve de manera extraordinaria y es esa facilidad deslumbrante que tienen para conseguir que las soberbias improvisaciones protagonistas adquieran más poderío, aún si cabe, gracias a un acompañamiento de constitución  firme a la par que moldeable, compás a compás, según la intencionalidad del momento. Prevalece un mensaje seductor, indudablemente refinado, pero también embriagador y visceral por su gran intensidad. La banda completa una construcción sonora sumamente perfecta gracias a un amplio abanico de matices que moldean la ambientación de cada una de las canciones. Todo ello nos permite disfrutar de un sonido y un estilo propio que identifican a un combo instrumental único y magnífico, al que considero entre los más  grandes no solo de la actualidad sino, si se me permite, de cualquier época y escena pop, soul o jazzística. “Modern hall” así como los tres restantes temas que figuran en éste, su tercer sencillo, autoeditado por su propia discográfica Tweed Jacket Records, constituyen una auténtica maravilla de canciones pensadas e interpretadas para perdurar en el imaginario compartido de mods y/o amantes del jazz, sean expertos, simpatizantes o neófitos, y de forma genérica en todas aquellas personas sensibles, como tú, para las que la música es una indispensable razón de vida, una de las mejores.          

Nota: Puedes escuchar las canciones y comprar el sencillo en la web el sello Tweed Jacket Records  

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada