lunes, 12 de junio de 2017

“Para unha vez que saímos”, otra obra ejemplar de “garage” con humor fino a cargo de la Familia Caamagno

La Familia Caamagno sigue anonadándonos con su capacidad innata de  componer canciones que parten de las raíces sixties y entran, por obra y gracia de estos gallegos, a formar parte de su repertorio tan original, siempre divertido y emocionante. Momentos sonoros que despiertan nuestro entusiasmo mediante melodías vibrantes cantadas en su idioma materno y ritmos enloquecedores indiscutiblemente genuinos. En 2016 editaban de la mano de la veterana discográfica Lixo Urbano, sello con dos décadas de trayectoria, un nuevo disco en  vinilo y Cd, con el título genérico de “Para unha vez que saímos”. Contiene seis demoledoras canciones de rock and roll con las que no podrás parar de bailar, de principio a fin. Temas que te parecerán una auténtica locura ante los que no querrás perderte detalle alguno para saciarte con todos y cada uno de los matices que las hacen posibles y las convierten en mucho más que un homenaje propio a los clásicos del R&B, el beat, la psicodelia o el soul. La Familia Caamagno son una banda innovadora en tanto que su obra tiene una impronta indiscutible y su música merece todos los “parabéns” posibles porque estos “rapaces” son de lo mejorcito que tiene nuestra escena no solo estatal sino también internacional.  

Trayectoria 

Fotos: Úrsula Prego 
La Familia Caamagno són de Sigüeiro (A Coruña). La banda está formada por Toni Caamagno (batería y coros), Lano Caamagno (bajo),  Francesco Caamagno (guitarra y coros), Jess Caamagno (guitarra) y Manuele Caamagno (voz y saxofón). Empezaron a ensayar a finales de 2010. Tres de ellos, Jesús, Lano y Manuele procedían de una banda llamada Plan9 que hacían versiones de los Misfits. Fran estuvo en los Electróxeno, otra banda de Oroso (A Coruña) que sacó un disco, mientras que Antonio estuvo con Kastomä y forma parte de los Chavales. Empezaron a hacer versiones de temas de los sesenta y adaptaron al gallego canciones de los Standells, Easybeats, Birds, Kinks, entre otros. 

En el verano de 2011 debutan en directo y se atreven con las primeras canciones propias como  “Non volvas máis”.  Al año siguiente, 2012, graban su primera maqueta con título homónimo en los estudios Rapapoulo de Ordes (A Coruña), con Mou y Fredi. Contiene tres temas propios con los títulos de “O ritmo da caverna”, “Non volvas máis” y “Ringo Starr”, más tres versiones llamadas “Fodín cos pes no río” (“Dirty Water” de los Standells), “Perdoa” (“Sorry” de los Easybeats) y “Se magná chove” (“There's a Storm Coming” de los Standells). Fue publicada en octubre de 2012.

Siguen con más conciertos y en diciembre de ese mismo año sale “Cantan Polo Nadal!” (Familia Caamagno, 2012). Se trata de un single de Navidad grabado en los estudios A Ponte (A Coruña) con Tomás Ageitos. En este caso se incluyen dos temas, la original “Panxoligna de amor R5” y la versión de “Run Rudolph, run” de Chuck Berry a la que llaman “Bule Rudolph, bule!”.  También tienen una banda de versiones paralela con el nombre de Muebles Mendoza en la que adaptan canciones de punk’77 creadas por los Buzzcocks, Undertones, The Clash, Ramones, etc… Cabe destacar también que el 20 de septiembre del 2013 ganan el Concurso Rock de la Diputación de A Coruña. Ese mismo mes de septiembre de 2013 graban en los estudios del Circo Perrotti de Gijón su siguiente disco llamado  “Hai que Andar cos Tempos!”. Editado por Lixo Urbano en 2014 puedes leer una reseña de este disco en Magic Pop.

Foto: Úrsula Prego 
Todos los temas de este nuevo trabajo son originales de la Familia Caamagno. El disco fue producido, grabado, mezclado y masterizado por Jorge Explosión entre septiembre y octubre de 2015 en los estudios Circo Perrotti de Xixón. Jorge también aportó percusión más algún solo de guitarra.  Colaboraron además David Baldo a los coros y Arturo Baum dando palmas. El diseño es de Guillotina Estudio y la fotografía de Úrsula Prego. Se edita en Cd y vinilo con un encarte que contiene las letras de las canciones. 

Las canciones 

Foto: Antonio Martín
El disco empieza con “Non saio máis” en la que nos cuentan que “Levas mil e unha noites sen durmir!... Foi todo ben pero tes malestar… declareime e enfadeime sen razón”.  Magnífico tema de R&B eléctrico con guitarras deslumbrantes, ritmo de batería y bajo medido con destreza, y voz beat completando tan extraordinario corte de melodía vivaz y tempo que invita al desenfreno con solo aguerrido de guitarra.  Le sigue “Laussane (on my mind)”, con su evidente carga social.  Cuentan la historia de una familia de “perdedores” y la letra es una adaptación libre del  poemario “Crónica do chan”. Con esta canción participaron en la final del Suns Europe 2016, Festival Europeo de Artes Escénicas en Lenguas Minoritarias. Habla de emigración, con esa capital suiza en mente, Lausanne, sobre arreglos magistrales de soul ye ye. Arranca con poderoso bajo al que se suman guitarras cortantes, más batería constante y la voz principal que desgrana esta historia triste a ritmo alegre.

Foto: Úrsula Prego

A continuación nos ofrecen “Eu moto run-run”, crónica satírica de diferentes usuarios de motos, desde los mods con sus Lambrettas  “ xente que viste caro e  acaba na cuneta” hasta “aqueles que bailan raro con motos vellas, non tegnen que facer,  non son rocker, son macarra”, pasando por  “aqueles que van de chandal  no seu motorillo”, o “aqueles que pognen o casco  na punta do brazo,  en calquera atasco”… aunque quien manda es el protagonista del tema “coa migna Rabassa. Nin Harley, nin Gucci, nin hostias,  a migna é a que arrasa”. El tema crece con un marcado tempo de batería a ritmo de R&B primitivo, con melodía cautivadora, riffs agresivos de guitarra, y fuzz salvaje que se acelera para regocijo de los amigos del “run-run” a toda pastilla.   

Foto: Antonio Martín 
Ya en la cara B nos ofrecen “Monstro subnormal”, excelente dispendio de “garage” punk primitivo para ser coreado a voz en grito.  Otra muestra de su humor fino: “Uh-ah! Monstro subnormal  non o asustes que se pon a chorar. Esta noite vai quedar a estudiar e traballar, traballar de comercial,  e mirar de cotizar!”. Añaden efectos eléctricos y un buen solo combativo de saxo que completa la andanada de este tema de belicoso rock and roll.  Le sucede otro temazo de “garage” sixties bajo el título de “O tempo do lobo”, dispuestos a no dejarse amansar por las circunstancias: “Non vou darche de comer,  se hai fame ponte a cazar. Non son un can ó que prender,  nin dios me vai amansar  e neste quen me vai parar”. Otra exhibición de compenetración productiva entre varios riffs de guitarras, sección rítmica persistente, y voz desgarrada ciertamente “imparable”.  Acaba el disco con “Fuga de cerebros”  en el que aportan varios efectos y matices lisérgicos de auténtico lujo. Otra maravilla que cierra este magnífico trabajo, tan variado como enriquecedor, entre versos cargados de intención: “Non temos moito autocontrol, tampouco apetece nada. Non temos referentes bos  nin posturas nada claras”. Cierra el álbum una secuencia ácida de guitarras desbocadas que se expanden sobre una sección rítmica medida con prestancia con la que si no sabes, seguro que aprendes, a volar.  

Reflexión final 

Foto: Antonio Martín 
Como bien se dice en el texto promocional del álbum, “este disco constitúe, sen ningún xénero de dubidas,  o millor agasallo para o aficionado á boa música moderna”. Desde luego, la banda es un exponente, claro e irrefutable, de lo que podemos denominar, sin miedos ni tapujos que valgan, como la auténtica música moderna. Los suyos son momentos sonoros de hoy en día que tan solo deben al pasado esos precisos referentes que les permiten dar forma consistente a su propio espacio vital y musical, indudablemente actual. Las raíces no son poca cosa pero tampoco lo son todo. Combinan dosis muy bien calibradas de humor afilado, y se desenvuelven con soltura mediante arreglos vivaces, mediante sucesivos cambios de ritmo que te llevarán de cabeza a la pista de baile o lograrán descoyuntarte de placer en las primeras filas de sus alocados conciertos.  Es por ello que te recomendamos encarecidamente la adquisición de esta magistral obra de pocas pero contundentes canciones, hechas a medida tanto para disfrute de los amantes ortodoxos del género, al menos los que no estén dispuestos a anquilosarse en sus mitos de cabecera, como de todos aquellos que prefieren vivir el presente sin más, disfrutando del buen rock and roll atemporal como el que componen e interpretan esta gran Familia Caamagno.     

Nota: Puedes escuchar los temas en el bandcamp donde también podrás comprar una copia del disco en Cd o en vinilo más Cd. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario