jueves, 30 de noviembre de 2017

Cita ineludible de los amantes del instro rock con los Supertubos y su disco más ecléctico, “Rendezvous”

Portada
Si nos fijamos en las impactantes y reveladoras portadas de los discos de los Supertubos, banda cántabra de rock instrumental, nos daremos cuenta de que todas ellas reproducen algún  tipo de empresa que implica tesón y esfuerzo constante, incluso arriesgado si nos atenemos a los dos últimas. De la extracción de petróleo en la primera entrega pasamos por la gran tormenta que azota la goleta rusa Deméter del Conde Drácula en el segundo disco, para llegar a la ascensión por esa cordillera montañosa majestuosa del tercer álbum: un sensacional Lp que lleva por título genérico “Rendezvous” más el subtítulo de “Instrumental chronicles. New recorded edition of an unknown classic”.  El disco ha sido editado este 2017 en vinilo por los sellos Los Pedros Recordings, Roctopus Tea Party Records, y Ola Records, filial de H-records. También ha salido al mercado en Cd a cargo de Sharawaji Records.  Grabado en directo, con un sonido espectacular, contiene  ocho temas propios más dos admirables versiones del “Built For Speed” de Brian Setzer de los Stray Cats y “El Salvador” de Billy Childish con The Milkshakes.  El fruto es una trabajo ecléctico, altamente enriquecedor y novedoso; sin duda el mejor de sus discos, que abre su abanico referencial surfeando más allá de los sonidos tradicionales entre una amalgama de estilos como la bossa nova, la psicodelia, el beat, el rockabilly, o el western que expanden con naturalidad y sentimiento un proyecto propio valiente y sin duda, decisivo. La cita con los Supertubos y su nuevo álbum se nos antoja absolutamente ineludible para todo aquel amante del rock and roll que guste de experimentar placeres nuevos y sorprendentes.  

Trayectoria

Supertubos
Los Supertubos son un grupo de rock instrumental formado en Reinosa (Cantabria) a mediados de 2006 tras la disolución de una banda de “surfabilly” llamada Sinclairs. Su nombre procede de los potentes amplificadores de tubos o válvulas. Ellos son actualmente Ricardo Álvarez “Richie” a la guitarra, theremin, guitarra barítono y coros; Iñigo Crespo “Pony” al contrabajo, bajo eléctrico y coros;  Eduardo Marco “Teo” a la guitarra, coros y percusiones, y Javi Arias a la batería, coros y percusión. Anteriormente habñia tocado el bajo Raúl Herrero "de la Cruz"  “Chino”.

En 2007 graban un primer Ep de cinco canciones titulado como los estudios donde le dan forma, Drive Division, donde vuelven en 2010 para acabar de perfilar el que es su primer Lp con el título de “La fórmula Papini”. Se trata de un disco con diez temas, ocho originales y dos versiones de la banda sonora de James Bond y “The Trial” de los hermanos Good de los Sadies.  Colabora en la grabación Alex "Pis" al Hammond y Theremin. Fue editado en vinilo verde por Los Pedros Recordings.  Su siguiente trabajo es un mini álbum titulado “The Demeter” (+ Info) que lo sacó Action Weekend Records en 2014. Contiene tres temas propios y una versión “Expo 2000” del productor y compositor Richard Podolor aka Richie Allen. Se graba y mezcla en Guitar Town  por Hendrik Roever. Colaboró Jorge Stereo con el sintetizador en dos de los temas. 

“Rendezvous” se graba y mezcla entre julio y octubre de 2016 en Moon River Studio” en directo en formato analógico por Fernando Macaya. Se masteriza en noviembre de ese año por Ibon Larrueza en Euridia Studios. Las fotografías incluidas son de Javier Arias y Jesús Briñas, y el concepto más diseño de Aitor Ochoa.  

Las canciones

Supertubos
El disco empieza con “la Bossa Nostra”, sensacional apertura con ritmo de bossa nova mutado a los parámetros del rock and roll. Guitarras crepitando con profundidad, solos elegantes, cautivadores fraseos con segundas voces, y ritmos marcados con presteza entre suculentos cambios de tempo, conforman un tema que te emocionará de principio a fin. Sigue con “White Trash”, otra exquisitez con golpes de efecto que nos atrapan con su desarrollo ágil de western elegante, fiero, con presencia de contrabajo y batería meticulosos, y guitarras sensacionales. Una canción que no desentonaría ni un ápice entre lo mejor de los Sadies.  Incluyen esos gritos primitivos sobre los que, muy probablemente, encontrarás alguna que otra explicación en tan explícito título.  

Supertubos
A continuación nos ofrecen “El Salvador”, versión del tema de Billy Childish con The Milkshakes que fue editado en el disco “After School Session” (1983). El trabajo de adaptación realizado por los Supertubos es excelente. Mantienen los elementos latinos del original, aportando algunas filigranas propias, aumentando las revoluciones del tempo para conseguir un corte compacto que invita al baile desenfrenado. Acaba la cara con “Espectro de Brocken”, tema misterioso con melodía muy beat, elegante, sensual, envolvente, a base de sensacionales guitarras aportando solos, punteos y acordes que juntos producen un efecto antológico. Mención también para esa templada sección rítmica en muy buena forma.   

Supertubos
La cara B se abre con “Enemigos de la arena”, brillante ejercicio de rock and roll para degustar en la playa dotado con los mejores ingredientes del género a base de guitarras bien compenetradas, con movimientos diestros, arropadas por una rítmica impoluta y un manto sideral de teclado procurando efectos lisérgicos. El siguiente corte es “Miami Mendoza”, canción que cuenta también con ese omnipresente órgano que tamiza los brillantes solos de guitarra de detalles ácidos. La mezcla es poderosa e incluye algún que otro pase aflamencado que aporta, entre palmas, una variedad suculenta de diferentes puntos de vista muy bien pespunteados.        

Supertubos
Le sucede “Built For Speed”, tema de Brian Setzer que apareció en el primer disco de los Stray Cats editado en 1982 en los Estados Unidos y que  recogía temas de sus dos primeros álbumes que salieron en Inglaterra más la que le daba título que por entonces era inédita. Aquí, el contrabajista hace una brutal exhibición de la técnica del slap bass sobre la que el resto de los componentes interpretan la melodía principal con una seguridad pasmosa dando forma a una sensacional versión de este conocido tema de rockabilly. Finaliza el álbum con “Il Ragazzo di Pernile”, la última de las exquisiteces de este trabajo tan detallista en la que los componentes de los Supertubos nos embelesan mediante un tempo calmado repleto de matices psicodélicos desenvueltos entre un curioso ritmo a medio camino entre el blues y western con florituras de guitarra conmovedoras, aportaciones geniales de teclados, vibratos arrebatadores de mandolina, ecos sublimes, y en conjunto una exuberante demostración de talento que crece, coge fuerza y desemboca en un final con detalles de country salvaje con ligera aportación de banjo.         

Reflexión final

Supertubos 
La portada montañosa del nuevo disco de los Supertubos puede estar perfectamente relacionada con uno de los temas que se incluyen, quizá el más enigmático y sensual de todos ellos: “Espectro de Brocken”. Como bien sabrás, y en especial si eres montañero, se trata de una ilusión óptica producida cuando el sol bajo, generalmente al amanecer o al ocaso, proyecta una sombra fantasmal y amplificada rodeada de una aureola perturbadora que te deja estupefacto. Y así es exactamente cómo te vas a quedar después de oír no solo ésta, sino todas y cada una de las magníficas canciones de este fantástico álbum. Al igual que el fenómeno descrito, la música de los Supertubos también genera una particular aura que va a envolverte con las raíces del mejor surf and roll aunque, eso sí, con múltiples partículas de otros estilos que, al ser tratadas con la destreza e imaginación de estos cántabros, dan pie al devenir de una historia mucho más ecléctica si cabe. Si en el siglo XVIII, en los bosques europeos, la leyenda decía que en realidad se trataba de un gigante que aterrorizaba a los lugareños, en estos albores del siglo XXI, la sombra que se proyecta no es otra que la de un gran grupo de rock instrumental que envuelve al oyente con canciones excelentes, variadas y repletas de detalles creativos de una gran calidad instrumental.  

Nota: Puedes escuchar las canciones y adquitir una copia del disco en el bandcamp de la banda,
H-records y Roctopus Tea Party Records

No hay comentarios:

Publicar un comentario