domingo, 17 de abril de 2011

The Kings of Makaha, instro surf en el planeta prohibido

Cada día estoy más convencido que este país es un paraíso para el rock and roll instrumental gracias a la constancia y devoción de unas cuantas bandas respaldadas por unos sellos valientes. Pese al avance inexorable de ese monótono desierto discográfico de las multinacionales, persisten oasis con playas donde se practica instro surf con brillantez y excelentes propuestas. Y en uno de esos espacios, casi mágicos, de nuestra realidad musical más creativa, paradoxales en cambio para la mayoría de la opinión pública que subsiste engañada, una independiente con las ideas claras como Freeky Dicky ha editado el álbum de debut de unos Kings of Makaha, una playa donde nuestros protagonistas asturianos surfean con las rápidas tablas Rodi Ride.

Kings of Makaha es un grupo de rock instrumental formado en Gijón en 2007 que empezó siendo un trío y luego pasó a cuarteto con la incorporación de teclados. Sus músicos son Juan Toraño (guitarra), Alex (bajo), Coke Makaha (batería) y Pedro Secades (órgano), con amplia experiencia en otros grupos como The Real McCoyson, Los Cohetes, Mocking Birds, Kinky Machine, Pussylovers, Beatnies, Los Osos, Edwin Moses, Groovie Doobie Groove, Robbie and the Wild Trains. Este disco, un 10” en vinilo, al que se le ha añadido la versión Cd, fue grabado en diciembre de 2009 en los estudios del Circo Perrotti producido por Mike Mariconda y Jorge Explosion. El artwork ha corrido a cargo de Alex Cash de Rockers Pravia con fotos de Javi Whitestones. Contiene ocho canciones, seis versiones, un tema original de Pedro Secades, y una adaptación, con arreglos de la banda, de una canción tradicional minera.

Empieza el álbum con el tema ‘Hold it’ de Bill Doggett (1916-1996), pianista y organista de R&B, que los Kings of Makaha interpretan con brío surfer y en el que, tanto guitarra como órgano, se lucen con fraseados solistas bien definidos. Precisamente ese tema fue editado en 1958 por la discográfica King. Le sigue ‘Forbidden Planet’, original de Pedro Secades Mangas, en el que los juegos y efectos instrumentales, un tanto psicodélicos, consiguen meter este gran tema entre los mejores de otras bandas con detalles de space surf como Greg & The Unknowns, The Space Cossacks o Man or Astroman?.

A continuación nos ofrecen una gran versión del ‘Nashville’ de Lonnie Mack (1941), guitarrista de Indiana (USA). Se trata de uno de sus primeros temas de principios de los sesenta, al que los asturianos le añaden un toque un tanto más “primitivo” con detalles de R&B cercanos al rasgueo funk y con ese especial toque de rock and roll que consiguen convertirlo en una de las joyas de la corona Makaha. Para finalizar la cara A, otro clásico y en este caso nunca mejor dicho. Se trata del ‘Satan’s Holiday’ que los Lancasters de Ritchie Blackmore compusieron basándose en el fragmento de música incidental de Edvard Grieg para la obra de Henrik Ibsen, Peer Gynt. Un tema de 1965 interpretado una vez más en este siglo XXI con la templanza de nuestros protagonistas y con la rítmica y dinámicas precisas facilitadas con rigor profesional por el baterista Coke y el bajista Álex.

La cara B empieza con una canción de los tejanos Bobby Fuller Four (1962-1966), llamada ’1.000 Pound bee’. Estoy convencido que si la oyeran sus dos guitarristas originales, Bobby Fuller y Jim Reese, se sentirían no solo muy satisfechos con el cover sino tremendamente atraídos por esa cantidad de fuzz en guitarra que endurecen el motivo principal considerablemente. Tras esa sensacional descarga, aparece un tema más calmado, ‘Opus Twist’, al que algunos llaman también ‘Opus four’, grabado originalmente a principios de los sesenta por los legendarios Ventures para sus álbumes de baile y al que los Kings of Makaha rinden absoluta pleitesía con una interpretación muy elegante. El siguiente corte se titula ‘Ghost Hop’, de los Surfmen, banda californiana que la grabó en 1961 con ‘Extasy’ en la cara B para el sello Titan. Sin el saxo de Armon Frank, el tema consigue mantener el interés instrumental de principio a fin. Los guitarristas Ray Hunt y Nick Drury son en este caso reemplazados por los convincentes Juan y Pedro, con guitarra y órgano.

Foto: Rockera Mutante
Finalmente, se cierra el álbum con una versión digamos inusual para este conocido tema tradicional llamado ‘En el pozo María Luisa’, o también llamado ‘Santa Bárbara Bendita’. Se trata de una canción popular, muy emblemática para los mineros asturianos, leoneses y todos aquellos oficios relacionados con la minería del carbón, que suele cantarse o adaptarse con elevadas dosis de tristeza. Kings of Makaha nos la presentan con un ritmo vivo e incluso épico con el que logran transmitir el orgullo de una profesión tan dura como noble y muy arraigada en su tierra asturiana.

En definitiva, un gran disco de rock and roll que contiene detalles de frat rock, garaje, o R&B, en el que las versiones van más allá de recreaciones puras y duras de los clásicos de esas bandas míticas de instro surf. Los Kings Of Makaha han conseguido con este álbum demostrarnos sus habilidades instrumentales a la par que convierten sus raíces de rock and roll en nuevos árboles jóvenes que van a crecer cada vez más en nuestro paraíso surfer estatal. Con grupos como ellos y discográficas como Freeky Dicky, la buena música seguirá disfrutando de oasis creativos aunque les aceche ese desierto discográfico dentro de un planeta cada vez más prohibido para la inteligencia.

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp

No hay comentarios:

Publicar un comentario