martes, 13 de marzo de 2012

Los Espeluzznantes nos ofrecen sus "Sonidos Escalofriantes"

Los Espeluzznantes son un auténtico combo de garage surf punk formado por tres  componentes de los Cosmic Vampires, que son Baron Fatchivo, guitarra y voz, Mr. Cósmico, primero al bajo y después al órgano, Mónica Vampira a la batería y más tarde El Piña al bajo a partir de 2010. Son de Almería y se presentaron en 2009 con una tremenda maqueta titulada "Baila Monstruo, Baila!!" que recogía los temas ‘La Noche del espectro’, ‘La Garra Peluda’, ‘El Desenterrador’ y ‘Los Monstruos Encima de mí’, versión del “The people in me” de Music Machine. Sus temas se incluyeron en recopilatorios como "Exotic Erotic Reverb vol. 2" (Veneno / Esquilo, 2010), el compilado "No Way Out vol. 2" (Dead by Mono, 2010), o la selección de "Extrañas Criaturas vol. 3" (Pantano, 2010).  Siguen grabando nuevos temas y en 2012  ve la luz su disco, en formato Cd,  llamado "Sonidos Escalofriantes" (Veneno, 2012) con una tirada limitada de 500 copias en formato de CD. El disco incluye los trmas de su maqueta más otros grabados en 2011 como "La fosa", "Con la muerta bailarás", "Eey", "Doctor macabro" y "Olor a cadáver"), más otro tema de 2010 llamado "El espejo". Desde entonces han seguido creando nuevas canciones de fuzz con endiablada fuerza que esperan editar en cuanto les sea posible.

Se trata de una edición especial de 500 copias numeradas con el título genérico de “Sonidos Escalofriantes” donde recogen 10 de sus mejores temas grabados entre los años 2009 y 2011. Un convincente trabajo discográfico en el que se aprecian influencias bien tratadas de grandes bandas de la escena “garage” internacional desde los años sesenta hasta los sucesivos revivals de “garage punk”. Manejan como pocos cada uno de los componentes básicos del estilo: desde la serie B y el horror en cuanto se refiere a su concepción temática, hasta la distorsión y el ritmo alocado como precepto musical. 

El resultado final nos recuerda a los Mummies, The Fuzztones, o los Staggers, pero siempre con su peculiar estilo propio y con su inusitada fuerza ya sea en el estudio como en los mejores escenarios. Sin duda se trata de música “espeluzznante” como debe ser, ideal para no dejar de bailar ni un solo instante a un ritmo desenfrenado.

2 comentarios: