jueves, 5 de julio de 2012

Lecirke debutan con un disco onírico repleto de canciones sensacionales que se dejan querer

Portada, dibujo de César 
Lecirke acaban de autoeditarse un disco, con título homónimo, en el que han volcado su entusiasmo artístico mediante un excelente trabajo creativo apreciable en canciones que se dejan querer. Gracias a una campaña de "crowdfunding" en Verkami consiguieron los mecenas necesarios para sacar adelante este proyecto absolutamente necesario para dar a conocer en condiciones su elegante trabajo musical. Una obra original con multitud de referentes con los que consiguen diseñar un espacio onírico propio repleto de detalles encantadores y en ocasiones misteriosos.

Lecirke son un grupo de pop folk, con aires psicodélicos, creado en Tarragona en el verano de 2008 en formato de dúo. Actualmente está integrado por Esther Piqué, voz y coros; César Meler, voz, autoharpa, guitarra, programaciones,  coros; Pablo Vidal, piano, teclados, acordeón, glokenspiel, percusión; cachivaches, coros; Apel.les Carod, violín, ukelele, coros; Joan Roca, bajo; Jan K. Larsen, batería. Ganadores del D.O. Tarragona 2009 y del D.O Catalunya 2010, su música abre multitud de ventanas a la percepción con melodías exquisitas, juegos rítmicos y paraísos minimalistas tremendamente emotivos.

Lecirke
Para grabar este disco han contado con la colaboración  en algunos temas de: Verónica Ortiz, percusión; Pepe Sáez, contrabajo; Roser Àvila, chelo; Miquel Rojo y Xavi de la Salud a las trompetas; Josep Orellana al trombón; “Viki” Gómez a la tuba; Emilio Cabello, clarinete; más Lluís “Maquis”, efectos. Apel.les Carod y Pablo Vidal se han encargado de los arreglos de cuerda.

El disco, presentado en Cd con posibilidad de una posterior edición en vinilo, ha sido grabado y mezclado en MBG (Tarragona)  con Miguel Ángel Barberán y la producción ha corrido a cargo de César Meler más Pablo Vidal. Fue masterizado por Ferran Conangla. El diseño gráfico es obra de Lucía Meler, y Óscar Meler es autor de la ilustración de la portada y del interior.   

Lecirke en directo festival Altaveu 2011
El disco se abre con la magnífica “Heyheyhoho!!!, uno de sus temas más vitalistas en el que destacan esas guitarras acústicas rodeadas de contundente percusión latina. El desarrollo melódico es precioso con sus juegos de voces, repentinos cortes sonoros, tambores ancestrales y onomatopeyas selváticas. Todo ello magnificado con un toque de trompeta, perfumes psicodélicos, y curiosos efectos especiales. Le sigue el tema “Supernova Fun” con su dulce caminar de guitarras, con magníficas voces principales ayudadas por coros, creando un espacio de ensoñación, acompañada de acordeón, otros tantos efectos especiales, trompetas enloquecidas que ayudan a reproducir un escenario circense entre ese peculiar 3/4 con trombón a contratiempo.

“Take the Money”, da nombre del siguiente corte y es un juego divertido y saltarín, con maravillosa voz femenina, un leve toque jamaiquino y  mucho swing, entre elegante percusión, glokenspiel y punteos de guitarra mediterráneos. A destacar su corte final que ralentiza el tema para recuperar esa concepción rítmica previa que lo convierten en ciertamente destacable. A continuación, nos ofrecen “A Lucky Ride” con esas guitarras folk reposadas que dialogan entre si a la espera de una entrada de cuerda ensoñadora y previa a esa percusión de tambores que nos llevan a una apoteosis sonora tras la cual aparece la calma melódica.

Foto: María Veses  
“Flowers in the bin”, siguiente tema, tiene un aire tenebroso, incluso algo de post rock con arreglos especiales en los que se lucen las guitarras, pero también la cuerda, el metal, y el acordeón más ese efecto especial simulando un reloj que se pierde en la inmensidad del espacio. Acto seguido tenemos un instrumental llamado “Tunnel” donde hacen gala, una vez más, de su dominio de los tempos y la ejecución con entradas triunfales que crean un clímax sonoro especialmente emotivo y tremendamente cariñoso.  

“Surf Gitano (when i was a child)” es quizá otro de sus temas más aclamados y en él se han volcado para dotarle de un especial tratamiento compositivo tan variado como complejo. Envuelto en un aire circense, aparecen momentos sublimes de jazz, swing, con una rítmica tremenda y un concepto melódico que pone los pelos de punta. Cantado a dos voces, resulta sensacional, con esos efectos de mandolina y un final inesperado en el que se entremezcla el sonido “dixieland” con la ayuda indispensable de algunos de los mejores instrumentistas, especializados en ese jazz tradicional, de los que dispone la ciudad de Tarragona.

“Playground” es otro de los instrumentales del disco con esa leve caja de música, su dulce melodía y esos detalles con los que consiguen fabricar un pequeño mundo de juguete. "Flowers in the bin #", es el título del siguiente corte que empieza con un brillante riff de bajo, toques de jazz y jamaicanos, a la que se suma la guitarra, trompeta, y cuerda dando un especial toque ácido para redondear una magnífica concepción rítmica y melódica absolutamente rompedora.
    
Esther en el estudio
Con “From/ To the sky” sorprenden por su suave comienzo, un tanto galáctico y celestial, más esa entrada de batería apoderándose con suavidad del ritmo ayudada por el bajo. Construyen momentos espectrales sobre la paz agradable que proporciona la melodía de cuerda. Una sensación que desemboca en la entrada de esa encantadora voz femenina que logra perfilar una balada estremecedora ayudada por teclados, arpegios de guitarra eléctrica, más ese final especial a cargo de eléctrica con eco, bajo y batería casi reggae más efectos y voces sensuales. Termina el disco con “Good night sleep” un breve fragmento final con efectos de pasos en la noche veraniega y una caja de música que da los últimos toques con una dulce melodía.


Tras una escucha atenta de este disco de debut, podemos deducir gran multitud de consideraciones personales, todas ellas subjetivas, que en mi caso me permiten asegurar que se trata de un extraordinario álbum con un magnífico y enriquecedor trabajo creativo. En el plano objetivo, y tras disfrutar de algunos de sus directos, se puede  asegurar, sin riesgo a pecar de exagerados, que la evolución hasta llegar a este álbum, es muy notable y altamente satisfactoria. El grupo ha crecido considerablemente a todos los niveles artísticos posibles. Al parecer, en este disco no han incluido todos sus temas porque, y eso es un punto a su favor a tener muy en cuenta, esas canciones por el momento inéditas se alejaban del concepto genérico de este trabajo. Por tanto, el camino discográfico de Lecirke no solo acaba de empezar con excelente criterio sino que podemos esperar de sus próximos pasos, muchas sorpresas. De momento, no nos faltarán razones para disfrutar de este excelente paseo onírico que nos ofrecen estos tarraconenses con melodías encantadoras y rítmica contagiosa.

Nota: Si quieres escuchar los temas puedes hacerlo aquí en el bandcamp.
        

No hay comentarios:

Publicar un comentario