jueves, 2 de agosto de 2012

Juan Antonio Ross despliega todo su encanto pop para musicar el fin del mundo con su nuevo disco


Juan Antonio Ross ha atesorado, en su fructífera carrera musical desde sus primeras maquetas de los noventa hasta la actualidad, la virtuosa capacidad de componer canciones que contienen en su sencillez todo un mundo de sensaciones que cautivan al atento oyente. “Durante el fin del mundo” es el título de su última propuesta sonora con excelentes juegos poéticos arropados por arreglos instrumentales calculados al milímetro en cada uno de sus catorce temas.    

Para culminar este trabajo de orfebrería pop ha contado con la ayuda de grandes músicos como Emilio Cortés al bajo, Carlota Ruiz a los teclados, Joaquín Talismán a la guitarra y coros, y Alejandro Garriga a la batería y samplers, entre otros colaboradores como Leandro Martínez Romero, Miguel Bañón, Abdón Alcaraz, José Esteban Martínez, Fran Guirao, “Popi” Carrasco, Josema Sánchez, “Lucien” Martínez, Javi Vox, y su hermana Ana Fructuoso.


Este nuevo álbum se puede escuchar, por el momento, en las plataformas sociales de Juan Antonio Ross como en su página web o el Facebook, a la espera de que se materialicen algunas propuestas para editarlo en digipaq con Perdición e incluso en vinilo con Clifford Records y de este modo, estar disponible a corto plazo, tras el verano, con todo lujo de de detalles. Por lo que respecta a Clifford Records su intención es que esté disponible en el mes de octubre de 2012.  

Como todo en el universo peculiar de Ross, este nuevo disco también tiene un componente personal intimista muy destacable. El autor lo dedica al bajista Pascual Saura y a su amigo Javier Balibrea, Bali, fallecidos ambos en 2010. La portada es obra del diseñador José Filemón con fotografía de Joaquín Zamora.

En este álbum podemos disfrutar de un delicado y emotivo pop en canciones como “Cometa”, la energía  powerpop de “Magia”, o el toque cool eléctrico de “Espiral”, que tiene en el siguiente tema “Single” su vertiente más bailable. No faltan tampoco detalles de popsike con leves toques de jazz en "Música de Jazz" así como medios tiempos ensoñadores en “Salir”, y claras referencias sixties en la canción “Extraterrestre”, a medio camino entre el beat y el funk soul. Destaca también por ese pop elegante de “Laberintos” con aires psicodélicos que se convierten en omnipresentes, mediante arreglos folk  en canciones como “Balibrea”, y que sirven de punto de inflexión sonora para otras memorables canciones como  “Imaginación” o “Fiebre”. El clímax sensitivo se amplifica con cada nuevo corte hasta llegar a ese punto culminante que nos atrapa totalmente con la historia que da título al disco,  “Durante el fin del mundo”, y que desemboca en su final ácido, electrónico y realista en el tema “Madurar” que cierra este flamante disco.

Juan Antonio Fructuoso Ros, que incorporaría una segunda "s" a su apellido porque esa sombra le parece mas internacional tal y como se cuenta en un espléndido artículo del blog “desde la araña”, empezó formando parte como baterista de grupos murcianos de los ochenta como Todos y la Chica, La Guardia Roja, o Ferroblues, o tocando la guitarra en Los Albertos, banda de versiones. Iniciaría su carrera en solitario en el año 1993.
    
Tras entusiasmar a la escena independiente española de los noventa con canciones emotivas, auténticos estándares ya de la melodía, en 1995 saca un Lp titulado "Sugar" (Munster Records), con producción de Ken Stringfellow (Posies-Big Star-REM). Con su siguiente trabajo de 1998, "Supersonic Spacewalk" (Munster Records) consigue una considerable repercusión internacional.


Ya con el sello murciano Sándwich Records, en 2001 publicaría su memorable disco "Rossland" pero tras una larga gira, la formación se disuelve. Tras desaparecer Sandwich Records y la entrada de algunos de sus músicos en la órbita de los ascendentes Second, Juan Antonio se une en 2004 a sus amigos y guitarristas, Joaquín Meseguer “Talismán” y José Antonio Martínez “Filemón” con quienes forma la banda Rumor con la incorporación de José Estebán Martínez, teclados, de los Octubre y Toni García  a la batería. Sacan un par de excelentes álbumes para Rock Indiana: “Rumor” (2005) y “Rumor 2” (2008).

Ese año, Ross regresa a la palestra discográfica  con un doble CD recopilatorio “Enemies & Friends. A Collection for Ross (1992-2002)”, editado por el sello Perdición de Joaquín Talismán. Se trata de una amplia selección de temas de esos tres primeros álbumes más una canción inédita de aire country-pop que pone música a un poema de José Antonio Martínez Muñoz, más un segundo CD con todos los EP's, Singles, Tributos a Teenage Fanclub para el sello japonés "Paint Sky Discs" en 2002, y The Records para el sello "Sonic Recordings" en 1996, así como las maquetas de los primeros años. En total 44 canciones acompañadas de un libreto con mucha información, todo ello imprescindible para conocer gran parte de la historia del mejor pop estatal con suficientes razones como para situarle entre los mejores creadores a nivel internacional.

Por otra parte, la Consejería de Cultura de la Comunidad Autónoma de Murcia crearía un sello discográfico, Tres Fronteras, con el propósito de editar a músicos murcianos, con  Miguel Tébar al frente pero el proyecto no prospera justo cuando Ross prepara su nuevo trabajo. Ese disco que iba a tener como título “Rossspain” se transforma en este nuevo proyecto ya con todas las canciones en castellano y el título de  “Durante el fin del mundo”. Ross también ha destacado como productor de discos de los Second y de los Octubre y ha colaborado como baterista en la banda de Los Chamanes, o con los Kuve entre múltiples actividades  relacionadas con la música como su conocida faceta de Dj.

1 comentario: