miércoles, 26 de septiembre de 2012

Fallece el gran músico y mánager latino, José Curbelo

El pianista y director de orquesta cubano José Antonio Curbelo nació en La Habana en 18 de febrero de 1917 y murió en Miami el pasado 21 de septiembre de 2012. Fue un conocido director de orquesta de música latina que destacó también por su faceta como representante de otros músicos defendiendo sus derechos frente a la tiranía de muchas salas de baile norteamericanas que se aprovechaban de los artistas pagándoles mal o sencillamente no pagándoles tras las actuaciones.  Fue uno de los precursores que ayudaron a desarrollar el conocido son montuno, base rítmica del estilo que a partir de los setenta se llamó salsa. José Curbelo, además de ser un músico muy respetado sobre todo en el ámbito de la música latina, formó parte de una destacada escena de jazz afrocubano.

Curbelo empezó su carrera musical en Cuba formando parte de formaciones míticas como la Orquesta Riverside y en 1939 se trasladó a Nueva York donde se hizo un nombre durante la década de los cuarenta tocando en orquestras de prestigio como la de Juancito Sanabria, Oscar de la Hoya o Xavier Cugat. 

En 1942 crearía su propia banda donde tocaron otros maestros como Tito Rodríguez o Tito Puente. Entre sus célebres grabaciones cabe destacar una versión del  “Managua, Nicaragua” en 1947 para RCA Víctor. Con el sello Fiesta, grabó en formato de quinteto, “Cha Cha Cha In Blue”, “Que Se Funan” y “La Familia”. Para la discográfica Coda Records, grabó “Llora”, “Tu Ven Pellejo”, “Canelina” y “Que No”, con el vocalista Tito Rodríguez. Su Lp “Vivo en el China Doll”, grabado en el 1946 está considerado como todo un clásico. A destacar también que en 1949, Tito Puente y el cantante Vicentico Valdés tuvieron un gran éxito con el tema “Abaniquito”, escrito por José Curbelo y Bobby Escoto.

En 1953 redujo la orquesta y pasó a ser un sexteto con el saxo tenor Al Cohn más Hitchcock Jack en el trombón y vibráfono. La orquesta se deshizo en 1959 y en ese momento José Curbelo monta una agencia para representar artistas llamada Alpha Artists. En esa época los músicos, y en especial los que formaban parte de orquestas latinas, padecían el abuso de los amos de las salas de baile que pagaban de forma arbitraria y caprichosa. El sindicato de músicos no podía o no quiso evitar ese maltrato pero José Curbelo fue capaz de plantarles cara hasta el punto que muchos le consideran el auténtico “Rey de la Música Latina” por todo el beneficio que conllevó para los músicos su obstinada y eficiente gestión.  

De este modo, durante la década de los sesenta, José Curbelo representaba a casi todas las grandes orquestas de música latina como La Playa Sextet, Orquesta Broadway o las bandas de Tito Puente o Machito Grillo. En los años setenta, Curbelo se trasladó con su familia a Miami, desde donde contribuyó, en cada edición, a la contratación de bandas para el popular festival anual de la Calle Ocho, una de las fiestas más importantes del mundo por lo que respecta a la música latina.





No hay comentarios:

Publicar un comentario