lunes, 17 de diciembre de 2012

Brighton 64: “Esta vez va en serio” y con esta enorme calidad esperemos que para mucho tiempo

Portada: Bernat Lliteras
Los Brighton 64 han decidido volver a dejar en la estantería de los trofeos todos esos  adjetivos, laudatorios y por supuesto bien merecidos, de “míticos”, “legendarios”, “banda con más solera de nuestra escena”,  para sacar nada menos que un nuevo álbum de canciones originales, más una versión, con el que adquieren, en nuestra opinión, otros calificativos más propicios como, por ejemplo, el de “actuales”, “atípicos” y responsables de un proyecto vital, con el guiño de “esta vez va en serio”. El nuevo álbum de estos barceloneses tiene para el Magic Pop muchísimas cosas que comentar. Para los neófitos, un tanto cansados ya de una escena "indie" repetitiva sin apenas criterio, puede incluso parecerles un buen revulsivo y para los fans de siempre, un regalo para los oídos que no solo completa una discografía brillante sino que abre numerosas puertas para un futuro creativo muy esperanzador.  


Foto: Mireia Bordonada
El nuevo disco de los Brighton 64 lo edita en Cd y vinilo Bcore y representa su vuelta al estudio tras no hacerlo desde 1987. Fue grabado durante la primavera y el verano de 2012 en los estudios Ultramarinos Costa Brava, con Santi García (Charades, No More Lies, Ghouls'n Ghosts, Madee, Les Philippes, Delco). Santi y la propia banda se han encargado de la producción. Víctor García ha masterizado los temas y el inefable Francesc Gosalves ha realizado las labores de técnico de sonido.

Ricky Gil ha cantado en todos los temas menos en la canción “Tu colección de discos raros”, y también ha tocado el bajo más acústica y voces. Albert Gil ha cantado en la mencionada canción y se ha encargado de las guitarras, ukelele, auto-harpa y voces. Jordi Fontich ha tocado el órgano, piano, moog y melódica; y Tino Peralbo es el responsable de tocar la batería y ha aportado voces.

Por lo que respecta al artwork de este disco cabe destacar las divertidas y extraordinarias ilustraciones de Bernat Lliteras, tanto en la impactante portada y contraportada, así como la excelente fotografía de Mireia Bordonada incluida en el insert.          

Apuntes biográficos

Foto: Eva Segura
Pero antes de analizar de forma pormenorizada los aportes artísticos de este nuevo álbum, hagamos un poco de historia: Los primeros Brighton 64 fueron los hermanos Gil, Albert y Ricky, Tony y Daniel Cros, que fue su primer cantante. La primera grabación fue un EP titulado “Barcelona Blues” (Flor y nata, 1983, reeditado por Bip Bip Records en 2009), con Ricky ya cantando y al bajo, más Albert a la guitarra rítmica, Toni a la batería y Carles Nadal a la guitarra que dejaría la banda. Los hermanos Gil montaron una banda paralela llamada Los Novios, en la que junto a la vocalista María, estaba a la batería Andreu Verdú (Killwatts, Kamenbert). Con Andreu, los Brighton graban el sencillo “Deja de Tocar a mi Chica” (Flor y nata, 1983, reeditado por Bip Bip records en 2009). Tras la marcha de éste, entra Tino Peralbo y se constituye la formación más estable del grupo con la que sacan “Haz el Amor” (Twins, 1985) y con Jordi Fontich (teclados), el popular maxi “La Casa de la Bomba” (EMI, 1986), antes del también venerado LP “El Problema es la Edad” (EMI, 1987).

Tras problemas con la discográfica, que no les promocionan como es debido, y tras otras situaciones personales, los hermanos Gil cierran a finales de ese 1987 el proyecto Brighton 64 y forman Los Brigatones, para luego llamarse Matamala hasta los albores de la década de 2000.  Es entonces cuando al finiquitar Matamala, separan sus carreras.  Albert fundaría Rivolta y después Chest mientras que Ricky crearía Maximum Ricky, Top Models, más el proyecto radiofónico y musical “Hipopòtam a Botafogo” y escribiría un magnífico libro llamado “Bola y Cadena” (Editorial Milenio 2003) donde se explica con pelos y señales la historia de los Brighton 64. Antes, en los noventa, montaron un sello propio llamado Al.leuia que posteriormente pasó a ser Bip Bip Records con la siguiente década. Esta discográfica, dirigida por Albert con la colaboración de Pol Fontini, baterista de Top Models, cerraria en 2011. Albert también creaba una banda con el nombre de Pista Lliure mientras iba perfilando su faceta como escritor de la que ya conocemos un par de obras: “Pista Lliure” (Pagès editors 2010) y “El Cas del Serrell” (Editorial Base 2012). La última formación de Top Models incluía a los dos hermanos Gil, Pol y una teclista llamada Agnès. Por su parte, Tino Peralbo formó parte de proyectos como Steve & The Hooligans, Groom y Tino & Culpables. Jordi Fontich estuvo en los Brigatones y tocó el piano con varias formaciones.

El proceso que ha culminado con la edición de este nuevo disco tiene unos claros antecedentes. La banda celebraba en 2011 su 30 aniversario con una exitosa gira por varios puntos del Estado. Un año antes, Bip Bip records  recuperaba la actuación del 17 de marzo de 1987 en la Studio 54 de Barcelona, celebrada durante la fiesta anual de entrega de los premios de Radio 3. Esa noche, Los Negativos, insigne grupo de psicodelia pop de Barcelona, recogía el premio al grupo revelación y Brighton 64 el de la mejor canción del año por “La casa de la bomba”. Las dos bandas laureadas, con los votos de los oyentes, tocaron cuatro canciones ante un público entregado. El disco de Brighton 64 incluye los temas “La calle 46”, “Bola y cadena”, “Igual nos da igual” y “La casa de la bomba”.

Por otra parte, cabe recordar que en el año 2000 Bip Bip Records editó el disco de Brighton 64 "Explosión juvenil en directo - 1986-1987" con 15 canciones procedentes de dos conciertos del grupo, en Salle Romeau de Lyon (Francia) el 7 de mayo de 1986 y en la Recta de L'Estadi (Barcelona) el 24 de septiembre de 1987. Coincidiendo con el disco, hubo una reunión de la formación más estable de Brighton 64, o sea Albert, Ricky, Jordi y Tino, a finales del año 2000, incluido un concierto en el Purple Weekend de León. Volverían a tocar juntos en 2006.


Foto: Mireia Eire
Las doce canciones de este nuevo álbum conforman un trabajo sólido con sobrada actitud, muchas ganas de tocar otra vez juntos, múltiples referencias e incluso diferentes etapas compositivas. Algunas de ellas son, como desvela el propio grupo, “canciones antiguas que por diferentes razones nunca llegamos a grabar como “Banderas blancas” o “El día que yo me muera”. También han recogido la versión del tema de los Kinks de 1964, “Just Can't Go To Sleep” que tocaban en los míticos directos del Boira y el Montserrat con el título de “No puedo ir a dormir”. El disco también incluye canciones nuevas compuestas especialmente para este disco como “Tu colección de discos raros”, “Solo hasta el final”, más dos de ellas interpretadas en catalán como “Quan baixis de l'avió” y “Notes al marge”.  Cabe destacar que la grabación también ha comportado toda una experiencia en las que los cuatro componentes de la banda han ido más allá de sus habituales papeles en el grupo.

Así que, ya puestos a escribir sobre esta gran banda con todo lujo de detalles, veamos que sensaciones nos han comportado cada uno de los temas que forman parte de este magnífico trabajo de los Brighton 64. 
Sensaciones en serio 
 
Bernat Lliteras
Tras el original inicio de una voz mecánica que nos dice en varios idiomas “Abriendo puertas…”, descargan ráfagas de munición punk y powerpop mediante una sensacional canción llamada “Solo hasta el final” (Tino Peralbo). Todo un temazo de guitarras brillantes, con esa voz entregada  a una letra existencialista en la que la soledad adquiere todo su protagonismo. A destacar un buen solo de teclados y un emotivo juego de voces final. Le sigue “Soy un tanto antiguo (y creo en el amor)” (Albert Gil)  con guitarra y extraordinario órgano “garage”, donde exigen no ser utilizados…”sin vocación de consolador, pidiendo respeto y temiendo que le partan el corazón… creo en el amor, soy así de simple”.  Buscando besos sin final, nos llevan a la emotiva “Los amantes del compás” (Albert Gil) donde se despiden del pasado, de la bola y la cadena, avisando que van a volver a empezar sin nada que temer, con otro buen riff de guitarra, preguntándose “dónde están esos amigos y amantes del compás”. Unos acordes de órgano entrelazan el tema con la increíble, y a nuestro juicio uno de los mejores temas del álbum, “Quan baixis de l'avió” (Ricky Gil), cantada en catalán. Guitarras afiladas, ritmo trepidante, potente bajo, con recreación de piano soul jazzy… En ella nos dicen: “Esperando a esa chica para escuchar la canción de siempre con un ritmo diferente”.

“La magia de la calle” (Albert y Ricky Gil) es otra canción entrañable en la que el protagonista no quiere “que me hables de lo que fui, de lo que significo para ti… ha pasado el tiempo y nunca he estado mejor”. Excelente estribillo acompañado por melódica y guitarra acústica. Cierra la cara A, “El tesoro” (Albert Gil) con guitarras contundentes de poderoso pop celebrando el momento con coros de himno. Una canción de deseo, “no es barato conseguirte… que buen día hace aquí a tu lado… aunque tal vez pido demasiado” con excelentes medios tiempos, intercalados, de new wave.   

Bernat Lliteras
“Banderas blancas” (Albert Gil) abre la cara B con órgano psicodélico que precede a la entrada de unas tremendas guitarras y actitud hardcore para un tema de reivindicación social y personal. No menos sensacional es “La noche sujeta mis pies” (Albert y Ricky Gil) con toques de hard rock, excelentes riffs de guitarra y buenos coros acompañado a la voz principal en sus mejores momentos. Un tema de confusión en el que nos recuerdan que “de nada sirve trazar un plan que nunca vas a respetar”. Por la letra, se nota que este tema pertenece a otra época ya que, con la siguiente “El Día que yo muera”, no llegaron a tiempo de ser incluidas en el último disco de la primera etapa, el Lp “El problema es la edad” y han sido completadas ahora.  

El mencionado “El día que yo muera” (Albert y Ricky Gil) es un atractivo blues, ideal para dejar este mundo “con lo bien que vivo yo… las mañanas en la cama, las tardes en el bar y las noches con la chica debajo”. Buen solo de piano para explicar que “el día que yo muera, no te quiero oír llorar… habrá vino y rock and roll… y ese día hará sol”.

“Tu colección de discos raros” (Albert Gil) es candidata a la banda sonora de la posible adaptación al cine del primer  libro de Albert Gil, “Pista lliure”. Otra muestra más del talento de esta banda con recuerdos a una de las combinaciones de acordes más famosa de los Who en la que nos hablan de los obsesivos coleccionistas de discos que viven en el pasado. Un tema genial sin desperdicio alguno. Por su parte, “No puedo ir a dormir” (Ray Davies) es una excelente adaptación ya mencionada del tema de los Kinks interpretada con su toque personal y cariñoso pop en la que nos explican con ternura esa soledad que se siente al no tener la amada al lado. Acaba el disco con otra canción interpretada en catalán con el título de “Notes al marge” (Jordi Fontich, Albert y Ricky Gil), notas al margen que han salvado el desastre, entre ritmos de rabia que espantan a los fantasmas… El pianista, solo en el estudio, da un último pase de nostalgia tras una gran grabación antes de que la voz mecánica nos diga  “Tancant portes…cerrando puertas…”

Foto Liberto Peiró
En la nota interior del disco, los Brighton 64 finalizan un aclaratorio texto biográfico con el siguiente comentario: “Esta vez va en serio. Escucha, recuerda, olvida, disfruta”. Y eso es lo que he hecho porque es lo más recomendable: disfrutar del álbum sin prejuicios y sobre todo sin ninguna necesidad de reivindicar el mito de esta banda de los lamentablemente infravalorados ochenta. Escuchar este disco implica necesariamente recordar esos momentos del pasado, instantes que no volverán, y por ello es quizá mucho mejor no perder más el tiempo y seguir el camino con la cabeza bien alta para encarar el futuro con las ideas claras. El nuevo disco de los Brighton 64 tiene todo lo que precisa un buen álbum de rock and roll: momentos musicales creativos, divertidos, originales, emotivos, y letras tan comunicativas como conmovedoras. No solo me ha parecido un excelente trabajo discográfico sino que augura nuevas hazañas que incluso podrían llegar a superar aquellas que les significaron en el pasado. Aunque los pronósticos, la verdad, ni entonces ni ahora han sido nunca especialmente generosos con nuestras ilusiones. Pero bueno, la vida es así y además, hay que tener en cuenta que “esta vez va en serio” y con esta enorme calidad, esperemos que para mucho tiempo.  

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp de Bcore.

3 comentarios:

  1. Molt bon article. I brillant el nou disc de Brighton 64. Per fi han pogut treballar amb una discogràfica i un productor que els entenen. Com tu bé dius, ara ja no cal parlar de grup llegendari, sinó de grup actual amb moltes coses a dir. Crec sincerament que aquest és el millor disc de Brighton.

    ResponderEliminar
  2. Gràcies als dos pels comentaris, és un plaer compartir gustos amb vosaltres.

    ResponderEliminar