martes, 18 de diciembre de 2012

Los Huéspedes Felices recopilan la historia de "unos tipos normales con guitarras eléctricas”

Nuestra escena estatal resulta a veces tan sorprendente que, entre la preocupación por la crisis y la aparente insumisión al vil negocio, un pequeño sello como Clifford records se empeña en poner de actualidad a un grupo de tipos normales con guitarras eléctricas, llamado los Huéspedes Felices, no excesivamente conocidos aunque lleven creando excelentes canciones desde los noventa.  Esta banda gallega formada en A Coruña es esencial para entender el pop psicodélico de este país, y no solo acaba de editar con la mencionada discográfica almeriense un Ep, anticipo del que será su próximo y muy esperado álbum con temas nuevos, sino que encima se permiten el lujo, tan necesario como satisfactorio, de recuperar sus grandes temas en un magnífico recopilatorio con el preciso título de “Tipos normales con guitarras eléctricas” y el subtítulo de “Un repaso a la historia de los Huéspedes Felices a través de nuestras canciones favoritas”.

Huéspedes Felices, actualidad
Los Huéspedes Felices son uno de los grupos más interesantes de nuestro panorama estatal con una larga trayectoria, excepcionalmente fructífera aunque muy poco editada, en la que destacan grandes canciones construidas con atractivo melódico y envueltas en una amalgama de sonoridades cercanas a la psicodelia y algún que otro recurso de folk ácido. Su excelente dominio instrumental consigue que esas canciones llamativas de pop luminoso se conviertan en ejercicios de destreza sonora. Cada uno de sus temas destaca no solo por la composición de su estructura fundamental sino por esos arreglos, basados en adornos psicodélicos, que amplifican su sensualidad y su poder hipnótico.

Dicen en el texto de la contraportada de este recopilatorio que las catorce canciones que se incluyen en este disco son las más representativas de su trayectoria vital, aunque les hubiera gustado añadir más.  El repaso se planteó también con la “inexcusable” condición de que todos los que han formado parte de la banda estuvieran representados.  Cabe destacar también que algunos de los temas han sido regrabadas en los últimos años ya que inicialmente pasaron a la historia por medio de sencillas grabadoras de cuatro pistas, con lo que se ha dotado al disco de una imprescindible coherencia sonora.

Huéspedes Felices 1993. Foto de su blog
Los Huéspedes Felices son en estos momentos Alvaro Calvo (1993-actualidad: guitarras, coros y voz); Daniel Blanco (2000-actualidad: teclados y coros. Voz “En Mi reflejo”); Óscar Antón (2007-actualidad: guitarras); Martín López (2002/2011-actualidad: batería y coros) y Alberto Amigo (2011-actualidad: bajo y coros. Voz en Pennyroyal park). Por la banda han pasado otros músicos como Luís Iñiguez  (1993-2010, bajo y coros. Voz en “Sol de invierno” y “Luz Artificial”); Sergio Galego (1993-2001/2003-2008: batería); Archie (1993-1007: guitarra. Voz en “Sé que hay algo mágico”); Fernando Cabalo (1997-1999: guitarra y coros); Moncho (2005-2007: guitarra. Voz en “Doctor Esquerdo”); y Ramón Saleta (2009-2010: batería y coros).

Aunque existen indicios de que todo empezó a finales de los ochenta, el debut oficial de los Huéspedes Felices se produce en 1993 con Luis (bajo y voz), Alvaro (guitarra y voz) más Sergio (batería ) y al poco tiempo, Archy ( guitarra y voz ). Esa fue su primera formación que duraría cuatro años durante los que participan en recopilatorios. Su primer Ep, en 1996, se titularía "Gigantes del Pop" con el sello Animal Records. Archy les dejaría en el año 1997, y entra Fernando. Con él graban "Aventuras en Felicia " ( Cd autoeditado de 1998)  más una canción "Motherly love " para la serie "Unmatched: tributo a Frank Zappa " (1998) y un fallido single que iba a ser producido por Miguel Angel Villanueva con las canciones " Cada día " y " El extraño viaje ". Fernando también les deja para formar parte de Malconsejo y en 2000 se incorpora Daniel, pianista que ya había colaborado con ellos en alguna grabación anterior.  

Huéspedes felices. 1996. Foto de su blog.
Empieza una etapa donde predomina el estilo que ellos mismos denominan como  “sicodelia pangalaica” con Cds autoeditados y titulados: "PennyRoyal Park " (2001), " Luz artificial " (2003), el recopilatorio "Historia de la música Rock Vol. 101" (2003), y "The Tarek Aziz Psychedelic Band" (2004). En 2005 tras "Las vacaciones del capitán", incorporan otro guitarrista al grupo, Moncho, también colaborador conocido. Vuelven a sonar en directo  y graban su gran álbum "Sol de invierno”  (2007). Tras ese disco, Óscar substituye a Moncho. Con la nueva formación, más Miguel Ángel Villanueva a las voces, graban el tema "Felicia" para el disco aniversario del  Felipop. 

Huéspedes Felices. 1998. Foto de su blog
Tras un año difuso, con escasas ganas de seguir adelante, sale Sergio y entra Ramón Saleta, que fue batería de Elephant Band, y graban un Cd-Ep llamado "Cambios" (2011) con el que recuperan la ilusión. Se producen nuevos cambios al substituir Martín a Ramón Saleta  mientras que Alberto de Todos El Largo Verano, entra en lugar de Luis. En 2012, Clifford records edita el Ep “Mi reflejo” del que puedes obtener más información en Magic Pop.  Ahora ha visto la luz este compilado grabado principalmente por Shimizu quien se ha encargado de la masterización en los estudios B77. Las fotografías que aparecen en el disco son del grupo. Clifford nos lo ofrece en una edición en vinilo que incluye un Cd con los temas.

Impresiones felices

Huéspedes Felices. 2007. Foto de su blog
El disco recopilatorio se inicia con el instrumental “Frecuencia Intermedia” de 2007 con sugerentes guitarras y acompañamiento de órgano más etéreos coros psicodélicos. Le sigue “Cada día” de 1998, uno de sus mejores temas, con toques de powerpop, un buen riff de guitarra, entre ganas de cantar reír y llorar como uno más. La magnífica “Escribí tu nombre ayer” regrabada en 2007 tiene un toque muy Brincos, con un repentino juego de guitarra española con eléctrica. Le sigue “Doctor Esquerdo” de 2006 con sensacional inicio de órgano y unas referencias envidiables a los Beatles con las que consiguen crear una melodía perfecta con coros muy sensuales. “Sé que hay algo mágico” de 1996 ostenta un buen dominio rítmico para todo un alarde de magia pop con sentimientos multicolores. Quizá sea ésta su canción más conocida por su evidente y llamativo atractivo armónico que “parece tan fácil”.

“Pennyroyal Park”, regrabada en 2012, se nos antoja muy psicodélica, con grandes movimientos instrumentales que consiguen dotarla de un ambiente sofisticado y elegante “donde todo es diferente”. Acaba la cara A con “El extraño viaje” regrabada en 2007, incidiendo en ese popsike sensual, marca de tan sugerente casa de huéspedes felices, con final apoteósico de guitarra y órgano.

Huéspedes Felices. Foto 2011. Foto de su blog
Abre la cara B “Sol de invierno” de 2006, precioso tema que empieza con un solemne piano redimensionado por unas voces y un ritmo con los que construyen una canción sorprendente entre detalles de órgano y guitarras de hard psicodelia.  ”Otro día amarillo” de 2004 tiene unas guitarras afiladas, en ocasiones lisérgicas, con una melodía vibrante y un ritmo contundente, que nunca habían tocado en directo como es también el caso de “Luz artificial”, el siguiente tema de 2003, con inicio atmosférico y arreglos  espaciales “volando por este lugar” entre inquietantes efectos sonoros y voces espectrales que desembocan en compases de batería.

“13 días” fue regrabada en 2007 y destaca por esa guitarra cortante, con ataques de “garage” y un órgano fantasmagórico “buscando confundido otra oportunidad entre sueños”. “Brilla” de 2010 empieza con piano y esa guitarra a lo George Harrison para definir un bonito tema de arreglos preciosistas y unos excelentes solos de guitarra con inmejorable batería. Mi reflejo es uno de los temas recientes, de 2011, incluido en el recién editado Ep para Clifford, y en el que demuestran que con el tiempo han trabajado incansablemente en mejorar sus capacidades melódicas para perfilar verdaderos himnos pop. Un excelente tema que destaca  por  ese brillante juego coral, repentinos trinos de órgano con toques a lo Who, tremendos solos de guitarra y cambios rítmicos sensacionales, para acabar con juegos de acid folk y desarrollos psicodélicos envolventes. “Sesión de noche” de 2006 cierra este álbum con enternecedora guitarra acústica que discurre plácida en la última sesión de este completísimo y fascinante álbum recopilatorio.

El perfecto entendimiento del grupo con la discográfica ha evitado, mediante este brillante compilado, la catástrofe de que la música de los Huéspedes Felices se diluyera en los anales de la habitual indiferencia cultural de este país. Estos tipos normales saben muy bien cómo debe sonar una guitarra eléctrica y conocen, a la perfección, la fórmula mágica para componer fantásticas  melodías y ritmos de pop. Todos y cada uno de los temas son un desparpajo de imaginación y merecen un caluroso aplauso.

Para acabar, si tuviera que escoger la canción que más me ha gustado de todas ellas, me quedaría sin dudarlo con “Mi reflejo”. Precisamente se trata del tema más reciente y eso, aparte de ser una humilde opinión personal  sin más, se me antoja una excelente noticia si tenemos en cuenta de que se trata de  un avance de su próximo disco para seguir preservando con buen criterio la Villa Felicia. A la espera de ese nuevo álbum, disfrutemos de las canciones favoritas de estos sensacionales Huéspedes Felices.         

Nota: Puedes escuchar algunos de sus temas en su bandcamp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario