lunes, 3 de diciembre de 2012

Las Clams plasman su enérgico y elegante R&B en un Ep titulado “She Can Do It!”

The Clams es una formación madrileña de Rhythm and Blues en la que destaca una excelente cantante acompañada por una magnífica banda formada por otras siete mujeres más. El resultado es una sensible oferta musical bien conjuntada y diseñada con buenos arreglos, precisa en todas las entradas rítmicas y con una hábil sección de metal.

Surge de un proyecto de su manager y productora Marta Luna junto a Aída, vocalista del grupo. El resto de componentes son Mónica a la batería, Marina al bajo, Noe al saxo tenor y clarinete que substituye a Carol al saxo alto, Diana que substituye a Gabi  a la trompeta, Lila al trombón,  Henar a la guitarra y Lupe a los teclados. Debutaron en marzo de 2011 en la sala Wutlitzer Ballroom de Madrid. Empezaron grabando en maqueta versiones de clásicos como ‘Mustang Sally’ de Wilson Pickett, el ‘Something's Got A Hold On Me’ de Etta James o el ‘I'm a Good Woman’ de Barbara Lynn.  Prueba de su excepcional trabajo haciendo versiones se puede escuchar en el primer Ep de la serie “We Want To Be Black” bajo el sello FOLC Records en la que se incluye una adaptación del  mencionado tema de Etta James. Pronto se dieron cuenta de su enorme potencial como banda para dar un paso más allá de las versiones y procurarse un repertorio propio de temas originales. Con este propósito entran en los estudios Audiomatic @ Drax de Madrid y con el productor J.M. Rosillo graban en mayo de 2012 su Ep de presentación con el título de “She can do it!”.

El disco de las Clams es un dispendio de buenas maneras y gran estilo dentro de los parámetros de la llamada música negra, con unos arreglos descomunales para que se luzcan todas y cada una de las excepcionales instrumentistas y cantante. Empieza el Ep con la poderosa canción “Take It and Shake It” en la que ya destaca una potente base rítmica de R&B que marca los pasos precisos para que brille el acompañamiento de metal y la extraordinaria voz principal. El tema se desenvuelve con envidiable soltura, entre algunos toques hábiles de guitarra y piano rock and roll, más armónica de blues.  Con la serenidad encantadora del siguiente tema llamado “Spent by Your Side”, a medio camino entre el blues y el soul, consiguen ofrecernos una preciosa balada con buen acompañamiento de piano y unos coros angelicales de góspel. Cuando entra el pedal de trombón ya nos tienen en su bolsillo. Completamente embelesados, nos llevan hasta el cenit del tema con solo jazzy de clarinete incluido y notas agudas de trompeta verdaderamente sensacionales. Memorables son también esos apoteósicos compases finales, ideados con todo el arte de las mejores composiciones de la Motown de los sesenta. Le sigue “Happy as a clam”, tema del que han extraído un video, en la que nos divierten con ese juego bailable de metal a ritmo de soul cercano ya al funk. Un delicioso tema en el que demuestran sus mejores dotes rítmicas.  “Strong and Pround” aporta un punto de R&B oscuro en la que de nuevo vuelve a destacar la gran voz de su cantante principal entre tambores rituales y trombón con un fascinante solo de dixie fúnebre.  Acaba el Ep con “Yes, she can do it” con toques jamaicanos y neo soul, y mucho groove. Bonita melodía que a los pocos compases adquiere un ritmo bailable que invita a mover los pies hasta el último compás con solo de hammond y fascinantes  intervenciones de metal.    

Puede que en un principio las Clams sorprendieran por su oferta musical al estar la banda formada por nada menos que ocho mujeres. En nuestra opinión este disco confirma que su oferta va más allá del lujo que representa ver en un escenario a ocho mujeres luchando por triunfar en un mundo dominado lamentablemente por el androcetrismo en el que todos y todas sabemos que son habituales los comentarios misóginos.   

Si repasamos la historia de la música, veremos que no es nada habitual encontrarse con grupos formados exclusivamente por mujeres. Por citar unas cuantas de esas escasas pero altamente creativas formaciones, podríamos recordar a  The Ingenues, banda de jazz de los años treinta; los combos de “garage” de los sesenta como las Feminine Complex, o las Pleasure Seekers de Suzi Quattro,  The Heart Beats, o las británicas Liverbirds; más las Isis neoyorquinas de los setenta con su potente R&B y funk, o las ya más conocidas Runaways, Go-Go’s, Bangles, las Pandoras, Nosoträsh o más recientemente las Mamma Soul, por citar unas cuantas de ellas.
 
foto:elacueducto.com
Las Clams se incluyen en esta lista de grandes proyectos musicales ideados por mujeres y lo hacen nada menos que con una gran banda que las convierte en más extraordinarias aún si cabe. Empezaron no hace mucho picando la curiosidad de muchos y muchas por esa oferta tan poco habitual, y de esas primeras versiones bien ejecutadas con solvencia y cariño,  han pasado a tener un repertorio propio que las convierten en una formación a tener muy en cuenta en cualquier ámbito, bien sea el creativo como el instrumental, y por supuesto más allá de su condición de mujeres. Las Clams están dispuestas a seguir sorprendiéndonos con excelentes temas que no necesitan compararse con nadie ni con nada. La prueba la tenemos en sus aclamados y entregados directos así como en buenos discos como este Ep de soul con encantadoras melodías y enérgicos desarrollos rítmicos que ahora nos presentan.   

Nota: Puedes conseguir su Cd maxisingle en la tienda de su web.

2 comentarios:

  1. Les vaig veure al setembre en el festival de funk a Saragossa, una passada...es van quedar amb tot el públic...

    ResponderEliminar
  2. Gràcies pel comentari, ets molt amable... segur que van triomfar, els directes amb tantes bones instrumentistes com elles són espectaculars.

    ResponderEliminar