lunes, 27 de enero de 2014

“Canjea esperanzas por sórdida satisfacción” con un fabuloso Ep de los valencianos Picamato


Portada  
La escena valenciana de rock and roll nos ofrece, con regularidad, muestras irrefutables de que la ciudad y sus alrededores acogen un número muy considerable de bandas cuya cualidad y actitud les sitúa entre lo mejor del panorama internacional. Son grupos entregados, con las ideas muy claras, que consiguen el apoyo de algunos medios informativos, sellos, salas, festivales, diseñadores, dibujantes, Luthiers, bares, tiendas de discos y cómics, más un nutrido grupo de seguidores. Son hombres y mujeres de diversas edades que conforman un entramado entusiasta y altamente creativo, con claras referencias a los sonidos de los sesenta, y que sobreviven de forma admirable pese a una economía en crisis que ha llevado a la ciudad a uno de sus peores momentos socioeconómicos. Y esa necesidad imperiosa de resistir en tiempos difíciles, podría resumirse perfectamente con una de las sentencias que oímos en una de las canciones de los Picamato: “canjea esperanzas por sórdida satisfación”, entendido el adjetivo sórdido como pretendidamente antisocial.

Los Picamato son otro ejemplo muy válido para considerar a Valencia, sin reservas que valgan, como la mejor candidata a capital de los sonidos sixties; bien sea por la cantidad como por la calidad de sus bandas así como por su fiel parroquia “garajera”. En este caso han sido los cacereños Sunny Day Records quienes, con la habilidad que les caracteriza para descubrir buenos grupos, les han editado un Ep con cuatro canciones, tres de ellas originales y una versión de un tema de los Monkees.

Con su anterior formación de quinteto
Los Picamato son un grupo formado en 2009 por Marcos (cantante); Román (teclado y segunda voz); Javier (guitarra); Gobi (bajo) y Adrián (batería y coros).  Gobi y Adrián fundaron la banda Modesty Blaise con los que grabaron una maqueta. Román estuvo en los Chicos del Súper y  en Gozalo, banda ésta segunda en la que también militó Javi. Los inicios se remontan al momento en que Javi se pone en contacto con Román para comentarle que había visto un cartel en la tienda de cómics valenciana, Futurama, mediante el que unos músicos más jóvenes que ellos andaban buscando, para su nuevo proyecto, a un teclista y un guitarrista. Respondieron a ese mensaje y formaron los Picamato con el propósito conseguido de crear un combo con referencias en el crudo rock and roll  de los 60,  ya sea en forma de "garage", Frat-rock o proto-punk. Desde entones han actuado con notable repercusión  por varios escenarios valencianos, tanto de la capital como de las localidades de su alrededor.

Foto: Alex Ruiz
Ganaron un  concurso de maquetas organizado por la universidad de Valencia y quedaron finalistas en el concurso de nuevas bandas conocido como el “Troglogló” en el pub La caverna de Valencia. En abril de 2012, les dejaba por motivos laborales  Marcos, quien fue substituido por Valentín,  quien forma parte de bandas como Calamar Colosal y Golazo. Éste también tuvo que dejarles y al final Román, su teclista, se encarga de cantar con lo que los Picamato se quedan finalmente en formación de cuarteto con Javi, Gobi, y Adrián.

Las canciones fueron grabadas y mezcladas en el estudios Monophonic del Bola en Alicante en abril de 2013, y el artwork, con esa original portada en la que las letras, inspiradas en las psicodélica rotulación de Ricardo Rousselot,  emergen de forma envolvente del pensamiento de una mujer, es obra del reconocido dibujante valenciano Adrián Bago. Con los Buildings y los Remotos, formaron parte de la primera edición del concurso Nuevos Talentos de Sunny Day Records cuyo propósito era escoger un ganador con los votos populares, para que formara parte del catálogo del sello cacereño. El concurso fue un éxito y al final se han editado los Ep’s de los tres grupos.

Las canciones

Foto: Alex Ruiz 
El single empieza con el tema “Jamás” en el que una acústica arpegia una sugerente introducción de folk pop que desemboca en un ritmo de garage 60’s con algunos detalles contundentes de guitarra en ese hiriente estribillo. Con un ritmo seguro, más ese  penetrante acompañamiento de farfisa, acaban por definir un excelente tema que recupera la acústica por momentos y que se mueve entre “crescendos” más juegos de voces inquietantes. Se encadena con  “Lavender contra Tipo”, otra excelente muestra del buen quehacer creativo de estos valencianos que destacan, de nuevo, por sus juegos de guitarras, con excelente acompañamiento de bajo  y arreglos de “garage” que entronca con la pre-sicodelia americana con la que perfilan esos “estados radicales de la mente” a los que se refieren.    

En su cara B, los Picamato descargan  sus inquietudes con guitarras poderosas en “Esta Noche”, canción con esos riffs que crecen a buen ritmo entre una contagiosa melodía. Todos juntos crean esos referentes ideales para que no les rehúyas incluido el propósito de “canjear esperanzas por sórdida satisfacción”, como añaden en la letra. Finaliza el Ep con la versión del “Steppin' Stone” de The Monkees, tema de 1966, que en manos de los Picamato adquiere una enorme fuerza con ese tratamiento contundente de guitarras, algunos detalles de popsike, un obsesivo órgano y un final apoteósico. 

Foto: Laura Cruz 
Los Picamato nos ofrecen, mediante este fabuloso Ep, cuatro canciones que nos permiten considerarles, ya desde su disco de debut, como una banda que contribuye, con su impronta, a engrandecer esa vital escena “garage” valenciana a la que hacíamos referencia al principio de esta reseña. Si bien en sus inicios se plantearon configurar una formación con tendencias crudas cercanas al proto-punk y el frat-rock, el resultado son temas en los que prima, con excelente criterio a nuestro modo de ver, una vertiente pop favorecida por unos detalles psicodélicos. Esa evolución no implica que su música resulte menos contundente. En absoluto. Son canciones que desprenden una enorme carga emotiva mediante potentes arreglos que redimensionan melodías sugerentes mediante sutiles pero constatables momentos lisérgicos nada desdeñables.         

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp o adquirir una copia del Ep en la tienda de Sunny Day records.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario