viernes, 10 de enero de 2014

Los Smoggers, imaginación desbordante y nuevos riffs de auténtico “garage punk” en "Join the Riot”

Portada 
En el recién editado primer Lp de los Smoggers  confluyen varios aspectos que lo convierten un algo más que un disco excelente. Tiene todo aquello que distingue a un magnífico trabajo discográfico como pieza única. Es tan jodidamente bueno que logran revitalizar con memorables resultados los esquemas ya conocidos del llamado “garage punk”, estilo que dominan a la perfección con pleno conocimiento de causa.  Ni siquiera vale la pena plantearse qué lugar ocuparía en las listas de lo mejor del año si se diera el caso de que las más influyentes fueran honestas, más o menos consecuentes y no dependieran del amiguismo y la necesidad de contentar a las discográficas que les ayudan a cuadrar los números.  “Join The Riot”, título del primer Lp de esta banda sevillana, editado a finales de 2013 en vinilo de 12” por la discográfica almeriense Clifford records, culmina una excelente como prolífica racha de discos en pequeño formato, Ep’s, singles, y Mini Lp’s, con los que han conseguido el beneplácito de un público entregado y una crítica, subjetiva pero con criterio, mucho más generosa fuera que dentro de nuestra propia escena estatal.  A lo largo de esta reseña intentaremos aportaremos, bajo nuestra visión personal, las razones por las que consideramos a este álbum todo un lujo internacional a nuestro alcance  pero, aunque nos esforcemos y no escatimemos recursos literarios posibles, la última palabra la tienes tú, querido lector o lectora, y para ello debes oírlo porque eso sí que, realmente, vale la pena.

The Smoggers
Los Smoggers se formaron en Sevilla en el año 2008 con Ana González a la batería, órgano y voz; Gustavo Jiménez al bajo; Fernando Jiménez, voz, guitarra, armónica; y Jesús Blanco, voz y guitarra. Tras aparecer en algunos recopilatorios, debutan en febrero de 2011 con un mini Lp 10”, editado por Clifford Records, con el título de "Smoggin´Your Mind". Ese mismo año sacan un single con Grit records y a principios de 2012 presentan, también con Clifford, otro mini Lp con el título de “Chinese Food”. Estos tres trabajos consecutivos les sitúan en el candelero de los mejores grupos actuales de “garage”  a medio camino entre el “Back from The Grave” y la primera época de Crypt Records.

En 2012 graban en los Hollers Analogic Studios de Málaga los temas de sus siguientes sencillos. El primero editado con KOTJ Records con los temas “Shame on You”, más una versión del “It´s just not the Same” de los Delinquents, banda tejana de los ochenta y un tercer tema titulado “Jump inside”.  Su siguiente Ep se titula “Breaking your boots wih…” y sale también con KOTJ Records y  Ghost Highway Recordings.  Este verano de 2013, el sello neoyorquino Chickpea Records editaba un split con los japoneses The Fadeaways. Por su parte, aportan el tema “I let you Go” más “I wanna be a Zombie”, incluido en su disco "Chinese Food”.  Puedes leer amplias reseñas de sus varios trabajos, más una entrevista, entrando en su sección del Magic Pop aquí.

Split con los Fadeaways
El disco “Join The Riot” fue grabado en los Holler Analog Studios de Málaga en verano de 2013. Fue masterizado por Mike Mariconda quien se ha encargado de la producción, labor compartida en algunos de los temas con el no menos inefable Maxi Holler. Las fotos que aparecen en el disco son de los Smoggers y el artwork es obra de Daniel Zapata. A destacar la impactante portada con una combinación de blanco y negro más rojo fucsia en el que resalta la expresividad de una excelente foto de la banda. En el interior, encontrarás un collage de instantáneas del grupo más manuscritos fotografiados de las letras, sobre las que se imprimen elogios por parte de grandes como Steve Sunrise de los Satelliters; Frank Secich de los Dead Boys; el mencionado Mike Mariconda  quien aporta también un explícito texto en la contraportada; Joe Emery de los Ugly Beats; y Michael Kastelic de los Cynics.  

Las canciones

Smoggers. Fiesta Monterey 3-01-2014. Foto: Héctor Álvarez
La cara A explota ya en los primeros compases de “Mess around” con un sensacional comienzo de guitarras, ritmo imparable, voz entregada, una melodía pegadiza, amorosa, que pide ser coreada al compás de bailes desenfrenados enarbolados por sensacionales solos de guitarra que se entremezclan con riffs creativos con los que fomentan una intensidad sin límites.   Le sigue “On our side”, con nuevos y convincentes recursos de potente “garage” sixties, directos al estómago, ofreciendo alas a lo que podría ser considerado ya como un clásico, rabioso de principio a fin, desde los tambores hasta los serruchos de fuzz.
“Dando vueltas”, es el primer tema interpretado en castellano que resulta igual de convincente como los cantados en inglés. Tras una genial entrada de batería, aparecen esas  guitarras omnipresentes de R&B, con preciso acompañamiento de órgano, coros que enfatizan la voz principal y otro solo de guitarra, marca de la casa, entre trallazos  monstruosos que excitan el tema sin disgregarlo. “Mentiras”, otro tema cantado en español, es una sabia mezcla de guitarras hard rock 60’s con un toque de beat salvaje, furioso, que provoca escalofríos gracias a una interpretación  pasional que surge de las entrañas.

Smoggers. Fiesta Monterey 3-01-2014. Foto: Héctor Álvarez 
Con “Bamalama”, se implican en un “garage” tan minimalista como efectivo, con detalles de bandas hispanas adaptando al descontrol estudiantil norteamericano de los sesenta, con sus   caídas libres de coros, onomatopeyas, descargas sonoras  de todo tipo y alaridos salvajes estremecedores. “Solo una vez más”  es una adaptación del  "We´re pretty Quick" de  The Chob, banda de Albuquerque, Nuevo México,  editada en 1966 por Lavette.  La interpretación de los Smoggers es genial, desde su conocido comienzo al que añaden acompañamiento de órgano, golpes muy marcados.  A destacar esa armónica pletórica sobreviviendo entre un sólido muro sonoro que contribuye también a acelerar el tema original y endurecer todos y cada uno de sus componentes.

“Shake it Up” cierra la cara A de forma inmejorable.  Tiene ese aire imperturbable y sensacional de número uno en las listas de garage sixties norteamericanas. Es una invitación en toda regla a saltar, a bailar, a corear su estribillo, una y otra vez, con otro  buen solo de guitarra cuya esencia principal, más que su nada desdeñable virtuosismo, radica en su tremenda descarga emocional.

Smoggers. Fiesta Monterey 3-01-2014. Foto: Héctor Álvarez
“Join the riot” es un instrumental que abre la cara B del disco con sirenas, tijeretazos de guitarras en plena persecución con la habilidad del  instro surf, entre efectos varios,  gritos, incluido un órgano contribuyendo a la algarabía con perfecto dominio del estilo y unos intermedios de R&B que acaban por perfilar el tema sin fisuras. A continuación, “No estaré” irrumpe con un crescendo inicial de lujo, con otro riff original, en el que se suman detalles de beat con guitarras portentosas en segundo plano y juegos instrumentales variados en el que todos participan de forma activa.

“Wild man”, es la segunda versión que aparece en el disco. La canción es original de los Tamrods, banda de “garage” de Concord, Carolina del Norte, que la editaron con Pyramid en 1967. Los Smoggers aportan su visión tan personal y consiguen que todo un cásico de la escena acabe por convertirse en un tema que bien podría pasar por una canción propia de su repertorio. Si hasta el momento, habían compartido la voz principal sus dos guitarristas, se suma aquí como solista su baterista con ese divertido fraseo que imprime en su canto.  Con el siguiente tema, “You’ll never know us!”, demuestran con gran fiereza cómo disfrutan con los arreglos, empezando de una forma que evoluciona hacia otra;  creciendo, para volver al recurso inicial, y de este modo convertir  cada compás casi en una fiesta de las sorpresas. De nuevo, nos regalan todos sus grandes fuertes instrumentales y esa extraordinaria capacidad  de trabajo conjunto aportando todos sus fascinantes ingredientes: bajo, armónica, órgano, guitarras, batería y voz.

Smoggers. Fiesta Monterey 3-01-2014. Foto: Héctor Álvarez
“I’ll let you go”, es una envolvente canción “hard”, con guitarras desbocadas entre rítmicas punk y detalles de fuzz acojonantes, en la que no faltan coros siniestros y, por supuesto,  una voz principal excelente.  Antecede al tema que cierra este gran disco, “I miss you”. Sin lugar a dudas, un final perfecto mediante otra canción que podría ser considerada todo un clásico de “garage” con sus ingredientes de R&B, estribillo que genera entusiasmo, guitarras tejiendo lianas de fuzz cautivador, armónica aullando de forma salvaje, y dos voces en extraordinaria compenetración.

Cuenta Paul McCartney que Keith Richards envidiaba a los Beatles porque los Rolling Stones solo tenían un cantante y los Fab Four cuatro.  Los Smoggers, que sepamos  al menos por este disco, cuentan  con tres voces que son solistas con absoluta solvencia y poder de convicción. Pocos grupos actuales, y no solo de “garage punk” pueden presumir de ello. Y ya que hablamos del recurrente etiquetado de “garage punk” , aprovecharemos para aportar nuestra opinión al respecto. Esa combinación de estilos comporta unos ingredientes imprescindibles  que pasan necesariamente por un cedazo por el que solo cuelan detalles sixties primitivos y originales. Para que nos entendamos, no todos los grupos que se ubican en ese estilo, del que los Smoggers son unos maestros, están correctamente ubicados por mucha creatividad y esfuerzo que le pongan en sus canciones. Sí, ya sabemos que las etiquetas importan lo justo pero, ya que existen, no está de más ser consecuentes con las definiciones: no todo el fuzz es “garage” aunque tenga actitud de punk.  Queda dicho.

Equipo al completo con Maxi y Mike 
Los Smoggers han conseguido cautivarnos con creces mediante  todos y cada uno de sus temas originales, incluidas esas dos magníficas versiones; ya sea cantando en inglés, como en castellano y con ese instrumental que da nombre al disco. Sus componentes andan sobrados de imaginación y son capaces de crear un elenco de riffs fabulosos, melodías contagiosas y ritmos penetrantes que les sitúan, en nuestra opinión, en lo más alto del altar de cualquier amante del “garage punk” que se precie.  Resulta tan desbordante su creatividad que, tras oír la mayoría de sus arreglos, es inevitable no quedarse con la sensación de estar oyendo nuevos clásicos del género y en tiempo presente,  mucho antes de que sean codiciados por los coleccionistas del futuro.  Sin tapujos que valgan y con toda la honestidad necesaria, creemos que los Smoggers han demostrado, una vez más, su enorme capacidad para dar vida a canciones memorables con una milimetrada conjunción de recursos instrumentales que invitan a desinhibirte, envuelto en una revuelta de emociones, con esa esencia fundamental del sonido sixties y una visión propia verdaderamente magistral.

Nota: Puedes escuchar el disco en su bandcamp y adquirir una copia en la web de Clifford Records o en la web de los Smoggers. Para más información del grupo puedes entrar aquí en nuestro blog donde les entrevistamos y reseñamos sus anteriores trabajos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario