sábado, 8 de marzo de 2014

The Limboos, excelente R&B con “sabrosura” para las noches del Bule Bule en la Zero de Tarragona


The Limboos. Foto: Magic Pop
Entre finales de los cuarenta y principios de los sesenta, el mambo fue tan popular en las pistas de baile, que hasta los combos de R&B se sintieron tremendamente  atraídos por las bandas de sonidos latinos y acabaron por incorporarlo a su, ya de por sí, rico lenguaje musical. Grupos y solistas conocidos como The Harptones, Huey Piano Smith, Ruth Brown o The Platters, y otros no tanto como The Crowns, New Yorkers Five, Candy Rivers & the Falcons o Nolan Strong & The Diablos grabaron temas que mezclaban las raíces del blues con las de Pérez Prado. Para conocer cómo sonaba esa fascinante combinación, nada mejor que el recopilatorio del Toro Records llamado genéricamente “Ai!sí!sí” del que puedes leer un excelente texto de Francho Angás aquí.

Por otra parte, no hay que olvidar que hasta finales de los cincuenta los músicos cubanos tenían una entrañable relación con otros instrumentistas de las islas cercanas, entre ellos los jamaicanos y, por supuesto, el ska. El calipso fue muy popular, incluso Compay Segundo grabó un álbum con ese estilo, por no mencionar que, como bien sabéis, los saxofonistas Roland Alphonse y Tommy McCook, o el mismísimo “padrino del Ska” Laurel Aitken nacieron en Cuba; o que el “Latin Goes Ska” de los Skatalites, es una versión instrumental del “Pachito e Che” con el que consiguió mucha fama Benny Moré.

The Limboos. Foto: Magic Pop
Pues bien ambas referencias históricas son esenciales para entender el proyecto de los Limboos, banda madrileña que actuó la noche del 7 de marzo de 2014 en la sala Zero, en las prestigiosas noches de fiesta y buena música organizadas por el club tarraconense Bule Bule. Una velada a base de R&B. mambo, y ska, mezclado con sabrosura y mucha actitud en la que pudimos oír temas propios que merecerían figurar en los mejores recopilatorios de la edad dorada del rhythm & blues y versiones interpretadas con una convicción que ponía los pelos de punta por un combo cuya destreza instrumental y pasión ejemplar, desde la voz principal a la impecable sección rítmica, encantaron al selecto público allí presente.

The Limboos se formaron a principios de 2013 con Daniela Kennedy (batería), Sergio Alarcón (teclado, guitarra), Marcos Mascato (bajo) y Roi Fontoira (voz, guitarra). Marcos y Roi forman parte de los Phantom Keys y Roi de los Allnight Workers. El proyecto lo empezaron Roi y Daniela, a los que pronto se unió Marcos y completó la formación Sergio. Juntos han dado forma a un repertorio muy original que viene a cubrir un espacio vital de mestizaje sonoro de música negra y latina con apasionantes aportaciones y un resultado final francamente enriquecedor.      


The Limboos. Foto: Magic Pop
Producidos por Mike Mariconda han grabado un sencillo editado por Penniman Records en el que se pueden oír los temas “Not a Soul Around” y “Space Mambo”. Entre sus próximos objetivos está el sacar otro single con la misma discográfica más un Lp para  la segunda mitad de este año, 2014. Sin duda, son una de las revelaciones de 2013 y lo seguirán siendo este 2014, año en el que les podrás seguir disfrutando en directo por numerosos escenarios del país así como dando sus primeros pasos a nivel internacional.

El concierto de los Limboos tuvo varios puntos álgidos convirtiendo la noche en una ceremonia de grandes momentos sublimes tanto a nivel instrumental como interpretativo. Su cantante principal y guitarrista consigue, con su peculiar voz, impregnar a las canciones de ese vital punto salvaje con vibrato propio de las leyendas del R&B mientras nos deleita con una sucesión de riffs mediante una ejecución convincente y golpes de efecto con los que logra que te hierva la sangre. La sección rítmica resulta poderosa gracias a un bajo metódico con arreglos ciertamente tan curiosos como atractivos y, sobre todo, una batería fascinante en manos de una escultural instrumentista de cuyas largas piernas, con los pies descalzos a modo de anécdota, y potentes brazos emergían una sucesión de ritmos, accelerandos y cambios verdaderamente magistrales. Redondea  tan suculento combo un guitarrista teclista, y  percusionista, cuyo papel a las seis cuerdas, con las maracas o con el Philicorda, resulta esencial para enriquecer las armonías y las secuencias temáticas de las canciones.

The Limboos. Foto: Magic Pop
La banda se mostró especialmente inspirada para interpretar sus propios temas como las canciones incluidas en su primer single: “Not a soul around”, gran R&B de melodía   contagiosa, y ritmo cautivador con detalles que recuerdan a los clásicos, combinados con original maestría; y, tras la genial "Call Me a Tramp", ese sensacional “Space mambo”, que repetirían en el bis, en la que su baterista demostró que, en directo, puede llegar a sonar incluso mucho más cautivadora que en el propio disco. Los Limboos también interpretaron otros temas que formarán parte de su próximo single como ese  nutritivo “Big Cheff” y finalizaron con una enérgica canción llamada “Keep Your Hands Off My Pockett” que estará incluida en su esperado primer Lp.

Durante el concierto rindieron homenajes, con material propio y adaptaciones, tanto a la música negra como la latina, al blues, al ska y al Mambo, a grandes como Laurel Aitken o Johnny Guitar Watson, con temas instrumentales y cantados, e incluso con brillantes  improvisaciones como la que dedicaron a su amigo y gran cantante de blues Ga To con el que habían compartido escenario recientemente en Barcelona.


The Limboos. Foto: Magic Pop
Ciertamente, fue todo un lujo el poderles disfrutar en directo en Tarragona gracias al buen criterio de este Bule Bule que, como ellos, ha nacido para ocupar un espacio musical muy necesario. Si bien el club convierte la noche tarraconense en algo mágico, los madrileños han nacido para engrandecer nuestra escena de rock and roll y a este paso, tan sumamente creativo, estamos convencidos que su música va expandirse a nivel internacional cosechando éxitos tanto a nivel de público como de crítica.

Cerraron la velada Dj Machete, responsable del Bule Bule, y Nacho Almunia, invitado de excepción, quienes hicieron gala de su excelente criterio musical combinándose a los mandos de la cabina de discos. Todo ello bajo el manto protector de aquellos grandes músicos de los cincuenta y sesenta que, como el mítico Mickey Baker,  contribuyeron con su enorme arte y estilo a que el rock and roll llegara a nuestros días  generando pasiones tan fascinantes como las que nos procuraron en la sala Zero estos geniales Limboos.            

No hay comentarios:

Publicar un comentario