lunes, 14 de julio de 2014

Fallece el gran contrabajista, Charlie Haden

Charles Edward “Charlie” Haden nació en Shenandoah, Iowa, el 6 de agosto de 1937 y falleció en  Los Ángeles, California, el  11 de julio de 2014. Fue un prestigioso contrabajista muy respetado en el mundo del jazz recordado por la activista Liberation Music Orchestra o por asociaciones estelares como la que protagonizó a ritmo de free jazz con el también mítico saxofonista Ornette Coleman así como otras colaboraciones de jazz latino, fado o country.  

Criado en una granja en un ambiente familiar muy musical y country, empezó como cantante cuando era sólo un niño de corta edad hasta los 15 años, edad en la que contrajo la polio que dañó su garganta y los músculos faciales hasta el punto de que las secuelas le impedían controlar el tono y perdió su habilidad. Pocos años después Haden se interesó por el jazz tocando el contrabajo de su hermano mayor. En 1957 se trasladó a Los Ángeles donde empezó a tocar profesionalmente con otros grandes músicos como el pianista Hampton Hawes y el saxofonista Art Pepper.

A finales de esa década, 1959, colaboró con el saxofonista Ornette Coleman, con el que hizo trabajos memorables dentro del free jazz como “The Shape of Jazz to Come”. A finales de los sesenta destacaría con la Liberation Music Orchestra, conjuntamente con la compositora y pianista Carla Bley. Era una mezcla de jazz y agitación política con un repertorio que aglutinaba  canciones de la guerra civil española, himnos pacifistas y temas revolucionarios latinoamericanos con arreglod de tremas de Dvorák, o Bill Frissel, entre otros.  En 1971 tocó en el Festival de Jazz de Cascais con el cuarteto de Ornette Coleman, y fue detenido al dedicar uno de los temas a los movimientos de liberación de Angola y Mozambique. Acabó expulsado del país tras obligarle a firmar un documento de arrepentimiento. De Portugal se llevó la grabación del conflictivo tema  “Song for Che”. En los Estados Unidos le esperaba el FBI interesados por su inclinación política.

Haden también formaría parte del  trío de Keith Jarrett y del American Quartet, desde 1967 hasta 1976 con Paul Motian y Dewey Redman. También formó parte de la Old and New Dreams con Redman, Don Cherry y el baterista Ed Blackwell.  Son famosos también sus dúos con los pianistas Hank Jones, Kenny Barron y Denny Zeitlin, o con el guitarrista Pat Metheny a finales de los noventa. Trabajó también con  el guitarrista de fado Carlos Paredes y con el pianista cubano Gonzalo Rubalcaba. Destaca también que en 1989, el Festival de Jazz de Montreal dedicó ocho jornadas seguidas.

En 2001 ganaría un Grammy por un disco de jazz latino llamado “Nocturne”. En 2005 volvería a reunirse la Liberation Music Orchestra sacando un álbum titulado “Not In Our Name “ (Verve records), con motivo de la situación política norteamericana. En 2007 tocó en España acompañado del Quartet West, celebrando el 20º aniversario de su fundación. Al año siguiente vio la luz un disco, grabado en Nashville, titulado “Rambling Boy” un homenaje al country & western en el que contó con la ayuda de Elvis Costello, Rosanne Cash, Pat Metheny , entre otros.  Con Metheny grabaría la BSO de “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, la película de David Trueba que ganó un Goya a la mejor música original.

Su hijo Josh Haden (nacido en 1968) toca el bajo eléctrico y es cantante. Formó parte de los Trecherous Jaywalkers, banda de punk de los ochenta que grabó con SST Records, y después creó los Spain. Sus otras tres hijas, las gemelas Petra, Tanya y Rachel Haden,(nacidas en 1971), cantan y tocan varios instrumentos de cuerda en bandas como The Decemberists, The Rentals o That Dog.

Documento sonoro: 

"The Shape of jazz to come" (1959), legendario trabajo de free jazz con Ornette Coleman y Charlie Haden.


"Song for Che", el tema dedicado en Portugal a los movimientos del liberación de Mozambique y Angola en plena dictadura salazista.


El Ginger Baker Trio en los noventa con Bill Frisell y Charlie Haden a medio camino entre el jazz y el country.


2 comentarios:

  1. (Agustí Rocamora): Qué grande, Charlie Haden, como músico y como persona. Y qué cool que está en la portada de This is our music, una de las portadas de LP más impactantes que conozco, para mi gusto. Ellos y su elegancia innata, sin más. Tres negros y un blanco. Ahora parecerá hasta normal, pero en aquel momento incluso Bill Evans tuvo muchos problemas por su condición de "minoría étnica", no con Miles Davis y su banda, sino con parte de su público. Hay quien nunca se tomó en serio la música del Ornette Coleman Quartet- A mi me parece apasionante, y la evolución más lógica posible que en aquel momento necesitaba el jazz, junto con Cecil Taylor, John Coltrane, Albert Ayler o Eric Dolphy, entre otros. Por cierto, Spain eran, no sé si existirán todavía, una gran banda. Y lo de que sus hijas cantan y tocan en the Decemberists, lo desconocía. Muchas gracias como siempre, Alex.

    ResponderEliminar
  2. Fantástica portada, desde luego Haden está muy "cool" con esa mirada inquietante. Spain son un buen grupo con ese toque melancólico tan sugerente. Aún tocan, a finales de 2013 estuvieron de gira por varias capitales de aquí. Gracias a ti, Agustí, por tus comentarios con los que siempre aportas detalles de gran calidad.

    ResponderEliminar