lunes, 6 de octubre de 2014

Flamingo Tours y su nuevo Ep, “Stopover Flight”, un vuelo musical de ensueño con magníficas escalas

Cuando materializamos esas ideas que han sido aprendidas de nuestros antepasados, no creo que pensemos que nuestra  vida es un revival o que actuamos por nostalgia. Hacemos lo que nos parece mejor, ni más ni menos, y a nuestro gusto.  Es de sentido común. Sin embargo, ese efecto de perpetuar lo bueno en detrimento de no obedecer a lo malo aunque sea más rentable y quizá mucho más goloso, no se cumple sorprendentemente en la música; no al menos bajo el criterio de una crítica implacable dispuesta a cargarse todo lo que no les parezca ultra “novísimo”. Cualquiera que siga los cánones de un tiempo pasado es tildado de “revivalista” y eso es, a  mi modo de ver, un atrevimiento erróneo y estúpido.  No me parece que sea muy difícil de entender: esa relación de causa y defecto no se cumple tan a la ligera. Tan solo hay que tener el sano juicio de apreciar el arte con independencia de la época en que fue creado.  Para explicarlo con algún buen ejemplo, nos vienen de perlas bandas como los Flamingo Tours, un quinteto de grandes músicos residentes en Barcelona que acaban de presentar un Ep de la mano de la también recién creada discográfica A-Wamba Records.  Un disco con cuatro temas propios de rock and roll hecho ahora. Es evidente que sus raíces proceden de la música de los años cincuenta pero, al igual que pasa con los árboles, no por estar bien enraizado, se consigue  siempre una buena cosecha.  Se necesita algo más y ese algo se podría resumir en dos factores: mucha imaginación y el doble de trabajo para conseguirlo.   
       
Trayectoria 

Los Flamingo Tours son una banda de Barcelona creada en 2013, formada por Myriam Swanson, voz; Jordi Mena, guitarra; Jorge Rebenaque “The Reverend”  piano y hammond;  Lere Mases, contrabajo; y Anton Jarl, baterista.  Proceden o tocan en otras bandas como, por ejemplo, Meses en Muchachito Bombo Infierno; Jordi Mena, en la banda de Bunbury además de acompañar a Compay Segundo, Sabina o Luz Casal; Rebenaque con Bunbury y los Rebeldes; y Anton Jarl en los Mambo Jambo. Por su parte, la cantante Myriam Swanson ha sido protagonista de las noches del Taboo en la Sala Apolo de Barcelona con Anton Jarl con quien también colabora en proyectos como Magnolia o en los Rhythm Treasures en cuyas filas también está Rebenaque. Por otea parte, Swanson ha trabajado con el saxofonista Dani Nel·lo y los guitarristas Cesc Pascual y Amadeu Casas. Puedes disfrutar también de su gran voz acompañada por la Barcelona Big Blues Band de Ivan Kovacevic de los Mambo Jambo.  Por las filas “flamingas” pasaron anteriormente Mario Cobo (Nu Niles, Mambo Jambo) y Daniel Nunes (Brioles, Matt and The Peabody Ducks).  

En junio de 2013 presentaron su primer single 7"con Sleazy Records con un par de canciones originales “Clap your fingers” y “What if i miss you”.  Anteriormente, uno de sus temas, una versión del “Just a Little Bit” de Rosco Gordon con el estilo de Tiny Topsy,  apareció en el EP “We Want To Be Black vol. 2”, con otros covers a cargo de  Del-Tonos, Nicotine´s Orchestra y Maximun Zeros.

Este Ep que te presentamos fue grabado en el Forte Music Studio y en sus respectivas viviendas en la ciudad de Barcelona. Fue mezclado y producido por Ander Agudo y Myriam Swanson, y masterizado en los prestigiosos The Carvey (Londres). Han contado con la colaboración en las voces de “4 Candles”.  La sugerente portada, jugando con los colores y las formas con estilo pop-art y Myriam como principal protagonista, es de Ignasi Font. La bonita fotografía en blanco y negro es de Noemi Elias.

A Wamba Buluba Club. Turista Bang Bang y  M. Swanson
Por su parte, A Wamba records es una iniciativa de los responsables del gran A Wamba Buluba,  club barcelonés que programa sesiones de auténtico rock and roll, en sus múltiples raíces, de los cincuenta y sesenta, en el Club Marula con su Dj residente Turista Bang Bang. El sello y su primera referencia se presentaban este mes de mayo de 2014 cuando se cumplía el primer año de esta imprescindible iniciativa lúdico musical de la noche barcelonesa.    

Curiosa resulta también la explicación promocional  del disco según la cual los hermanos Flaming, separados en su infancia por las aventuras de Serena Flaming, que viajó durante toda su vida haciendo exhibiciones de wrestling femenino, toman el nombre de la famosa agencia de viajes de la costa oeste, Flamingo Tours, fundada en 1957.  Reunidos en Los Ángeles el año pasado, la abuela Flaming, Jade, de 83 años les encomendó una misión: “habéis pasado mucho tiempo separados por la mala cabeza de vuestra madre. Ahora tenéis que permanecer unidos y viajar a todos los rincones del mundo. Es la voluntad de vuestro abuelo. Os dejo la agencia y dinero suficiente para emanciparos. (les dejó un par de dólares hawaianos y salió́ de la habitación..)”.

La canciones

Foto: Brais Grouco
El disco arranca una noche de verano en la que el croar de las ranas más el canto de los grillos se mezcla con el  potente recitado radiofónico de la radio americana.  La extraordinaria voz de Myriam Swanson, autora del tema, nos dice “Don’t Go With Strangers” y lo hace acompañada por una banda muy bien engrasada en la que destaca una sesión rítmica persuasiva y los sucesivos detalles  de cualidad de piano más una guitarra poderosa. Un buen momento musical a medio camino entre el rock and roll y el R&B que precede a la contundente “Greasy Hands”. Una carrera, ideada por Myriam y Mases,  por los caminos del alma, descendiendo y remontando a una velocidad endiablada gracias a unos músicos que nos atrapan y nos arrastran al infinito con su magistral ejecución  generando una tensión irresistible de principio a fin.

Foto: Mikel Solitario
En la cara B,  nos ofrecen “The Brighthunter do the Mambo”,  una canción para las mejores pistas de baile en las que se mezclan detalles rítmicos latinos con el rock and roll americano. De este modo logran perfilar una bonita y contagiosa melodía que se sustenta en la fascinante voz principal de Swanson, autora en este caso conjuntamente con Mases. Le acompañan unos coros bien armonizados y una base instrumental, efectos incluidos, altamente profesional en la que destaca una segunda voz de Hammond. Acaba el single con la emotiva “Kumu Hula” que significa, en lenguaje de Hawai, el maestro de la danza hawaiana.  La canción original de Swanson y Rebenaque, cuenta también con detalles vocales fascinantes de doo wop por parte de un coro masculino que resulta especialmente memorable en el final rítmico, entre guitarras sinuosas y hulaaaas que ponen el punto final a esta auténtica maravilla sonora. 
          
Reflexión final


Foto: Mikel Solitario
Para este emocionante viaje que realizan encomendados por la abuela Jade, los Flamingo Tours llevan las maletas cargadas de muchas horas de ensayo, tanto a nivel personal como colectivo. Los componentes de esta fabulosa banda barcelonesa llevan años demostrando, con creces, su pasión por el jazz, por el rock and roll, y por el R&b en múltiples proyectos cuya ubicación en el factor tiempo, raíces incluidas,  importa muchísimo menos que la creatividad, las perseverancia y la emotividad que logran condensar en sus canciones. Eso es lo que realmente importa, y me parece que llamarlo “revival” o mera nostalgia dice muy poco sobre la inteligencia de quien así lo considera.  No hay más que escuchar sus canciones, para darse cuenta de su enorme contribución a la música atemporal. Con su pasión y su entrega, logran que también nosotros sigamos volando, incluso soñando con vidas mejores, al ritmo de esas excelentes canciones que también nos invitan a aprovechar las inevitables escalas (stopover) existenciales para conocernos quizá un poco mejor.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario