miércoles, 15 de octubre de 2014

Screamin’Diablos debuta con un Ep de punk rock con personalidad propia y diferenciada

Portada. Niko Bleach
Desde su regreso en 2012, la discográfica reusense H-Records ha encadenado unos cuantos excelentes Ep’s y Lp’s de bandas altamente creativas con un denominador común: el punk rock como estilo y actitud de referencia. Este 2014 celebra su duodécimo aniversario a contar desde su primera edición discográfica allá por 2002. Como ya sabrás, tras cinco años sin actividad desde 2007, por cuestiones personales de su principal factótum, Lluci Rostra volvía a la escena para seguir engrandeciéndola con un sensacional catálogo nacional e internacional. El sello supera ya las 70 ediciones con nuevas y fructíferas bandas como los Screamin’Diablos quienes nos presentan cuatro temas con personalidad propia en su disco de debut. Se trata de un Ep en el que emergen sus amplias referencias americanas, australianas, o escandinavas interpretadas, eso sí, con un criterio propio ciertamente original que genera unas elevadas dosis de entusiasmo entre los amantes de las guitarras hirientes.

Trayectoria

Con Lluci Rostra en el centro
Screamin’Diablos son de Zaragoza. El cuarteto está formado por ex componentes de  Los Precarios, trío de Leciñena (Zaragoza).  Tras separarse, en 2011 dos de sus componentes, Sevi a la batería y Alfredo, voz y guitarra, se unen a Julio a la guitarra, quien ya había formado parte de los Precarios al final, más Alberto, bajo y voces, para formar esta banda que debuta con H-Records este 2014 con este flamante Ep de cuatro brillantes temas de punk rock. Las canciones se grabaron en 2014 con la ayuda de Caspas y Sergio. Cuenta con uno de los trabajos visuales más geniales que hemos visto en los últimos tiempos a cargo de la artista zaragozana, Niko Bleach. En la portada, sobre un inmaculado fondo en blanco, nos presenta a una joven sonriente dando de comer vísceras a los buitres, uno de ellos destacando  en la contraportada; y en el insert, a la banda tocando en directo. Los dibujos están centrados sobre un poderoso agujero en negro para centrar la atención visual del artwork embadurnado de una mancha rojiza simulando sangre seca que le da el toque final. Sin duda, un excelente trabajo visual sin parangón. Por lo que respecta al vinilo, se presenta en tres colores diferentes y numerados a mano: 143 copias en vinilo de color gris mármol; 117 copias en vinilo de color rojo cardinal; y finalmente, 40 copias en vinilo de color rojo mármol.

Las canciones

Contraportada. Niko Bleach
El Ep convence ya desde los primeros compases de “The Story of Jeffrey Brown”, tema que abra la cara A mediante generosas guitarras trenzando riffs de punk rock sobre los que cabalga una tremenda voz principal al tiempo que un bajo construye líneas imaginativas entre dosis muy marcadas de una sólida batería. Le sigue “Asthray”, con unos arreglos más melodiosos pero no menos contundentes. Un excelente estribillo, un solo de guitarra fascinante, coros envolventes y toques de hard psicodelia completan esta fabulosa canción con la que logran ponernos los pelos como escarpias.   

Fotos extraidas de su facebook
Ya en su cara B, “Blue Full of Voltures” se nos antoja un ejercicio perfecto de guitarras afiladas por expertos dando una lección de “garage punk” mediante un tema muy bailable apto para complacer a los amantes del rock and roll más salvaje. Sobre una base de reminiscencias sixties y americanas, definen una excelente canción en la que guitarra y bajo combinan un recorrido guitarrero de ensueño. La batería, imparable, vuelve a dar muestras de su perseverancia milimetrada al igual que en el tema que cierra el disco con el título de “Shadow”. La banda recupera su vertiente más hard y arrebatadora con una capacidad impactante de conjugar melodía y rítmica mediante una dureza impactante manteniendo siempre una seguridad absorbente  y muy profesional. 

Reflexión final

Fotos extraidas de su facebook
Ya con la primera escucha, uno se queda con la evidente sensación de que resulta casi imposible un debut más impactante y satisfactorio. Los Screamin’Diablos nos entregan,con pasión a raudales, cuatro espléndidas canciones con las que demuestran encontrarse en un excelente estado de forma, tanto creativo como interpretativo. Probablemente, como todo buen grupo que se precie, a sus autores les haya faltado algo más, por pequeño que sea, para sentirse complacidos al completo. Ese nivel de exigencia nunca es malo, al contrario, dice mucho y bueno de sus responsables. Sin lugar a dudas, este disco confirma que estos músicos llevan bastantes años ofreciéndonos grandes momentos de rock and roll y saben perfectamente cómo llegar a la fibra más sensible de aquellos a los que nos apasionan las guitarras incisivas. Encima, son capaces de perfilar cada tema con arreglos diversos que dan a entender variados puntos de vista. Una amplitud de miras que es posible gracias a una capacidad imaginativa desbordante y que esperemos se vea ejemplificada en nuevas y prontas entregas discográficas tan fascinantes como ésta que nos facilita la siempre imprescindible H-Records.           

Nota: Puedes escuchar los temas en el bandcamp de H-Records. Entre sus próximas actuaciones, destacamos su participación en una edición más del festival tarraconense el Catanyasso que se celebrará el 29 de noviembre de 2014.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario