lunes, 17 de noviembre de 2014

Cuando lo que necesitas es un buen disco de surf & rock como “Heartbeast” de los Redneck Surfers

Portada
En nuestra escena estatal resulta muy fácil oír bandas de instro surf con una calidad extraordinaria, incluso a nivel internacional, pero no es  tan común encontrarse con grupos que hayan asimilado los recursos del rock instrumental de finales de los cincuenta y principios de los sesenta para incorporarlos a su discurso sonoro y narrativo cantado con detalles de otros estilos como el hard rock o el pop más oscuro. Un buen ejemplo de esa simbiosis creativa es la banda Redneck Surfers, un combo del que ya te hablamos en Magic Pop cuando presentó su Lp de debut y que ahora confirman la solidez de su proyecto con un nuevo Lp editado por varias discográficas como son Rufus Recordings de Alicante, Muerte a Tipo de Logroño, Fake Records de Barcelona, y Violent World de Valladolid. Ese disco se titula de forma genérica “Heartbeast”, una combinación de pasión y visceralidad a partes iguales.   

Trayectoria

9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.  
Redneck Surfers son una banda de Salamanca formada por Grace Lamb (cantante), Dirty Chuky (guitarra), Lora Green (bajo), Oli Opitz (batería) y Sergio Greymare (guitarra). Se formaron a principios de 2011. Sus músicos proceden de otras agrupaciones que van del punk rock al hard rock. Empezaron siendo un trío al que se incorporaron Soli y Sergio. En 2011 grabaron una demo con el título de uno de sus temas “Wellcome to the West Hell” que incluía otras tres canciones. Las cuatro forman parte del repertorio de su  álbum de debut que presentaron a principios de 2013 con el título de “Surfferin”. Ese álbum fue publicado en enero de 2013 en formato vinilo 12” con la distribución de Violent World. Fue grabado en Salamanca en el año 2012 en "Como churros grabaciones".  El diseño y la maquetación corrió a cargo de Cristian García Cao con fotos de Sonsoles Fernández del Viso. Puedes leer una reseña del disco en Magic Pop aquí. Han sido seleccionados para varios concursos y ganaron el Fàcyl-Sonorama de grupos emergentes de 2012.

9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.
“Heartbeast” se grabó en 2014 en Salamanca también por "Como churros grabaciones"  y ha sido editado conjuntamente por RufusRecordings (Alicante); Muerte a Tipo (Logroño),  Fake Records (Barcelona) y Violent World (Valladolid). Todas las cancones son originales de la banda. El diseño, con esa mezcla de motivos marinos y del far west, más la maquetación, es obra, de nuevo, de Cristian García Cao. En la portada aparece un dibujo de un espécimen, mezcla de pulpo con humano, vestido con falda, con una guitarra colgada y armado con revólver. En la contraportada, una fantasmagórica cenefa marina rodea los títulos de las canciones. Destaca también un insert con las letras de los temas y dibujos de animales de las profundidades marinas, incluido un cráneo de rumiante en la galleta. Por último, mencionar que el vinilo está prensado en un elegante color azul turquesa, a juego con la carpeta, en 12" a 45 rpm.  Existe también una edición en Cd.    

La canciones

9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.
El disco arranca con “All I wanna” en la que la protagonista nos dice: “Todo lo que quiero es un calor abrasador, fiestas en la playa, surf, broncearme, ser la reina de la fiesta y que el verano no acabe, amar, desamar, romper su corazón…”. Una canción donde mezclan el sonido de las olas con una potente entrada de bajo para dar paso a las guitarras surferas y la extraordinaria voz con buenas posibilidades de excelentes registros graves, de su cantante principal. Una atrayente melodía y un ritmo bailable, con un solo de guitarra a varias voces, dan por iniciado un disco que nos lleva a “Ellipsis”, tema de desamor, de puntos y aparte, de amargura y esas mentiras que todos acabamos tragando. Un tema con empuje de guitarra de película de serie B, con persecución incluida. Una excelente canción que tiene algo de confesión íntima entre trinos, escalas descendentes y un estribillo magnífico para una melodía ciertamente agradable para los oídos. El siguiente corte lleva por nombre “Middle-east Hell”, un instrumental para quitarse el sombrero vaquero al tiempo que nos marcamos un zapateado de tex mex o unos pases de baile arabesco. Aunque nos recuerde otros clásicos del género, no hay duda de que los Redneck Surfers han sido capaces de recrear sus ideas con motivos propios tanto melódicos, como rítmicos, ambos muy originales.

9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.
Le sigue “La muerte”, tema que pese a su título en español, lo cantan también en inglés. En este caso se vuelven más reflexivos y nos cuentan que, cuando uno se convierte en lo que odia, crecen flores marchitas en el pecho, las raíces se pudren y apestamos a muerte. Un tema oscuro, muy potente, con visos de hard rock sobre una construcción de western. Con “Fire” persisten en esa solemnidad tan sugerente. En esta ocasión nos hablan de sangre inocente, miles de almas asesinadas de las que escuchamos su grito. Pero el día del juicio, para esa mano despiadada y culpable, ha llegado. Ya no podrá  engañar a la muerte y arderá en el fuego del infierno. Canción que como la anterior tiene ese aire de BSO de western, rápida, ágil, con una percusión milimetrada, coros de peso, y guitarras afiladas. Finaliza la cara A con la divertida letra de “Cowraline”, historia de un vaquero que engañaba a su esposa con una de sus vacas, qué “motherfucker”!!!. Contrasta con el acompañamiento de folk country que, sin la letra, podría presuponer una historia de amor a la americana. 
 
9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.
En la cara B, nos encontramos ya en los primeros surcos con esa visceral “Heartbeast” que da título al disco, en la que la “carne que apesta, los huesos están fuera de la piel, emerge el mal aliento, con el pelo pútrido… un amor especial, alimento para el cerebro”. Una emocionante y genial mezcla de after punk con instro y banda sonora de película de terror. Sigue asombrándome la poderosa voz de su cantante principal y esa destreza imaginativa de su guitarra colando geniales motivos en cualquier momento inesperado. A continuación nos embelesan con la envolvente “Get It On”, con ese dulce principio instrumental de amplios arpegios que desemboca en un motivo sonoro poderoso con el propósito de tratar el amor sin que “rompa el hechizo… pasar la noche contigo, al menos mientras dura esta canción”. Más filigranas de guitarra convierten están canción en otro de los momentos álgidos del disco. El tema nos lleva a otra fiebre, “Gold Rush”, la del oro convertida en una enfermedad para aquel que lo perdió todo por un sueño. En este caso, la canción, con entrada de batería y guitarra cortante, introduce motivos de pop country de grandes vuelos y grácil melodía entre recorridos extraordinarios de batería.      

9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.
Con “My body is a rent”, empieza la cuenta atrás de surcos que nos quedan para dar por finalizada la primera audición este gran disco. La canción incide en esas “vidas sucias, cansadas, en alquiler, que sobreviven entre mentiras piadosas y pecados”. El tema tiene unos arreglos extraordinarios de instro surf. Destaca una pasión irrefrenable en la interpretación por parte de sus ágiles instrumentistas. Un modo entregado de explicar las cosas con música que pone los pelos de punta. Un tema precioso aunque algo agridulce por el tema que trata. Extraordinario resulta también ese crescendo final con el que la guitarra nos regala un solo de arabesco de antología. Y para finalizar otro instrumental con el título de “The last path that will lead to the herd”. Trenzado aflamencado de notas de guitarra con el que su responsable se luce con una interpretación impecable. Juegos de guitarra eléctrica, como si fuera una española, dando por acabado el disco con prestancia solista envuelta por un sonido de conjunto no menos impactante.  

Reflexión final 

9 -09-14. Plaza Mayor Salamanca. Foto de su Fb.
Los Redneck Surfers tienen un mensaje propio y un modo de expresarlo ciertamente original. Aunque en algunos aspectos puedan recordarte a algunas de tus filias instrumentales de cabecera, no cabe duda de que han sido capaces no solo de interpretarlas con una magnífica destreza original sino que, incluso, han trabajado y mucho para dotarlas de una impronta perfectamente identificable. Ya no es solo la extraordinaria voz de su cantante principal, con ese registro propenso a las notas graves con una facilidad encomiable, sino también las múltiples y variadas sorpresas con las que bordan sus arreglos mezclando estilos con un desparpajo fascinante. En cuanto a sus letras son ciertamente imaginativas. Tan pronto pueden hablarte de almas en pena como de rubias playeras; de vísceras como de amores profundos; de guerras internas como de rupturas existenciales… Un conglomerado de vidas y sonidos al margen de lo contemplativo para hablarnos de una vida en la que hay quien renuncia a seguir luchando mientras otros se dan cuenta de que el amor puede no durar una eternidad, mientras las bestias, aunque también tengan corazón, acaban en el infierno pagando sus culpas. “Heartbeast” es un disco que hay que oír detenidamente porque contiene muchos recovecos fascinantes que convierten esas melodías apasionadas, dotadas de  rítmicas consistentes, en un sorprendente mundo que va del amor a la muerte, del instro al rock cantado, siempre a medio camino entre la oscuridad del mar y la luminosidad del desierto.           

Nota: Puedes comprar el disco en varias plataformas por internet como en Naranja y Negro, tienda oficial de Rufus Recordings. Las canciones se pueden escuchar en el bandcamp

No hay comentarios:

Publicar un comentario