jueves, 20 de noviembre de 2014

La Familia Caamagno con su “excitante novo son” para su nuevo disco “Hai que andar cos tempos!”

Portada
La legendaria discográfica compostelana Lixo Urbano, con una trayectoria de dos décadas promocionando grupos que cantan en gallego, acaba de editar este 2014 un nuevo trabajo de los coruñeses Familia Caamagno con el título genérico de “Hai que andar cos tempos!”. Un disco que contiene cinco temas propios más una versión del “Poison Ivy” de The Coasters, interpetados en su lengua materna. Seis canciones extraordinarias que ponen de manifiesto los excelentes resultados de “o novo excitante son estereofónico” a cargo de un quinteto que aúna buen humor, arreglos estimulantes, y referencias sixties mediante un arte propio muy convincente y, por supuesto, andando “cos tempos” siempre con la sana e imprescindible ironía gallega.     

Trayectoria

Anyerior imagen "mafiosa" de la Familia Caamagno
A Familia Caamagno són de Sigüeiro (A Coruña). La banda está formada por Toni Caamagno (batería y coros), Lano Caamagno (bajo),  Francesco Caamagno (guitarra y coros), Jess Caamagno (guitarra) y Manuele Caamagno (voz y saxofón). Empezaron a ensayar a finales de 2010. Tres de ellos, Jesús, Lano y Manuele procedían de una banda llamada Plan9 que hacían versiones de los Misfits. Fran estuvo en los Electróxeno, ptra banda de Oroso (A Coruña) que sacó un disco, mientras que Antonio estuvo con Kastomä y forma parte de los Chavales (+ info). Empezaron a hacer versiones de temas de los sesenta y adaptaron al gallego canciones de los Standells, Easybeats, Birds, Kinks, entre otros. En el verano de 2011 debutan en directo y se atreven con las primeras canciones propias como  “Non volvas máis”.  Al año siguiente, 2012, graban su primera maqueta con título homónimo en los estudios Rapapoulo de Ordes (A Coruña), con Mou y Fredi. Contiene tres temas propios con los títulos de “O ritmo da caverna”, “Non volvas máis” y “Ringo Starr”, más tres versiones llamadas “Fodín cos pes no río” (“Dirty Water” de los Standells), “Perdoa” (“Sorry” de los Easybeats) y “Se magná chove” (“There's a Storm Coming” de los Standells). Fue publicada en octubre de 2012.

Toni, Lano, Jess, Fran y Manuele. Foto: Úrsula Prego

Siguen con más conciertos y en diciembre de ese mismo año sale “Cantan Polo Nadal!” (Familia Caamagno, 2012). Se trata de un single de Navidad grabado en los estudios A Ponte (A Coruña) con Tomás Ageitos. En este caso se incluyen dos temas, la original “Panxoligna de amor R5” y la versión de “Run Rudolph, run” de Chuck Berry a la que llaman “Bule Rudolph, bule!”.  También tienen una banda de versiones paralela con el nombre de Muebles Mendoza en la que adaptan canciones de punk’77 creadas por los Buzzcocks, Undertones, The Clash, Ramones, etc… Cabe destacar también que el 20 de septiembre del 2013 ganan el Concurso Rock de la Diputación de A Coruña.

Ese mismo mes de septiembre de 2013 graban en dos días, el 13 y el 14, en los estudios del Circo Perrotti de Gijón este nuevo disco llamado  “Hai que Andar cos Tempos!” (Lixo Urbano, 2014). Jorge Explosion es el responsable de la mezcla y masterización, aporta también percusión, clavioline aullidos y guitarra en algún tema.  La foto de la portada de la banda, con esas magníficas camisas rojas con chorreras de gala, es de Úrsula Prego, y la maquetación de Mou DKTC con diseño de Manuele Caamagno.  La edición en vinilo contiene un encarte con fotos de sus protagonistas y las letras de las canciones. A destacar también la inclusión de la conocida frase de Frank Sinatra: "A música rock fana deficientes mentais que cantan letras maliciosas, lascivas. É a forma de expresión mais brutal, nauseabunda e viciosa que tiven a desgraza e escoitar". Tal y como añaden en la contraportada, el disco es una respuesta afirmativa a la incógnita sobre si el rock and roll es aún un vehículo válido para corromper aún más a la juventud en pleno siglo XXI. Por cierto, ningún baterista fue maltratado durante la grabación de este disco.        

Las canciones

En directo. Foto: Ada Seoane
Ya en la primer canción, mientras tomamos el sol tranquilamente en la playa de la Lanzada, entre O Grove y Sanxenxo (Pontevedra) aparecen los nazis haciendo surf. “Vegnen a por nós” causando el terror entre los pacíficos bañistas.  Al parecer la canción está inspirada en una película de ciencia ficción, con catástrofe mundial, de 1987 llamada “Los surfistas nazis deben morir” dirigida por Peter George.  El tema se construye sobre una base de riff, más rítmica, silbidos y coros de surf. La banda aporta una excelente melodía de rock and roll que culmina en el cautivador estribillo. Con “Rantanplan” nos hablan del obsesivo culto al cuerpo en aquellos que van acabar siendo los más sanos del cementerio. Un tema de R&B salvaje, enérgico, con entrega absoluta por parte de cada uno de los instrumentistas y una más que convincente voz principal. Excelente tratamiento rítmico que nos lleva corriendo hasta “Mentireira”. Último tema de la cara A con el que nos narran los problemas de amor entre un y una moza un tanto mentirosa y con mucho genio. Se trata de una bailable canción de pop con detalles beat entre apasionantes arreglos y un preciso solo de guitarra.  


Foto: Javi Artistaminiko

La cara B se abre con un canto al baile desenfrenado en “C’mon baby, Unga-Unga”, rock and roll de manual con detalles de ye ye y twist más esas indiscutibles referencias a las bandas instrumentales “garajeras” con los que la Familia Caamagno ha sido capaz de crear un tema muy original. Le sigue “Fóra de control”, tema con sensacional arranque de “garage punk”. El protagonista espera a esa persona especial, entre la cordura y la locura, confundido entre el mundo psicoactivo con el real, sin “vivir en min”. Magnífica canción con una fuerza inusitada en la que se lucen, una vez más, en todas y cada una de las partes sonoras, desgarrando la voz principal con un entusiasmo sin igual muy acorde con el buen solo de saxo con el que culminan un tema apabullante que pone los pelos de punta. En el último corte, “Mala Herba” versión del “Poison Ivy”, canción de Mike Stoller y Jerry Leiber que hicieron popular los Coasters en 1959, nos narran una historia de amor entre un chico y su novia que al parecer era de ETA. No la quiso denunciar por amor; aunque el auténtico terrorismo fue el que padeció cuando la chica le dejó y se fue para Madrid. Dice de ella: “una mala hierba con apariencia de rosal”. En el plano musical, la versión es divertida, muy original y está arreglada con buen gusto y manifiesta personalidad.

Reflexión final

Foto: Ada  Seoane
A estas alturas no creo que a nadie, con buena fe, le resulte extraño oír temas de rock and roll cantados en gallego; ni tampoco voy a caer en la condescendencia de destacar  la evidente realidad de que se entiende bastante bien o que se trata de un síntoma de normalidad lingüística en el estado español. Ambos comentarios se me antojan más  bien sospechosas sentencias de perdonavidas a los que el gallego les parece erróneamente algo menor al que se puede dar una oportunidad. En mi opinión, todos y cada uno de los idiomas habidos y por haber son adecuados para comunicarse. Que encajen o no con el rock and roll o las películas de serie B depende de la creatividad de los autores y de su destreza para aunar ambas musicalidades en sus canciones. El gallego desde luego funciona muy bien para cantar surf, garage o pop, y así nos lo demuestra esta brillante Familia Caamagno con su sonido excitante. Ahora bien, su aportación va más allá de sus ingeniosos juegos lingüísticos porque, en todas y cada una de sus canciones, tanto propias como versiones, han sido capaces de impregnar los arreglos instrumentales con tanta diversión como talento. De este modo dan vida a unos grandes éxitos con los que vas a tener la seguridad de “andar cos tempos!” ya sea en Galicia como en cualquier otro lugar del mundo.

Nota: Puesdes escuchar las canciones y comprar el disco en vinilo con Cd de regalo en el bandcamp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario