martes, 30 de diciembre de 2014

Los Tupper nos invitan a su "Yesterday's Pizza" con ingredientes genuinos del mejor rock and roll

Impresión en la pizza box
Con discos como el nuevo de los Tupper, editado por Sunthunder Records y Action Weekend Records este 2014, con el título genérico de "Yesterday’s Pizza”, cualquier amante del rock and roll que se precie debería sentirse más que satisfecho ante la evidencia de que su pasión por la música tiene garantizado un alimento revitalizador gracias a un trabajo discográfico original, divertido y enérgico. Envuelto en una auténtica caja de pizza, el segundo álbum de esta creativa banda santanderina, conserva los ingredientes necesarios para que el placer se perpetúe mediante proyectos tan completos como el que forman estos grandes músicos de imaginación ilimitada. El resultado son sabrosas canciones con base crujiente e ingredientes sorprendentes que procuran de inmediato un regocijo para el alma y un inevitable descontrol para el cuerpo. A tan suculento manjar, añádele la garantía de que nunca van a perder ni su excelso sabor ni su fantástico poder de convicción aunque pase el tiempo. Discos tan buenos como éste se perpetúan solos pese a la habitual estupidez humana intrínseca al negocio discográfico multinacional, y por supuesto, totalmente ajenos a postureos varios y al margen de ese intercambio de descargas a granel sin apenas criterio alguno.        

Trayectoria


Foto: J.A. Areta 
Los Tuppers están en activo desde 1995 primero con el nombre de Tupperguarros con los que grabarían un Ep y un álbum. A principios de los dos mil pasan a llamarse los Tupper y evolucionan del punk rock a un rock & roll con detalles de blues, "garage" y matices psicodélicos. La formación actual la componen Raúl Real al bajo y voz, Manu Gastado a la guitarra y voz, Jesús España a la batería y Pepe Terán a los teclados. Tras un trabajo de transición llamado “Mala Fama” (2006), ve la luz también en su propio sello Sunthunder Records, el disco “Sardinista” (2010) con el que afianzan su prestigio tanto a nivel estatal como internacional. Los Tupper grabaron en 2012 con Dave Kusworth (Jacobites, Bounty Hunters, Tenderhooks, Dogs D'Amour)  el Cd ''Throwing Rocks in Heaven'' y en 2014, con Darrell Bath, (colaborador de Ian Hunter,Nikki Sudden, Dogs D'Amour, Crybabies) el Ep “Madame Zodiac”, ambos editados por su discográfica. En 2016 sacaron con  Kevin Junior (fallecido el 18 de enero de 2016)  "Si Minor Seventh". 

El disco, producido por Alex Pis con quien ya habían trabajado en el anterior, más los mencionados componentes Raúl Real y Manu Gastado, fue grabado en los Drive Division Studios, de Santander y masterizado por Ibon Larruzea en Euridia, (Bilbao), en septiembre de 2014.  Todas las canciones son de Real y Gastado, excepto “Like It” que es de los dos mencionados más Ochoa.  Han colaborado en la grabación Darrell Bath a la guitarra eléctrica;  Gema Martínez, coros en “Candy for Ayers”;  José Sierra, harmónica en “Walkin The Road”; Dave Kusworth, coros en “Like on Angel”; y Xabier Vieitez, piano en “Turn Me On”.  

Aitor Ochoa es el responsable del artwork y el diseño es idea de los Tupper. Se trata de una caja de pizza impresa por  Iñigo Cabezafuego con el nombre del grupo y el título del álbum más la anotación “est. (established) 1995”. En su interior encontramos el Lp en cuya portada hay una foto de una pizza de hace días, troceada  y empezada. En el interior de la carpeta el vinilo con  una hoja de insert donde se recogen varias fotos de la banda a cargo de Fabio Méndez, Carlos Espejo, Pepe Magalleán, y J.A. Areta Goñi (Juxe).

Las canciones 

Foto: Pepe Magalleán 
El disco arranca con esa espectacular  “Susie in The Night Time”, un convincente tema de ritmo marcado y voz de powerpop con sucesión de detalles fascinantes de bajo, guitarras, y batería cuadrada al milímetro. La canción va creciendo, compás a compás, hasta llegar a una parte instrumental central con sucesión de riffs y excelentes filigranas de bajo. Magnífica abertura para un álbum que está plagado de momentos de rock and roll con juegos melódicos atractivos y ritmos imperturbables como la R&Blusera  “Turn Me On”  en el que las guitarras y las voces se complementan perfectamente con  cada movimiento sinuoso, entre detalles de piano, a la búsqueda de estribillos culminantes y unos solos muy americanos de guitarra. Le sucede  “Walkin´ The Road” con ese swing tan marcado de rock and roll de largo recorrido. De nuevo, nos ofrecen una  demostración en toda regla de cómo rentabilizar los pequeños detalles para construir un efecto esplendoroso con el añadido de una suculenta harmónica. Bombo, bajo, caja y pandereta serpenteante, más un riff entrecortado  y voz penetrante consiguen un efecto, tan perturbador como placentero, que nos lleva a “Like It”. En este caso, el pop poderoso y el rock and roll rítmico se cortejan para alcanzar un clímax que desemboca en un fascinante estribillo. Generosos con los arreglos, la banda nos agasaja con grandes  detalles de eléctrica, cortes temáticos con pianos sonoros incluidos y, para cerrar, un final apoteósico propio de las más grandes bandas. Acaba la cara A con ese tremendo “Hard-On (Blues)”. Arrastrándose con el alma en un puño, percute la batería y el bajo entre quejidos de guitarra, movimientos solemnes de piano y aportaciones espectrales de harmónica.

Foto: J.A. Areta 
La cara B empieza con “ 14 Days”, fascinante movimiento de folk rock con detalles de country creando espacios sonoros amplios con los que planean sobre nuestras cabezas con ciertos aires psicodélicos. Una canción magnífica que destaca por unas guitarras soberbias, una voz poderosa y un acompañamiento estelar.  Tras esta auténtica maravilla de música hecha con el corazón, nos ofrecen más genialidades bajo el título de “Time & Fortune”. En este caso  se agarran al pedal consistente de un buen órgano cuyo propósito es el de crear la ambientación imprescindible para dar vida a un tema que parece sacado de la mejor antología del country  rock más ácido. Una gran voz principal, que se entrelaza a la perfección con los punteos de guitarra, comporta uno de sus principales atractivos al que deberíamos añadir algún que otro solo de guitarra ciertamente memorable.

Foto de su facebook 
En “Candy For Ayers”  el órgano adquiere más protagonismo y consigue enfatizar una melodía ciertamente cariñosa interpretada a coro entre una voz masculina y otra de femenina.  Juntos avanzan, con dulzura y firmeza, arropados por un acompañamiento muy elegante y sensual.   “By The Riverside”  arranca con motivos psicodélicos a cargo de los teclados reforzados por un bajo omnipotente que va marcando el camino de una cadencia penetrante. Añaden un repetitivo movimiento de teclado que confiere una sensación siniestra.  Para terminar nos regalan toda una joya sonora llamada “Like an Angel”. Se trata de un tema de clara vocación lisérgica. Contiene momentos esplendorosos de Hammond, entre acordes envolventes, con voces cercanas al susurro y una percusión tan impasible como enriquecedora. Juntos nos transportan en volandas hasta un final meramente instrumental en el que dialogan todos sus componentes creando un colofón armónico ciertamente inolvidable.

Reflexión final

En directo. Foto de su facebook
“Yesterday’s Pizza” es un disco  tan profesional como emotivo.  En sus canciones resulta evidente la enorme destreza tanto de sus compositores como de sus instrumentistas, colaboradores incluidos; pero también es un álbum genial porque destila pasión a raudales en todos y cada uno de los movimientos sonoros. Sus melodías cariñosas o misteriosas, según el caso, adquieren una consistencia inusual gracias a unos arreglos muy trabajados, entre  conceptos estilísticos que se complementan, como esos condimentos especiales que logran enriquecer la base tradicional con múltiples texturas y sabores. Desde la primera a la última canción, se nos antoja estar escuchando a un grupo atemporal y único. Aunque nos empeñemos en encontrar referencias, que  por haberlas haylas, la banda se encarga de moldearlas con una exquisitez  que, según mi opinión, resulta difícilmente comparable con otro grupo ya sea de nuestra escena nacional como internacional.  El nuevo disco de los Tupper, cuidado hasta el último detalle con esa original como divertida presentación en una caja de pizza, no solo les sitúa entre nuestros grupos de rock and roll más imaginativos sino que debería impulsarles hasta las más altas cotas de, al menos, nuestra discografía personal. Que les sonría la fortuna, creo que,  a estas alturas de su trayectoria, les va a parecer poco menos que irrelevante comparado con que se cumpla el objetivo premeditado de que sus canciones te lleguen al alma, sin tapujos que valgan, para que compartas con ellos esta pizza de ayer, cuyos buenos ingredientes consiguen que siga tan apetitosa como el primer día.

Nota: Puedes escuchar las canciones y conseguir una copia de la caja con el vinilo o el Cd en el bandcamp.

Videoclip dirigido por Free Alien Projects con el tema "Walking the Road" incluido en "Yesterday's Pizza".



No hay comentarios:

Publicar un comentario