lunes, 22 de diciembre de 2014

Os Novos, siembran “Nom Lugar”, de contundentes canciones “DIY” defendidas con los puños

Portada
Todos tememos que las frustraciones personales nos lleven al vacío existencial, a esa pesadilla infernal en la que nos ahogamos sin posibilidad de acordarnos de tiempos mejores. Ante la falta de las respuestas precisas, urge la necesidad de romper con los moldes, los propios y los adquiridos de una sociedad que nos condiciona y que necesita cambios, nuevos aires como los procurados por esta banda gallega llamada Os Novos.  Se trata de un poderoso trío de punk rock, con experiencia en anteriores bandas de hardcore, que este 2014 ha debutado con un mini Lp editado por la discográfica compostelana, Lixo Urbano. Un disco extraordinario en el que nos cuentan en gallego siete historias de huida personal y colectiva, siempre hacia delante, buscando respuestas sin engaños, dispuestos a afrontar una nueva realidad a la que contribuyen fabricando su propio futuro, con sus propias manos y puños, en clara alusión al conocido movimiento creativo “Do it Yourself” (DIY).

Trayectoria

Os Novos. Foto: Miguel Carril 
El power trío de Os Novos se forma en Santiago de Compostela en 2013 por Alberte Lixo (bajo y voz), Soni (batería y voz) y Quiquinho de Melide (guitarra y voz). Proceden de una banda de punk  llamada Tommy Gun. Alberte también tocó en los Dirty Barriguitas, Samesugas; Sono estuvo en los Contrastes, los Royalties y los Redullos; y Quiquinho en Madame Germen y de gira con Ekkaia. Tal y como cuentan en la biografía publicada en la Fonoteca, el nombre del grupo, que se podría traducir al castellano como los Nuevos o Los Jóvenes, obedece a "un poco de todo, nos gustaba como sonaba, para impregnar-nos del espíritu juvenil y, también, como homenaje a “The Young Ones” (BBC2, 1982-1984), una serie que nos marcó a los tres, desenfadada, provocativa, con mezclas de diferentes culturas underground (hippies, punks, mods...)”.

“Nom Lugar” (Lixo Urbano, 2014), es su primera referencia y contiene siete canciones grabadas y mezcladas por Hevi (Fluzo) en el Laboratorio Soyuz y masterizadas por Mike Mariconda en Sonic Boom Room.. El diseño gráfico es de Bruce Lays y la portada, con ese dibujo de una ciudad fantasma casi inexpugnable en los alto de una oscura colina, es de Ramon Trigo. El disco también incluye las letras de las canciones y un par de fotos: una de la banda a cargo de Miguel Carril; y otra de un joven con actitud a cargo de Maria Abelheira. Está editado en Lp 10" más Cd, y también en digipack.

Las canciones  

Os Novos. Foto: Keith Ritz Derradeiro
El disco se abre con el tema que le da nombre genérico, una elegía punk para recordar ese lugar que sus moradores dejaron perder, “um lugar onde non queriam nada que a terra pudesse dar”. Nunca hubo lamentos y ahora ya es tarde para llorar. Solo nos queda derrumbarlo, para después sembrarlo con nuevas ideas. Una canción cuya música, de potente rítmica y melodía grandiosa, contiene toda la rabia del punk, imprescindible para armonizar un tema tan directo y sincero como el que nos cuentan en la primera de las siete historias sin contemplaciones de este disco. Las guitarras descargan riffs acuciantes entre ritmos muy marcados, juegos de voces a pleno pulmón con extrema sensibilidad, más detalles de eléctrica tan precisos como persuasivos.  Le sigue  “Saberás desculpar-nos?", donde arremeten con energía descomunal mediante unas guitarras y un bajo directos al estómago, con agresividad, custodiando unas voces entregadas que critican el sistema actual con frases tan directas como “Dumha democracia guardada baixo a chave, de cárceres e juízes da terra prometida”.

Dispuestos a construir una utopia con aquello que sabemos que no queremos, rompiendo con la moral preestablecida, Os Novos nos invitan a buscar una tierra libre, a abrir las puertas para que “um novo ar tem de entrar, porque neste mundo de merda tu és a alegria do corpo”.  Termina la cara A del mini Lp con  “Eu nom tenho resposta para ti” en la que nos recomiendan que no hay que lamentarse, ni mirar atrás, hay que seguir buscando respuestas, cada uno las suyas propias. Un tempo rápido, con unas guitarras construyendo secuencias de potente hard rock entre un bajo galopante. Sus extraordinarias canciones son la única “resposta para ti” que pueden darte.

Os Novos. Foto: Ciprián Derradeiros 
La cara B arranca con una suculenta mezcla de hardcore combativo y detalles de after punk oscuro, con intermedios instrumentales oscuros que dan paso a gritos sinceros perseguidos por arreglos hirientes que escupen verdades como puños.  De este modo combaten  esa   “Frustraçom” que no nos deja respirar, dentro de una realidad que nos ahoga. Ya no hay vuelta atrás - nos dicen. Hay que despertar y reaccionar. “Fai-non com as tuas mans”, siguiente corte tiene un espectacular arranque de guitarras acompañadas por golpes certeros de batería que desembocan en un recorrido de disparos eléctricos distorsionados. Todo un posible himno del conocido movimiento “Do It Yourself” en el que no solo nos recomiendan la imperiosa necesidad de hacerlo nosotros mismos, con nuestras propias manos; sino incluso, si es preciso, enseñando los puños. Sigue el disco con otra maravilla sonora como es “Quero fugir”, donde explota la necesidad acuciante de dejar atrás “todas as cousas que já nom quero ver, toda essa gente que a mim me fai sofrer!”. Comenzar de nuevo, lejos de todo aquello que no nos hace felices. Una sabía decisión que acompañan con más guitarras imaginativas, bajo sensacional y una batería no menos potente. Sensacionales voces insuflan proclamas de liberación personal en la caverna de la mediocre  infelicidad.  El disco se cierra con “A por eles”, un canto contra el sistema opresor, contra aquellos que se aprovechan de nuestra fe, de nuestro sudor. Una proclama de lucha para romper los muros aunque nos llevemos todos los golpes, con la ilusión por un futuro que no puede ser tan oscuro.

Reflexión final

Os Novos. Foto: Miguel Carril 
El disco de debut de Os Novos es de los trabajos más combativos, sinceros y directos que he podido oír en tiempo. Un propósito, individual y colectivo, que arremeten sin la necesidad de utilizar frases hechas, vocablos tan recurrentes como “revolución” y “libertad”, cuyo uso comercial y mediático las ha convertido ya en entelequias y soflamas vacías de contenido. Musicalmente, las canciones están construidas sobre un combinado de potentes riffs de guitarra y bajo, con la contundente perseverancia rítmica de la batería y con la entrega extraordinaria de unos juegos de voces que se expresan en gallego con la rabia necesaria que consigue que el mensaje sea tremendamente creíble. Con todo ello consiguen que los siete temas que componen este disco de debut  nos transmitan una necesidad de cambios que empiezan por uno mismo y que invitan a crearse una realidad propia con nuestras propias manos o con los puños cerrados. No me parece un disco de utopías colectivas fáciles sino de pura y dura reivindicación del trabajo creativo para satisfacción propia dentro de una comunidad afín en una tierra “libre” al menos de gente que nos haga sufrir, lejos de las cosas que no queremos ver.  Su objetivo no es el de dar soluciones y nos lo dicen bien claro: “nom tenho a resposta para ti”. Su propósito es el de compartir con todos nosotros esa lucha perseverante contra los engaños y la frustración, sin perder la ilusión, dispuestos a “romper os muros” de este “Nom lugar” y sembrarlo con magníficas canciones como las que se incluyen en este memorable mini Lp editado por la imprescindible Lixo Urbano.                

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp donde también tienes a tu disposición el vinilo de 10" más Cd o el digipack.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario