martes, 17 de febrero de 2015

Drawing Dead juegan su última mano con un excelente disco, “Adieu, Ciao, See You Soon”

Portada
En el lenguaje del póker, se dice que un jugador está “drawing dead” cuando no tiene posibilidad de superar la mano de su contrincante porque no quedan cartas en la mesa que se lo permitan. Y contra esa realidad no hay nada que hacer más que acabar la partida y empezar otra para recuperarse. Algo así como seguir caminando con el ataúd a rastras porque, tarde o temprano, puede que vayas a necesitarlo, como en la película “Django” a la que pertenece la imagen que aparece en la portada del disco de despedida de los milaneses Drawing Dead. Para aquellos que conozcan el punk rock italiano, sabrán que se trataba de un supergrupo formado por componentes de algunas de las mejores bandas de ese país. El álbum, editado en enero de 2015 por sus compatriotas OCW Records y por los alicantinos Banana Brain Records, filial de Rufus Recordings, contiene trece rabiosos como contagiosos temas de guitarras aceleradas, mensajes vitales y ritmos que logran hacerte partícipe de su última y brillante partida.   

Trayectoria

Primer Lp
Los Drawing Dead se forman en 2012 con componentes de bandas italianas como Photogenics, The Morbeats, Gambe di Burro, Tough, Mega y Colin Farrell. Ellos son Robi Tuono, a la guitarra y voz; Dave al bajo y voz; Lollo a la guitarra y coros; y King Mob a la batería. Cabe mencionar que Davide Speciani “Dave” es el capo del sello One Chord Wonder. Sacaron en 2013 un álbum de título homónimo editado por el mencionado sello; más Bedo Records y Surfin' KI Records. Fue grabado y mezclado por Frederic Mazzei.  También aportaron tres temas al compilado  "La Massoneria Ramonica e i Suoi Adepti Vol.1" CD para Monkeyrite Records.  

La imagen de la portada de este disco de despedida corresponde a la película “Django” (1966), una coproducción italiano y española dirigida por Sergio Corbucci en la que Franco Nero interpreta a Django, un curioso personaje que arrastra un ataúd. Un spaghetti western de culto que constituye uno de los mejores trabajos tanto de su director como de su intérprete principal. El album ha sido editado en vinilo con una tirada limitada de 150 copias por One Chord Wonder y Rufus Recordings; más en Cd con 150 copias más con Monkeyrite rec. y Commando Records.
 
Las canciones

Drawing dead
El disco empieza con el tema “Over The Storm”, canción tempestiva con una descarga descomunal de guitarras rabiosas acompañadas por un ritmo poderoso en el que nos cuentan que “de repente mi vida ha cambiado y me encuentro luchando en una furiosa tormenta”.  Con la lección aprendida, al borde de la muerte, saben que no volverán a cometer los mismos errores. Seguirán luchando con la misma entrega y conocerán a esa Bad Girl”, título de la segunda canción con espectacular entrada de tambores. En este caso, el protagonista está enamorado de una chica “mala” que dice “Fuck” cada cinco palabras, con una cadena en el cuello y maquillaje, y que bebe Negroni ya en el desayuno. Un gran tema que contiene dosis melódicas tan saludables como energéticas resultan las combinaciones rítmicas, más efectos de campanas incluidas, riffs hirientes y un bajo constante golpeando nuestras sienes con gran seguridad. Le sigue “Faster Than Biso”, en la que vuelve acelerarse el tempo con enorme facilidad. Un tema contundente donde vuelven a referirse a una chica “bonita y cool, más rápida que Biso”. Sin embargo, “no me gustan tus amigos, ni mi corazón te va a servir de batería”. Dicen de ella, “ni  siquiera conoces  los Tough” (banda del mentado baterista Biso).   
   
Dave
“Target Lorraine”, es otro tema de amor y desamor a ritmo desaforado con guitarras agujereando la pared de cemento con el propósito de demostrarnos que “si no hay música, no se puede bailar; no se puede besar, no nos enamoramos y por tanto, soy historia”. Sin apenas espacio para respirar, atacan con “A Coffin For You”, tema rabioso con letra melancólica y tremendamente pasional en el que aparece ese ataúd en el que se entierra un amor o un proyecto y donde se incluye la frase que da título al disco. “New Tattoo” tiene aires de esperanza, de ganas por renovarse, para seguir viviendo la noche, llegado el momento de hacerse un nuevo tatuaje bebiendo unas cervezas, eso sí.  Y antes de acabar la cara A de este rapidísimo como intenso disco, nos ofrecen “Blue On Blue”, en la que persisten con esas “promesas de amor” y sobre todo “respeto por la amada”. Tema en el que no solo sobresale la fantástica voz principal acompañada por buenos coros, sino también esas guitarras y base rítmica entregada con profusión melódica a un paso del mejor hardcore.     

Lollo
La cara B se abre con “When You Love”. En este tema nos explican cómo el amor se convierte en miedo, cuando comporta malos tratos. “Cuando me amas, tengo miedo de tus puños, hueles mi miedo y yo llamo a la Policía”. Canción que advierte de forma sencilla pero clarísima de esa agresividad estúpida que algunos descerebrados creen que resulta consustancial al amor. Le sigue “Shoot Me”, un tema en el que el western, los disparos, el oro y el desierto toman protagonismo, sin que la resistencia punk baje, ni un ápice, su poder de convicción mediante esas guitarras que crepitan con repeticiones absorbentes. “Shapeshifter” contiene otra pequeña lección para el auténtico amante, aquel que quiere “cambiar para ser mejor y hacer lo correcto para mantener un amor”. Quizá el mismo que protagoniza la siguiente canción, “Teen Wolf”, antes de cometer el error de creer que será mejor convirtiéndose en un “hombre lobo”.  Su novia, nos cuentan en el tema,  prefiere al chico bueno que era antes de convertirse en alguien pretendidamente “cool”. Uno tras otro, los recursos guitarreros y las melodías cautivadoras van atrapándonos en una espiral de sensaciones que nos invitan a dar saltos aunque estemos oyendo el disco en la intimidad de nuestra habitación.          

Drawing Dead
“Million-Piece Puzle” sigue con esta grandiosa bacanal final de guitarras “ramonianas”. Ha llegado el momento de reconocer los errores del pasado. “Ahora he cambiado y creo que podemos volver a intentarlo, completar el rompecabezas en que se ha convertido nuestra vida”. Acaba el disco con “How Many Times Can We Say Goodbye”, magnífico punto final con una encantadora melodía para recrear otra historia de amor: “Cuantas veces  puedo decir adiós,  el tiempo ha pasado muy rápido y no he podido amarte como hubiera querido, puedo parecer patético pero estas lágrimas son sinceras. Siempre serás dueña de una parte de mi corazón”.   

Reflexión final

Ante tantos mensajes explícitos de despedida, es inevitable no sentir cierta nostalgia por esta gran banda que nos deja. Entre ritmos persistentes, calibrados con sultura, con guitarras extrarodinariamente definidas en sus distorsiones, más una grandiosa voz principal, sus canciones no nos permiten entristecernos ni siquiera un ápice, sino que logran más bien transmitirnos una grata sensación de esperanza con el propósito de que sigamos muy atentos a sus actuales y próximos proyectos. Su grandes dotes y maneras continuan muy presentes en las respectivas formaciones en las que colaboran cada uno de los componentes de estos espléndidos Drawning Dead: Robi toca en Mega y Tough; Lollo en los Porna and The Kokots, más los Bookhouseboys e inicia un nuevo grupo con Dave quien forma parte de los Morbeats. Con “Adieu, Ciao, See You Soon”, se acaba una partida pero empiezan o siguen otras iguales, más emocionantes aún si cabe. Estamos convencidos de que todos ellos van a seguirán barajando las mejores cartas de ese punk rock vitalista, emocionante y convicente, con una actitud totalmente entregada para satisfacer las expectastivas del público más exigente. 

Nota: Puedes escuchar el disco en el bandcamp y adquirir una copia en Naranja y Negro

No hay comentarios:

Publicar un comentario