viernes, 20 de marzo de 2015

Angry Mama debutan con un Ep de punk rock melódico sin perder ni un ápice de fiereza rítmica

Portada
Angry Mama son una banda de Barcelona a la que tuvimos el placer de ver y oír en concierto durante la pasada XIII edición del “Castanyasso” 2014 en Tarragona, antes de que estuviera disponible su primer Ep editado conjuntamente por los sellos H-Records, Mama Vinyla Records, Tupa Tu Tupa Records, Fierro! Records y Cruzade Records. Su música, ya sea en directo como en estudio, aporta al punk rock una visión melódica con trazas pasionales al modo de grandes bandas norteamericanas como las que integran el catálogo del sello No Idea records. Nos referimos a formaciones como Hot Water Music o Against Me, a las que podrían sumarse otras como The Gaslight Anthem o los Foo Fighters. Grupos potentes que, como estos Angry Mama, basan su creatividad en una combinación explosiva de ritmos agresivos con cantos que invitan a ser coreados entre combinaciones grandiosas de acordes. 

Trayectoria 

Foto: Urko Linaza
Angry Mama son un cuarteto de Barcelona formado por músicos procedentes de agrupaciones diversas como Avoid Notes y Ciudad Homicidio. Sus componentes han tocado también en grupos como Habitación 101, The Capaces, Fifty One Ergs o Mesqueodi. Ellos son Rubén, voz y guitarra; Uri "Ras", voz y bajo, y Edu, baterista, con la ayuda de David a la guitarra. El disco fue grabado por Rubén, Uri y Edu, más la colaboración de David en el tema que cierra el disco. Materializaron la grabación en el BloQ.Estudi de Aleix Hc en febrero de 2014, donde también registraron en 2013 una demo con un par de temas. El diseño del disco, con esa ancla con diamante sobre un fuerte oleaje, es obra de Hugo Dirty Sánchez. La foto de la contraportada es de Urko Linaza. El disco incluye también una hoja con la letra de las canciones y detalles técnicos. La edición está limitada a 300 copias.

Las canciones

“Sin tiempo que perder”, el disco arranca con “The Unreal”, un tema contundente, mordaz, como gran parte de su obra, pero a su vez tremendamente emotivo. Transmiten una extrema sensibilidad y unas ganas de lucha con el propósito de combatir los miedos y la fría realidad. Sus planteamientos musicales se manifiestan de forma propia y reconocible mediante percusión ultra precisa, descargas de guitarras penetrantes y esa voz principal, acompañada de coros, al borde del desgarro con personalidad propia. Una canción que destaca también por su valía melódica, sin abusar de distorsiones, escogiendo de las diversas modalidades del punk, aquellas características que mejor les convienen para expresarse con naturalidad y convicción. Le sigue “This is not for sale”, otra declaración de principios a la búsqueda de un presente y un futuro antes de que llegue el fin haciendo aquello con lo que nos sentimos realizados aunque no sea lo que la sociedad espera de nosotros. De nuevo despliegan sus mejores armas para ofrecernos un tema en el que incluso aportan un fabuloso punteo de folk inicial antes de arremeter con una andanada de guitarras, incluidos atractivos cambios de ritmo y acordes. Con ello consiguen modificar, con originalidad, el contenido armónico evitando en todo momento sonar de forma previsible.

En Rocksound. Foto de su facebook
Ya en su cara B, nos ofrecen “Take Me” con un precioso inicio mediante los versos: “Llévame lejos de aquí cuando caiga noche, necesito algo nuevo que soñar…”. Una canción ideal para aquellos que estamos “hartos de las mismas caras, de los mismos lugares… y estamos dispuestos a abrir nuestra alma”. Musicalmente el tempo se ralentiza con un inicio fascinante de bajo y batería, cercano al dub, previo al recorrido punk con riffs minuciosos y voz intensa. Finaliza el Ep con el tema “Still Not dead”. Aquí nos dicen: “aunque se haya perdido el tiempo en falsas promesas,  hay que seguir adelante. No es momento de arrepentirse, aún no estamos muertos”. De nuevo ese espíritu combativo propio de una mente despierta y un corazón que late dispuesto a luchar por una forma de entender la vida al margen de convencionalismos, mediocridades y rutinas. El tema contiene excelentes recursos rítmicos a base de una batería y bajo persistentes más un excelente juego de un par de guitarras diferenciadas que aportan algunos detalles de rock americano. Entre punteos, pequeños solos y crescendos espectaculares, la voz principal desgrana una melodía apasionada con la que logran  transmitirnos un mensaje de esperanza pese las dificultades que puedan surgirnos en nuestro camino vital.

Reflexión final

Foto: Urko Linaza
Los Angry Mama nos han abierto su alma, tal y como dicen en uno de sus brillantes temas, para que conozcamos sus excelencias compositivas e interpretativas mediante cuatro canciones irresistibles que resultan de un buen trabajo de conjunto. Sin lugar a dudas, se trata de un excelente grupo de punk rock, con referentes tratados con envidiable soltura y emotividad a raudales. Sus envolventes combinaciones armónicas adquieren, gracias al poder existencial de las cuidadas letras, una dimensión amplia y poderosa en la que muchos de nosotros podemos sentirnos  identificados, sobre todo, aquellos y aquellas que resistimos, desubicados, en una sociedad en la que caras y lugares se repiten de forma sospechosa. Sin embargo, no parecen especialmente enfadados, sino más bien convencidos de que es posible encontrar ese lugar especial en el que, al menos, podemos soñar con conseguir algo nuevo. Su música no transmite destrucción frente al absurdo, sino seguridad y persuasión en la reivindicación personal con el propósito de mantenerse al margen de las falsas promesas y no caer en la tentación de la venta indiscriminada de nuestras ideas. En definitiva, un magnífico Ep de debut tras el que esperemos lleguen más canciones que, como éstas, nos ayuden a navegar en un mar crispado a modo de anclas que nos faciliten, al menos, el agarre a nuestras ilusiones para sobrevivir ante el fuerte oleaje de las dificultades cotidianas.          

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp

No hay comentarios:

Publicar un comentario