jueves, 19 de marzo de 2015

Fallece el musicólogo y productor, Samuel Charters, experto en blues y jazz


Sam Charters
Samuel Barclay Charters nació en Pittsburgh, Pennsylvania el 1 de agosto de 1929 y falleció, a consecunecia del cáncer, el 18 de marzo de 2015 en su casa de Arsta (Suecia). Músico, historiador, productor discográfico, y reputado músicólogo especialista en blues y jazz, es autor de varios libros de prestigio. Su obra fue crucial para el conocimiento de la música negra americana a partir de los cincuenta y sesenta. Charters consideraba al blues como auténtica poesía norteamericana y remarcaba que le atraía mucho más que los largos solos de guitarra. También fue productor en los sesenta del grupo psicodélico Country Joe and The Fish. Por sus ideas antirracistas tuvo problemas con el conocido y nefasto Comité de Actividades Antiestadounidenses. También se posicionó en contra de la guerra del Vietnam y desilusionado por la política de su país, emigró con su familia a Suecia.       

Con Muddy Waters
Charters nació en el seno de una familia de clase media alta amantes de la música tanto de clásica como de blues y jazz. Quedó prendado especialmente por el blues cuando oyó en 1937 la versión de Bessie Smith, de la canción de Jimmy Cox. Se mudó con su familia a Sacramento, California, cuando contaba con 15 años.  Empezó a tocar el clarinete en algunas orquestas de jazz, asistió a escuelas secundarias de Pittsburgh y California y al Sacramento City College, donde se graduó en 1949. Tras terminar el servicio militar durante la guerra de Corea, se licenció en economía por la Universidad de California en Berkeley en el año 1956.

Durante los cuarenta y cincuenta fue recopilando grabaciones de blues llegando a conseguir una colección enorme y valiosa que le permitió analizar las conexiones con el jazz. En 1951, cuando contaba 21 años, se trasladó a Nueva Orleans, Louisiana, donde vivió de primera mano la historia y la cultura de la música negra al tiempo que perfeccionó su manejo del clarinete con el  maestro George Lewis. En esa época también entró en conflicto con el llamado Comité de Actividades Antiamericanas por su interés y defensa del blues y el jazz. Para él, lo verdaderamente importante del blues era la poesía que contenía, la cual consideraba pura cultura americana, de la mejor. Incluso llegó a afirmar: “Realmente me aburrí con todos esos solos de guitarra malditos. Para mí, todos me sonaban a BB King, y lo que yo realmente quería escuchar era la poesía del blues”. 

Cuando se dio cuenta que las grabaciones del bluesman Robert Johnson se registraron en San Antonio, se dirigió a Texas en 1953 para descubrir lo que pudo acerca de  Johnson, y también de Blind Willie Johnson. Realizó grabaciones de campo am principio para Folkways Recordings en los Estados Unidos, y luego en las Bahamas en 1958, donde hizo las primeras grabaciones de Joseph Spence. Destacan también sus numerosas grabaciones con el músico de blues de Texas Lightnin 'Hopkins. Ya en 1959 Charters publicó su muy influyente libro “The Country Blues” (Rinehart & Company),, la primera historia de blues.  El libro salió con un disco para RBF records que incluía temas de Blind Lemon Jefferson (Matchbox Blues); Lonnie Johnson (Careless Love); Cannon's Jug Stompers (Walk Right In); Peg Leg Howell (Low Down Rounder's Blues); Blind Willie McTell (Statesboro Blues); Memphis Jug Band  (Stealin' Stealin'); Blind Willie Johnson (You Gonna Need Somebody On Your Bond); Leroy Carr (Alabama Woman); Sleepy John Estes ( Special Agent); Big Bill Broonzy  (Key To The Highway); Bukka White (Fixin' To Die); Tommy McClennan (I'm A Guitar King); Robert Johnson (Preachin' Blues); Washboard Sam (I Been Treated Wrong). 

De 1966 a 1970 trabajó como productor para la banda psicodélica Country Joe and the Fish en todos sus discos como por ejemplo “Electric Music For The Mind And Body” (1967);  I-Feel-Like-I'm-Fixin'-To-Die (1967); o “Togheter” (1968);  menos el “CJ Fisher” (1970). En contra de la guerra del Vietnam, se desencantó con la polñitica de su país y se mudó con su familia a Suecia, donde siguió con su trabajo produciendo a grupos suecos, escribiendo y traduciendo libros de escritores suecos como Tomas Tranströmer.

Sam y Ann Charters
Charters ganó un Premio Grammy y su libro “The Country Blues” fue incluido en el Salón de la Fama de Blues en 1991 como uno de los "Clásicos del Blues". En 2000, Charters y su esposa Ann, escritora, editora y pianista de la generación Beat, donaron su enorme archivo musical “Samuel & Ann Charters Archive of Blues and Vernacular African American Musical Culture” recogido durante décadas con más de 2.500 grabaciones de sonido, así como grabaciones de vídeo, fotografías,  partituras, notas de campo, correspondencia, contratos con los músicos, etc… al Thomas J. Dodd Research Center de la Universidad de Connecticut en Storrs, Connecticut.

También escribió otros tratados muy destacables como  “The Legacy of the Blues” (1975) y “The Roots of the Blues” (1981). Uno de sus últimos trabajos fue el libro “A Trumpet Around the Corner: The Story of New Orleans Jazz” editado en 2008. 

Documentos sonoros: 

Blind Lemon Jefferson y su "Matchbox Blues" abren el recopilatorio de clásicos del disco que fue editado en 1959 con el libro de Sam Charters "The Country Blues".  


Los Country Joe and The Fish, banda producida por Sam Charters, grabaron una popular y sarcástica canción en contra de la guerra del Vietnam, "I feel like I'm fixing to die". En el siguiente video, Country Joe la improvisa en el festival de Woodstock en 1969. 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario