martes, 17 de marzo de 2015

Temperamento y maestría soul funk en el nuevo disco de los barceloneses Slingshots

Portada del Lp
“El intérprete de soul no se limita a tocar su instrumento, cantar su canción o marcar el ritmo con su cuerpo. Lo hace todo… La pieza de “soul” como en el jazz, carece de comienzo y fin. Es un azar que solo puede tener alguna regla en el temperamento de los que intervienen haciendo –nunca mejor dicho- música”. De este modo, el comentarista del diario ABC describía el domingo 3 de agosto de 1969 el espectáculo de soul, incluido en los Festivales de España, que tuvo lugar en el Palacio de la Música de Madrid. El Ministerio franquista de Información y Turismo patrocinó, para el verano de ese año, unos festivales en los que actuaron “sensacionales conjuntos y estrellas de color procedentes de USA y Canadá ” como los Show Stoppers, Freeman Willians, The Hot Tamales, Frenchi Thompson, Jackie Gabriel, Tini Lynn y otros. El soul entraba en nuestro país por medio de las discotecas de la costa, las ediciones de Hispavox del catálogo Stax, el mencionado festival itinerante y algunos estudios de Barcelona donde empezaron a grabarse las primeras canciones con metales sincopados. 

Foto promocional
Cuarenta y cinco años después, un grupo barcelonés de soul funk llamado The Slingshots, en pleno auge de las bandas de R&B con raíces en los cincuenta y sesenta, publica su primer disco con el título de “Is this soul?” editado por Rocafort records. Se trata de una veterana banda que encaja a la perfección con la descripción que encabeza esta reseña. Por tanto, la respuesta a su pregunta no puede ser más que afirmativa ya que todas y cada una de las canciones de tan fantástico, imaginativo, bailable y enriquecedor disco tienen el “alma” de la buena música, del mejor R&B con raíces en el que no faltan detalles del jazz más elegante, el funk más hipnótico, más la sensualidad de las pistas de baile y la fiereza de los directos más entregados. Un trabajo ejemplar en el que sobresalen todas sus secciones, desde la voz principal al acompañamiento rítmico pasando por los metales, el órgano y las guitarras. 

Trayectoria 

Fotos CCCB marzo 2015. Foto: Miquel Taverna
The Slingshots se crean en agosto de 2008 en Barcelona. La banda está formada por siete músicos de amplia experiencia y variada trayectoria musical como Fran Palmero al bajo; Marc Mena a la trompeta; Sergi Franch al saxo barítono; Roger “Fullosoul” a la voz principal y pandereta; Aleix “Sinteman” a los teclados y coros; Eduardo Neto a la batería; y George “Hurricane” a la guitarra y coros. Debutaron en noviembre de 2008 en la sala Apolo de Barcelona como teloneros de los Osaka Monaurail, y desde entonces han protagonizado intensos directos dentro de festivales de prestigio como el Imagina Funk, el Black Music Festival, o el Festinoval Festinoval 2010 de Lleida donde ganaron un premio a la mejor banda. También han tocado en festivales allende de nuestras fronteras como el Funky Odyssey (Suiza), el Holy Groove Festival (Suiza) y la Festà del Traouc (Francia).

En 2011 graban su primer single en vinilo con la discográfica Lovemonk de Madrid. Producido y masterizado por Miguelito Superstar de la Fundación Tony Manero, contiene los temas “Slingfunk” en la cara A y “The Sooner” en B. Consigue muy buenas críticas tanto de público como especializadas y su música se puede oír en varios programas de los mass media. Su cara B también formaría parte del Cd recopilatorio “Blackcelona” (2012, Discmedi), un disco con gran parte de las mejores bandas de música negra de Barcelona.
 
Ermita Ulldecona. Juny 2014. Foto: Anna Vallés
Tras un periodo de reconstrucción, los Slingshots vuelven a estar en el candelero en 2014 con la canción “The Boss” incluida en el recopilatorio “Blackcelona Vol.2” (Discmedi, 2014) e inician una nueva andadura discográfica con el sello suizo Rocafort Records. De este modo sale su segundo single con los temas “Coffee Cold” en la cara A, adaptación del tema original de Galt MacDermot (Shapes of Rhythm,1966), más “She Ain’t Got No Soul” adelanto de su primer álbum que, con el título, de “Is This Soul?”, sale en octubre de 2014 con el mencionado sello Rocafort Records. Cabe destacar también que la banda preparó durante 2014 un homenaje a James Brown que fue presentado en la sala Jamboree o en las fiestas del barrio de Gràcia, en Barcelona. 

Con las Soul Sisters Blackcelona. Foto:
El disco fue grabado entre el 26 de junio y el 3 de julio de 2014 en los Red Bell Studios (Barcelona) con Marc Tena a los controles y Mike Mariconda a la producción. Colaboraron en la producción Phillippe Rocafort e Iván Muench, más su mánager Benet Pérez. Está compuesto por once temas propios y la edición se distribuye en vinilo, CD y descarga digital. También tocaron en la grabación: Jordi casas a la percusión y Estela Broto a la flauta. En la portada se puede apreciar una imagen del hongo de una explosión nuclear y en la contraportada, los detalles técnicos más fotos de los componentes de la banda a cargo de Carles Enric Teixidó. 


Cabe destacar también que el 6 de marzo ofrecieron un concierto con las Soul Sisters  Blackcelona que son las cantantes Koko-Jean Davis (The Excitements), Marina Torres (Marina BBface & The Beatroots), Ster Wax (Wax&Boogie), Leila, Izah, Clara Dini (exThe Black Beltones, B-Funk) y Laia Soulvador (exJizzyFree, Motherfunkers).

Las canciones 

Fiestas Gracia agosto 2014. Foto CE TF
El disco empieza con el tema que le da nombre genérico, “Is this soul?”. Se trata de una fascinante canción en la que ponen de manifiesto sus extraordinarias dotes instrumentales para sonar de forma conjuntada con excelsa pasión a raudales. Acompañando una voz francamente inmejorable, disfrutamos de una sección rítmica impecable de bajo y batería, rasgueos precisos de guitarra, sensacionales metales que aportan riffs sublimes y pedales compenetrados con sutiles detalles de órgano. Con la maquinaria de auténtico R&B perfectamente engrasada, nos deleitan con la maravillosa “That Just Ain't Right”. En este caso, el tempo de soul adquiere una relevancia extraordinaria. Los metales y la voz principal dialogan con un talento memorable al tiempo que el órgano adquiere más protagonismo. Un tema de sensibilidad a flor de piel al que sigue “Feel The Shots”, con ese riff de barítono que arranca un juego altamente divertido con la trompeta. Mediante el ritmo hipnótico del funk nos invitan a la pista de baile con una ejecución que haría las delicias del mismísimo James Brown. 


Foto de su facebook
Con “Back For Nothing”, la banda se mueve sinuosa con esa prestancia propia de las más grandes agrupaciones de soul ejecutando un instrumental magnífico en la onda de la mejor de las bandas sonoras del cine “Blaxploitation”. A una melodía cariñosa y ritmo sensual, los arreglos añaden algunos detalles de jazz y blues, incluso pizcas de psicodelia. De este modo llegamos a la potente “The Boss” con ese inicio de wah wah espectacular que nos arrastra de nuevo al baile desenfrenado al ritmo de una banda impecable en el que cada uno de sus componentes brilla con entidad propia consiguiendo un sonido compenetrado gracias a la conjunción de pequeños momentos solistas, como el protagonizado por un barítono excepcional, marcados por una no menos sensacional sección rítmica. Acaba la cara A con “For Somebody Else”, otra exhibición portentosa de una voz única, ideal para cualquier estilo de la black music. En este caso nos retrotraen ese R&B añejo de finales de los cincuenta y principios de los sesenta mediante un tema precioso con melodía luminosa,  recitado incluido, otro solo impecable de saxo, coros herederos del doo wop y un crescendo emotivo sin parangón alguno. 

Con Mike Mariconda. Jamboree enero 2015. Foto: Imago Mei
Ya en la cara B, nos ofrecen ese “Little Big Men”, con el que nos sorprenden con las maneras más salvajes de grupos deep funk. Música para moverse al ritmo de guitarras serpenteando con el inconfundible rasgueo de la guitarra, más un sensacional  solo de trompeta que se expresa con extraordinaria contundencia. Un momento solista de batería precede a un descanso emocional para añadirle al tema esa sensualidad latina con sordina incorporada. La percusión y las guitarras, con un impecable bajo, volverán a acelerar el tempo hacia la apoteosis final. Y precisamente, con “Chasing Paquito”, nos introducen de pleno en la rica amalgama que surge de la fusión de la música negra con la latina. Otro impresionante instrumental que pone los pelos de punta en el que nos demuestran su habilidad instrumental pero también la entrega pasional de todos y cada uno de sus componentes aportando todo tipo de filigranas incluidos momentos de free jazz. 

Tarantos Club. Febrero 2015. Foto: Tveephoto
Con “She Ain't Got No Soul”, los Slingshots nos reafirman su enorme capacidad para diseñar auténticos éxitos de funk ardientes, con potente base rítmica, órgano aportando acordes envolventes y una sección de metal redimensionando cada compás a un nivel estelar ya sea con síncopas como con pedales, más solos de saxo o varios riffs imaginativos. Una mezcla de genialidades apreciables también en “Dirt On The Groove”, otra maravilla indiscutible en la que sobresalen los juegos entre el teclado, la guitarra y la sección de viento añadiendo un temperamento único marca de la casa. Sin lugar a dudas, pese a poseer una de las mejores voces solistas actuales de soul funk, cuando la banda se desenvuelve sin su presencia, surgen momentos tan especiales como ese solo ácido de guitarra, seguido de una brillante aportación jazzy del saxo. Para finalizar nos ofrecen “Dog Hair”, tema que entronca con las bandas y cantantes más salvajes, de los cuarenta y cincuenta, con letras ciertamente chulescas y lascivas. Más momentos solistas del metal y un final entre aullidos con secuencia rítmica callejera y desenfadada, pone punto final a este extraordinario trabajo que merece todos los parabienes de los amantes de la mejor música negra. 

Reflexión final 

CCCB. Marzo 2015. Foto: Miguel Taverna
Antes de afrontar la grabación de tan extraordinario disco, los Slingshots estaban en una época de su trayectoria en la que no tenían una formación estable y la mayoría de los temas que tocaban en directo eran versiones. Cuando consiguieron redefinir el proyecto, surgió la oportunidad de grabar este álbum y tuvieron muy claro que iban a ofrecer a su fiel público unas canciones originales que mostraran, con todo lujo de detalles, sus amplias referencias y sus ricas  posibilidades creativas. El resultado es inequívocamente ciertamente fascinante. Cualquier amante de la música negra que se precie apreciará, en su justa medida, el esfuerzo, la valentía y la aportación melódica como rítmica de una banda cuyos componentes demuestran una solvencia instrumental y una entrega ciertamente descomunal. Solo un segundo disco, por ahora inimaginable ante tamaña obra, aunque probable por la determinación de una banda en estado de gracia, podrá superar el resultado de tan brillante álbum. Mediante “Is This Soul?”, este poderoso combo barcelonés no solo nos ofrece  múltiples y ampliadas respuestas afirmativas a la pregunta que nos plantean a modo de título genérico sino que consiguen despuntar con creces en el panorama internacional de la Black Music con uno de los mejores trabajos de todos los tiempos.  

Nota: Puedes escuchar el disco de los Slingshots aquí.  

4 comentarios:

  1. A que sí?... un disc extraordinari. Gràcies Myr.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias por la reseña! Nos encanta lo bien documentada y redactada que está. Nos vemos en el próximo concierto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido un auténtico placer escribir la reseña. Un gran disco, sin lugar a dudas, a la altura de los mejores. Felicidades, una vez más.

      Eliminar