lunes, 27 de abril de 2015

Jake Starr & the Delicious Fullness presentan “Tastes Good!” suculento Lp de temas propios

Portada
Tras una etapa grabando  versiones de canciones,  más o menos conocidas, de “garage” de los sesenta, Jake Starr,  quien fuera líder del grupo norteamericano de punk rock Adam West (1991-2008), culminaba en 2014 un gran disco de temas originales llamado “Taste Good!”. Le respaldan la banda Delicious Fullness formada con miembros de los Hall Monitors, combo de rock and roll también originario de Washington DC. Este es su primer álbum y ha sido coeditado por KOTJ Records, Ghost Highway Recordings, Strange Magic Records y AM Records. Contiene diez excelentes canciones  en las que su principal factótum mantiene su peculiar fuerza y entrega como vocalista al tiempo  que ganan protagonismo los arreglos melódicos y rítmicos de corte “sixties” gracias también a una magnífica banda . Entre instrumentales de lujo, y canciones cantadas con imperturbable pasión, el resultado es excelente y obedece, según nuestro criterio, a una evolución, tan razonable como consistente, del punk de los noventa, con algunos detalles de “garage”,  hacia un nuevo y sorprendente proyecto en el que el R&B y el beat de los sesenta afloran con una creatividad tan admirable como cautivadora.  

Trayectoria 

Jake Starr and The Delicious Fullness
Jake Starr fundó la banda de punk rock  Adam West  en Washingthon DC en 1991 y hasta el concierto de despedida en noviembre de 2008, grabaron cinco álbumes de estudio, empezando por “Mondo Royale” en 1993 hasta “ESP: Extra sensual perception” (2008) entre numerosos singles  a partir de su debut con  "I Get a Sensation", para su discográfica Fandango Records en 1993. Por el grupo pasaron guitarristas como Mario Trubiano o Dan-O Deckelman, el bajista Steve Baise y Steve Fisher, o el baterista Jim Sciubba.  Tras su disolución,  Jake inició una carrera en solitario y en 2010 Bootleg Booze Records le sacaba un single con la versión del  “I've Got Mine” de los Small Faces y el “Sorry” de los Easybeats”. Le acompañaban algunos componentes de la que se convertiría en su banda oficial, los Delicious Fullness, formados por Sean Crowley (guitarra, voces. Hall Monitors),  Kathleen Wilson (guitarra, voces. Hall Monitors, Thee Lexington Arrows), Matt Sullivan (bajo. Hall Monitors ), Nathaniel Osgood (baterista. Phobes). Durante ese periodo de tiempo también creó otrso proyectos como Goy Division y los Motherfuckers.

Ghost Highway  les edita en 2012 dos singles con una versión del “Satisfaction Guaranteed” de los Mourning Reign en cuya cara B se incluye “Go your way”,  más la revisión de “I don’t need your lovin’” de la Chocolate Watchband con el “Gotta find a new love” de los Yo-Yo’s.  Al año siguiente graba dos temas más para Onslaught Of Steel  con “City of People” de los Illusions más  “No Money No honey” de los Invaders. Estos temas fueron recopilados en el 10” “Modesty Balze” editado en 2012 por No Balls Recrods. Ya en 2013, sacaba otro single con las canciones  “Yummy!/ Learnin' To Howl” para Fandango, ambas incluidas en el Lp que te presentamos.   Otra preciosa edición con tres portadas y vinilo rosa.

Para este 2015, la banda anuncia en su facebook un sencillo con el tema incluido en el mismo Lp, “By the Grace of Mod" (Hidden Volume Records / Fandango Records), así como un spit  “Smokey, Dusty & Sultry” con Thee Lexington Arrows (Hidden Volume Records). Por otra parte, han grabado un sencillo para los daneses JanmL records con los temas “Faces” de  The Hangmen, el original “Vanilla Revisited”, incluido en el disco “Tastes Good!” álbum, y una versión en directo del “Stop Your Sobbing” de The Kinks grabada en  Arlington, Virginia, el 6 de diciembre de 2012 con Matt Sullivan al bajo.

"Vanilla Revisited"
“Tastes Good”  fue grabado por Nathaniel Osgood (baterista, más todos los instrumentos en  "Hong Kong Phooey");  Louie Newmyer  (The Natty Beaux, The Peashooters, JP McDermott and Western Bop, entre muchas otras…)  al bajo y clavicordio en "By the Grace of Mod";  Kathleen Wilson (guitarra, voces, y Farfisa);  Sean Crowley (guitarra, voces, cantante solista en  "Learnin' to Howl" y "Ognir's Nut Gone Frosted Flaykes" ; y  Jake Starr (voz principal, pandereta, maracas).  Fue grabado por Dennis Kane y Mike Reina en The Brink Studio (Centreville, Virginia) en los meses de abril y mayo de 2014. Al mes siguiente fue masterizado por Dan-O Deckelman en Snake Oil Recording (Richmond. Virginia).  Kane y Starr se encargan de la producción. El artwork con tremendo colorido es de Jourdan Betette y en el interior de la carpeta se incluye una hoja con las letras y una foto realizada por Osgood con detalle de botines, pantalón a rayas más maracas.  

Foto del encarte
La edición en vinilo está limitada a cien copias por sello, y se presenta en varios colores:  las discográficas españolas Ghost Highway Recordings lo tiene en rojo mientras que Kotj records (tirada ya agotada) lo ofrecía en rosa chicle. Los americanos  Strange Magic Records lo sacan en violeta y los japoneses  AM Records en blanco.  Existe también una edición de 100 más en vinilo transparente.  



Las canciones

El disco se abre con el “Theme From The Delicious Fullness”, delicioso instrumental  articulado mediante un perseverante riff de “garage” y maracas, con energía de clásico, que transcurre  con la presencia perturbadora de bajo y órgano más trinos guitarreros surfers.  Le sigue  “Yummy!” tema cantado con la enérgica voz de Jake sobre un colchón de muelles saltarines a base de guitarras de rock and roll, batería persistente y emocionantes conatos de “garage” de culto entre aullidos de curtido lobezno. Con “Vanilla Revisited”, la banda se torna más agresiva con un recorrido de guitarras hirientes con las que Starr parece sentirse en la gloria. Añaden algún solo de guitarra de excelente textura sobre una sección rítmica perfecta. “A Place Called 'I Luv U'” es el título del siguiente tema y aquí suben las revoluciones con toques de punk y aires de R&B evolucionado al gusto impecable de una banda que suena conjuntada y en completa compenetración generando intensidades sobre crescendos espectaculares. Cierra la cara  “Ognir's Nut Gone Frosted Flaykes”. Sobre coros enfervorizados y guitarras excitando nuestras neuronas, Jake y Sean arengan a las masas entre aullidos y temblores.   
   
Jake Starr
Con “By The Grace Of Mod”  arranca la cara B, con guitarras de fantástico beat  folk creciendo sobre una generosa percusión.  Juntos crean un fantástico tema de pop con aires psicodélicos en el que la voz de Starr se vuelve más envolvente, menos agresiva pero igual de convincente.  Espectacular resulta la resolución del estribillo donde estalla la rabia de alguien a quien acaban de dejar. “Forever giving, Never forgiving”, distinguido e iluminado por una vida limpia, con la gracia de un Mod.  Le sigue “Learnin' To Howl”, tema que pondrá los pelos de punta a todos los amantes del mejor beat con ese juego de guitarras tan luminoso y una rítmica precisa que invita desde el primer compás a tocar con la mano el techo de la sala de conciertos. Una canción energética en el que ponen de manifiesto no solo su capacidad para dar vida a nuevas creaciones propias sino que nos indican cuan contundentes pueden llegar a sonar en cualquiera de sus directos. Al álbum sigue su curso mediante “Dying On The Vine” con acompañamiento de bajo y tambores golpeando las sienes con cortes sistemáticos de guitarras, con agresivo solo incluido,  acechando a la enérgica voz principal. Un tema de oscuro “garage” que nos lleva a “11cc”, otra contundente entrega de R&B que juega con un amplio abanico de riffs, entre propios y algunos que nos recuerdan a bandas míticas como los Kinks.  El resultado es espectacular, ideal para el baile, y  te mantendrá alejado del sofá mientras das vueltas danzando como un poseso por tu habitación. Vuelve a aparecer algunos detalles de órgano que adquiere más protagonismo en la canción que cierra el disco. Un “Hong Kong Phooey”  lisérgico con pedales envolventes, ritmo persuasivo, y guitarras ácidas para este instrumental que culmina una trabajo discográfico impecable, emocionante y cautivador de principio a fin.     

Reflexión final

Foto: Mark Zimin
Simplificándolo mucho, en la música hay dos grandes grupos de proyectos personales. Me refiero a los que saben de dónde vienen y los que presumen hacia dónde van.  Los primeros saben cuáles son sus raíces, se reafirman en ellas y las defienden para aportar su punto de vista con más o menos humildad, que también hay de todo.  Los segundos creen que su supuesto “invento” cambiará el mundo y se mantienen alejados de los primeros a los que llaman despectivamente “revival”.  Los primeros “involucionan” con coherencia hacia su interior para facilitar la comprensión primigenia mientras los segundos “evolucionan” hacia…, bueno… hacia donde sea que crean que llegarán si se empeñan en no reconocer que su música ya estaba inventada hace muchos años. Cada uno, público incluido, que escoja el grupo en el que mejor se sienta  cómodo. Ahora bien, merece la pena no olvidar que la auténtica  innovación está en la original combinación de elementos conocidos, y ese proceso no es nuevo sino que ya fue entendido por la escuela Bauhaus a principios del siglo pasado.

Desconozco si al gran Jake Starr inició ese proceso de mutación “involucionista” del punk rock al “garage” el día que descubrió a bandas como los Yo-Yo’s o los Mourning Reign, pero de lo que si estoy más que convencido es que los logros de ese magnífico proceso son ciertamente espectaculares en tanto que su combinación de recursos sonoros es francamente fascinante. Sus canciones  tienen unas raíces firmes pero aportan una visión propia indiscutible por medio de melodías atractivas y desarrollos rítmicos propicios para el baile más desenfrenado.   Acompañado por una banda perfectamente compenetrada y entregada para dar vida a este proyecto tan consistente, todo apunta a que nos espera, parafraseando el título del disco y el nombre del combo: un espacio de deliciosa plenitud que nos va a saber a gloria.   

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y comprar una copia en cualquiera de los sellos mencionados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario