martes, 26 de mayo de 2015

Local Qua4tro amplia con “Síndrome de Stockholm” su banda sonora de canciones perfectas

Portada
El 23 de agosto de 1973 tuvo lugar un atraco en un banco de Estocolmo.  El autor,  en libertad con permiso penitenciario, tomó cuatro rehenes y exigió tres millones de coronas suecas, un vehículo, dos armas,  y que le llevaran a su lado a un amigo de la cárcel. Esto último fue lo único que le fue concedido. Tras seis días de negociaciones, las fuerzas del orden suecas decidieron actuar y cuando comenzaron a gasearles, se rindieron. Durante esos largos días de secuestro, los atracadores se ganaron la simpatía de los  rehenes y cuando fueron juzgaron, las víctimas se negaron  a testificar contra ellos argumentando que tenían más miedo de la intervención policial que de los propios secuestradores.  Fue así como surgió el término de “Síndrome de Estocolmo”, para  catalogar la complicidad emotiva que puede establecerse  entre la víctima y su captor.  Una de las posibles explicaciones psicológicas es que, tanto el rehén como el autor del delito, persiguen un mismo fin: salir ilesos del incidente, y  es por ello que cooperan.  Se habla del síndrome en criminología pero no es habitual que se aplique a las relaciones interpersonales y menos con la belleza poética y musical con la que lo hacen estos magníficos Local Qua4tro en su nuevo e impresionante disco titulado precisamente “Síndrome de Stockholm”, editado por Hurrah Musica a finales de 2014.

Trayectoria 


Locl Qua4tro en la actualidad

Local Qua4tro se forma en el año 2003, entre Madrigal de La Vera (Cáceres) y Madrid, inicialmente por  "Robo", guitarra y voz;  Jesús Ropero, bajo;  Juanma, percusión; y Gonzalo Gonso a la batería. Los dos últimos habían coincidido en formaciones de pop-folk como La banda del Caimán o Bagauda. Meses después entra Jesús como bajista y Jesús Ropero pasa a guitarra solista. Luego se añade Cristina de "Manantial Folk" a los coros. 


Local Qua4tro inicios
Tras unos cuantos conciertos, entre los que destaca la actuación inicial del 4 de Abril de 2004 en "el Molino" de Madrigal de la Vera (Cáceres), en 2006 graban con la colaboración de Cristina Bernal a los coros, su primera maqueta, “Sequía Goleadora”, en los Estudios Acontratiempo de Madrid. En Octubre de 2007 autoeditaron “Cosas del Polo Norte” su segunda maqueta, y en 2008 publican “Hace media hora”, un trabajo producido y masterizado por José María Rosillo (Deluxe, The Sunday Drivers, entre otros) en los estudios Audiomatic de Madrid. Durante la primera mitad del 2009 son seleccionados entre los semifinalistas del Demonova. Aparecen en varios medios de comunicación y se sitúan entre los finalistas del festival Contempopránea. También aparecen con su versión del clásico “Estuve enamorado” de Raphael en el recopilatorio “Pop a Porter 08” que edita Bon Vivant Records.

Foto: Armando Méndez. 2010

En verano de 2009 grabaron en los estudios Audiomatic su trabajo “Recalificación de los terrenos urbanos” con excelente aceptación por parte de público y crítica. En 2010 fueron nominados como mejor grupo Extremeño en los V premios Pop-Eye de la Música y la Creación Independiente que entrega el festival Cáceres Pop Art.  A partir de 2010 inician el proceso  creativo de su siguiente  disco que se titula “La Gravedad de Jupiter” y que edita Audiomatic Records en 2013. Ese álbum fue grabado por  Robo (voz principal y guitarra), Jesús Ropero (guitarra y coros), Gonzalo Gonso (batería), Jesús (bajo), y Juanma (teclados).


Robert Morrissey aka Robo en vivo
Este nuevo trabajo, “Síndrome de Stocklhom” ha sido  editado por Hurrah Musica con la colaboración de Audiomatic . Fue grabado por  Ropero a las guitarras y coros;  Robo, voz y guitarras;  Gonso a la batería;  Chuchi al bajo;  y Juanma más Tortuga Pimienta a los teclados, synth y percusiones. Contaron también con la ayuda en los coros de  Alex Progenitor C y Alberto Copo. 


Local Qua4tro son actualmente Alberto Copo al bajo, Jesús Ropero a la guitarra, Gonso a la batería, y Robo a la voz principal y guitarra, quienes agradecen en los créditos del disco a Juanma y Chuchi los buenos ratos pasados durante los últimos años. La producción corrió a cargo de  José María Rosillo en los estudios de Audiomatic y el diseño geométrico  es de Juanma González de la agencia de comunicación Inquattro con estudio precisamente en Stockholm (Suecia).

Las canciones


Local Qua4tro en cuarteto
El disco empieza con “Hey”, tema de rítmica precisa con determinación funk en el que la banda construye una historia personal sobre el refranero español con genialidades del tipo: “de lo que digan, créete solo la mitad… pero elige bien qué mitad”.  Justo en este momento hace entrada su contagioso estribillo. “No te sientas sola, a mi lado no pasan las horas” nos cuentan mientras la maquinaria instrumental avanza con energía y solvencia contrastada hasta que,  de repente, los cambios climáticos, como cambios de humor,  hacen acto de presencia creando esa posible confusión en las relaciones interpersonales.


Local Qua4tro en uno de sus conciertos (2014)
Le sigue “902”, un tema muy especial, de puro   powerpop con acompañamiento inicial de caja de ritmos que nos lleva a una extraordinaria melodía luminosa con la que nos explican que: “tuve la suerte de conocerte, cuanto más lo iba a necesitar”. Detalles de guitarra eléctrica completan, con exquisito mimo, una canción generosa  pensada “por verte sonreir, por tenerte junto a mí ”. Un tema de amor, de comprensión y agradecimiento a la persona amada, con el que nos llevan en volandas  hacia ese “Estocolmo” que cierra la cara A mediante arreglos de synth pop y una melodía francamente fascinante. “No haré caso a comentarios,  si tu vienes y me abrazas… si sopla el viento a mi favor, prometo no contarles detalles de mi huida, y a todo lo que tú me digas, le prestaré la máxima  atención.  No importará que en la salida, hieran a alguno de los dos”.  Diversos como cariñosos detalles instrumentales de guitarra y teclados adornan esta canción pletórica cuyo tema pone fin a “ese contrato que aceptamos sin leer las condiciones” para finalizar asegurando que “mientras nos quede vida, nos quede tanto amor, no  me iré sin tu compañía…”.

   
Local Qua4tro en directo

Ya en su cara B nos ofrecen la no menos emotiva “Todo ha cambiado”, excepcional composición sonora y lírica con esos punteos tan envolventes, entre redobles de batería, que preceden a la entrada de la sensacional voz principal. “Ya nada ha vuelto a ser igual …. todo el tiempo y los besos que te he dado, dime donde coño están”. Canción reñida con los reproches de cada noche, pensada con el propósito de acabar con las preguntas si no hay respuestas para seguir adelante y ser feliz.  El tema se desenvuelve en una atmósfera seductora,  tan emotiva que despierta los sentidos y conmueve desde el primer al último compás.  Cierra el disco “Cómic” con ese aire de tema festivo,  con defecto de metales sencillos pero precisos sobre los que tejen una melodía efusiva: “La luna baila en el salón… tengo secuestrado al sol, sumiré a todo el universo a una eterna  oscuridad  y así sabrás que se siente al no ver más atardecer y apreciarás el tiempo que yo estuve aquí. Con mi venganza no tendrás más días de playa y volverás a mis brazos en busca de calor”. Repleto de juegos de palabras con las que dan vida a versos de enorme belleza, nos transportan completamente embelesados a  ese final  que crece en la inmensidad, con un deje de psicodelia, en la que varios motivos se entrecruzan para dar vida a una secuencia  apoteósica que culmina en una sucesión de efectos electrónicos que se pierden en la inmensidad del silencio.

Reflexión final

Con Carletti Porta y Antonio Hurrah Musica (drcha)
La canción perfecta es el Santo Grial de la gran mayoría de grupos de pop y mientras unos se empeñan en contentar a  los mass media con la corrección social siguiendo los usos comerciales establecidos, otros  emprenden el camino sin aspavientos, con humildad pero también  con la férrea seguridad de que esa búsqueda empieza  en el interior del artista quien  termina compartiendo  la emoción del viaje con todos nosotros con el propósito de completar ese proceso necesariamente comunicativo. En esa segunda categoría, lamentablemente con menor éxito que el complaciente primer sector, están los Local Qua4tro, una banda que siempre me toca la fibra más sensible con las palabras justas potenciadas por la combinación melódica más la entrega rítmica precisa. Sus canciones son  auténticos himnos vitales destinados a aquellos que son capaces de entender que, si bien en la música puede parecernos que casi todo está inventado, en la pasión, gracias a la imaginación y la sinceridad,  desde luego que no.  Prueba de ello es este nuevo trabajo que han editado con la cada vez más imprescindible Hurrah Musica con un título más apropiado de lo que en principio pueda parecer. Un “Síndrome de Stockholm” que también puede aplicarse a las relaciones emocionales, a ese amor y amistad que nos cautivan y del que a veces decidimos salir con complicidad para que ambos implicados salgamos ilesos de la catástrofe emocional.  Ahí radica la gran aportación poética y musical de un grupo único, ciertamente impresionante, como son los Local Qua4tro, especialistas en conseguir la canción perfecta para que nosotros nos procuremos la banda sonora ideal para nuestras, en ocasiones, complicadas vidas.



Nota: Puedes escuchar las canciones en el spofity.Para adquitir una copia del vinilo o del Cd puedes ponerte en contacto con el facebook de los Local Qua4tro o de la discográfica Hurrah Música.



Videoclip del tema “Estocolmo“ dirigido por Ciro Altabás. Otro ejemplo más de cómo convertir un tema de elevada carga sentimental en una hilarante historia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario