jueves, 14 de mayo de 2015

Los Bélmez y su "Centinela de Occidente", pop irreverente de melodías cautivadoras

Portada segundo álbum
Los Bélmez reúnen en una sola banda a algunos de los músicos más destacados de la escena balear quienes han aunado su experiencia y su creatividad para acompañar a uno de los principales compositores de canciones pop de este país como es Jonathan Uría también conocido por ser la voz solista de Monta-Man, nombre de su anterior proyecto, entre muchos otros como MacCarthy o Prenatal. En estos tres últimos años han sacado un par de discos de pop irreverente con canciones que destacan tanto por sus melodías cautivadoras como por la fuerza rítmica de unos arreglos precisos. Heredan lo mejor del pop cantado en español pero, al mismo tiempo, se alejan de ese "indie" complaciente y políticamente correcto que inunda la radio fórmula de temas amorfos y vulgarmente ociosos sin apenas pizca de ironía ni, mucho menos, crítica social. "Centinela de Occidente", editado por Discos Polo este 2015 es el título de su segundo trabajo. Se trata de un disco que, en circunstancias menos previsibles, tendría el beneplácito de un público inteligente, procedente de varias escenas, capaz de apreciar sus buenas canciones de pop poderoso. Esperemos que esa merecida repercusión se haga realidad y los Bélmez reciban el aplauso y la consideración para un trabajo musical emocionante, bien hecho, comprometido y original. Como ellos mismos dicen: "este es nuestro segundo asalto a vuestras emisoras de radio, vuestros blogs, vuestras webs, y a vuestras salas de conciertos. Torres más altas han caído".


Los Bélmez. Foto: Marcelo Vázquez

Trayectoria

Los Bélmez son un grupo de pop formado en el año 2012 en Palma de Mallorca por conocidos miembros de varias bandas de la escena balear. Ellos son actualmente: Carlos Bélmez (guitarras), Ginés Bélmez (batería), Jaume Bélmez (bajos) Johnny Bélmez (voces) y Jonás Bélmez (vientos). El nombre lo toman del municipio Bélmez de La Moraleda (Jaén). Se trata de Jonatan Uría a la voz principal, también conocido por su anterior proyecto Monta-man, activo desde 2008, con la colaboración de Andrés Palacios a la guitarra, responsables de numerosas maquetas de culto como "Versiones travestidas" , "Dudas raonables", ambas de 2008; "Unisex (2009); "El síndrome de la isla" y "Las Chicas del Ayer" (2010); "El daño ya está hecho" (2011) y "Centroeuropa" (2012). El resto de los Bélmez son Carlos Ordinas (Astrolabio), Alberto Diarian (Petröleo) y Ginés Fernández ( Neotokyo, Doctor Martin Clavo) quien substituye en 2013 a Tuti Bezares a la batería (Hattori Hanzo). Recientemente se han incorporado Jaume Ramon (Astrolabio) y Jonatán Salvador "Jonás" quien procede del ámbito de las orquestas clásicas

Portada primer álbum
Debutaron en 2013 con el disco "Españoladas" (2013) que incluye 10 temas compuestos, grabados, mezclados y producidos por Los Bélmez entre Palma y Sineu. Se trata de la primera referencia del sello Polo Discos y fue grabada por Alberto Bélmez (guitarra y coros); Tuti Bélmez (batería); Carlos Bélmez (bajo, teclados…); y Jonatán Bélmez (voz principal). En la portada, un amenazante Apostol Santiago levanta la espada contra su propio reflejo. Su segundo trabajo, también con la misma discográfica, lleva por título "Centinela de Occidente". Contiene siete temas grabados, por los mismos músicos a excepción de Tuti que le substituye Ginés, en el verano de 2014 en los estudios "Special Forces Rock and Roll". Fue mezclado por Gin Spectra y masterizado por David Clavo. El artwork mezcla "targets" mods con letra gótica e imágenes en blanco y negro de un bebé en la incubadora más las inquietantes caras de Bélmez y, nada menos, que Carmen Polo de Franco como logo del sello. Sin lugar a dudas todo lo imprescindible para erigirse en "centinelas de occidente".

Las canciones



Los Bélmez. Foto: Rebeca Uría
El disco empieza con "Los Mayores", un tema radiante que arranca con unas guitarras de powerpop, jugando a "hacerlo como lo hacen los mayores, como si no hubiera Dios ni prójimo, ni cácerles". El pecado convertido en enfermedad, "la herencia" de una generación, que se explaya con acordes luminosos y ritmos impacientes. Una excelente canción pegadiza que nos pone alerta ante un disco que no es cualquier obra, ni mucho menos otro más de pop acomodado, sino más bien un álbum hiriente, despierto y crítico como demuestran en un tema tras otro. "Funeral de Estado" es el título del segundo corte en el que se entremezclan guitarras ácidas con ese aire irreductible de "glam rock" para potenciar una letra sin desperdicio alguna que nos descubre al hombre poderoso que acude a su dinero para asegurarse una compañera social para "pasearse juntos cogidos de la mano". Le sigue "Travesti Vegano", que fue su single adelanto para este segundo trabajo, a modo de homenaje a los turistas que, según ellos mismos explican "salvan la economía mallorquina, y que llenan de sucesos los noticieros locales y nacionales. Tres hurras por Magalluf". En este caso, el tema nos presenta a unos Bélmez muy incisivos, resueltos e inspirados. De rítmica persistente y sonoridades cautivadoras, se refieren al tristemente ya famoso "balconing".


Los Bélmez: Foto: Laura González

"Nuevas Generaciones", siguiente canción, fue una de las primeras composiciones de la banda, allá por el año 2012, y por ello la letra alude a la actualidad política de ese momento, aunque no haya cambiado desde entonces en exceso. De nuevo surgen pletóricas las guitarras perfiladas por ritmos persistentes. "Nuevas generaciones que reniegan de Gil Robles y que bailan con los Strokes". Y a ese nuevo orden ligado a las nuevas tecnologías se refieren también en el siguiente tema, con guitarras más calmadas, aunque el contenido sigue siendo igual de irreverente. "El nuevo Orden" también apesta, nos dicen. "Ni los dioses ni los sabios aclararon las conciencias. Qué prietas van las filas, y qué sueltas las braguetas".
  
"Parte de Ello" tiene un sensacional arreglo de punk rock 77. "Se huele el final, lo que empieza mal, acaba mal. Eres parte de ello, lo llevas escrito en el corazón, y es hora de pagar el precio". Para finalizar, nos ofrecen otra sensacional canción llamada "la Culpa" con la que culminan, por el momento, su particular crítica contra la realidad imperante tanto social como interpersonal. "El peso de la culpa devora mi conciencia….soledad y oscuridad", claman con determinación de pop grandioso. Un desgarrador tema de desamor cavando la tumba de ambos para los que no hay final posible.
     

Reflexión final
"Mirar al pasado da vergüenza, mirar al presente da pereza, mirar al futuro da miedo. Así que nos miramos al ombligo. Vemos el óxido y la gangrena. Y lo único que se nos ocurre es pedir más fiesta. Cualquier fiesta, a cualquier precio". La fiesta a la que se refieren los Bélmez no renuncia a hacer las cosas con pasión y trabajo. Su panorama de acción no es el de un grupo que pretende estar de moda diciendo y haciendo las cosas que a los mass media se les antoja como "indie" y procedentes. "Los Bélmez somos una banda apolíticamente incorrecta. Cada vez a más años luz del indie. ¿Qué coño es eso?", puntualizan ante cualquier posible asociación con un género de grupos de tendencia meramente comercial. Sin lugar a dudas, estos mallorquines han encontrado el nexo de unión ideal para fluir con fuerza y originalidad entre las múltiples ofertas de pop, sin pagar tributos conceptuales. Algunos pensarán que sus canciones son, pues eso "españoladas", como el título de su primer disco, pero a nosotros nos parece que muy bien hechas, con garra y pundonor. "Hacemos canciones como las que nos jodieron la vida, y morimos en el intento. Que sí, que somos unos viejos verdes. Que lo que nos pone es sonar en tus auriculares, y que nos insultes en los conciertos". Actitud y entrega, dos detonantes para que un proyecto musical llegue a nosotros con claridad y convencimiento. 

Quizá lo fácil es pensar que Los Bélmez van a contracorriente, pero quién y cuándo cambió el sentido del normal flujo antisocial en el rock and roll, y con qué permiso. Sin lugar a dudas, ellos podrían ser nuestros ideales "centinelas de Occidente", unos excelentes músicos que, al menos, dan un sentido a esa fiesta que todos ansiamos para aplacar la ansiedad que nos produce la impotencia frente al masivo consumo de idioteces.

Nota: Puedes escuchar los temas  en el bandcamp.  Actúan el de mayo en el Maraca Club de Palma el día 29 de mayo de 2015 (+ info) y después en el Summer Pie festival (+ info) que se celebra los días 12 y 13 de junio de 2015 a Es Baluard (Palma de Mallorca).  


Te invitamos también a ver el vidoclip de su tema "Los Mayores" grabado en Happyland, la madrugada del 27 de noviembre de 2014. Cámaras: Olivia, Paco y Johnny. Montaje y producción: Olivia de Happyland


No hay comentarios:

Publicar un comentario