miércoles, 13 de mayo de 2015

Rojo Omega, un perfecto ritual de rock and roll envenenado servido por Rufus Recordings

Portada
Rojo Omega empezaron siendo un proyecto de cuatro amigos que compraban juntos los discos y asistían a conciertos hasta que un día, allá por el año 1996, decidieron montar su propia banda. De sus primeros acordes en el local de ensayo pasaron a destacar, con un cúmulo de directos, por múltiples salas donde se ganaron el respeto y la admiración en la siempre exigente escena estatal de rock and roll. Con sus convincentes canciones recuperaron el uso del castellano en un momento en el que la mayoría de bandas cantaban en inglés y entre sus innegables dotes, despuntaron ya, desde un primer momento, por un sonido contundente en el que sus melodías conmovedoras adquieren un toque salvaje mediante una rítmica poderosa y unos punzantes riffs de cosecha propia. Acaban de sacar este 2015 un Ep con Rufus recordings con cuatro magníficos temas con los que son muy capaces de resumirnos lo mejor de la historia del rock bajo un punto de vista muy original. Mediante la simbiosis de varios estilos dan vida a un ritual propio con canciones envenenadas de pasión prestas a mordernos los sentidos como esa serpiente que destaca en la portada de éste, su nuevo disco, que te presentamos.    


Foto: Floren Campos
Rojo Omega son Bruno, voz y guitarra; Pablote al bajo; Ricardo, a la guitarra; y Juanma a la batería substituyendo a Patxi. Empezaron en Madrid allá por el año 1996. Fue su primera banda aunque después sus componentes formarían parte después de otros proyectos como Pablo, bajista de los Sugus, o Bruno quien estuvo una temporada substituyendo al guitarrista de los Wild Savages. Su primer disco fue un Split con Vice & Vanity (Imposible records 2004). Al año siguiente, y con la misma discográfica, sello de la promotora de conciertos Record Runner, sacan el cd "Como un diablo" con 11 temas, producido por Fernando Pardo de los Sex Museum. Le sigue "Cuidado", título de su siguiente trabajo para Imposible records, editado en 2007 con 11 temas y "Cielo Rojo" que sacan con Wurlitzer en 2009 con 10 temas. 
   
Este Ep fue grabado y masterizado en Corleone Estudios en marzo de 2014, producido por la banda y Jaime Zamora. La foto de la contraportada es de Floren Campos y el diseño con ese imponente cabeza de serpiente presta a modernos, es de Head Power.
  

Las canciones 


Rojo Omega en la Sala Ego de Alcalá de Henares
El disco arranca con una locura de tema, un acceso hiriente de guitarras más persuasivo bajo que preceden a la entrada gloriosa de la voz principal. En "La noche del Cazador", que así se titula, el amor y el odio se enfrentan en el juego del mal; en ese momento en el que nos convertimos en peones. Secuencias de guitarras imaginativas e imperturbable ritmo, campanas incluidas, nos atrapan en una noche salvaje y siniestra hasta descansar en paz. Le sigue una descomunal "La Serpiente". Toda una cascada de guitarras tajantes que se cierne sobre nuestras cabezas desde el primer compás y consigue empaparnos hasta el tuétano a base de auténtico hard rock con enorme talento. "Voy a clavarte los dientes donde a ti te gusta más". Envueltos en una rítmica demoledora y una voz aguerrida "con el Diablo en su interior", se muestran listos para pelear. No hay escape, son una "serpiente" con sinuosos recorridos guitarreros levantando una auténtica polvareda de pasión.
 


Rojo Omega en la Sala Ego de Alcalá de Henares
Ya en su cara B nos ofrecen otro fascinante tema de textura agridulce en la que utilizan arpegios propios del powerpop sobre los que construyen una preciosa canción titulada "Dardos envenados". Entre palabras que "solo entiendo más que yo," entre recuerdos "abrazados en un viejo colchón"… se tornan un delirio, un tornado para confesarnos que, en el fondo "no soy tan malo". Melodía de ensueño, complementos cautivadores de guitarra y cambios de ritmo espectaculares, conforman otro delicioso momento sonoro que nos lleva al tema que cierra este impactante Ep. Con el último "Ritual" descargan con riffs de punk que empujan a la voz principal hasta el cénit de su fascinante intervención. "No me he dejado nada por vivir… bienvenido al ritual, hoy beberemos hasta no poder más… hasta que apareces tú y ya nada es igual". Un cambio de ritmo de duro rock and roll y un solo de guitarra de potente psicodelia, incluido ese persistente final instrumental, completan un rito cautivador en el que, desde luego, ya nada puede seguir siendo igual.
     
Reflexión final 



Rojo Omega en la Sala El Sol de Madrid
Los Rojo Omega son de esas bandas que seguirán adelante hasta que el cuerpo aguante y en este persistente camino no solo ponen de manifestó una actitud ejemplar sino que demuestran, con creces, que atesoran una vitalidad creativa encomiable. De este modo logran transmitirnos una permanente frescura constatable en canciones sensacionales como éstas con las que logran comunicarse con todos nosotros con extraordinaria facilidad ya sea en disco como en sus entegados directos. Para aquellos que ya les conocían, este nuevo Ep es mucho más que la confirmación de una banda original con ideas propias. Sus canciones irradian emotividad y entrega en cada riff, en cada golpe de baqueta, y en cada entrada vocal. Son cuatro temas memorables, casi con una identidad propia en cada uno de ellos, como si el propósito fuera mostrarnos que esta banda es muy capaz de conjugar, a su libre albedrio, los diversos estilos que se cortejan incansables entre el rock and roll y el pop más poderoso. Por otra parte, para aquellos que no sabían de su existencia, difícil pero posible, estoy convencido de que se quedarán muy gratamente sorprendidos ante tamaño descubrimiento y, con toda seguridad, correrán a oír en el bandcamp los anteriores trabajos que les han llevado a tan suculento single. Con un sonido espectacular, la música de Rojo Omega reclama una vez más el lugar que bien merece en lo más alto de la escena estatal de un rock and roll en esencia duro, con plena vocación de himno para los directos, sudoroso y conmovedor a partes iguales, como un ritual sin fin en el que uno se siente, más que nunca, listo para continuar peleando.

 
 Nota: Puedes oír las canciones de sus anteriores trabajos aquí y escuchar los temas de este nuevo Ep en el bandcamp de Rufus Recordings. También podrás adquirir una copia en la web de Rufus Recordings.  El 22 de mayo de 2015 presentan el nuevo Ep en Rock Palace (C/ Vara de Rey 6) de Madrid a partir de las 23:00 horas con una entrada de 6 euros y por 3 más con vinilo incluido. Les acompañan en la fiesta los grupos Electric Fence y Látigo (+ info).
         

No hay comentarios:

Publicar un comentario