viernes, 26 de junio de 2015

Rafa Skam, "romántico" del indiepop con fantástica inspiración creativa y mucha magia en directo

Rafa Skam. Foto de su archivo personal 
The Yellow Melodies son de esos grupos que resultan ideales para explicar qué es el pop en su máximo esplendor. Su música encaja sin fisuras en varias escenas aunque no quizá con el entusiasmo que bien se merecen. Su repertorio está formado por canciones luminosas en las que se manifiesta el enorme talento compositor de un siempre inspirado Rafa Skam más la inestimable ayuda de una banda que últimamente no ha pasado por sus mejores momentos. Tras dejarles su teclista, el baterista sufrió una lesión que les ha obligado a estar parados unos cuantos meses.  Afortunadamente, las circunstancias permiten de nuevo llevar a cabo un plan de ensayos para afrontar la creación y grabación de un nuevo álbum. Será un disco propio que sacarán en los próximos meses tras el homenaje que acaban de rendir a otro grande como es Duglas T. Stewart, principal factótum de los BMX Bandits. Se trata de un álbum editado por Sweet Grooves Records en el que versionan seis de sus temas.  Para hablar de todo ello hemos contactado con Rafa Skam al que hemos planteado nuestras habituales diez preguntas.

Pregunta: Empecemos si te parece por el disco de homenaje a Stewart.  Creo que le conociste cuando trajiste a su banda a tocar a la sala 12&Medio de Murcia dentro de la programación de Microsonidos 2012.  ¿Cómo fue ese encuentro y qué destacarías de su persona así como de su trabajo musical?.

Rafa Skam. Foto de su archivo personal
Respuesta: En realidad ya le conocía de antes, ya que vino al Lemon Pop a Murcia a tocar en 2009, y luego en 2011 fui a ver de nuevo a los Bmx Bandits al Glasgow Popfest, donde tocaban en casa y ofrecieron un concierto magnífico. Douglas me parece una persona fantástica, un enamorado del POP con mayúsculas, con una extraordinaria sensibilidad musical, un tipo auténtico y encantador. Los Bmx Bandits fueron gustándome cada vez más, hasta terminar haciéndome con toda su discografía en vinilo y cd; llegó un momento en que no podía dejar de escucharles, me pasaba todo el día tarareando sus canciones, y necesitaba exteriorizar toda esa pasión, así que grabé las versiones de este EP, una especie de tributo a alguien al que le tengo mucha estima como persona y como músico, y de paso reivindicar a uno de los grupos más infravalorados de la escena de Glasgow de los últimos treinta años.

P: Ese disco de tributo, así como como los tres que habéis grabado con fantásticas versiones más el de homenaje a los Television Personalities, ejemplifican la conjunción perfecta entre los tres principales grupos implicados en la comunicación musical, es decir: los fans, los músicos y los periodistas especializados. Y tú, Rafa, eres uno de los pocos, poquísimos ejemplos, que engloban esa trinidad divina.  Compones e interpretas canciones, realizas una excelente labor como informador mediante tu fanzine/programa de radio, y manifiestas una actitud de fan con aquellos compañeros de profesión que admiras. ¿Crees que ese “tres en uno” es imprescindible para un artista o más bien lo asumes como una necesidad personal a la que no cabe darle demasiada importancia?

Rafa Skam. Foto de su archivo personal
R: Para nada es imprescindible, de hecho a veces hasta resulta contraproducente, porque no te toman en serio en alguna de las facetas. Para mí es una necesidad personal dar salida a toda la incontinencia musical que siento. Soy fan comprando discos y viendo a mis grupos favoritos en conciertos y festivales, y hasta un poco grupi conociéndoles en persona!. Con la radio y el fanzine hablo de los grupos que más me gustan, que muchas veces no coinciden con los de los medios más conocidos; aunque lo que me apasiona de verdad es hacer canciones, grabarlas y tocarlas en directo.

P: Hablemos de tu trayectoria. Sabemos que compaginas tus varias facetas musicales con un trabajo en el mundo de la enseñanza.  Desde la creación de los Yellow Melodies a finales de los noventa, habéis editado siete álbumes más numerosos Ep’s y singles, algunos con repercusión en el mercado internacional. ¿Cuál sería tu análisis sobre tu evolución personal y la de la banda en todos estos años?

R: Me siento muy bien después de todo este tiempo, y más al tener otro trabajo distinto al de la música, lo que me hace ser verdaderamente independiente al componer, permitiéndome hacer las cosas por verdadero amor al arte… Sólo intento divertirme haciendo lo que hago, y esa es la razón de que llevemos tantos años haciendo canciones: siempre hemos hecho lo que hemos querido, y nunca hemos sentido presión de la industria ni de nadie… todo a nuestro ritmo, cuidando todo el proceso desde la creación de una canción hasta que sale publicada por ejemplo con nuestro sello Discos Imprescindibles, producirla nosotros mismos, y ahora estamos hasta haciendo nuestros propios videoclips!.

P: Me gustaría que ahora contextualizaras esa visión propia dentro del panorama musical pop tanto en el ámbito estatal como el internacional.  ¿En qué crees que hemos mejorado y en qué empeorado?          

Rafa Skam. Foto de su archivo personal
R: Hemos mejorado en los medios que existen de acceder a la música, ya que hoy puedes conocer un montón de bandas interesantes con un solo click del ratón, por las redes sociales, por foros, bandcamp, soundcloud, etc… también gracias a algunos festivales puedes ver a un montón de grupos que de no ser así, sería difícil que se pasaran por una sala de tu ciudad… pero también hemos empeorado en esos mismos aspectos. Me explico: por una parte hay tantos grupos que hay que saber buscar e incluso tener criterio para elegir entre los cientos y miles de bandas que te puedes encontrar por la red… por otra parte, en cuanto a los festivales, hay muchos pero la mayoría dan pereza porque programan a los mismos grupos. Hay sin embargo algunos festivales que siguen manteniendo criterios musicales y que merecen mucho la pena.

P: Como músico, te sientes bien contigo mismo. ¿Cuál es tu nivel de exigencia cuando compones o cuando tocas en directo?  ¿Consigues tus propósitos artísticos con facilidad? 

The Yellow Melodies. Foto de su archivo personal 
R: Me dejo llevar normalmente por la inspiración (a la hora de componer) o por la magia del momento (cuando tocamos en directo), aunque sí que es cierto que nos gusta pulir las cosas que hacemos y ser algo perfeccionistas, así que no resulta fácil conseguir lo que nos proponemos. En directo, no somos un grupo que esté ensayando todos los días ni que esté tocando todos los fines de semana. Y en estudio la verdad que lleva mucho trabajo conseguir que las cosas queden como las tenemos en la cabeza.

P: ¿Crees que todo ese trabajo con la banda, tanto propio como conjunto, se valora aquí como es debido tanto a nivel de crítica como de público?

The Yellow Melodies en el Vértigo Estival 
R: La verdad es que a nivel de crítica no nos quejamos: los medios nos ponen bien. Sin embargo, eso no se traduce en una mayor venta de discos, pero pienso que es más porque la gente ya no compra discos como antes. Es curioso que en la mayoría de festivales, como el FIB, antes solía haber un montón de puestecillos de discos, y ahora sólo los hay de ropa y de comida. Cuando nos autopublicamos los 3 LPs de versiones con Discos Imprescindibles tuvimos más pedidos de fuera de España que de aquí. Y nosotros, en vez de pasarnos a lo digital y abaratar costes, hacemos todo lo contrario, ya que últimamente estamos publicando casi exclusivamente en vinilo. Es una locura, pero es que debemos ser de los últimos románticos que quedan!

P: Es posible que, como periodista especializado, recurras a las etiquetas para catalogar a los grupos. Mientras algunos las consideran excesivas y poco claras, otros las entienden como imprescindibles para realizar su labor informativa.  ¿Qué te inspira el uso del término “indie” y cómo valoras la opinión de aquellos que la desprecian por lo que pueda comportar de “mainstream” así como la de aquellos otros que les sugiere sinónimo de tendencia ineludible. ¿Qué sería para ti ser “indie”? ¿Encaja en tu proyecto creativo?    

Rafa Skam. Foto de su archivo personal
R: El término Indie ha perdido toda su esencia y carece del significado original en nuestro país. No hay más que ver lo que se asocia con “Indie” por aquí, que si bandas como Love of Lesbian, Amaral, Second, Supersubmarina, Vetusta Morla o Izal, que graban para sellos tan “indies” como Warner, Sony o Emi; o festivales que programan a estos y otros grupos similares como Arenal Sound, Ebrovisión, B-Side, Santander Music, etc…  y cuyo riesgo es equivalente a cero. Si todo esto es Indie, por favor, quiero que me etiqueten de mainstream o de cualquier otra cosa. Mi idea del Indie está más cerca del indiepop que se acuñó en el Reino Unido a principios de los ’80, con la proliferación de fanzines fotocopiados, una escena musical derivada del punk, sellos discográficos como Postcard, Sarah Records o Rough Trade, la famosa cassete C-86 del New Musical Express, o el sonido de bandas como The Pastels, Orange Juice, Heavenly, The Field Mice, The Wedding Present, Bmx Bandits, Television Personalities, Talulah Gosh, o hasta los primeros Primal Scream, entre otros. Todo eso conlleva también una forma de hacer las cosas: independencia a la hora de crear tu música, de grabarla, producirla, editarla y hasta distribuirla. Por eso adoro festivales realmente indies como Indietracks y Wales Goes Pop en el Reino Unido, los Popfests, o algunos de aquí como Lemon Pop, donde la forma de hacer las cosas y la contratación de grupos se basan más en criterios musicales que en el tirón de público que tienen las bandas. A veces parece que con no ser Alejandro Sanz ya eres Indie, y por eso me molesta mucho el uso denostado que tiene esa etiqueta hoy en día. Si quieres acercarte a grupos de indiepop acude al catálogo de ellos nacionales como Elefant Records o Discos de Kirlian, o de fuera como Cloudberry, Shelflife, Fortuna Pop!, Matinée, OddBox, Fika, Firestation, Jigsaw, etc…  Lo que tenéis que hacer es entrar en la web de Sweet Grooves Records (www.sweetgroovesrecords.com) y pedir nuestro nuevo EP en vinilo, ¿a qué estáis esperando?


Rafa Skam. Foto de su archivo personal
P: Pasemos a hablar de tu nuevo disco, el que estáis preparando. ¿En qué fase se encuentra, tenéis marcada alguna hoja de ruta, puedes avanzarnos algo de su contenido?.

R: Pues mira, son canciones que ya empezamos a grabar hace unos meses, de hecho, han pasado ya hasta tres baterías distintos por algunas de estas canciones. Tenemos seis o siete medio grabadas, y otras tantas por grabar. Son temas que suenan a The Yellow Melodies. Estamos ahora mismo preparándolas en el local de ensayo, para intentar terminarlas en los próximos meses, a ver si las pudiéramos tener listas para antes de fin de año.

P: ¿Te has planteado en algún momento un fin para tu carrera artística?. ¿Qué catástrofe natural o existencial debería producirse para que nos veamos privados de tu genio artístico?.     

R:  La verdad es que no tengo un fin. Me conformo con seguir divirtiéndome componiendo canciones, sacando discos y tocando en salas y festivales. Me encantaría poder tocar en Japón, USA o Sudamérica.

Rafa Skam. Foto de su archivo personal
P: Por último, crees que la música pop y el rock and roll tienen futuro, y si lo tienen, qué problemas consideras que seguiremos acumulando y qué soluciones, si las hay, propones para evitarlos. 

R: Mira, sobre esto que dices del futuro del pop y del rock’n’roll estuve pensando hace unos días, después de ir a un concierto de Cooper a las 12 del mediodía, como parte de una gira llamada La Gira del Aperitivo, y en el que podías ver a fans del grupo con sus niños en primera fila vibrando con las canciones de Alejandro y compañía. Eso hace que a los más pequeños les pueda picar algún día el gusanillo de coger unas baquetas, una guitarra o un micro, y hacer música tal y como la conocemos. Es importante que se cambien ciertos hábitos musicales en nuestro país desde las instituciones, y que se trate la música como un producto cultural valioso, accesible a todas las edades. Es fundamental la reducción del IVA cultural, facilidades para que las salas puedan programar, etcétera… aunque todo esto cambiaría sólo si se tomara la música como un bien cultural disfrutable al que hay que apoyar, y dejar de poner ya trabas administrativas y de todo tipo.
   
Nota: Puedes leer aquí una reseña de la trayectoria del grupo y en especial del último disco editado hasta el momento, ese homenaje a BMX Bandits editado por Sweet Grooves Records.

No hay comentarios:

Publicar un comentario