miércoles, 22 de julio de 2015

Jaume Bored y el Mierdofón llevan el “DIY” a su máxima expresión en la Tierra de las Mil Mierdas

Portada
Dentro del mundo discográfico existen historias curiosas de auténtica supervivencia cultural como la de los llamados “stilyagi” quienes realizaban grabaciones caseras en radiografías usadas en plena época soviética durante los años cincuenta.  Las obtenían de entre los residuos de los contenedores de los hospitales y en ellas duplicaban, con un cortador de disco,  la música occidental por entonces prohibida, jazz y rock and roll, que luego introducían en la URSS vía los países satélite.  La radiografía la cortaban en círculo con unas tijeras, y utilizaban un cigarrillo para hacer el agujero del centro.  Durante esa década y la siguiente, la policía y los acólitos del régimen comunista se volcaron para impedir el comercio de esas copias deteniendo a los principales distribuidores.  Podríamos considerarlo un antecedente del llamado flexi disco, ese trozo de plástico con fomato de 7” de uso promocional  que empezó a utilizarse en los sesenta para felicitaciones varias, fabricados por la empresa Evatone Soundsheets, y que posteriormente se incluían como regalos en fanzines o revistas especializadas. Pese a presentar problemas de durabilidad, ya que los surcos acaban borrándose, son hoy en día codiciados por coleccionistas por su original artwork o por su singularidad según casos.  Ambos ejemplos son significativos por su valor histórico y nos sirven como introducción para valorar en su justa y fascinante medida, el disco de debut de los valencianos Jaume Bored y el Mierdofón, un sencillo titulado “Los Muertos Mongolos del Mierdofón en la Tierra de las Mil Mierdas” editado por el sello La Rata que Caga en 2014. Fue grabado y plasmado con instrumentos y medios propios mediante los que han completado todos los pasos de la cadena discográfica aplicando a rajatabla la conocida filosofía del DIY o “háztelo tú mismo”.  Un hecho histórico como éste no podía pasar desapercibido para el Magic Pop y no solo por los detalles de reproducción y distribución sino por sus contenidos: auténtico punk, sin tapujos que valgan, del siglo XXI.

Trayectoria 

En el festival de terror de Godella. Foto: Belinda Vono
Fela y Jaume residen en Valencia aunque el primero procede de Asturias donde en el año 1985 conoce a Paloma Borbone (Funtastic) en la Escuela de Artes y Oficios de Oviedo. Allí empieza a crear sus propios instrumentos y cuando ambos se trasladan a Valencia crean las bandas Royal Canín, Ulan Bator Trío y Los Borbones. Fela se encargaba de tocar la guitarra y cantar, Paloma al bajo más coros, y la batería estaba a cargo de Manolo Borbone de los Fartones, o de Lourdes Borbone.  Con Royal Canín grabaron en cassette un tema llamado “Malvarrosa Beach”, versión del “Rockaway Beach” de los Ramones para un fanzine, pero por problemas con una empresa de comida para perros, se ven obligados a cambiar de nombre por el de Ulan Bator Trío. Con el nuevo nombre graban el sencillo “Stereo Hi-Fi” (Alehop!, 1996) con cinco temas con títulos como “Morriña mongola”, “Sistema Solar (Me cago en el)” o “Zombi (Por el culo me dio un)”.  Manolo deja la banda por cuestiones laborales y es substituido por Lourdes Borbone. Entonces sacan “Bailando el Caga Traga" (Alehop!, 1997). Al año siguiente sale su larga duración “Vinilísimo” (Alehop!, 1998) que habían grabado en el estudio valenciano de Epo. A partir de aquí deciden dar comienzo a otro proyecto paralelo llamado Los Borbones, que al final acaba por finiquitar el nombre de Ulan Bator Trío. Con los Borbones solo graban algún tema para recopilatorios, como el de sus amigos de Alehop! “La Legaña Sinfónica” (Alehop!, 2003), al que contribuyen con “La china”.

Jaume y Fela. Foto: Punky Jose
Poco después, el grupo finaliza su actividad. Paloma abrió Confecciones Drácula, una tienda para vender un elegante surtido de ropa, lencería varia, más discos y elementos de memorabilia. Tras cerrarla, se centraría ya en la actualidad en la organización del festival Funtastic Dracula Carnival con el Sr. Varo, quien fuera baterista de los Dr. Explosion durante 12 años. Manolo se ha dedicado por su parte a la hostelería al frente de unos cuantos bares.

Por su parte, Fela publica “Rock and Roll por el Puto Morro”, indispensable manual en formato fanzine para los interesados en la fabricación de instrumentos diversos. Y ya en solitario inicia un proyecto nuevo con el nombre de Felón y su Mierdofón. El “mierdofón” está formado por un ordenador Amstrad CPC 6128, un modelo de 128 K de memoria RAM, de los ochenta. Se encarga de tocar múltiples como originales instrumentos de percusión como latas y bidones entre pitidos varios, con luces y monitor. El software consiste en un programa en BASIC y código máquina al que Fela bautizaría como Brasatrón.  Por otra parte inventa una ingeniosa guitarra que califica de “pachanga roboroquera”.  Con esta guisa debuta en el segundo Funtastic en el año 2006.  Dos años después saca un Ep con cuatro canciones titulado “La Alegría de Cantar” (Alehop!, 2008) grabado en Gijón en los estudios del Circo Perrotti de Jorge Explosion con la producción de Mike Mariconda.  El disco incluye una versión del tema “Fuego en las cloacas” que grabaría Ulan Bator Trío en el sencillo “Bailando el Caga-Traga”,  más temas demoledores como “Dinero por el culo”, “La alegría de cantar” (con el que se presentó a la preselección de Eurovisión) y “Adorable racimo de cocos”.

Fela Borbone. Foto: Julio Sandoval
El mierdofón ha ido evolucionando con los años y le ha acompañado a numerosos festivales por toda Europa mientras ha ido componiendo nuevos temas con títulos como   "Me corro en las patatas", "En tu cabeza", "Fiesta si, fiesta así", "Raro como el coño de una ornitorrinca", entre otros.

Y por lo que se refiere a Jaume Bored, ha formado parte de varios grupos de la escena valenciana, donde es muy conocido, como por ejemplo los Zenizos donde tocó el bajo;  más Fornication y Teen-Ayer donde cantaba y tocaba la guitarra.

Jaume Bored 

En el Ep que han grabado “Los Muertos Mongolos del Mierdofón en la Tierra de las Mil Mierdas” (La Rata que Caga en 2014), Jaume Bored se encarga de cantar las cuatro canciones y tocar la guitarra, mientras que Fela Borbone se hace cargo de su famoso Mierdofón y aporta coros,  entre  las múltiples tareas de grabación. Las canciones fueron plasmadas sobre policarbonato con una cortadora hecha en casa y la carátula son  fotocopias cortadas con cúter.  Incluye un par de canciones propias tituladas “El Mierdofón” y “Los Muertos ” más dos versiones: el “Mongoloid” de los Devo y el “Land Of 1000 Dances” de Chris Kenner.  Grabado en la R.Q.C. Royal Studios, el resultado físico es un acetato  transparente en edición numerada y muy limitada, con un artwork ciertamente especial en el que se incluyen las contundentes letras. Ya en la contraportada sus responsables nos dicen que “este disco ha sido grabado con una máquina Rek-O-Kut TR-43-H con cabeza de corte Presto 1-C, para poder ofrecerle la calidad que usted se merece.  Si su cápsula reproductora es inusualmente livina, la aguja podría descarrilar. Si se diera tal caso, no dude en utilizar el céntimo que adjuntamos”.

Las canciones 

Artwork, contraportada. Single
La cara A se abre con el “Mierdofón”, un tema biográfico en el que Jaume nos cuenta la historia de Felón desde Röyal Canín a la actualidad pasando por Ulan Bätor y los hermanos Borbone. Y al que hizo este “pollón” (refiriéndose a la guitarra pene fabricada por Fela) nos lo compara acertadamente con otros grandes genios de las artes como Buñuel, Dalí, Joey Ramone… Los arreglos entre retro y futuristas, mezclados con la desgarrada voz de su cantante principal y la guitarra agresiva, compaginan momentos sonoros desquiciados y cargados de un enorme poder de penetración sensorial. Le sigue una versión del tema de los Devo, “Mongoloid”, que fuera  incluido en el primer single de 1977 de los de Akron. En manos de Jaume y Fela, la adaptación contundente y rabiosa se titula “Móngölos” palabra con la que se autodefinen “porque siempre vamos locos, sin rumbo ni futuro”. “Y tú qué?” nos preguntan en la última frase del tema.  

La cara B se abre con una sorprendente versión de la canción "Land of a Thousand Dances",  escrita y grabada por Chris Kenner en 1963, a la que en 1965 Cannibal & the Headhunters aportaron sus conocidos "na na na na na".  Jaume y Fela la convierten en “La Tierra de las Mil Mierdas” donde “no hay na na na que rascar”. Sabiamente nos aconsejan que “corre mientras puedas, no pierdas la cabeza, huye a la frontera y vete bien lejos”.  Los Muertos es el título del tema que cierra el sencillo entre pitidos, distorsiones, ritmos primitivos y melodías fantasmales. “Sólo me llevo bien entre los muertos…qué bien me lo paso entre los huesos… me quieren aunque yo sea un gamberro”.  Mientras nos calentamos bailando esta danza de la Muerte, llegamos a la conclusión de que “en el infierno no se está tan mal”.

Reflexión final

Jaume Bored y su Mierdofón en diorecto. Foto: Liberto Peiró 
Jack White, quien fuera  líder de The White Stripes, creó, grabó y fabricó en 2014 un single en solos tres horas más cincuenta y cinco minutos, y lo distribuyó con ocasión del Record Store Day. Al parecer pulverizó el récord Guinness del disco más rápido, que ostentaba un trío suizo de polkas que en 2008 sacó un disco en directo al día siguiente de haberlo grabado.  White realizó su proeza  con una Voice-O-Graph: cabina  que desde la década de los cuarenta se colocaba en espacios turísticos y de ocio para que la gente grabara mensajes o incluso canciones. La suya era de 1947 y se utilizó también en ese video publicitario, que quizá hayas visto, de Apple en el que una chica canta las canciones que encontró en un single de 6” grabado por su abuela cuando era joven.  Entre los “stilyagi” rusos y el siempre inquieto Jack White median años y diferentes grados de necesidad pero  ambos casos han pasado a la historia de la reproducción discográfica al igual que debería hacerlo la hazaña realizada por  Jaume Bored y Fela con su Mierdofón. Juntos han conseguido algo que va más allá del carácter anecdotario y que, para la inmensa mayoría de mortales, resulta si no imposible, si complicadísimo: nada menos que dar vida y culminar un proyecto musical, de principio a fin,  al margen de la cadena industrial y mercantil de las discográficas.  Y no solo han logrado sorprendernos con esta fantástica demostración de la llamada cultura “DIY” en su máximo exponente sino que encima han utilizado instrumentos de creación propia con los que han dado vida a un par de espectaculares versiones más dos temas originales, todos ellos de un marcado carácter provocativo, hiriente y altamente convincente, con los que nos demuestran que el auténtico punk rock, con pocos pero selectos medios, puede sobrevivir en esta Tierra de las Mil Mierdas.

Nota: Puedes adquirir una copia del single en Discos Monterey de Valencia. En el siguiente vídeo se puede oír uno de los temas, concretamente el tema propio "Los Muertos"


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario