miércoles, 16 de diciembre de 2015

“Arroz y Monstruo” de Aznar Youth, realidad y esperpento para un gran disco de punk rock

Portada
“Arroz y Monstruo” es el título del segundo disco de la banda de punk rock, Aznar Youth,  editado por la también alicantina discográfica Rufus Recordings.  Se incluyen  un total de 13 temas, sin desperdicio alguno, en los que las combativas guitarras, la perseverante batería y la descomunal voz, dan una auténtica lección de cómo componer  canciones potentes con letras inteligentes y a la par muy divertidas, sin que por ello el resultado adolezca de un gran atractivo melódico.  Como su nombre genérico indica, en este flamante álbum confluyen la realidad con lo esperpéntico y no faltan críticas feroces a la realidad socioeconómica y política que nos ha tocado vivir. Sus canciones invitan al “pogo” pero también a la reflexión vital, y aunque seamos capaces de darnos cuenta de que no estamos en el mejor de los caminos, nadie nos puede impedir que celebremos el estar vivos bailando buen rock and roll con grupos tan extraordinarios como éste.
Trayectoria 

Aznar Youth. Foto de su facebook
Aznar Youth se crea en 2010 en Alicante con Davat a la voz, Mr. López a la guitarra (ex Virgen), Antonio al bajo y coros, y Max Evilsen a la batería (Sensa Yuma, Radioclash), substituido por Denis (ex Shaolinyera).  Tienen grabado un disco con título homónimo editado por los japoneses Bells on Records con ocho canciones entre las que destaca “Estatua Ecuestre”.  “Arroz y Monstruo” (Rufus Recrodings 2015) se grabó en noviembre 2013 también por Martín Munera en los estudios Nuevo Rock de Alicante.   Actualmente su baterista es Iván García.  El original artwork, con sus monstruos y paella, es de David aka Davat, quien ha diseñado la portada y su interior con ideas de todos los miembros de la banda.  Cabe mencionar que el álbum también lo ha editado en Argentina, en formato cassette, Negative records.  Los Aznar Youth están preparando su próximo disco que saldrá en 2016 y tras su primera gira en 2015, tienen en mente otra en 2017.

Las canciones 

Aznar Youth. Foto de su facebook
El disco explota con todo su magnificente energía de punk rock ya desde la primera canción, bajo las órdenes de “Mi capitán”. Alrededor de dos minutos de pura adrenalina gentileza de unas guitarras que rugen como motores en llamas mientras la batería despliega todas sus artes rítmicas, acompañando a la soberbia voz solista.   “No se salva ni dios. Vamos a la deriva sin rumbo y dirección” nos cuentan. “Mucha Suerte y ya te llamo yo… da saludos y abrazos a la tripulación”.  El tema arranca con una contundente resolución de bajo, al que se añaden riffs generosos de guitarra con los que construyen un tema de hardcore con melodía, para nada contemplativa, de punk casi pop.   Le sigue el demoledor  “12-O” con otra extraordinaria disposición de guitarras salvajes y batería impresionante.  “Hay que hacer cumplir con la constitución. Qué ilusión! Es el 12 de Octubre. Caen mis lágrimas de la emoción. Mira churri! Por ahí llega la legión!”, Sensacional crítica a la festividad nacional, y en especial a su fastos militares y regios, incluidos los supuestos héroes deportivos de la patria.  

Aznar Youth. Foto de su facebook
Con “Arroz & Monstruo” se tornan más combativos si cabe con una sucesión de distorsiones fascinantes, gritos, coros, suculentos golpes eléctricos, rítmica impecable y otra letra hilarante en la que nos explican “Anoche fui a cenar a casa de mamá. Arroz y monstruo es su receta especial”.  A continuación nos sorprenden con esas “Jeringuillas en el mar”, otra canción de poco más de dos minutos en la que logran anonadarnos con una de las proclamas más convincentes que he oído en favor del medio ambiente:   “Tengo ganas de apalear a un oso polar. Las focas me caen fatal, se van a enterar. Y no me siento mal, soy un tipo tradicional. Me gustan las corridas de José Tomás. Me mola experimentar con un marsupial. Proclamo mi brillantez “Patrimonio Nacional”.  El siguiente protagonista es nada menos que el Papa Paco al que cantan en ese “Tu Pa Pa Pa Co”.  Se refieren, como bien te habrás percatado, al actual pontífice Francisco y lo hacen con versos hirientes del tipo: “Tú a lo tuyo Papa y no hagas caso ni a dios. Vamos adelante, no lo pienses, dale duro Papa-Paco…  El todopoderoso Yeti estaría orgulloso”. Recorridos de potente hard rock convierten este tema en una andanada sin tregua de rítmica y melodía aguerrida que desemboca en un breve pasaje de sonido latino.

Aznar Youth. Foto de su facebook

Llegados al meridiano de este enorme  disco nos presentan a “El vecino del 4ºA”, “esnifando anti-psicóticos. Paranoia, nerviosismo, enfermedad mental. Movimiento de mandíbula”. Un tema en el que el punk se entrelaza con algunos parámetros del heavy pasando por el hard rock más demencial.  Las guitarras siguen dejándonos con la boca abierta con esa gran destreza e imaginación de la que hacen gala también  en el siguiente corte llamado “Protector solar”: puro hardcore melódico de gran categoría con un chorreo de guitarra memorable, ya sea en el riff, el acompañamiento o mediante ese buen solo incluido. Destacan frases de sutil ironía: “La playa de Madrid es mejor. Arena fina, sin atascos, sin problemas… y la marabunta iluminándonos con sus cosas de modernos”.

En “Tiempo dormido”, estos geniales alicantinos nos llevan al “limbo intelectual sin ningún motivo, donde todo da igual”. Un absorbente tema de punk rock con potencia desquiciada musicalizando una letra tan escalofriante como certera: “La vida fue fácil solo para algunos.  A los dueños del poder, les sienta muy bien. Esclavos asustados, son dosis de placer”.  Tras esta pormenorizada radiografía del momento social, siguen poniendo el dedo en la llaga con “V. I. P.”, otra fascinante demostración de combinación certera a base de música rápida, comprometida y melódica: “…y se conforman con gritar libertad con la boca repleta de semen. No importa estar hueco por dentro. Más cuenta el “osea total” . Todos contentos y a lo nuestro….  desde abajo nos mendigan con mirada triste, unas migas de pan:  Vamos Messi!”.  Y por si todas estas belicosas letras aún te saben a poco, mucha atención con la contundente “Llámalo democracia”:  “Promesas, fantasías, que nos durarán 4 años más… ahora puedes decidir.  Porque no pensar en ti?. Se ha perdido una vez más pero, claro, nos da igual. Cuál es esa palabra?  pero al menos hoy nos dan el derecho a v (p) otar”.  De nuevo, espectacular mezcla de riffs que resuelven con fiereza entre recorridos rítmicos de aúpa, variados, rompiendo los esquemas preconcebidos, dando forma a verdaderos himnos de puño en alto. 

Aznar Youth. Foto: Arthomboy
Nos quedan tres temas más que disfrutar en este memorable álbum y que son “Mientras haya sofá”,  con una excelente introducción de hard pop con guitarras rabiosos para un tema de espectacular autocrítica: “Siempre buscando lo mejor. Hemos perdido la razón de ser . Nos lo han dado todo hecho como a un niño de papá al que le quitan las llaves del porche… y mientras tanto esperas que suceda algo”.  Turno ahora para criticar el vacío intrascendente de las redes sociales con esos “Pulgares arriba!”, canción genial a una velocidad escalofriante: “Publica algo de ti, cómo te sientes hoy?. Muestra tu indignación desde tu puto iPhone”. Y para finalizar otro alusivo tema de auténtica indignación social, llamado “Ansar days”, en el que la banda da sus últimos tortazos a esta absurda realidad cotidiana. En este caso se exponen las perspectivas para recorrer el camino que queramos en este “mecanismo a presión” en el que sobrevivimos, con sorpresa sonora final en los últimos segundos del Cd. 

Reflexión final

No sería de extrañar que los Aznar Youth se hayan inspirado en los Reagan Youth, banda neoyorquina de punk rock creada en los ochenta, al menos para bautizar su proyecto musical con el apellido de un conocido político ultra conservador.  Sin lugar a dudas, ambas formaciones destacan por unos claros como precisos  esquemas musicales propios del hardcore, y un posicionamiento social ciertamente revolucionario. En el caso de los alicantinos creo que prevalecen considerables valores melódicos a tener muy en cuenta, al tiempo que sus letras, a base de un crudo reproche sociopolítico incluso de autocrítica, no están exentas de unas inteligentes dosis de humor ácido nada desdeñable.  Al margen de comparaciones posibles, queda muy claro que los Aznar Youth han dado vida a un excelente disco de canciones rápidas, enérgicas, con letras imaginativas en las que nos describen la realidad cotidiana con ironía entre descargas de guitarras ingeniosas, batería deslumbrante y una voz principal que entona el combate con enorme soltura y credibilidad. El resultado es una de las andanadas musicales, críticas con el sistema dominante, más imaginativas y contundentes que haya podido escuchar en tiempo.

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y adquitir una copia del digipack en la web de Rufus recordings. Dedicado a la memoria de Paco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada