martes, 15 de diciembre de 2015

Esplendor debuta con “Tara”, un Ep con canciones penetrantes de pop ácido e hipnótico

Portada
En las últimas décadas,  no han sido pocas las bandas que han basado su proyecto musical en la obra y gracia de la mítica Velvet Underground aunque, eso sí, con variadas como notables diferencias de planteamiento. Mientras unos se limitan a reproducir, de forma más o menos acertada, los conceptos melódicos y rítmicos que distinguieron a esa legendaria banda neoyorquina, otras formaciones son capaces de reinterpretar, con muy buen criterio y gusto, esa reconocible dinámica creativa que, desde la Factory de Warhol,  tantas razones y motivos ha dado para que naciera el rock alternativo, el post punk o el llamado sonido indie.  La banda Esplendor no solo es fiel heredera de esos parámetros que surgieron, principalmente, de la fértil imaginación de Lou Reed y John Cale, sino que va más allá aportando una visión propia exquisita, contundente y penetrante,  con el propósito de explicar su propia realidad existencial.  Tras iniciar el proyecto en formato dúo, ahora ya son un cuarteto y  han pasado del inglés de su anterior grupo a expresarse en español, al tiempo que han potenciado la vertiente pop en sus convincentes esquemas “velvetianos” .  Este magnífico combo malagueño acaba de editar este 2015 con los almerienses Clifford Records un Ep de debut  con el título genérico de “Tara”. Veamos que les une con el pasado y que les distingue en presente para que sus canciones resulten ya memorables antes de que llegue su futuro más que prometedor.               

Trayectoria

Esplendor. Foto: Mayi Montes
Esplendor es una banda malagueña que empezó en formato dúo en 2011 con Pedro Ruiz Martín (voz, guitarra), e Isabel Guerrero (voces, batería). Tras un par de maquetas se incorpora el bajista Daniel Pérez Doblas con el que graban su disco de presentación con Clifford y en 2015 se integra un segundo guitarrista, Sergio Higuero, exguitarrista y cantante de Trinidad, entre otros grupos.  El proyecto nace tras una experiencia anterior llamada Severine,  banda de shoegaze y psicodelia de Málaga. Adoptan el nombre de la película “Esplendor en la hierba” (1961) de Elia Kazan.  Empezaron grabando una demo entre mayo y agosto de 2012 en la que destacan canciones como “El Horla” inspirada en un relato de Guy de Maupassant  más una primera versión del tema “Quédate” incluido en su más reciente 7”. Con esta maqueta quedaron  semifinalistas del proyecto Demo del FIB. Entre noviembre de 2013 y abril de 2014 graban una segunda maqueta “Sin título” con dos temas incluidos en su debut y que son “Te esperaré” más “Escupe fuego”.  La música es de Pedro, autor de la letra con la colaboración de Isabel. Las canciones fueron grabadas, mezcladas y masterizadas por Maximo RB en The Hollers Analog Studio de Málaga. El ideal artwork es de Mía López  quien ha realizado un bonito trabajo visual con la foto de “Tara”, a quien está dedicado el disco        

Las canciones

Esplendor. Foto de su facebook
El Ep se abre con el tema “Quédate” , tema de rítmica marcada a juego con esas persistentes guitarras que logran convertir lo sencillo en envolvente mientras las voces nos explican que “siempre hay un lugar mejor, donde puedes vender tu amor”. Tema reflexivo  donde se finge el dolor, se cae sin red, y uno  puede asomarse al filo del rencor, entre otras construcciones líricas tan precisas como afiladas. Completa la cara A “Te esperaré” , canción de calma tensa en la que los tambores marcan el paso siniestro mientras las atmosféricas guitarras consiguen que nos dejemos llevar.  Persisten en esos sutiles juegos de palabras muy inspirados como: “Te perdiste ayer, lejos de tu fe. Las secuelas son charcos de dolor”. El tema va creciendo paulatinamente tejiendo su descarga emocional hasta convertirse en casi un susurro, con un  estribillo medido con sugerente acompañamiento de bajo tras el que vuelven a remontar con gran fuerza para llevarnos hacia el explosivo acorde final.

Esplendor. Foto: Mayi Montes
Ya en la cara B regresan a ese martilleo de percusión milimetrada con vocación electrónica que aporta un más que considerable valor bailable para una fantástica canción llamada “Escupe fuego”.  Las guitarras y los efectos siguen creando una sólida pared de armonías que enfundan con energía a unos brillantes juegos de voces entre Pedro e Isabel.  Nos hablan de la soledad,  del orgullo, del “infierno de ignorantes”,  y de la posibilidad de escapar, o al menos darle la espalda, a ese ser que se siente importante a nuestra costa. Cierra el Ep “Maldición”, tema de sufrimiento que surge del legado temático de la Joy Division, en el que los sueños nos revelan el temor que nos espera. Versos cargados de emoción para compartir con nosotros momentos tan escalofriantes como éste: “En tus caricias siento maldad pero no puedo dejarte atrás”.   Con respecto a la versión de su anterior demo, prevalece el componente rítmico y las guitarras suenan mucho más fascinantes mientras que la voz principal demuestra una mayor  seguridad demostrando el gran trabajo realizado para la consecución y grabación de este magnífico Ep de presentación.      

Esplendor. Foto: Mayi Montes
Reflexión final


Esplendor ha realizado un trabajo que se nos antoja incansable en los últimos años consiguiendo definir un proyecto propio que ha ido creciendo a medida que han aparecido las necesidades interpretativas consecuentes a una intensa labor creativa. Su música, si bien responde a unas referencias claras, con especial predilección por el legado de la Velvet Underground,  no cae en la tentación de copiar sino más bien llega a conformar un microuniverso sonoro propio con el propósito, a nuestro entender conseguido, de ir dejando una huella artística constatable  mediante originales letras, suculentos juegos vocales, profusos acompañamientos rítmicos, y arreglos ácidos que convierten esas melodías pop en hipnóticas luces no exentas de sombras existenciales.   Solo hace falta comparar los temas de las maquetas con su resultado final editado en este Ep con Clifford records para darse debida cuenta de que en Esplendor, como su nombre bien indica, sus artífices buscan ese máximo grado de intensidad o grandeza que les permita situarse lo más cerca posible de la perfección.  

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y adquitir una copia en la web de Clifford Records 

No hay comentarios:

Publicar un comentario