lunes, 21 de diciembre de 2015

“Audiciones Privadas” de Javier Sun, canciones perfectas de pop folk con eterna y sutil melodía

Javier Sun acaba de editar este año 2015 su quinto disco en solitario con el título genérico de “Audiciones privadas”. Contiene doce temas de pop folk que destacan por sus melodías fascinantes envueltas en sutiles arreglos acústicos propios de una  original capacidad creativa capaz de llegarnos al corazón con una lírica exquisita.  El que fuera líder de los míticos Scooters, banda donostiarra pop mod de los ochenta, comparte con todos nosotros su peculiar imaginario interpersonal musicalizado mediante temas conmovedores  que surgen de su enorme ingenio.  Javier siempre ha manifestado una respetuosa devoción por grandes como Paul Weller o Bob Dylan del que celebra su cumpleaños cada 24 de mayo con un concierto conmemorativo. Ahora bien, su proyecto en solitario, acompañado por buenos músicos amigos, le desmarca de cualquier homenaje; ni siquiera hallamos en sus canciones excesivos detalles que nos recuerdan a los maestros.  Sin lugar a dudas, Javier se ha convertido ya en una referencia indiscutible con ideas propias que desprenden una sensibilidad y una fuerza emotiva estremecedora.     

Ttrayectoria 

Javier Sun. Foto de su facebook
Javier Alonso “Sun” fundó los Scooters, un grupo donostiarra de pop mod que en 1988 sacaron su único Lp titulado “Secretos de mi ciudad”. Lo presentaron en Madrid en una fiesta del sello pamplonés que lo editaba, Nola, en la que también tocaron 21 Japonesas y Malos tratos. Esa noche  actuaron con los Scooters: Javier Alonso (voz y guitarra), Willi Metralleta (batería), Luis Vega (bajo y voces) y Fernando Egido (teclados). T ras su disolución en 1989, Javier inició una fructífera carrera en solitario a medio camino entre el pop y el folk, grabando los discos “Por la buena fortuna” (Al·leluia Records, 1996), “La fuerza del destino” (Al·leluia Records, 1998), “Absolutamente real” (Bip Bip, 2001) y “Nada que perder” (B-Entertaiment, 2002).  A mediados de la década de los dos mil creó el trío Mod Time con Ainhoa Zinkunegi, batería, más Iñigo Munduate "Mundu" (Plan B), y la colaboración de Juan Zulaika "Xulai" a los teclados. Mod Time grabaron un par de discos: ‘Lunáticos’ (2004) y un single compartido con los mencionados Plan B con el tema ‘De sol a sol’ (2008). Por otra parte, Javier  abriría la conocida tienda de instrumentos, ropa y discos, Direction Pop, con Ainhoa Zinkunegi  en Donostia (Calle Ametzagaña 66, barrio de Egia), en febrero de 2008.  

El disco “Audiciones Privadas” se grabó con Juan Zulaika en los LVIstudio (Donostia) en 2015. Javier canta y toca la guitarra acústica más la eléctrica, así como la armónica y el bajo en el tema “Volver”. Contó con la colaboración de Juan al piano, órgano, teclados, pandereta y shaker; Mundu a la eléctrica, y Fernando Tutti al bajo en “Ellos lo han querido”. Todos los temas son de Javier y en “Mojados en libertad” colabora en la creación musical el mencionado Mundu. El vistoso diseño del digipack con esas figuras vegetales tan psicodélicas, convertidas en oleaje de sentimientos, es de Asier Nazabal.      




Las canciones 

Javier Sun. Foto de su facebook
El disco empieza con el tema “A María” con esa “fiebre de luz, luz de calor” con versos tan bonitos como “cada herida es mi equipaje, mi bendición y cada paso un largo viaje a mi rendición”. Cambios luminosos de acordes que ponen los pelos de punta, intervenciones estelares de armónica, detalles de percusión, y esa aura envolvente  que nos da el valor para seguir adelante “cuando esperas lo mejor” . Le sigue “Mojados en libertad” otra belleza, sin igual, de canción con “tanto porque luchar, y océanos por cruzar”.  Acompañado por guitarra acústica, Javier duerme “con los ojos abiertos mirando a la inmensidad”.  Y por qué no puede ser así, insiste. “Hay que resistir, queremos vivir” nos dice a pleno pulmón entre cambios de ritmo, acompañamiento envolvente de órgano y más momentos vibrantes de armónica entre esos geniales “papapa” finales aportando unos impagables detalles pop. 

Javier Sun. Foto: Oriol S.
“Prisioneros”  destaca por esos teclados creando bonitos “defectos” de metales con el “corazón caminando en dirección contraria” entra turbadoras frases del tipo: “Puede que esta vez sea mucho mejor, sabes que no puedo decirte no, puede que nunca digas adiós…  somos prisioneros del  cielo, encadenados los dos”.   A continuación nos ofrece “Caminando” otra maravilla de guitarra rítmica con punteos sensuales de eléctrica.  “Duerme la dulce cenicienta en un colchón de Neón. Son sus zapatos mi gran tesoro que nadie encontrará”. Con Javier comprendemos “dónde fue el amor que nació una noche de pasión y se quedó entre tú y yo”. Canciones para irse “a una isla desierta donde nada es verdad”.  Más armónica soplando vida y amor a raudales entre los payasos del circo que quieren hacernos llorar a la espera de la vuelta de ese eterno amor. 

“Estrellas”, título del siguiente corte, es una preciosa canción “que me llevé a dormir”  interpretada magistralmente a viva voz con acompañamiento de  poderosos acordes de piano con estrofas que parecen escritas para ti.  Canta Javier: “Eres el acorde imaginario que te hace diferente a todas las demás, el  compás sin par que ansío, la eterna melodía que suena día a día sin cesar”.  Sensualidad a raudales que se expande tema a tema con una tremenda elegancia y sensibilidad como en el siguiente tema llamado “Nosotros”.  En este caso, el autor nos sitúa frente a la hora de decidir, para saber “si estás a mi lado” con la sensación de que los vientos han cambiado.  “Qué será de nosotros si su te vas a otro lugar”, advierte. Oportunidad única para los fans de Alex Cooper para escuchar el brillante original de una versión incluida en su más reciente disco  “UHF” (Elefant 2015).   

Javier Sun. Foto de su facebook 
Con “La reina de mi amor”, Javier introduce esas guitarras eléctricas tan pop a ritmo de un medio tiempo para solo reír y luego llorar: “cuando acabe la luz, otro día llegará. Guardaré el calor de tus ojos bajo el sol, el rencor de la  gente sin dolor”. Aportes de órgano y percusión completan  este tema distinguido por una exquisitez melódica  que “alegra nuestro hogar”.   Canción agridulce con ese estribillo demoledor:  “Me dirás que nunca más serás tan fría como hoy pero sé que no es verdad”.  En “No quiero regresar”, siguiente tema, las guitarras cogen velocidad de folk rock embriagador  ideal para encontrar la salida de urgencia a la búsqueda de esos primeros auxilios vitales.  “Quizás ya no vuelva y tengo mucha vida por vivir.  Agotadas las cuentas y repartida la herencia, dejé atrás la audiencia… tengo los ojos enrojecidos de ver las cosas que no quise ver. Sacrifiqué parte de mi vida  por entregar todo lo que tenía. Tiré reliquias por la ventana y las ganas de llorar”.      

“Para no quererla más” es otro momento culminante de amor y desamor  con un espectacular acompañamiento de órgano y guitarra distorsionada: “Nunca es tarde si la copa no está rota… no quisiera revolver en mis fantasmas… cada vez que voy derecho a su lecho… siento lágrimas de paz al mediodía como esa lluvia fina que te moja sin parar. Las páginas que escribí sobre mi vida aun las guardo escondidas dentro de mi pudor. No acepto las palabras encendidas… he aprendido que debería ser más frío, radiante y embriagador… Pido a Dios que me de fuerzas para no quererla más”. Con un nudo en la garganta nos embelesamos con ese momento eléctrico de guitarra envuelta en el órgano descomunal. 

Javier Sun. Foto de su facebook
“Volver” ahonda en el  ámbito más intimista y cariñoso en un verano de amor, con ríos cercanos, con corrientes cálidas… volver a sentir las emociones, por plaza Victoria, a sonreir pensando en ti”. Más toques de metales nos ayudan a “cumplir cada promesa y recoger los sueños que perdí”.  Volvemos a ser el hombre que “regresa al parque de las canciones, a encontrar cada palabra, a la senda de mi destino, el camino del fugitivo, al rugir de la tormenta, a la canción que nos hizo bailar, a desear tus labios sobre mí…”.  

“Ellos lo han querido” aporta un toque final de folk rock americano con aires de western. “Te miran desde arriba, no les puedes tocar y aunque quieras esconderte, tus huellas han de buscar… cuando vuelvas a encontrarlos, nunca más les perdonarás… suenan los disparos en la casa del Estado, ellos lo han querido”.  Arreglos eléctricos y de percusión para los momentos en los que “no puedes escapar, aunque sea tu vida la que pierdas, no te dejarás atrapar”.  A destacar también ese solo de guitarra eléctrica dialogando con armónica y acompañamiento de shaker. 

Javier Sun. Foto de su facebook

Cierra el disco una versión del tema “Estrellas”, en este caso con acompañamiento de guitarra acústica con la que se Javier culmina esta maravilla de disco. Sin duda  una de sus mejores canciones  y una de las más tiernas que haya podido oír en mi vida.   Parafraseando el estribillo del tema, a la pregunta de  “¿cuántas canciones memorables podríamos contar en este disco?”  la respuesta es, sin tapujos que valgan: todas, las doce, incluida esta adaptación final.          

Reflexión final. 

Javier Sun. Foto de su facebook
Javier Sun ha compuesto unas  canciones que parecen escritas, en exclusiva, para cualquiera de todos nosotros y las ha recopilado en este maravilloso disco tan acertadamente titulado “Audiciones Privadas”. Un álbum único que todo amante del pop y el folk, tan intimista como sincero, debería  atesorar en su discografía personal. Doce temas cuya belleza armónica logra sumirnos en un estado placentero arropados por acordes perfectos, entre cantos a la vida sin parangón alguno. Con su extraordinaria y peculiar voz, acompañado por envolventes guitarras acústicas, pasajes impresionantes de órgano y aguda armónica, entre arreglos sutiles de instrumentación eléctrica, Javier Sun nos ofrece lo mejor, hasta el momento, de su grandioso y memorable arte. Sin lugar a dudas se trata de un disco tan convincente y personal que al oírlo uno se imagina estar presente en una de esos conciertos en los que comparte sus extraordinarios temas  con sus fieles seguidores y amigos personales.  Resulta  tan enternecedor y convincente, que tras la primera audición ya entra a formar parte de nuestra experiencia vital gracias a ese talento natural con el que Javier Sun, uno de nuestros mejores compositores, es capaz de dar vida a canciones que nos hablan directamente, desde la grandeza del alma, entre melodías exquisitas y un lirismo conmovedor.   

Nota:  Puedes adquirir una copia del digipack escribiendo a Javier Sun al email javiersun@hotmail.es o en su facebook.  Magic Pop también tuvo el gran placer de hablar con él en y puedes leer esa entrevista aquí.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario