jueves, 7 de enero de 2016

King Jartur & His Lords irrumpen con fuerza con su Lp “Ah, de la Almena!!” para Bickerton Records

Portada. Roberto Argüelles
El combo toledano King Jartur & His Lords editaron en este pasado 2015, mediante la indispensable discográfica cacereña  Bickerton records, su primer álbum con el significativo título de “Ah, de la Almena”. Se trata de un excelente Lp que invita al  oyente, con un entusiasmo persuasivo,  a un divertido mundo de hilarante mitología medieval entre vertiginosos recorridos de instro surf, frat-rock, “garage” y beat.  Contiene catorce temas, doce propios más dos peculiares adaptaciones, en las que la destreza instrumental de estos experimentados músicos se mezcla con la gran imaginación y el diseño fascinante de un grupo de creadores capaces de aunar sus habilidades en el mundo del cómic y la música con unos resultados fascinantes y ciertamente novedosos.  La bacanal de sensaciones reproduce con sorprendente exactitud la entrega que caracteriza los aclamados conciertos de esta banda consiguiendo, en ambos casos, hacernos partícipes de una experiencia única en la que el mortal amante del rock and roll se ve envuelto en aventuras galopantes en las que compartirá experiencias alucinantes con monstruos, templarios, criaturas, nigromantes, brujas y princesas de inusual belleza.

Trayectoria 

King Jartur and His Lords.  Foto: Beatriz Lucido 
Los King Jartur and His Lords son un potente cuarteto de "garage" comandado por “King Jartur” aka Arturo Mazarro de los Immediatos, a la voz principal, guitarras, pandereta, maracas, armónica. La formación actual, que sigue desde su creación en 2013, está integrada también  por Miguel Salinero " Lord Salli-Billy", guitarra y coros; Iván Muñoz “Sir Ivan-Jodes”, bajo y coros; y Chema “Sir Sánchezlot”, batería.  Le acompañaron para grabar los dos Ep’s anteriores a este Lp Fernando Marín “Lord Ferlin The Magician” al bajo y coros, y Pablo Junquera “Lord Pablocenlot” a la batería, Hammond y teclados.

Su primer Ep se tituló "Searching For The Holy Grail" y fue editado en 2009 por el sello francés Tryptic Records. Contiene brillantes versiones del “Till The End of The Day” de los Kinks, el “You Make Me Feel Good” de los Zombies, el “Feel a Whole Lot Better” de los Byrds y el “Just a Little” de los Beau Brummels. A destacar también que llegaron a finalistas en la conocida batalla de bandas del Euroyeye 2013 y que la tercera entrega del recopilatorio "Extrañas criaturas" de Pantano Records incluye una emotiva versión del "A Message to Pretty" de los Love.  Su segundo Ep, editado en 2013 por Bickerton Records y distribuido por Sunny Day Records, con el título genérico de “Sugar and  Spiced”, contiene en su cara A, también llamada “sugar”, un par de versiones: del “Brown Sugar” de los Rolling Stones y el “Song Of A Baker” de los Small faces; y en la Cara B, titulada como “Spiced”, se incluyen el “1-2-5” de los Haunted;  más el “People on me” de los Music Machine.

Lp en vinilo, Cd, más cómic y hoja con las letras
Para la grabación de este Lp han contado con Martín “Luxurious” García al saxo; Jess “Baroque Hands” Nichols al órgano, y The Corbalettes (Eva y Cris Conde-Corbal) a los coros. Los temas son originales de Arturo excepto “Dragon’s Heart Lair que fue compuesto con la ayuda de Miguel Salinero, “Don’t You Just Know It” de Huey Piano Smith y “Medieval Twist” adaptación del “Pippemrint Twist” de Joey Dee & the Starliters. Fueron grabados en el estudio de Carlos Zaba en Toledo quien los mezcló, bajo la producción de la banda. El genial dibujo de la portada es original de Roberto Argüelles. El artwork también incluye dibujos de Arturo Mazarro, autor del cómic “En Tikitía” que se incluye en el disco, con las aventuras de la banda en una isla poblada de Amazonas.  Además en una hoja interior se pueden leer las letras y ver fotos de la banda realizadas por Beatriz Díaz Lucido.  Beatriz, conocida artista toledana, es la responsable del video que te presentamos en este blog (+ info) con el tema de “La Criatura”.

Las canciones 

Lazy Juanma , Arturo Mazarro y Roberto Argüelles
El disco empieza con “Talulah does The Hula”, un instrumental en el que sobresalen ya las ingeniosas guitarras de tradición surfer con marcado rimo “garaje punk”. Primera exhibición de motivos pasionales de oscuro rock and roll al que añaden una no menos genial aportación de saxo de R&B y armónica de blues. Excelente punto de partida con algún motivo solista de guitarra que precede al tema que da título al disco. En “Ah, de la Almena” hace acto de aparición la inmejorable voz del gran King Jartur así como buenos momentos solistas  de guitarra, medidos por una sección rítmica imperturbable.  Juntos lían una “fiesta brutal entre presos que se escapan, caballeros melenudos, nigromantes, brujas, druidas orcos, un troll, taberneras pechugonas y un bardo sajón  en los reinos de Castilla, Navarra y Aragón, Granada y León… sin garrafón”.
  
King Jartur and His Lords. Foto: Eva Conde-Corbal
Con “Hotrod Hullaballoo”, nos recuerdan la película de 1966 del director William T. Naud en la que un joven norteamericano decide correr en una carrera ilegal para conseguir el dinero para ir a la Universidad.  Fiesta y drama en un tema de grácil melodía, de nuevo con fantásticos recursos que invitan a mover las caderas en las mejores pistas de baile. Arturo demuestra su versatilidad para cantar tanto en español como en inglés como es el caso, entre buenos coros femeninos reforzando ese Papa-oom-mow-mow.   A continuación podemos oír  “Octopus Tentacled Man”, un gran tema de “garage” con estimulante riff de guitarra y un suculento órgano aportando matices indispensables,  generando varias intensidades sonoras que definen esta maravilla de canción. No falta otro bien planeado solo de guitarra entre varias secuencias rítmicas sensacionales luchando “por ella” contra el hombre pulpo y sus largos tentáculos.
    
De este modo llegamos a “La Criatura”, exquisitez rítmica y melódica en la que aparece otro siniestro ser que vivía en una pequeña aldea al oeste de Hawaii. Una extraña criatura de mordedura mortal que aúlla a las princesas cuando las ve nadar y que baila el rock-a-hula a la luz de la luna. Aquí la banda nos muestra su gran capacidad para dar vida a auténticos hits de puro rock and roll. Una canción de varios registros vocales en la mejor tradición doo wop sobre los que la voz solista canta generando un entusiasmo espectacular, más un bello solo de guitarra de surf and roll. Cierra la cara A, “Don’t you just Know It”, versión de Huey Piano Smith and the Clowns. Un conocido tema que salió en 1958 y que en manos de King Jartur con sus His Lords y los coros de las Corbalettes mantiene toda su fuerza consiguiendo exaltar los ánimos con esos míticos cánticos del “Ah ha ha ha… ey eh, oh… gooba, gooba, gooba, gooba…”

King jartur and His Lords. Foto: Mariano Grueiro 
La cara B se abre con “Tikini Girl”,  canción de relaciones personales complicadas, con paseos en Hot-rod, bebiendo, bailando, con arranque de guitarras crudas perfilando momentos penetrantes, alrededor de solos deslumbrantes de eléctrica más saxo. Un tema de armas tomar con secuencias instrumentales oscuras y a su vez cautivadoras. Le sigue “Drangon’s Heart lair” con un sutil arranque de blues soul a cargo de esas eléctricas tan precisas apoyadas por el R&B del saxo y la envolvente voz principal con acompañamiento rítmico de una exactitud encomiable.  Tras escuchar el latido del corazón de dragón escondido en su guarida en este tema de desamor, nos  vemos envueltos en el “Ejército de las Tinieblas”. Se abre el túnel de tiempo para volver al hogar no sin antes luchar “contra las tinieblas del mal, un ejército a masacrar y así al mal derrocar”.  Otra exhibición de esencia “garajera” que en manos del séquito del King Jartur resulta especialmente enloquecedora con una intensidad y actitud demoledoras. Continúa el disco con “Fatura”, dedicado a esa “pretty Big Fat Mamma”, a la que le pide bailar y que sea su reina. Un tema que invita al generoso movimiento de caderas con guitarras y saxo entretejiendo motivos seductores con la voz principal, y que nos lleva al divertido “Medieval twist”, adaptación del “Pippermint Twist” de Joey Dee & the Starliters, canción de 1962 que sigue conmoviéndonos por su enganche melódico y rítmico a cargo de esta banda toledana.

King Jartur and His Lords. Foto: Pablo Junquera 
Tras semejante desparrame de ideas divertidas y convincentes,  nos llevan hasta su “Hereje, Hey”, un tema original que destacaría en cualquier recopilatorio de rock and roll de finales de los cincuenta y principios de los sesenta. Excelentes arreglos vocales, gloriosas aportaciones de las guitarras, persistente rítmica y apasionadas  respuestas corales, más una nueva exhibición de guitarra perfilando un temazo de elevada alcurnia. En los últimos surcos de tan brillante trabajo, podemos deleitarnos con su “Torquemada Stomp” con arranque de bajo cautivador dando pie a una disposición rítmica con toque de surf latino para hablarnos del inquisidor Torquemada. Ante su presencia, se puede oír los gritos de dolor que surgen del fondo de la oscuridad. “Inquisition rules…”.  Y  cerrando el disco un breve detalle de cualidad con el título de “Little Valiant Man (El pequeño Cid)”, danza de estilo medieval a ritmo de tambor y guitarras.  

Reflexión final

King Jartur and His Lords. Foto: Mariano Grueiro 
Para todos aquellos a los que nos gusta el rock and roll en sus múltiples acepciones, con especial predilección por el garaje de raíces sixties, Arturo Mazarro es un referente de calidad indiscutible desde cualquiera de los proyectos que ha capitaneado en su larga como fructífera trayectoria.  Su gran creatividad, imaginación, pasión y entrega, ya sea en sus diversas  ediciones discográficas como en vivo en sus intensos como divertidos directos, le avalan como uno de los más grandes de nuestra escena estatal. Convertido en el bien hallado sobrenombre de King Jartur ha sabido rodearse de otros no menos excelentes músicos para dar vida a este proyecto musical que, tras un inicio distinguido por sus memorables versiones, se expande ahora con una fuerza y una vitalidad descomunal mediante este Lp en el que dominan los excelentes temas propios. El resultado no podía ser más satisfactorio. La banda se encuentra en un buen momento creativo, y no solo se lo pasan bien interpretando sus canciones sino que logran transmitir ese entusiasmo irreductible con unos temas  hilarantes y originales que invitan al baile desenfrenado pero también a la mera degustación consecuente a unas canciones de arreglos precisos, con buen gusto y un enorme criterio. Ante todo ello, al Magic Pop no le queda más que gritar a los cuatro vientos desde la almena más alta del castillo: “Larga vida a King Jartur and His Lords”.
 
Nota: Puedes escuchar  las canciones en el bandcamp de Bickerton records y adquirir una copia en la web de Sunny Day Records.

No hay comentarios:

Publicar un comentario