lunes, 9 de enero de 2017

Los Retrovisores consolidan con "Sonido Joanic" un proyecto propio y seductor, dispuestos a seguir creciendo

Portada
Los Retrovisores presentaban en 2016, de la mano de la discográfica también barcelonesa, Bcore Disc y los alemanes Soundflat records, su segundo Lp con el título genérico de “Sonido Joanic”. Un título que obedece a un ámbito geográfico donde crean y residen, el entorno de la parada de metro  del mismo nombre de la Linea 4 de Barcelona en el barrio de Gracia, al tiempo que da nombre genérico a una realidad creativa palpable que ha crecido con el tiempo para engrandecerse a pasos agigantados .  Esta, en sus inicios,  divertida y cautivadora  formación ha sido capaz de perfilar, al detalle, un sonido propio dando vida a un proyecto consistente que no se estanca en sí mismo sino que mantiene  muchas puertas abiertas para seguir expandiéndose en la escena de raíces sixties incluso a nivel internacional.  El resultado  es un disco magnífico con dosis exquisitas de pop y soul compenetradas sin fisuras mediante el gran trabajo de unos instrumentistas y una voz principal de auténtico lujo. Juntos han sido capaces de dar forma a canciones bailables, con melodías seductoras y ritmos arrebatadores, que crean un enorme entusiasmo  en el oyente y que, a nuestro juicio,  perdurarán más allá de la inmediatez festiva que indudablemente comportan.     

Trayectoria

Los Retrosivores. Foto: M. Bordonada
Los Retrovisores son Víctor Retros (voz principal), Pere Robespierre (guitarra y  coros), Leonardo Guateque (bajo), Sergio Moses (teclados), Quim Corominas (batería), Héctor Fuker (pandereta y coros), Edu Polls (saxo tenor), Francesc  Polls al saxo barítono,  y Alexis Albelda (trompeta). Formados en Barcelona en 2006, debutaron con un álbum llamado “La nostalgia ya no es lo que era” (Flor y Nata 2010). Del tema "Pijos del Pop" de ese Lp, Pau Duran realizó un videoclip. En 2013, Soundfalt y Bcore editaban su aclamado primer  Ep con el título genérico de “Alma y pisotón” con el que lograron la admiración generalizada tanto a nivel de público como de crítica. De ese Ep, grabaron un video del tema "Me Olvidé de Ti" con Honey Mustard Productions dirigido por Guillem F. Marí y Pere Marzo. Además, del tema "Soy Libre", Pere Robespierre con la ayuda en el guión de Victor Retros, también dirigió otro videoclip.  Su segundo Ep "En el surco" fue editado en 2014 por Soundflat Records con la inestimable colaboración de BCore Disc.

Contraportada
El disco “Sonido Joanic” ha sido grabado en el estudio Red Bell con Marc Tena; producido y mezclado por Mike Mariconda y masterizado por Victor García en Ultramarinos.  El genial diseño es de Kity Kr con fotos de la mencionada Kity más Mireia Bordonada.  Han contado con la colaboración de Koko-Jeans Davis de los Excitements a la voz e Ignasi  Sobrepera de The Cabrians, entre otros, al trombón. Se incluye una funda con las letras de las canciones e imágenes de la banda. Del tema “Mentiras” Frenètic ha grabado un videoclip homenaje a la película de 1969 "Un, dos, tres, al escondite inglés" de Iván Zulueta.

Las canciones

Metro Joanic. Los Retrosivores. Foto: M. Bordonada 

El disco se abre con uno de sus grandes éxitos propios, esas “Mentiras”  a cargo de esa “impostora de caricias que nadie se cree ya” cuyas palabras “son cuchillas que no puedo tragar”.  Arranca con ese riff tan “dance” al que añaden una  imperturbable sección rítmica, con el poderío de los metales y esas guitarras que rasguean con brillantez mientras la voz principal desgrana la melodía, con sucesivos crescendos, descargando sobre el estribillo con una fuerza encomiable.  Le sigue “Solo Pienso Bailar”, versión del tema interpretado por The Servicemen  “I Need A Helping Hand” (Patheway 1967).  Fascinante tema de soul con una exquisita compenetración entre los instrumentistas y la voz principal.  Con talento, estilo y condición, la banda nos agasaja en un tema que te invita a la pista de baile, con suma elegancia y un enorme poder de convicción. A continuación, nos ofrecen “Tus ganas de Huir”. Resultan especialmente destacables esa  guitarra con fuzz demoledor,  el envolvente órgano y los grandiosos metales saxos, trombón y trompeta. Todo ellos crean una tensión emocional que nos cautiva hasta culminar en el estribillo donde nos cuentan:  “Te escapas entre mis manos como agua de abril,  volátil como el alcohol de una noche sin fin, si nadie puede ya tus pasos seguir,  lo que me atrapa a ti son tus ganas de huir”.  A destacar ese despliegue de recursos casi final que acaba en un movimiento electrizante de teclado.  

Los Retrovisores en la televisión, foto de su facebook 

Discurre el disco con “Calamity Jane”, adaptación del tema del mismo nombre de A. Schweikert y K. Lamp grabado en 1968 por The Raven .  “No gastes más saliva pues tu sola te ganaste tu reputación” nos cuentan, “y al caer la noche crees que todo lo que tomas te sienta bien.  Nunca despiertas sola y aunque ríes, hoy prefieres no saber con quién”. Tema con interesante cambio de rítmica, con un solo de trompeta en lugar del original de oboe, juegos de voces, y una fuerza que supera incluso al original, con disparo final incluido.  Cierra la cara A, “El trovador”, con tempo de balada, entre pedales sensacionales  de metales, la gran voz de su solista, los acordes envolventes del órgano y la gravedad de la guitarra. A destacar la magnífica aportación vocal de Koko-Jean para acabar con ese “Mantendré la fe, en tu puerta estaré  y por las noches cantaré su misma canción…yo te quiero, yo te adoro, yo te extraño, yo te imploro”.

En el Bule Bule 2016. Foto: David Aresté
Arranca la cara B con la sublime versión de “Harlem Shuffle”  compuesto y grabado por Bob & Earl (Bobby Relf y Earl Nelson) en 1963 para Marc Records. Con la adaptación de los Retrovisores no solo gana velocidad, sino incluso intensidad para la pista de baile con efectos rítmicos poderosos para que te fijes lo fácil que es bailar. Sólo hay que seguir sus consejos y dejarse llevar por su absorbente creatividad. De este modo llegamos al soul psicodélico de “Algo que ocultar” con momentos excelentes de sitar a cargo de su guitarrista Pere, “repartiendo besos y felicidad”,  con ritmo marcado y precisos detalles de trompeta entre un inmejorable sonido de banda para que “la música te afecte de forma especial”. 

Foto de su facebook. Sección de metales
Le sucede otro tema propio de guitarra “garajera”  fundiéndose con un tempo de R&B, bajo el título de “Pan de ayer”,  destinado a crear un descomunal tema de baile con frases sin desperdicio alguno del tipo: “si nadie recuerda lo tierna que tú fuiste es porque duro es el pan en que te convertiste”.  Una canción potente con descargas sublimes que nos traslada hacia un nuevo corte, en este caso interpretado en catalán, “Carrer d’un sentit”, versión del tema de Clive Scott  “One Way Street” que la banda británica Jigsaw editó en 1968. Tema de unidad obrera para que nadie te tome el pelo ni te expriman, a la búsqueda de una fuente de información fiable al margen del engaño del Estado. Musicalmente es un auténtico “llenapistas” con sección de viento indestructible, con rítmica firme y melodía de ensueño. “Creieu-me bé el que us dic”, un temazo en toda regla con riffs para tomárselos muy a pecho.  Finaliza el disco con “No quiero regresar”, tema original de sutil armonía, golpes de efecto, tempo conquistador y momentos insignes que, sin lugar a dudas,  harían las delicias de grandes de la canción como Bruno Lomas, entre otros combos de  la música  pop de los sesenta.  

Reflexión final

En el conocido programa de la TVE 
Las canciones de “Sonido Joanic”  no desentonarían ni un ápice en el repertorio de cualquiera de las bandas españolas de finales de los sesenta, formaciones que se aventuraron en el mundo siempre mágico de la “Black Music” al tiempo que mezclaban momentos psicodélicos con pop denominado genéricamente como “yeyé”.  Pero ojo, no olviden los fans de esa época que los Retrovisores,  tal y como cantan en el tema que cierra este magnífico disco, no quieren regresar. Por ello nos dicen en ese  corte con el que finaliza cierra el disco: “Aunque tú puedas creer que estoy loco por volver con Los Buenos y The End a aquel escondite inglés, yo no quiero regresar medio siglo hacia atrás blanco y negro militar, orden, cruces, castidad…”.  Por otra parte, si bien los referentes musicales quedan perfectamente  delimitados,  la banda imprime un ímpetu memorable que traslada la necesaria fuerza del directo a la pormenorizada grabación de estudio al tiempo que consiguen que sus canciones, versiones incluidas, se distingan por una huella propia que no está, en absoluto, agotada sino que seguirá dando mucho que hablar y bailar en sucesivas como esperadas entregas. Los Retrovisores son una de nuestras mejores bandas actuales y su música resulta ideal para amenizar fiestas inolvidables que satisfagan a un amplio abanico de amantes del pop, el beat, el yeyé, el garage, el soul, o la psicodelia. Con sus canciones convierten su “Sonido Joanic” en el paradigma de nuestra escena con referentes en los 60’s.  Sin tapujos que valgan, pocos combos resultan tan completos, divertidos y convincentes.   

Nota: Puedes escuchar las canciones en el bandcamp y adquirir una copia del disco, en vinilo o en Cd,  en la web de Bcore o en la de Soundflat.  

Te invitamos a visionar el videoclip de "Mentiras",  grabado por Frenètic, canción incluida en este álbum de los Retrovisores.  Se trata de un homenaje a la película de 1969 "Un, dos, tres, al escondite inglés" de Iván Zulueta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada