jueves, 2 de febrero de 2017

Pocas veces “Nada por decir” tuvo mejor banda sonora que con Pow Pow Pows y su nuevo single para Bickerton Records

Portada
Los navarros Pow Pow Pows nos invitan a otros de sus altos vuelos musicales, entre lisérgicos y viscerales,  mediante  un excelente sencillo editado por el sello Bickerton Records. Contiene tres canciones propias en la que ponen de manifiesto no solo su destreza instrumental forjada  durante una larga como sensacional carrera artística, sino también esa capacidad irreductible de  sobreponerse a los inconvenientes de la realidad cotidiana, incluidos aquellos  que arrinconan al rock and roll a lo más profundo de la cueva. Ellos siguen con fuerza y creatividad, resplandeciendo mediante melodías conmovedoras, ritmos poderosos y letras bien trabajadas. Aunque aseguren que no tienen  “Nada por decir”, son verdaderos ejemplos de actitud, realismo y nobleza propia de los más grandes músicos que han luchado incansablemente por crear una escena estatal en la que todos nos podamos sentir arropados e incluso orgullosos.    

Trayectoria 

Pow Pow Pows. Foto de su facebook
La banda Pow Pow Pows se crea en Pamplona en 2012. Actualmente está formada por Adolfo Alcocer (guitarra y voz), Chechu Brainloster, (bajo y voz), Xabi Garre (guitarra y voz), y Javier Barbería (batería). Anteriormente tocaron la batería Ion Echavarri y Aitor Omenal. El nombre sale de "Prisoner Of War" (Pow) y se le ocurrió a Iñigo Cabezafuego, quien también ha tocado el bajo en la banda. También surge de una canción de Moby Grape.  

Cd


Adolfo Alcocer fue fundador, compositor y guitarrista de los Electric Riders, mítica banda psicodélica española formada en 1999 y activa durante 11 años en los que sacaron cuatro discos: “Get You Experience”; “Messengers”, “Music for a Family Gathering” y “The Trial”. Alcocer también formó parte de los Royal Canal durante dos años en los que también grabó otro disco además de ser el bajista y guitarrista de Bizardunak en los últimos dos años con otro álbum grabado. Chechu Brainloster fundó los Mermaid con los que grabó de 1997 a 2003 tres discos, un single y un 10”. Más tarde formó parte de Basque Country Pharaons con los que sacó un 10” y de los Green Manalishi con los que también editó un par de trabajos discográficos. En todas esas formaciones fue el principal autor de los temas.

7"
Su siguiente proyecto fue en los mencionados Bizardunak con los que editó un par de álbumes más un single, y finalmente estuvo en Cantina Bizarro, combo con  el que grabó otro disco. Xabi Garre empezó en La Perrera en 1988 y sacó un par de discos más un single. Siguió tocando con Señor No con los que publicó cinco discos y ocho singles, y en Las Brujas. También colaboró, en un disco y un single, con Roy Loney de los Flaming Groovies así como con Xabi Ta Petti. Javier Barbería ha tocado y grabado con Greenhouse Effect, Souvenir, Karatekas, June y Los Sobrenaturales, Tremenda Trementina, etc ... Actualmente toca también la batería en Los Ginkas y Reina Republicana. Sustituye a Aitor Omenal (Silencio Absoluto, Exhale, Sorkun, Vice Presidents).

Contraportada
Su primer disco se titula “Animales Fantásticos” y se grabó ente junio de 2013 y febrero de 2014.  Puedes leer una extensa reseña del disco en nuestro blog aquí. En 2015 Chechu al bajo, Aitor a la batería y Adolfo a la guitarra, graban tres canciones para un single, “Apocalipsis Matinal”, “Despertar” y “Yo no soy como los demás”. Cuentan con la colaboración de Pela (voz), Jon Ulecia (guitarra), Oscar Benas (sitar) y Javi Barbería (pandereta). Ese año  ganaron la “batalla de bandas” del  Euro-Yeyé de Gijón. 

Los temas de este nuevo sencillo que te presentamos fueron grabados, mezclados y masterizados en julio de 2016 en los estudios Circo Perrotti de Gijón con Jorge Muñoz-Cobo a los mandos quien también aportó su manejo de guitarra en el instrumental “Surfimiento”. El diseño gráfico es de Pablo Errea. En portada vemos a una sonriente  azafata invitándonos al avión de la banda y en la contraportada una foto de Eva Ferrera (Ivy Lot), quien se encarga de la sección de imagen de este Magic Pop, tomada  en la edición de 2016 del festival tarraconense Wow Pow. 

Las canciones 

Pow Pow Pows. Foto: Eva Ferrera
En la cara A nos ofrecen “Nada por decir”, tema que rueda con una gran vitalidad no exenta de pesadumbre: "Que fue de aquellos inocentes juegos… destruidos todos los sueños… historias que acaban en traición, no hay mucho más que hablar… Ahora es tarde, y todo acabó”. Buen solo lisérgico de guitarra entre múltiples voces de eléctricas que logran trwenzar un espacio sonoro sublime, bien arropado por una sección rítmica de lujo y una voz pasional. “Destierra el tiempo que fingiste estar aquí. No hay herido sin dolor, no despertaré jamás… “.Finaliza con una secuencia de voces y filigranas ácidas en la más pura tradición popsike sixties.    

Foto Eva Ferrera
En su cara B encontramos primero el instrumental “Surfimiento” seguido de “No me quiero enfadar”.  En el primer corte resuelven con una prestancia exquisita y una gallardía digna de los mejores un tempo y una melodía de instro-surf al modo western entre guitarras ágiles y una batería más un bajo persistentes marcando el tempo con una seguridad impecable. Incluyen momentos de regusto psicodélico y espacios acongojantes que va creciendo entre coros y solos de antología para regresar al motivo principal. Finaliza el disco con otro tema cantado en el que vuelven a mostrarnos, con claridad y contundencia, que atesoran una de las imaginaciones más desbordantes de la escena actual con la que logran dar vida a canciones de pop y psicodélicos. Entre marcadas referencias a bandas conocidas, construyen un tema propio que invita al baile al tiempo que disfrutarás de las canciones bien hechas. Ritmos calientes, bajos seguros, guitarras que nos hablan con una habilidad magistral, más voces bien conjuntadas dan forma a este tema de tradición “beat” y mensaje social: “Pensaba que estábamos todos de acuerdo… os quedáis con el trozo pequeño. Dejé que pensarais que sois libres de creer que lo sois… en la calle dicen que soy un ladrón pero lo hago por amor, a mis hijos, por el amor de Dios…llamáis a mi puertas pidiendo más, yo os diré lo que necesitáis….una guerra mundial”.  
   
Reflexión final:

Pow Pow Pows.. Foto de su facebook
Si has escuchado ya atentamente este single o has llegado hasta aquí en esta entusiasta reseña, estoy convencido de que coincidirás con nosotros que los Pow Pow Pows tienen aún mucho que decir. Esperemos que esta gira hasta abril de 2017 no sea la última como anuncian en las redes sociales.

Sirviría de mucho y sería recomendable que los mass media, algunos forofos de los sonidos añejos que se dejan la pasta  en reediciones porque creen que les da prestigio de “underground” (si eso existe), o los que celebran la persistencia de la escena desde el bar de al lado donde se celebra un concierto, todos ellos, digo, desde la más absoluta libertad de que hagan lo que les venga en gana (solo faltaría), sean capaces de darse cuenta, de una vez por todas, que el futuro ya está aquí y sin apoyo a las bandas, el rock and roll va acabar siendo lo mismo que coleccionar sellos o placas de cava. Ojo, que no digo que esté mal el coleccionismo, al contrario, (aunque hayan cosas que cuesten de entender). Ahora bien,  como ya venimos diciendo en innumerables ocasiones, la música se enriquece en los ensayos y se luce en los escenarios, con artistas que arriesgan apoyados por sellos pequeños que, en muchas ocasiones, hasta pierden dinero, tanto unos como los otros. Para que todo esto prospere se necesita público que compre singles tan magníficos como este de Pow Pow Pows, editado por Bickerton recrods y, si no es demasiado pedir, por mera coherencia, acuda a los conciertos donde se presenten. Ni más ni menos.  


Notas: Puedes escuchar el single en el bandcamp del grupo o en el del sello Bickerton donde tambien podrás adquitir una copia de la edición limitada.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada